Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Ateo, como la madre Teresa de Calcuta

Llevo días dándole vueltas a la doble vida vivida por la Madre Teresa de Calcuta, a raíz de la publicación de unas cartas suyas en las que descubre sus dudas sobre la existencia del dios al que había dedicado toda su vida. La versión moderna del unamuniano cura ateo “San Manuel, bueno, mártir”. Una imagen sabiamente elaborada para vender por el mundo el producto de la bondad cristiana, del desapego a las riquezas mundanas. El contrapunto al oropel vaticano, a las sedas púrpuras de los príncipes de la Iglesia, a las intrigas palaciegas de la curia romana.

Al igual que el Escriba Escrivá de Balaguer, esta monja de apariencia quebradiza fue para Juan Pablo II un instrumento más del mensaje ultra conservador de la iglesia católica. Ejercía su caridad en la India, un país agobiado por la pobreza y la superpoblación, pero era contraria a cualquier control de natalidad. Cuando una vez se le hizo ver tal contradicción contestó que “Dios siempre provee. Él cuida las flores y los pájaros y todo aquello que ha creado. Y los niños son su vida. Nunca llegarán a nacer bastantes”. Como siempre, para el dios de las contradicciones vale cualquier respuesta, por infantil que parezca.

“Nunca llegarán a nacer bastantes”. Por ello, este instrumento papal hizo campaña en Irlanda (a donde fue transportada en avión en primera clase) a favor de la prohibición del divorcio en el referéndum en el que se pretendía su abolición. Durante años, la maquinaria eclesial se encargó de acallar las voces de representantes de ONGs que denunciaban la falta de equipamientos básicos en sus hospitales (morfina, otros anestésicos, o antibióticos) mientras la Orden de la Misioneras de la Caridad a la que pertenecía manejaba fondos de millones de dólares en sus sedes fuera de la India.

Esta mujer, a la que Juan Pablo II se apresuró a buscarle un milagro tras su muerte para acelerar precipitadamente su camino hacia la santidad, era una integrista que consideraba el SIDA como “un castigo de dios por un comportamiento sexual inadecuado”. En vida se comportó como la papisa de una Orden multimillonaria que tiene en la India su escaparate de pobreza para obtener fondos, aunque ahora, en su muerte, su tránsito hacia la santidad puede ser incierto, tras la inoportuna publicación de sus dudas, más que dudas, sobre la existencia del dios que da de comer tan ricamente a sus hermanas en Cristo.

Esa doble vida de la que hoy pretenden hacer santa, para así seguir engrasando la maquinaria empresarial de la Iglesia católica, es la alegoría perfecta de las religiones, de su poliédrica moral, de su inmoral moralidad. Yo pude escapar de sus garras a los diecisiete años, pero la madre Teresa de Calcuta tuvo que morirse para poder decir al mundo lo que su trabajo cotidiano con los más miserables se empeñaba en demostrarle a diario: que dios no existe, que es imposible que exista alguien tan cruel y desalmado.

——————————————————————-

Meditación para hoy (otra): Leo que cinco niños y dos mujeres murieron ayer, y otras cinco personas resultaron heridas en un bombardeo aéreo estadounidense contra una vivienda en la ciudad de Samarra, a 125 kilómetros al norte de Bagdad. Un helicóptero de EEUU destruyó a bombazos la casa, con ellos dentro. Yo sabía de la existencia de Samarra por el cuento sufí más inquietante de cuantos conozco. Por él siempre pensé que Samarra se encontraba a uña de caballo de Bagdad, lo que en Galicia llamamos “unha carreiriña dun can”. Pero creo que tanto el mejor caballo como el perro más corajudo morirían en el intento si intentaran cubrir corriendo los 125 kilómetros que separan a ambas localidades. Dejando a un lado ese pequeño detalle, una licencia literaria, el autor sufí ya sabía de alguna manera, con varios siglos de antelación, que en 2007 es imposible escapar a la muerte, vivas en Bagdad o en Samarra. Este es el angustioso cuento de nunca acabar:

