BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de agosto, 2017

Las claves estilísticas del nuevo videoclip de Taylor Swift

Taylor Swift vuelve (a pesar de que nunca se fuera realmente) y la manera no es otra que en su versión más bífida. Look what you made me do laza cuchillos sin dejar títere de la industria con cabeza. Aquí recibe hasta el portero.

Dejando la letra, que es más incendiaria que una cerilla en La Mancha, la cantante por primera vez deja su lado más inocente y angelical para sacar la víbora que todos llevamos dentro con estilismos acordes. Ni todos sus videoclips anteriores podrán nunca igualar estas perlas:

El rojo, un color con el que siempre se ha sentido identificada la cantante, aparece en su ropa, uñas y labios acompañado del sleeky hair o “pelo que parece lamido por una vaca style“. Adiós plancha, hola fijadores.

YOUTUBE

Accesorios gigantes: la reinvención del choker en su versión más ancha que haría las delicias de un sadomasoquista, los anillos y pendientes cubiertos de diamantes sin perder de vista la forma de la serpiente, mientras que las gafas XL serán también rescatadas tras comprobar en la piel de Swift que ya NO son chonis.

YOUTUBE

El mono naranja que nos hace pensar inmediatamente en las reclusas de Litchfield aparece cuando la cantante se balancea en un columpio dentro de una jaula (simbólicamente mediática). El vestido tipo cota de malla es otro que ya encontramos en tiendas y que le pediría sin ninguna duda a la cantante si formara parte de su squad y tocara salir de fiesta.

YOUTUBE

El invierno pasado vivimos el lampshading gracias a las Kardashians y Swift lo versiona en su vídeo con unas botas rojas altas. Cuanto más altas, ceñidas y más pinta de dominátrix te hagan tener, mejor.

YOUTUBE

El body, que ya de por sí se ha convertido en el favorito de muchas nada más abrir el armario, cubierto de pelo de estilo peluche es ya lo máximo. Y si le añades el “Rep” que lleva bordado ni hablamos.

YOUTUBE

Tachuelas y boina en clave rockera que nos recuerdan misteriosamente a Lady Gaga en Judas. La inspiración del video de la neoyorquina hace de los complementos de Swift objetos por los que venderíamos nuestra alma a Hacienda.

GTRES

Las razones para robarle el armario a Penélope Cruz

En primer lugar porque como española castaña de ojos oscuros sabe bien cómo muchas de nosotras podemos sacarnos partido. Y de qué manera.

Pelo largo, corto, flequillo…da igual cómo lo estés llevando. Ha pasado por todos los estilos aunque últimamente se la ve con un gusto muy relajado (que personalmente me recuerda a Madame de Rosa) que va genial con la actriz. Cruz, me pido tus sombreros.

GTRES

La actriz española santifica los plateados como yo santifico las rebajas. Si no te convencían solo tienes que echarle un vistazo a cómo lo quedan los siguientes diseños. Además es una de las que, independientemente de su peso en ese momento, aprovecha cualquier alfombra para honrar las curvas.

GTRES

Porque el menos es más y lo mismo puedes presentarte a un evento con un vestido otoñal bohemio que con unos vaqueros y unas sandalias. Claro que sí. Todo en esta vida es defenderlo, y sino que le pregunten a los empleados de El Corte Inglés que nos acaban vendiendo hasta las bombillas de la tienda.

GTRES

Penelope Cruz es versátil como el jamón, que lo mismo lo tomas con bocata que va bien con melón. Para qué ser fiel a un estilo cuando puedes llevar vestidos más sobrios, más elegantes o más atrevidos.

GTRES

Porque nos la creemos. Vale que tendrá vestidazos (y especialmente ahora que se encuentra ocupada interpretando a Donatella Versace), pero su estilo me parece bastante “asequible” en el sentido de que no lleva cosas desorbitadas sino que sus elecciones podemos intentar versionarlas sin tener que ir de compras a Serrano.

GTRES

Y por último porque entre stilettos, peep toes, botines o sandalias debe tener un zapatero que envidiaría la mismísima Carrie Bradshaw.

GTRES

Desfile de Victoria´s Secret 2017: esperando lo de siempre

Este martes fue el casting para el nuevo desfile de la firma lencera, algo que esperan las modelos con más ganas que el final del mismo (que es cuando me imagino que pueden volver a alimentarse apropiadamente).

INSTAGRAM

La pasarela de este año tendrá un toque español ya que contará con la presencia de Blanca Padilla, que llevaba desde 2014 sin mandar un beso desde la pasarela rosa bicolor.

La modelo aprovechó Instagram para dar las gracias no solo a la marca sino a aquellos que la apoyaron en el proceso. Además hizo hincapié en la importancia del trabajo duro y de reconocerse los méritos ante uno mismo, algo de lo que en ocasiones pecamos.

@blaancapadilla

Su mensaje culminó con la importancia de quererse y apreciarse tal cual se es y de nunca rendirse, algo que le habrá servido de aliento para enfrentarse al casting mental y físicamente.

