BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Mi último caso de abuso sexual en el transporte público

No consigo echarle una edad concreta, siempre se me dio mal este juego. Calculo que acumulará treinta y muchos y, en el caso de rebasarlos, los cuarenta se le quedarían cortos.

GTRES

Al poco de entrar al autobús veo que empieza a desplazarse hacia donde me encuentro yo. Algo lógico si su idea era buscar la salida, ya que me encontraba enfrente de la última puerta del autobús.

Mecánicamente, sin mirar, me hago a un lado para que salga, con la tranquilidad propia de los que nos gusta estar cerca de la salida y estamos acostumbrados a movernos las veces que haga falta para dejar pasar al resto de viajeros.

El hombre no se baja y siento que se coloca detrás de mí. Con el vaivén del autobús noto como su cuerpo se roza con el mío en numerosas ocasiones. Vale que el autobús está hasta arriba, pero nunca me he sentido cómoda cuando se trata de la invasión de mi espacio personal.

Sorteando pasajeros, y aprovechando que llegamos a una de las paradas, me desplazo unos metros hacia el interior del autobús alejándome de la puerta y de los roces inevitables del transporte público en hora punta.

El hombre, no sé si viendo el mismo espacio que estaba viendo, me sigue (tiendo a pecar de bien pensada). Pero en vez de colocarse a mi lado, enfrente de uno de los asientos, vuelve a colocarse detrás de mí. Con su cabeza casi pegada a la mía, y todo su cuerpo alrededor de mi espalda.

Suenan mis alarmas. “Mara, no te pongas paranoica” me digo tranquila. “Si quiere el móvil o la cartera, no se lo voy a poner fácil“, pienso mientras guardo el bolso entre mis piernas.

El vaivén continúa y sigo mi viaje tratando de apartarme de unos roces que según noto, se vuelven frecuentes de cintura para abajo. Y, lo que más me preocupa, no siguen el traqueteo del autobús, sino el de la persona que los ejecuta.

Respiro hondo. “Mara, no te pongas paranoica”, me repito. Mi cadera me alerta de que se está chocando contra algo. Deseo fervientemente que sea el bolso de una señora que tenga al lado. La señora está lejos de mí. No es ella, es una mano.

La mano del mismo hombre que lleva todo el viaje rozándose contra mí. Respiro hondo. Muy hondo. Hondísimo. Seguro que ha sido sin querer, seguro que no se da cuenta. Pero él repite el manoseo una y otra vez. Dejo de montarme películas y asumo que lo está haciendo de manera muy consciente lo que hace que inmediatamente me enfrente a él.

Me siento vejada, expuesta, intimidada por aquel hombre de casi dos metros que, aprovechando el tumulto, va metiéndome mano un martes a las ocho de la mañana. Me giro, y le digo en alto que ya basta.

Mi italiano, imperfecto y tembloroso, le increpa que ya basta de tocarme el culo, que lleva todo el viaje haciéndolo. Que basta.

Me falta mucho vocabulario, pero esa palabra la conozco bien.

Me mira y se separa de mí diciendo que qué digo. Mi adrenalina corre, las lágrimas brotan ante semejante desfachatez. Le repito que ya basta de tocarme, que me da asco como persona, que las mujeres no estamos “a la sua disposizione”. Que somos personas y no trozos de carne.

Ni siquiera sé si le hablo en italiano o en castellano. Mi voz, todavía temblorosa, ha sonado alta, bien alta. Tanto que medio autobús está mirando y el otro hace por no mirar. Y, tras mis palabras, aun memorizando su cara de estupefacción, oigo una mujer: “Brava”. Otra más “brava”. “Brava”. Y dos más allá gritándole a él: “Escendi”, “Escendi” (bájate).

El hombre, todavía incrédulo pero claramente avergonzado (una mujer gritándote que eres un cerdo y otras poniéndose de su parte diciéndote que te bajes, calan a cualquiera), se dirige a la puerta y, en cuanto llega el autobús a la parada, desaparece por la calle.

Me tiembla todo el cuerpo. Todas las mujeres que tengo alrededor se me acercan, me hablan, me dan consuelo, apoyo, me ofrecen asiento, un sorbo de agua… Agradecida cojo un pañuelo al vuelo y me seco las lágrimas. Sigo en shock, pero la piel de gallina es por otro motivo.

Podría haber estado todo el viaje diciéndole al hombre que dejara de tocarme que le habría dado lo mismo y habría continuado impertérrito, a mi lado. No fue hasta que otras mujeres se solidarizaron conmigo y le dijeron que se fuera, que se bajó del autobús.