Vivía en Bagdad un comerciante llamado Zaguir. Hombre culto y juicioso, tenía un joven sirviente, Ahmed, a quien apreciaba mucho. Un día, mientras Ahmed paseaba por el mercado de tenderete en tenderete, se encontró con la Muerte que le miraba con una mueca extraña. Asustado, echó a correr y no se detuvo hasta llegar a casa. Una vez allí le contó a su señor lo ocurrido y le pidió un caballo diciendo que se iría a Samarra, donde tenía unos parientes, para de ese modo escapar de la Muerte. Zaguir no tuvo inconveniente en prestarle el caballo más veloz de su cuadra, y se despidió diciéndole que si forzaba un poco la montura podría llegar a Samarra esa misma noche. Cuando Ahmed se hubo marchado, Zaguir se dirigió al mercado y al poco rato encontró a la muerte paseando por los bazares.

“¿Por qué has asustado a mi sirviente? -preguntó a la Muerte-. Tarde o temprano te lo vas a llevar, déjalo tranquilo mientras tanto”.

“No era mi intención asustarlo -se excusó ella-, pero no pude ocultar la sorpresa que me causó verlo aquí, pues esta noche tengo una cita con él en Samarra”.

69 comentarios

  1. Dice ser pepe abella

    La «noche oscura» que vivió la Madre Teresa de Calcuta, documentada por un libro recién publicado, fue una especie de «martirio» debido a la «presencia-ausencia» de Dios, explica el padre Raniero Cantalamessa, OFM Cap.El predicador de la Casa Pontificia ha comentado la publicación de cartas inéditas de la beata, recogidas en el libro «Madre Teresa: Ven y sé mi luz» («Mother Teresa: Come Be My Light»), publicado por el padre Brian Kolodiejchuk, postulador de la causa de canonización de la religiosa, diez años después de su fallecimiento.En una de sus cartas, la Madre Teresa dice: «Hay tanta contradicción en mi alma: un profundo anhelo de Dios, tan profundo que hace daño; un sufrimiento continuo, y con ello el sentimiento de no ser querida por Dios, rechazada, vacía, sin fe, sin amor, sin celo… El cielo no significa nada para mí: ¡me parece un lugar vacío!».El predicador del Papa, a través de las ondas de «Radio Vaticano», ha aclarado que «este sufrimiento lacerante, provocado por el vacío de Dios, es el signo de que se trata de un fenómeno positivo».«Se trata de una presencia-ausencia –añade el sacerdote capuchino –: Dios está presente pero no es experimentado».«El que la Madre Teresa pudiera pasar horas ante el Santísimo [en la Eucaristía, ndr.], como dicen los testigos que la vieron, casi extasiada… y el que lo hiciera en estas condiciones demuestra que es un martirio», subraya.«Es un verdadero martirio, porque para quien no experimenta a Dios y siente ese vacío, estar durante horas quieta ante el Santísimo significa verdaderamente estar entre llamas», añade.«Es extraño que alguien se escandalice por estos escritos de la Madre Teresa o incluso que piense que, quien les está publicando, tiene que vencer las dudas de que la gente se escandalice», confiesa.«Para mí, esto hace más grande la figura de la Madre Teresa, no la empequeñece», sigue reconociendo Cantalamessa. «Los ateos “normales”, comunes, no quedan afligidos por la ausencia de Dios; sin embargo, para la Madre Teresa era la prueba más terrible que podía vivir».«Creo que la Madre Teresa tiene verdaderamente la talla de los grandes de la santidad cristiana, precisamente por su capacidad de esconder estos fenómenos, de vivirlos personalmente en lo íntimo de su corazón».«Quizá lo hizo precisamente en expiación por este ateísmo creciente que se da en el mundo de hoy, pues en el fondo la Madre Teresa vivió este vivir como si Dios no existiese positivamente, con fe, del lado de Dios», indica.La «noche oscura», aclara el padre Cantalamessa «es muy conocida en la tradición cristiana; quizá lo nuevo ha sido la manera en que la vivió la Madre Teresa».«Pues mientras la “noche oscura del espíritu” de san Juan de la Cruz es un período generalmente preparatorio al definitivo, que se llama “unitivo”, en el caso de la Madre Teresa parece que fue un estado estable, a partir de un cierto momento de su vida, cuando comenzó su gran obra de caridad, hasta el final».«Desde mi punto de vista, esta prolongación de la “noche” tiene también un significado para nosotros hoy. Creo que la Madre Teresa es la santa de la era de la comunicación, pues esta “noche del espíritu” la protegió de la posibilidad de convertirse en víctima de los medios, es decir, de que se exaltara a sí misma».«De hecho –concluye el fraile capuchino–, ella misma decía que ante los más grandes honores y ante el interés de la prensa, ella no sentía nada porque vivía este vacío interior. Era una especie de escudo protectivo para atravesar la era de los medios de comunicación».

