BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Abdominales y oblicuos: las tendencias nos quieren en forma

La cuestión es que a mí esto llevaba un tiempo oliéndome a chamusquina. Llamadme perspicaz si queréis.

Al poco de empezar las semanas de la moda con las colecciones de primavera verano, me fijé en que, no solo había más tripas al aire que en el Aquópolis, sino que la mayoría de las modelos tenían una tripa que ríete tú de los abdominales de Jacob en Crepúsculo. Pero ¿qué más daba? Es la pasarela, la mayoría de las cosas nunca llegan a colecciones reales y no se acaban convirtiendo en tendencia.

ALEXANDER WANG Y LOUIS VUITTON

ALEXANDER WANG Y LOUIS VUITTON

Lo que yo no sospechaba era que estaba viviendo mi versión particular de Señales de Mel Gibson, solo que en vez de ‘aliens’, nos invadían los abdominales.

A la moda, esa niña caprichosa que quiere todo y al rato se cansa y pide otra cosa, ya no le basta con que seamos delgadas, ahora tenemos que estar EN FORMA. Y ojo que, como buena friki del fitness, soy partidaria de estar en forma pero por salud y para verte bien, no porque sea imprescindible para que puedas llevar el modelito de turno, eso no.

¿Os acordáis de los Globos de Oro? Obviamente, fueron el domingo y llevamos una semana entera de bombardeo post-gala. Bien, en los Globos de Oro Kate Hudson lució un crop top con unos abdominales que, si hubiera estado presente en el asesinato de John F. Kennedy, su tripa habría repelido las balas que atentarían contra la vida del presidente.

Nos sentíamos seguros cuando el corte solo se llevaba en la pasarela. MARA HOFFMAN Y LORENZO SERAFINI

Nos sentíamos seguros cuando el corte solo se llevaba en la pasarela. MARA HOFFMAN Y LORENZO SERAFINI

“Los abdominales son el nuevo escote” rezaban las periodistas de moda. Y claro, una cosa es que tú o tu vecina del quinto llevéis escote en el pecho ( porque quieras que no, ser mujer, por lo general, implica que tienes tetas) y otra muy distinta llevar un modelito que necesite una tripa lisa, tonificada y bronceada como si llevaras un mes haciendo surf y comiendo pescado azul mientras te bronceabas bajo el sol caribeño. Ni tú, ni yo ni la del quinto tenemos abdominales como tenemos tetas. Bueno, tenerlos los tenemos, otra cosa son las capas que los cubran.

Pero ahí no acaba el asunto. Los abdominales fueron solo los círculos en los campos de maíz, los primeros avisos. Esta primavera verano el corte que será tendencia es el corte sobre los oblicuos. Toda inocente, viendo los desfiles de Mara Hoffman o de Lorenzo Serafini, confiaba en que el corte pélvico se quedase ahí, pero no. Al igual que los ‘abs’ de Kate Hudson, abrió la alfombra roja de los Globos de Oro en el vestido de Jennifer Lawrence. Que si lo hubiera llevado cualquier otra invitada, pues todavía, pero tío, ¡Jennifer Lawrence no! ¡No! No se lo pongáis a una actriz en la que todo el mundo tiene el ojo puesto porque se llevó premio. JLaw, nos la has jugado sin darte cuenta.

GTRES

GTRES

A los dos días, el corte, como si fuera una epidemia de ébola, llegaba a España en las caderas de Berta Vázquez que lo lució en los Premios Forqué. Aunque es innegable que a las actrices les sienta maravillosamente, al resto de los mortales, si queremos llevar el escote pélvico, no nos queda otra que machacarnos en el gimnasio a base de bien.

Pero mi pregunta es qué pretende la moda. ¿Utilizar las tendencias como excusa para que cambiemos nuestros hábitos y vivamos de manera saludable o es otra nueva forma de esclavizarnos en la guerra de insatisfacción que quieren que tengamos contra nuestro cuerpo? Abro el debate.

4 comentarios

  1. Dice ser A vista de pájaro

    Yo creo que lo que pretende la moda que la alta costura nos ofrecer es NO repetir formas y cortes de temporadas anteriores, innovar para que, la o el que pueda, se rasque el bolsillo siempre a la hora de comprarse algún capricho
    Para el resto, entre los que me incluyo…a ver si Mango o Zara en febrero presentan algo bueno, bonito y barato para que lo podamos llevar con o sin abdominales de escándalo y sin arruinarnos ni el bolsillo ni la moral.

    14 Enero 2016 | 12:41

  2. Dice ser marian

    Yo supongo que como bien dices lo que se pretende es generar una corriente “borrego” para que una parte (más influenciable) de la población femenina vaya corriendo al gimnasio e intentar lucir (no siempre con éxito) esas prendas que sin duda aparecerán por todas las tiendas.
    A ciertas edades (en las que me incluyo), la moda me influye mas bien poco por no decir nada (ya que en las tiendas hay lo que hay y punto), el problema está en esas jovencitas o no tan jovencitas, que sueñan con ser como esas modelos, esas serán las que den alegría al negocio de los gimnasios.
    No obstante también los escotes hasta el ombligo han estado y están muy de moda y francamente en mi ciudad no he visto ni uno (será porque en Burgos hace demasiado frío y faltan ganas de implarnos a Frenadol, claro que con este otro escote, serán las cistitis a tratar)
    Sea como fuere que las que puedan y quieran los disfruten a ser posible, sin sufrir demasiado.

    14 Enero 2016 | 12:45

  3. Dice ser Hype

    Está claro que la que ha escrito este artículo está rellenita y le molesta que la moda trate de mostrar el tipazo de las que lo tienen. ¿Qué problema hay en incentivar a las mujeres a ir al gimnasio (“como borregos” dicen por ahí) para hacer una vida sana ? Mejor eso que hacer creer que la belleza está SÓLO en el interior.

    14 Enero 2016 | 17:23

  4. Dice ser marian

    No se incentiva, más bien se intenta manipular de ahí el efecto “borrego”, pero francamente que cada uno/a haga lo que quiera con su aspecto, su salud y todo el invento

    15 Enero 2016 | 10:49

Los comentarios están cerrados.