Esta vez, la tercera que me meten mano sin mi permiso en el transporte público, no sentí asco de mí misma, sino de él, de la clase de educación que habría recibido que le hacía creerse en su derecho de tener un contacto íntimo por la fuerza, sin permiso, solo porque él era un hombre y yo una mujer. Eso era lo que realmente me daba ganas de vomitar.

Así que si, como a mí, os agreden, os tocan, os hacen u os dicen, no os calléis, no bajéis la cabeza con miedo. Alzad la voz, aunque sea entrecortada y con lágrimas de por medio, y decid en alto “NO. BASTA”. Porque no estáis solas, ninguna lo está, y si yo, encontré aliadas en un país extranjero, vosotras también las vais a encontrar. Juntas podemos cambiar las cosas.

Luchad.

56 comentarios

  1. Dice ser Cipriano

    Uhm, había empezado como un relato erótico y al final volquemos. Siempre soñé con que un desconocido se rozase conmigo en el autobús; ya ves, Dios le da mocos a quien no sabe limpiárselos.
    Por cierto, si consideras un roce como “abuso sexual”, también considerarás que comerse unas pipas es degustar un suculento manjar.

    10 abril 2018 | 10:17

  2. Dice ser alber

    no se que decir, si que me ha gustado, teniendo en cuenta lo narrado o decir que a veces me avergüenzo de ser hombre… asi que dire, BRAVA!!!

    10 abril 2018 | 10:17

  3. Dice ser Julieta

    Cipriano, eres asqueroso

    10 abril 2018 | 10:23

  4. Dice ser Pedro Lopez

    A mi en el autobus me violan todos los dias a todas horas sobre todo en hora punta me siento pertenecer a una orgia

    10 abril 2018 | 10:34

  5. Dice ser Mara

    Todo contacto íntimo que se realice sobre mi cuerpo sin mi permiso que va en contra de mi libertad sexual=abuso sexual

    10 abril 2018 | 10:37

  6. Dice ser 016

    Hola soy Maricarmen, he leido tu blog, llamame al 016 y hablamos para formalizar la denuncia penal

    atentamente
    Maricarmen 016

    10 abril 2018 | 10:39

  7. Dice ser David

    Me siento identificado con lo que dice alber.
    Cipriano…que pena que pienses así. Nadie tiene derecho a manosearte si tú no quiere que lo haga.

    10 abril 2018 | 10:43

  8. Dice ser Poochie

    Enhorabuena por el par de ovarios que le echaste al asunto. Así se hace.

    10 abril 2018 | 11:07

  9. Dice ser ana

    A mi me han tocado de todo desde que tenía 13 años, vamos, una niña, la primera vez las piernas en un autobús, un cerdo de unos 40 años, y encima al principio también creía que eran imaginaciones mías, no llevé falda durante años para evitarlo. Después, “lo típico” cuando hablas con otras mujeres, culo en metro y autobuses y discotecas, una vez a los catorce unos chavales de mi edad me tocaron el pecho por la calle y les hizo mucha gracia y otra vez simularon hacer conmigo el acto sexual por la calle cuando iba con una amiga a los 16, también les hizo mucha gracia, a mi me dejó hecha polvo, sobre todo a esa edad.
    Has hecho muy bien, yo me solía callar hasta ahora, pero la próxima pienso soltar a voz en grito en pleno metro “Cerdo a la vistaaa¡¡¡” como la última vez que me han tocado el culo en el metro.
    Lo dicho, ¡¡Brava¡¡

    10 abril 2018 | 11:10

  10. Dice ser ana

    Cipriano, ése ha sido el problema hasta ahora, que el tocar algo a una mujer era una bromita, qué tontería, cómo se ponen las tias cuando se lo hacemos, si al final les gusta y todo, ja,ja,ja….
    Pues no, NO NOS GUSTA QUE NOS TOQUEN SIN NUESTRO PERMISO¡¡¡
    ¿Estamos?

    10 abril 2018 | 11:13

  11. Dice ser Arturo

    Qué asco de cerdo. Debían haberlo detenido y meterle una buena somanta de palos.
    Hay que respetar no sólo a las mujeres, a todo el mundo.
    Bravo por haberte defendido.

    10 abril 2018 | 11:32

  12. Dice ser Caligula

    La conclusion es que estàs muy buena para encaramar el miembro del macarra italiano.