La primera española en repetir en la pasarela se enfrentará, junto a sus compañeras, a un espectáculo que tendrá lugar en Shanghái​, la capital china, uno de los mercados más potenciales de la firma ya que planean abrir 26 tiendas en el país.

Otra cosa que tampoco veremos este año será una modelo curvy, algo que para mí (interpretándolo como ausencia de diversidad corporal en la pasarela), contribuye al desinterés que tienen las generaciones más jóvenes respecto a la firma, que este año sigue perdiendo ganancias trimestre a trimestre.

¿Conseguirán remontar las bajas audiencias del año pasado y, sobre todo, conectar con los milennials?

Viendo las modelos elegidas, la respuesta parece bastante clara.

Despídete de las vacaciones pero no del bronceado

Todos aquellos que, a diferencia de mí, no le tengáis hecha la guerra al sol o que sencillamente no hayáis veraneado en Asturias, seguramente os preocuparéis de cómo mantener ese bronceado que os ha costado sudor (y espero que protección solar) a raudales.

@meetingmara

Ya lo dice el refranero español “No hay bronceado que cien años dure” y, en ocasiones, ni treinta días nos aguanta.

Para que su desaparición llegue lo más tarde posible hay dos cosas que puedes hacer: envasarte al vacío y que te hagan un hueco en la nevera en la que tienen metido a Walt Disney o mantener la piel lo más hidratada posible.

Con el tiempo, la capa más superficial de la piel se cambia, pero al menos evitarás los típicos “Jo, me he ‘pelao'” en los que empiezas a descamar y de tanta piel que te vas quitando te preocupas de acabar llegando al hueso.

La hidratación debe ser interna y externa, por lo que no solo beber agua sino todo tipo de cremas hidratantes serán piezas más clave en el proceso que la destrucción de la Estrella de la Muerte para La Resistencia.

Otra cosa que puedes hacer si no eres muy fan de beber agua (a no ser que sea en forma de hielo y con sangría de por medio) es añadir a tu dieta alimentos que la contengan o ricos en carotenoides para que se estimulen la producción de melanina en lo poco más que puedas estar bajo la exposición solar.

Al menos siempre nos quedará ese bronceado en el recuerdo…y en las fotos de Instagram.

El verano de las seis maletas

Desde el 26 de julio he hecho y deshecho seis veces la maleta.

He pasado de una de las capitales de la moda, en la que aprovechaba para combinar una pamela con una camisa a modo de crop top, a las fiestas del pueblo de mi pareja, donde la garrafa de sangría y el chaleco de su peña eran mis accesorios imprescindibles (y alguna que otra mancha por encima cuando ya el sol empezaba a despuntar).

De cuarenta grados de la zona toledana a quince en Asturias. De la sandalia al paraguas sin vaselina ni nada. Y de ahí al forro polar y a las deportivas para hacer barranquismo, o, si la ocasión lo requería, incluso descalza, agarrándome como podía a las rocas para bajar a una cueva aprovechando la marea baja. Los estilismos de chaleco salvavidas con olor a rancio, de haber sido mil veces usado, para hacer remando el descenso del Sella, pasarán a la historia de mis conjuntos del verano.

Portugal y Lisboa me hicieron recobrar el sentido estilístico incluso con la curva ‘cachopera‘ que desarrolló mi tripa a raíz de la sidra y el arroz con leche asturiano.

Desde el 26 de julio he hecho y deshecho seis veces la maleta y, cada una de esas veces, me he dado cuenta de que no he llegado a usar ni la mitad de ella. Bragas, dos bikinis, chanclas, un pantalón corto, unas pocas camisetas y el forro polar han sido mis básicos la mayor parte del tiempo.

Al final, este verano, la moda ha sido lo de menos.

El estilo de Zendaya, la actriz que se atreve con todo

Los que hemos crecido con Disney Channel no nos sorprendimos de encontrar a Zendaya como parte del elenco de la nueva entrega de Spiderman. Para todos los demás, la película ha sido la manera de descubrir a la actriz.

INSTAGRAM

Zendaya se ha criado entre cámaras y el tema de galas, presentaciones, fiestas y todo tipo de evento en el que hay que ponerse un poco más mona de lo habitual, le pilla entrenadísima. Está más preparada que las chuletas de un universitario en septiembre.

La californiana no tiene miedo ninguno de experimentar con el armario, el pelo o el maquillaje. Tiene mezclas que aunque de primeras me parecerían impensables, una vez se las veo puestas, no me queda otra que admitir que funcionan.

Fiel a los stilettos por encima de cualquier otro calzado, el estilo de la actriz no solo es característico sino uno de mis favoritos de las alfombras.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES/INSTAGRAM

El ‘peel off’ llega al maquillaje

Si eres de las que no puede salir de casa sin llevar el cutis más liso que la porcelana, el nuevo cosmético que ha sacado la marca coreana Not4U va a ser tu Santo Grial.

