BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

David Delfín nos deja con “todo por hacer”

Los faraones se enterraban en las pirámides rodeados de las riquezas que habían acumulado a lo largo de su vida, el Primer Emperador Qin se encontraba custodiado por sus 8000 guerreros de terracota y, en el caso de David Delfín, son los trajes, vestidos, diseñadores, familiares y seguidores quienes le acompañaron este domingo por última vez en el Museo del Traje.

GTRES

Nacido de una modista y conquistando cada centímetro de la madrileña pasarela Mercedes-Benz era lógico que la moda fuera también su camino de despedida. Puede que no metiera ningún gol en el Camp Nou o en el Bernabéu pero a lo largo de sus 46 años marcó unos cuantos a la industria. Y de chilena, como cuando vistió a los azafatos de Almodóvar en Los amantes pasajeros o cuando recibió recibió el Premio Nacional de Diseño de Moda en 2016, el mismo año en el que realizó su último desfile.

El cáncer fue lo único que pudo apartarle de las pasarelas pese a que nunca perdió el espíritu de lucha, como declaró en una entrevista a Vogue en el mes de abril: “Rendirse a la enfermedad me parece poco atractivo. Trato de amar y trabajar, amar el trabajo y amar a los que me rodean. ¿Miedo? De momento, no. Tengo una especie de espíritu de supervivencia. No paro de pensar en todo lo que quiero hacer. Me siento con ganas de luchar, me pone. Es grave, soy consciente. Y sé que es una lucha real, son tumores de grado 3 que lo que quieren es seguir adelante… pero tenemos que pararlos.”

“Todo por hacer, todo por dar” decía el diseñador y reza su página web. Todo por hacer en una pasarela que Delfín había convertido en un escenario de protesta, de arte, de inspiración, de conmoción. Una pasarela en la que le quedaba todo por dar: más estilo minimalista, geométrico, brillante a veces e infernal y torturado en otras.

Nos despedimos del niño rebelde, del que empapeló la ciudad de Madrid con la cara de su musa, pero sobre todo su amiga Bimba Bosé, el que hizo de la pasarela un campo de experimentación emocional, del que se despidió al ritmo de la versión de la famosa canción de Bowie y refleja lo que ha sido para la industria de la moda: “We can be heroes just for one day“.

3 comentarios

  1. Dice ser rip

    La vida sigue, otros ocuparán su lugar. En España mueren diariamente mil y pico personas, es ley de vida el morir.

    05 Junio 2017 | 10:25

  2. Dice ser DEP

    Ojalá toda la gente del mundo, aún teniendo una vida de más de un siglo, sintiera acaso durante un instante las vibraciones que ilminan los cerebros de los genios. Acaso un instante podría valer todo ese tiempo para el resto. Ya son menos las cosas que quedan por hacer. Gracias por haberte dado una vuelta por este mundo, David.

    05 Junio 2017 | 13:29

  3. Dice ser 6 de junio

    @ Dice ser DEP

    Menos rollo, que a este tipo de genios siempre los encumbra de un modo u otro el capital, todo lo demás es fruto de tu imaginación.

    06 Junio 2017 | 11:53

Los comentarios están cerrados.