    10 abril 2018 | 11:52

  13. Dice ser freepangea

    A mi sinceramente esta historia me suena falsa, he vivido en Italia durante 16 años como para saber que en ese contexto una mujer Italiana no te diría “BRAVA” y como para saber que no actuarían como lo han hecho por miedo a saber que no eras Italiana (allí hay muchos problemas con las mujeres del este, muchos más de los que hay en España y todos los días) así que no sé, he visto a muchas mujeres acosadas en Italia en los transportes públicos y por mucho que gritaran o se defendieran solas nadie se ha metido, como te digo, le tienen mucho respeto a la mujer y sobre todo si es inmigrante porque hay mucha mafia detrás. Para más inri uno de los primeros consejos que me dieron cuando llegué a Italia es que no mediara en los conflictos sociales, me diera la vuelta y adios.

    Si eso te paso de verdad, si los hombres aleccionaron al hombre a que se bajara, además de las propias mujeres, si todas te dijeron “BRAVA” y te ayudaron pues resulta que estás en una Italia que yo jamás he conocido.

    10 abril 2018 | 11:58

  14. Dice ser Mirada inquisitiva

    Pues hay que tener necesidad y un estómago fuerte para abusar de eso…

    10 abril 2018 | 12:00

  15. Dice ser Josean

    Cuanta recreación literaria para contar el magreo de un baboso

    10 abril 2018 | 12:00

  16. Dice ser Diferente

    La próxima vez… mano, cual resorte, que impacte en sus genitales. Verás cómo se le quitan las ganas de tocar.
    Que conste que soy hombre pero me molestan esas actitudes vengan de quién vengan…. que toquen estatuas, que nunca se quejan, coñe.

    10 abril 2018 | 12:00

  17. Dice ser Idolop

    Un par de cosas.

    La primera darte la enhorabuena por tener un par de ovarios para enfrntarte a un cerdo.

    La segunda decir que no me avergúenzo en absoluto de ser hombre ni de lo que hagan los demás hombres Me avergúenzo de lo que yo pueda o no pueda hacer para parar esta lacra.

    10 abril 2018 | 12:02

  18. Dice ser MALSAVISCO

    no comprendo una cosa porque te esperas tanto no es normal tu actitud vamos a ver desde el primer momento hostion y listo o patada en le eltre pierna yo haria cualquier cosa raro raro rarooooooooooooooo

    10 abril 2018 | 12:07

  19. Dice ser Aitor

    Hola:

    Puede haber sido un episodio lamentable, pero en vez de darle publicidad ¿por qué no has parado el autobús y lo has denunciado? Me huele muy mal tu postm así que abrígate que hace frío.

    10 abril 2018 | 12:15

  20. Dice ser belen

    Esto lleva pasando desde siempre, en Italia no sé pero en España sí. Hace mucho tiempo en el metro camino del instituto con una amiga de repente me suelta ella en voz muy alta que si tengo ganas de cantar, la miro extrañada y le digo que no y mi amiga se da la vuelta y al individuo que lleva detrás en voz alta le dice “ella no tiene ganas de cantar así que deje usted de tocar”, las carcajadas se oían en todo el vagón y el hombre se bajó en la siguiente parada abochornado porque se hizo un sitio a su alrededor para que todo el mundo viera quien había sido

    10 abril 2018 | 12:17

  21. Dice ser para Malsavisco

    Muy fácil: porque siempre se nos ha tachado de exageradas y de histericas cuando nos ha pasado algo así (no tienes más que leer algunos comentarios aquí) y al final nos da vergüenza liarla y que no nos crean, de ahí que muchas tarden en reaccionar

    10 abril 2018 | 12:20

  22. Dice ser Paco

    Dice ser Cipriano, si quieres un día quedamos y te rozo la campanilla con la punta de la polla, seguro que estarás encantado

    10 abril 2018 | 12:21

  23. Dice ser Emer

    Pues a mi me encantaria que una mjujer me metiera mano en el transporte público, yo siempre estoy dispuesto!, el placer es blueno! invito a todas las mujeres a que me metan mano!

    10 abril 2018 | 12:41

  24. Dice ser Luis

    En sol, junto al museo del jamón en la calle Mayor una extranjera rubia me tocó el culo delante de mi pareja mientras estaba de espaldas y mi pareja se empezó a reír. Eso demuestra cómo dependiendo del género se toma de una forma u otra. A mí no me hizo gracia.

