Archivo de la categoría ‘entrevista’

“Hay muchos lugares donde gobierna la mujer, el hombre solo tiene la barbería”

Salón Look 2016: entre los tres pabellones de Ifema llenos hasta la bandera de stands de cosméticos, manicuras y productos de peluquería me topo con un pasillo que, a modo de baldosas amarillas en El Mago de Oz, las franjas azules, rojas y blancas me guían a través de un sinfín de improvisadas barberías.

Me alucina la cantidad de espacio que tiene la Feria de Madrid dedicado a ellas. A su alrededor brotan las barbas (sobre la cara de muchos asistentes) como las flores en primavera. Y qué barbas. Y qué sillones de cuero envejecido. Y qué maravilla de estantes llenos de botes de diseño vintage con jabones y lociones para barbas.

@Roystonn

FOTÓGRAFA: CRISTINA SIMÓN. MODELO: @ROYSTONNST88

Me acerco a una de ellas y me pongo a hablar con Frankie, de la barbería Los tres bigotes. Le pregunto por el pasillo de las barbas y por estas en general. Por cómo los hombres se han abierto este hueco en un mundo de belleza que hasta hoy era, en su mayoría, seguido y apoyado por un público femenino.

“Estamos en la época en la que las barbas están de moda absoluta. Han vivido una adaptación en la sociedad al ser consideradas algo elegante. En definitiva están más integradas” afirma Frankie. “La barba simboliza la masculinidad del hombre. Hemos salido de una época en la que se llevaba la depilación en el pecho, las cejas perfectas… Ahora la masculinidad está en el aire”.

Se ríe y se mesa la perilla mientras afirma que eso que se dice de que “la barba es el maquillaje de los hombres” es verdad. Me pone su propia barbilla como ejemplo, gracias a la barba su cara parece más larga.

Aunque Frankie no pasará los 30 años, por su barbería pasan hombres de todas las edades, así como los que se encuentran en la feria. Desde veinteañeros cubiertos de tatuajes hasta un señor de, fácilmente, setenta años al que le retocan un bigote canoso que sería la envidia de Papá Noel mientras le graban para televisión.

Mantener una barba “al mes te puede costar unos 30-40€ aunque depende de varias cosas. Cuando hace calor crece más rápido. Varía porque cada persona es un mundo. Los hay que van cada semana, cada dos…” dice Frankie. “Lo que está claro es que el mantenimiento de una barba requiere de un barbero“.

@Royston

FOTÓGRAFA: CRISTINA SIMÓN. MODELO: @ROYSTONN88

Aunque también hacen cortes de pelo, las barberías se han convertido en un lugar exclusivo para ellos: “Yo nunca le corto el pelo a una mujer, es algo solo para hombres. Hay muchos lugares donde gobierna la mujer, mientras que el hombre solo tiene la barbería”.

“Los cortes de pelo de barbería son cortes en degradado. En la barbería nunca marcamos las nucas, es un concepto muy sutil. Son técnicas diferentes a las de la peluquería” dice Frankie. “Es un corte que se ha arrastrado del folclore este tiempo. El que iba a una peluquería unisex iba a por el corte de pelo de los Beatles, el que iba a una barbería buscaba un corte diferente“.

“Llevar un tatuaje es como quedarse calvo, te acabas acostumbrando”

Javier González Campos, alias Tallahassee Tattoo, prepara las agujas de diferentes grosores mientras miro los libros de pintura que se acumulan en su librería, una base de datos que sería la envidia de cualquier pinacoteca.

El artista, que compatibiliza el grado de Restauración con clases de dibujo, se ha reciclado como tatuador. “Un tatuaje es un dibujo, pero hay que dominar la máquina” dice mientras prueba el pedal y el zumbido chirriante alcanza mis oídos por primera vez. Será el comienzo de una sinfonía metálica de varias horas. “En un cuadro el error hasta enriquece, en un tatuaje no. Te tienes que ceñir a una idea y hay que ser preciso”.

