Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

¿Cuándo tengo que deshacerme de la ropa vieja?

En la vida había tardado tanto en hacer el cambio de armarios como este año. Se me ha hecho más largo que cuando intento comprar billetes del AVE en la web de Renfe.

Sin embargo, esta vez iba con mentalidad minimalista de hacer una limpieza bastante intensa. Pero, ¿cómo hacer para saber si una prenda está lo bastante gastada como para desterrarla del armario?

CENICIENTA

Si tiene pelotillas permanentes (no de esas que salen de vez en cuando, sino constantes) el tejido ya ha llegado al límite de su uso.

Otro indicativo es el color de la parte de las axilas. Si se asemeja al amarillo tirando a marrón, poca solución (y sin haberlo pensado me ha salido un pareado).

Esas manchas desconocidas que no has conseguido sacar ni con todos los trucos de Youtube también suelen significar que es el momento de poner fin a vuestra relación.

También cuando una prenda a la que hemos salvado la vida con un remiendo sigue descosiéndose del uso que le das, es más que probable que esté al borde de la muerte inminente.

El cuerpo cambia, y ya te lo dije aquí, no tiene sentido que conserves eternamente prendas que no te sirven.

Disfruta de tu cuerpo en cada momento y céntrate en mejor en buscar ropa que te favorezca en vez de estresarte porque no entras en los que eran tus vaqueros estrella.

Seguro que tienes una prima/hermana pequeña de tu amiga/vecina/X que agradece esa ropa y a la que le puede sentar como un guante. 

Pero si no se da el caso, antes de tirarla directamente a la basura, hay muchas asociaciones que recogen ropa y colocan contenedores en la calle (asegúrate antes de echarla, ya que las hay que se encargan de revenderla haciéndose pasar por organizaciones sin ánimo de lucro de ayuda a personas necesitadas). También puedes preguntar en la parroquia de tu barrio o donarla a un albergue.

Tu armario agradecerá la limpieza, tendrás todo más ordenado y aumentarás la vida de esas prendas (que no está el planeta como para tirar al tuntún las cosas).

6 comentarios

  1. Dice ser Halaman jehto

    I Dont know spanish any other way to get this article in English

    15 junio 2018 | 13:40

  2. Dice ser Hotmail login

    I dont know spanish any other way to get this article en español

    15 junio 2018 | 13:41

  3. Pues debes dejarla cuando no te siente bien, cuando subas de talla o se te rompa, Fácil, no?

    15 junio 2018 | 17:37

  4. Dice ser La Mari

    Por favor, a los albergues, parroquias, etc., sólo ropa digna y en buen estado. Las prendas manchadas, con pelotillas y demás a la basura…

    15 junio 2018 | 19:14

  5. Dice ser Lola

    A ver, que una le tenga cariño a cierta ropa aunque ésta esté llena de pelotillas que no se quitan, o manchas, no quiere decir que si se va a prescindir de ella tenga que enviarse a un centro parroquial o a una ong que recoja ropa, ésta siempre ha de estar en buen estado, no demos a los otros lo que nosotros mismos no aceptaríamos. Si la ropa está muy mal se puede reciclar en trapos para limpiar, las camisetas, la que sea manitas, puede hacer trapillo para hacer bolsas o cualquier otro tipo de manualidad, Y lo que nos quede pequeño, seamos realistas y dejemos de pensar que a lo mejor, sólo a mejor, vuelvo al peso anterior, así que lo ideal es darle camino, y dejar espacio en el ropero para otras cosas que sí nos pondremos.
    Yo tuve que utilizar ropa de 2ª mano cuando vine a este país hace ya 50 años, y muy agradecida tanto con Cáritas como con la familia que me dejó ropa en muy buen uso.

    16 junio 2018 | 14:05

  6. Dice ser Lin

    ¿De verdad hace falta explicarle a alguien cuándo una prenda ya no se puede llevar?
    ¿Estamos perdiendo capacidad cognitiva?
    Una prenda se deja de llevar cuando quien la usa siente vergüenza de llevarla puesta. Puede ser por una mancha, por bolas, por una rotura, una decoloración, por que se ha quedado pequeña y en la mayoría de ocasiones porque tiene más de un par de años y se considera pasada de moda.
    En las parroquias ya no recogen ropa y los contenedores no son para aprovecharla por otras personas sino para reciclarla, sobre todo la usan en en la fabricación de papel.
    La cosas son así donde yo vivo, una especie de plano existencial diferente al de quien ha escrito este artículo.

    16 junio 2018 | 15:45

Los comentarios están cerrados.