    10 abril 2018 | 13:13

  25. Dice ser ConsejoDeMonja

    Una monja nos recomendó a toda la clase (de sólo chicas de 14 años) llevar un alfiler en el transporte público para evitar tocamientos no deseados ..

    Da resultado OOOOOOOOO ::::::::::::::)))))))))))))))))))

    10 abril 2018 | 13:40

  26. Dice ser Cecilia

    Me parece muy bien cómo reaccionaste. Que tu voz no fuera la unica que sonó en el autobús, cuando le llamaste la atención públicamente, me parece la mejor forma, de que éstas costumbres desaparezcan. BRAVA, BRAVA y BRAVAS!

    10 abril 2018 | 14:04

  27. Dice ser Alejandro

    Es una vergüenza que pasen estas cosas.

    10 abril 2018 | 15:39

  28. Dice ser Antares

    Aún fuiste fina con él. Yo en estos, poniendome en vuestro lugar (soy hombre), no diría ni “mu”. Tal cual me giraba hacia el degenerado de turno y aprobechando la inercia le suelto un galleton de esos de mano abierta y brazo extendido, que le tatúo los 5 dedos en su careto. Y de paso, el chasquido producido por el impacto, se encarga de poner en alerta al resto de pasajeros, además de la marca identificativa con la que se queda el susodicho en cuestión.

    10 abril 2018 | 15:41

  29. Dice ser Fer

    Puedo entender la situación porque también la he vivido (y soy hombre), en mi caso me quedé pillado y no hice nada. Me topé en el metro con el tumulto que salía de los puñeteros toros, y una pava que debía ir contentilla se recreó aplastándo sus enormes posadoras contra mis bajos. Yo estaba contra la parez, no pude hacer otra cosa que ponerme de lado. Quizá lo que tenía que haber hecho es llamarle la atención a la tía fresca y creo que es lo que deberíamos hacer todos y todas. Nuestros cuerpos no son de dominio público.

    10 abril 2018 | 16:19

  30. Dice ser Pichón Maltés

    Al parecer hay unos pocos hombres a los que también les ha pasado esto. Yo más que centrar la cuestión en diferenciarlo si es a un hombre o mujer, lo haría según la frecuencia. Quizás a Luis eso de la tocada de culo se lo hayan hecho 1 o 2 veces en su vida. Además ha sido una tocadita y salir por patas. Otra cosa es que una mujer joven, de buen ver como la mayoría a esa edad, sufra incontables tocamientos más o menos disimulados que además duran más de 10 minutos por el trayecto. Yo pondría ahí la diferencia.
    Una cosa es un roce, y otra que la chica no sepa cómo escaparse durante bastante tiempo.
    Los roces al fin y al cabo, bueno, se producen a la entrada del pub, discoteca, hay chicas que también rozan, alguna vez me pasó que alguna quería que la rozase y puso el culete… hay de todo.
    Pero lo jodido es esto, es estar amargando a una chica 15 minutos cada 2 por 3 que coge el autobús. Esto es algo que hay que arreglar educando o avergonzando al salido para que se contenga y deje de hacerlo.

    10 abril 2018 | 16:46

  31. Dice ser mikel mikelo

    A mi si una mujer o un hombre me toca, me aparto, y si vuelve a tocarme ya le digo algo, no espero a que me toque 500 veces para decirle algo a gritos encima.

    Y una mujer no es un trozo de carne, pero tampoco lo es un hombre, esto lo digo porque tanto mujeres como hombres acosan sexualmente.

    Este articulo me parece muy machista… porque parece que esto solo lo hacen los hombres a mujeres… Y no me gusta la desidualdad.. esto ocurre a todo el mundo, seas hombre o mujer… Solo que algunas personas parece que solo ven que existe la mujer como victima de todo. Los hombres tambien sufricos acoso sexual , tambien se nos explota la imagen en la publicidad y se nos trata como a trozos de carne, tambien se nos exige estar perfectos, tambien nos lanzan piroposo por la calle… Dejad de pensar que esto solo ocurre a las mujeres… Todos somos victimas seas hombre o seas mujer.

    10 abril 2018 | 17:09

  32. Dice ser Elia

    Eso pasa a hombres y a mujeres, es verdad, pero una mujer sólo puede tragarse la rabia o dar una voz para esperar que al pavo de turno le de un poco de verguenza (muchos ni la tienen) y un hombre puede dar un guantazo y quedarse tan ancho, que es algo que las mujeres nos quedamos con ganas muuchas veces. Yo estoy en contra de la violencia, pero más de una vez me hubiera quedado tan a gusto -porque lo de agarrarle de las pelotas y retorcerselo como que no, encima seguro que le gusta-

    10 abril 2018 | 17:34

  33. Dice ser Laia

    Yo opino que la chica ha sido atrevida por que hay muchas chicas que les pasa eso en los buses trenes y por miedo no se quejan brava!brava!