MARA MARIÑO

MARA MARIÑO

“Todos empezamos con piel sintética o piel de cerdo para hacernos un poco a la máquina, pero como aprendes es tatuando en gente, con el típico amigo un poco inconsciente que se deja”. Le pregunto por qué con gente y me hace saber que las ‘pieles’ humanas somos lienzos que, además de respirar, podemos estar moviéndonos sin darnos cuenta: “La gente se mueve cuando siente el dolor y hay veces que tienes que parar. Alguna vez me ha pasado que se han mareado y han llegado a caerse”.

Son el menor número de casos, y, por suerte, el mío no es uno de ellos. Los movimientos o las ‘pieles complicadas’, son algunos de los mayores retos para los tatuadores “pieles ya tatuadas, cicatrices, pieles de gente más mayor…” enumera.

Mientras me habla voy notando los trazos en el costado. Aunque la mayoría producen un dolor soportable, los que se acercan a la axila me hacen sentir como si estuvieran siendo trazados con un bisturí. Procuro distraerme leyendo los cantos de los libros de pintura.

¿Qué hay que hacer para ser tatuador? “En España no hay una formación oficial como tal, lo que hay son cursos pero a nivel privado” aclara. El precio de estos oscila entre 3.000 y 5.000 euros por uno o dos meses con clases de todo tipo que incluyen desde técnicas y prácticas hasta Historia del tatuaje. “Para trabajar en un estudio tienes que tener el Curso Higiénico Sanitario, además de estar dado de alta como autónomo, aunque haber hecho uno de esos cursos es opcional”. A eso hay que sumarle que hay que tener las vacunas del tétanos y de la Hepatitis B al día “por lo que te puedan contagiar” dice el tatuador.

El ex-estudiante de Bellas Artes “no imaginaba que un tatuaje sería tan creativo, tan artístico. Antiguamente los tatuadores cogían una imagen y la calcaban una y otra vez, ahora se llevan diseños personalizados. Que haya tatuadores que vienen de haber estudiado Artes es algo que se nota”.

Aunque en Oriente tatuarse tiene una historia de miles de años, en Occidente forma parte de la cultura más reciente: “Creo que ya está aceptado, aunque en otros países más que en España. El arte en España no se valora una mierda. Por ejemplo, por un cuadro que te ha llevado uno, dos o los meses que sean, la gente se lleva las manos a la cabeza cuando pides una cantidad de dinero, mientras que, por un tatuaje, está más asimilado y hay más predisposición por parte de la gente a pagar”.

I hope in some days i'll be back to Sardinia… #gvlifestyle

A photo posted by Gianluca Vacchi (@gianlucavacchi) on

Aunque el tatuaje está totalmente integrado no solo en la moda actual sino en nuestra propia cultura, “hay gente que insiste en que el tatuaje ha de ser profundo y significar algo. Yo en cambio estoy a favor del tatuaje meramente estético, veo peor las operaciones de estética, que hay gente que acaba con la cara totalmente deformada”.

“Llevar un tatuaje es como el que se queda calvo, estás acostumbrado a una percepción de ti mismo y tienes que hacerte a algo que va a estar ahí para siempre“.

“El hombre siempre ha estado interesado en la moda aunque parezca una cosa de chicas”

Pelayo Díaz, princepelayo para sus miles de seguidores, nos recibe en la azotea de uno de los hoteles más emblemáticos de Madrid, aquel blanco que todos hemos visto con las luces moradas cuando salimos de tomarnos el volcán del hawaiano de Santa Ana.

Nos llega el turno tarde de tanta prensa a la que atiende. Le miro desde lejos mientras otros compañeros buscan titulares en sus palabras. Como ex pareja de David Delfín y celebrity televisiva, saben que cualquier cosa que diga fuera de lo convencional se convertirá automáticamente en arma incendiaria.

MARA MARIÑO

Pelayo Díaz o princepelayo para los menos amigos. MARA MARIÑO

A mi no me interesa su vida personal lo más mínimo y se lo hago saber nada más conocerle. “¡Qué bien!” es lo primero que me dice. Como co-presentador de Cámbiame y fashion blogger (os recomiendo especialmente su sección Object of Desire de su blog Katelovesme) me parece mucho más interesante su visión de la moda y en especial del ‘fashionbloggerismo’, un sector que está mayoritariamente copado de mujeres.