YOUTUBE

El Real Skin Patch es exactamente lo que su nombre indica: una película que se forma encima de tu cutis sobre la que puedes aplicarte el maquillaje segura de que, independientemente de tu tipo de piel, la base te va a aguantar bien puesta.

Cuando quieras quitártela solo tendrás que tirar suavemente de ella para desprenderla sin necesidad de echarte desmaquillante como si no hubiera un mañana.

O al menos eso es lo que vende la marca en sus publicaciones de Instagram. Las críticas que aparecen sobre el producto comentan que eso de cobertura total es tan relativo como la palabra de Julio Iglesias respecto a sus hijos no reconocidos.

Aunque para las que no somos muy aficionadas del maquillaje, esta opción evita que la piel esté en contacto con la base y absorba sus componentes, ¿te animarías a probarla?

Ivy Park de Beyoncé: mucho nombre y pocas nueces

Que a las famosas les gusta sacar su propia colección de ropa es algo que me lleva quedando claro un tiempo. Todos recordamos el ascenso (y caída) de la línea de Rihanna, Victoria Beckham, pero Jennifer López, Stella McCartney o las hermanas Olsen son otros ejemplos de celebrities mejor o peor avenidas.

NORDSTROM

Las novedades de la colección de la norteamericana para otoño invierno 2017 son como el caldo. Vale, sí, te hace el apaño en un día de invierno, pero mejor si lleva pasta, alguna verdurita o garbanzo, como que mejor, ¿no?

Si echamos un vistazo a la línea, lo mismo podría poner “Ivy Park” que “Under Armour”, “Adidas” o “Nike”. Que me perdone Beyoncé, a la que adoro con todas mis fuerzas, pero la colección me sabe a poco.

De hecho, la palabra para definirla sería “básica” (pensé en “insulsa” pero no quiero hacerme mal karma con la diva máxima). Es básica porque, aunque es una colección deportiva, no veo riesgo, ni diseño, ni nuevas tendencias. Veo camisetas, sudaderas, mallas anchas e incluso unas chanclas que son misteriosamente parecidas a las de la colección de Rihanna para esta temporada.

Antes de que digáis que estoy siendo demasiado dura, deciros que no pretendo que innove como Rei Kawakubo o Viktor & Rolf, pero que ya que se lanza a un ámbito de la moda como es la deportiva, ámbito que tiene bastante competencia, qué menos que atreverse un poco y aportar cosas nuevas.

NORDSTROM

NORDSTROM

NORDSTROM

El bolso que compartirás con tu abuela

No nos gusta lo vintage. Gustar se nos queda corto. Lo vintage nos encanta, nos flipa, nos enamora, nos mola mil, nos chifla hartar. Vamos a un mercadillo y enloquecemos por un teléfono con forma de labios, un sofá huevo o una cuchara de hace décadas.

INSTAGRAM

Está comprobado que hoy en día, con la velocidad que le ha dado la tecnología e Internet a nuestras vidas, la instantaneidad y caducidad de todo lo que vemos, que solo con postearlo en Facebook ya nos da la sensación de que huele a antiguo, el pasado es el refugio.

Cocooning es como se llama este fenómeno de retirarnos a la seguridad del hogar que viene de cocoon, cáscara. A quien buen árbol se arrima buena sombra le cobija. Lo mismo pasa con lo que sacamos de puestos callejeros o mercados de anticuarios. Nos sentimos a salvo en esa ‘casa’ hecha de reliquias que nos transportan a otros tiempos más seguros.

Últimamente oímos mucho eso de que en la moda todo vuelve, y el éxito de que lo haga es que inconscientemente queremos sentirnos protegidos.

Los dos últimos accesorios de deseo que nos transportan a los tiempos de cuando la abuela nos hacía el bocata en la merienda son los bolsos de malla y los de plástico rígido o sun jelly.

Si tienes uno por casa, este verano es el momento de sacarlo del baúl de los recuerdos.

INSTAGRAM

INSTAGRAM

Convertir un pañuelo en top, la tendencia veraniega

Dicen que no es más rico el que mas tiene sino el que menos necesita y como buena amante de la moda que eres, no necesitas casi nada para crear estilismos con lo que tienes por casa.

@MEETINGMARA

No digo que hagas como la baronesa dadaísta Elsa Von Freytag-Loringhoven y salgas a la calle con las anillas de la cortina de la ducha como pulsera (que también puedes, oye) o latas de sopa de tomate como sujetador, pero sí que cojas una prenda que, si tú no tienes aún, encontrarás en el armario de tu madre o de tu abuela: el pañuelo.

Aquí tienes un vídeo que te enseña a doblar el pañuelo de manera que luego te lo puedas poner como camiseta:

Para las más atrevidas o calurosas, esta es la forma perfecta de llevarlo como crop top:

Eso sí, acuérdate de coger pañuelos grandes para cuando quieras hacer este tipo de diseños ya que, si lo haces con pañuelos pequeños, corres el riesgo de quedarte con algo al aire.

¿Te animas a probar la idea?