    10 abril 2018 | 19:29

  34. Dice ser Heloidege

    Entonces una cosa: como era cuare ton te dio asco y no dejaste que te so ase?, pero si fuera el típico spaguetti bronxeado, cachas, chulo putas, bronceado, de ojos claros, depilado, tatuado y con camiseta de marica, habrias dicho algo o directamente zorreado con el?

    Segunda cuestion: por que aguantaste semejante baboso y desde un primer instante no le arreaste un codazo, haciendole saber que no tenias intención de aguantar semejante falta de respeto?

    10 abril 2018 | 19:37

  35. Dice ser Lechuza

    Tu relato me ha puesto los pelos de punta porque me ha recordado a una situación similar que viví hace años en Londres, durante un curso de inglés de verano.

    En mi caso fue en el metro. Todavía era menor de edad y no supe cómo reaccionar; simplemente, me hice pequeña y espere estoicamente hasta que el vagón llegó a la siguiente parada. En cuanto las puertas se abrieron salí. Vi que el hombre salía también detrás de mí a toda prisa y llegué a temer que fuese a agredirme o algo peor. Al salir a la calle empecé a correr sin parar hasta llegar a la escuela de idiomas. Ahí, entre el estrés, la vergüenza y que no sabía explicar bien en inglés lo que me había ocurrido sólo quería morirme.

    Fue una experiencia horrible. Alucino con la gente que, a posteriori y desde la comodidad de su casa, creen que su reacción habría sido muy diferente.

    10 abril 2018 | 19:53

  36. Dice ser Keik

    Ese subnormal necesita una novia pero ya. Está claro que Mara es preciosa pero joder, un poco de respeto, no?
    Por otro lado creo que ella tuvo suerte. En un país como Italia, donde Berlusconi tenía un harem lo normal hubiera sido que las mujeres del autobús se pusieran al lado del tipo…por suerte no fue así.

    10 abril 2018 | 21:09

  37. Dice ser Deportista

    Señores de 20minutos:
    Al igual que dáis cabida a estas experiencias, podríais dar cabida también a testimonios masculinos de denuncias falsas o acoso físico o psicológico.

    Muchas gracias

    10 abril 2018 | 21:17

  38. Dice ser Anónimorrrr

    Si la historia es verdad, que lo dudo, deberías haber cortado por lo sano en el minuto uno y no esperar a que te arrime cebolleta todo el trayecto y dé paso a las manos (¿Qué esperabas?… yo que sé, aunque fuera volverte y mirarlo con cara de pocos amigos, pero no, tú dejas que siga)… Además, ¿si te sentiste “abusada sexualmente” donde está la denuncia?, ¿tienes la oportunidad de denunciar a un asqueroso malnacido y no lo haces?, ponerte como una energúmena y dejarlo en envidencia no sirve DE NADA (basicamente porque ese ser no aprenderá la lección y lo volverá a intentar con otra)… De todas formas: no sé Rick, me parece falso.

    10 abril 2018 | 21:43

  39. Dice ser Mara

    Oh vaya! Hombres echándome a mí la culpa por no haber denunciado/quejarme en el minuto 1 cuando no sabía que me iban a meter mano/o directamente desacreditando mis palabras. Qué novedad.

    A Harvey Weinstein le gusta esto.

    10 abril 2018 | 23:02

  40. Dice ser Amoa

    Sinceramente creo que aguantaste demasiado, a la primera sospecha tenías todo el derecho a echarle una mirada y pedirle que se apartase, como mínimo. No se puede permitir tal desfachatez inconsentida.

    10 abril 2018 | 23:20

  41. Dice ser Alex28

    Soy hombre y saliendo de los baños de una discoteca alguien de un grupo de chicas me tocó el culo. Quizás debería haber llamado a la policía.

    A mis veintitantos años un señor mayor se puso a frotarse contra mi en una concentracuon de gente en la calle. Fui consciente de ello cuando el tipo ya había escapado.

    Del movimiento feminista actual echo en falta la capacidad de diferenciar la parte del todo. No todos los hombres son acosadores sino que hay hombres acosadores.