Solo un 2% de los blogueros españoles de moda son hombres, algo que, Pelayo (sí, Pelayo. Puedo permitirme esa licencia porque durante la entrevista estuvo bebiendo un gin tonic de Bulldog y ya es casi como si hubiéramos ido juntos de copas) achaca a que “la moda de hombre está más limitada. En cuanto a blogs nos es más difícil innovar y tener una propuesta diferente todo el rato además de que enseguida se nos tacha de mamarrachos. No he sido de los que bloguean cada día, pero cuando lo hago intento salirme de lo común. Creo que las chicas lo tenéis más fácil por opciones: vestidos, prendas, tejidos… que igual nosotros tenemos más restringido”.

En definitiva, no es que el hombre no esté interesado, ya que según el bloguero “parece que la moda es una cosa de chicas que no lo es para nada, es algo para ambos sexos y el hombre siempre ha estado interesado en la moda. El mensaje que mandas si te gusta demasiado es que eres coqueto, metrosexual u otras cosas”.

Más allá del género, considera que es importante concienciar a la gente sobre “dedicarnos tiempo a nosotros mismos, no ya por coquetería sino por mimarnos, por cuidarnos y por dar una información correcta a la gente con la que nos vamos a cruzar en las próximas horas, de quiénes somos, de lo que queremos, de nuestras emociones, deseos, actitud…” algo que considera que logra gracias a Cámbiame.

KATELOVESME.NET 📮 #IAMWHOIAM

A photo posted by Pelayo Díaz (@princepelayo) on

El programa, que pone a la moda en el punto de mira, hace de los estilismos un escaparate como el que consiguen la alfombra roja de los Goya por poner un ejemplo. Sin embargo, estas exhibiciones se quedan cortas en opinión del bloguero: “Podríamos hacer muchísimo mas, sobre todo más bandera en los eventos. En el día a día entiendo que te pongas con lo que estás cómoda, pero si queremos que la industria del cine español evolucione vamos a  hacerlo de la mano de diseñadores españoles apoyando la moda española. Juntos podemos ser mas fuertes que por separado. Yo no creo que una actriz española que va vestida con algo de una marca francesa sea mejor que la actriz española que va de una marca española. De hecho creo más en la integridad de la actriz que elige la Marca España“.

Y hablando de actrices en los Goya no puedo evitar preguntarle por Inma Cuesta y su guerra con el Photoshop, una herramienta que el bloguero se declara a favor de su uso: “Yo estoy muy a favor del Photoshop porque a todos nos gusta ver una imagen bonita. No me pareció bien lo que hizo Inma Cuesta de desvelar el nombre del fotógrafo y decir que no volvería a trabajar con él. Probablemente le ha fastidiado su carrera haciendo esas declaraciones. Si tu no quieres que te retoquen las fotos dilo desde el primer momento, no esperes a que te retoquen y te veas mal retocada. Me pareció que quería polémica. Todo tiene Photoshop para que la foto sea equilibrada: la luz, la estructura… Si no te gusta, ya sabes a lo que te expones. Me parece hipócrita que hiciera esas declaraciones cuando en esos momentos había un anuncio suyo de una BB cream que a fin de cuentas es Photoshop para la cara. Vamos a tener un poco de integridad y coherencia“.

Tatuajes de Pelayo Díaz. MARA MARIÑO

Detalle de los tatuajes de Pleayo Díaz. MARA MARIÑO

Así de contundente se muestra el bloguero cuyo estilo bebe de los conjuntos de uno de sus progenitores: “Pienso mucho en mi padre, es un gran referente porque siempre le he visto muy elegante. También me gusta inspirarme en películas, incluso en canciones o videoclips. De repente te metes en un personaje que te gusta. Creo que cada día está bien ser una persona diferente manteniendo tu esencia, yo siempre intento ser fiel a mí mismo“.

¿Y qué opina de aquellos que le copian su estilo e incluso piden su mismo corte de pelo? “Yo copié a Beckham cuando se hacía la cresta. Está muy bien inspirarse porque en toda copia dejamos algo de nosotros mismos. Tener referentes e iconos no deja de ser información y es perfecto saber usarla”.