    10 abril 2018 | 23:28

  42. Dice ser Keik

    Mara, yo creo q lo dicen porque en el fondo no creen tu historia y piensan q lo has escrito para ganar lectores.
    Creo que todos estamos de acuerdo en que nadie tiene derecho a tocarte sin tu permiso.

    11 abril 2018 | 00:17

  43. Dice ser Viajero

    Otra que se pone en medio, molestando a los que entran y salen.

    Si vas más a allá de una parada, échate a un lado

    11 abril 2018 | 00:36

  44. Dice ser Áaaandres

    Al que dice ser Cipriano y que le gustan los relatos eróticos y los frotamientos.

    A ver si el negro del whatsapp te frota la campanilla con su miembro y luego nos cuentas qué tal te salen las pipas.

    Si eres incapaz de aceptar que cada uno decide quién le roza y quien no es que eres una j….. lacra pra esta sociedad.

    Como ya ha dicho más de uno….

    No se trata de Hombres contra mujeres sino de gente que abusa de los demás y no los respeta. La gente con ese tipo de actitudes son simplemente basura y están de más….
    …. Y por mi parte todo lo malo que les pase se lo merecen.
    Y me da igual si este relato en concreto es verdad o no. Muchas veces he visto cosas parecidas y asco me da que como hombre me puedan identificar con esa bazofia.

    11 abril 2018 | 02:23

  45. Dice ser Áaaandres

    Y luego cada uno es libre de creerlono no.
    Pero culpabilizar a la chavala a la que le han metido mano ya me parece lo máximo.
    Dios no lo quiera pero si le pasa a vuestras hermanas hijas madres o primas a ver si tenéis la misma opinión…..

    11 abril 2018 | 02:29

  46. Dice ser yomismo

    A todas las mujeres: no existen roces accidentales en el transporte público. Yo uso mucho el transporte público y a veces va a reventar y no me restriego con ninguna persona. Vamos, ni de coña!

    Y menos por la parte baja. Puede que agarrándote en la barra del metro pueda rozar un brazo a otro brazo o un hombro o algo así, pero por la parte baja? nunca!

    Y si tengo una chica delante me pongo de espaldas.

    Si notáis que alguien os roza, lo hace adrede.

    Se que habrán desgraciados que dirán que si, claro que si! los que lo hacen! esos dirán que si pasa y que es accidental.

    Hay mucho perro de estos. Hace dos días en el metro con una compañera de trabajo lo vi claro como se acercaba el dio y se ponía a su espalda. Se ve clarísimamente como lo hacen.
    Le cambié el sitio a ella y el tío se apartó en seguida, a lo que me lo quedé mirando bajaba la mirada. Le dije, acércate ahora! y hacia como que no me escuchaba.

    Simplemente si veis que alguien se acerca y se pone a vuestras espaldas, no esperéis a que se roce, moveros aunque este a reventar.

    ole tus huevos! eso tendríais que hacer todas!

    11 abril 2018 | 09:06

  47. Dice ser Para Mara

    Mujer, si es normal que con un artículo como éste salieran los típicos tíos culpabilizándote a tí de que un hombre te metiera mano en un transporte público, es lo normal, gente así hay siempre.
    Lo que me ha llamado la atención es que ha habido la misma cantidad de hombres que se han posicionado de tu lado y te han dado la razón, como Yomismo, que me ha encantado cómo ha protegido a su compañera de trabajo ¡¡Bravo también por hombres como él, brindo por ellos¡¡

    11 abril 2018 | 09:17

  48. Dice ser Para Mara

    Aclaro, por si no ha quedado bien clarito: PARA NADA es culpa nunca de la víctima, es como culpabilizar a un herido de un atraco de que no fuera con suficiente atención por la calle, el tío que te hizo esto es un cerdo, así que de culpa tuya nada de nada.
    Y no, chicos, no todas las mujeres pensamos que todos los hombres sois iguales, pero hay que entender que después de esto tengamos nuestras dudas durante un tiempo sobre quién se nos acerca por la retaguardia…

    11 abril 2018 | 09:20

  49. Dice ser Torbe

    Bah que exagerada eres, seguro que fue sin darse cuenta, pobre hombre avergonzado por feminazis

    11 abril 2018 | 11:45

  50. Dice ser Locke5

    “Para Mara”, eso solo es así porque borran comentarios que no les gusta, y luego a defender la libertad de expresión, claro…

    11 abril 2018 | 11:59

Los comentarios están cerrados.