    28 agosto 2007 | 12:49

  2. Dice ser Jose M.

    …las verdades ofenden…? o duelen?igual joden mas al becario.

    28 agosto 2007 | 14:06

  3. Dice ser lusty

    Para quien sepa inglés le recomiendo el comentario el artículo publicado hace unos años( no por que esté de moda criticar a esa anciana)por Christopher Hitchens, muy revelador para conocer con profundidad la hipocresia de la iglesia y su abanderada.En youtube, Penn and Teller, un duo de humoristas tb hablan del timo de la Madre Teresa. Mezclan entrevistas serias con sus comentarios a cerca del tema.Hay que reconocerle a la iglesia lo hábil que es para asimilar cualquier disidencia o podredumbre y presentarla como algo normal, incluso loable.Atea, sí, gracias. Pensamiento perezoso y acrítico: NOOO

    28 agosto 2007 | 14:56

  4. Dice ser lusty

    El artículo se encuentra en la revista digital SLATE.

    28 agosto 2007 | 14:57

  5. Dice ser curro

    Me acuerdo de San Escrivá de Balaguer, manda güevos, como diría su discípulo.

    28 agosto 2007 | 15:33

  6. Dice ser pepa

    Sí, la verdad es que los últimos santos no son muy ejemplares. Pero es lo que hay. Entre el baboso del Escrivá, el ultraderechista del papa anterior y esta pobre monja reseca y dudosa me quedo con esta última. Por lo menos ella dudaba y lo reconocía.

    28 agosto 2007 | 17:14

  7. Dice ser pericles

    Teresa de Calcuta, ¿Un nuevo caso de San Manuel Bueno Mártir?Cuando oí esta noticia, automáticamente me acordé de esta novela de don Manuel de Unamuno, y que tanta influencia tuvo en mi adolescencia. Con dieciséis años, y una fe ya tambaleante, la lectura de esta obra, en la que el personaje probo, honesto, comprometido con todo el pueblo en el que vivía, Valverde de Lucerna, que consigue convertir al descreído Lázaro y hacerle continuados de su obra. Que en un diálogo con éste le confiesa que no cree en Dios, pero le recomienda por el bien de la comunidad el aparentar que todos los buenos actos se realizan en nombre de la religión (“¿Fingir?,¡fingir no!, eso no es fingir!”, son las palabras textuales) y de las buenas costumbres y de la convivencia. Todas estas reflexiones me inclinaron del lado de los descreídos. Y a valorar más los actos que realizan los seres humanos en sí mismos, que a las formas que éstos tomen.En este sentido, mi opinión sobre la madre Teresa de Calcuta es la de una persona que hizo mucho bien por muchas personas, en un ambiente duro y hostil. Una persona que, como ocurre en tantas organizaciones, fue utilizada y manipulada por la organización a la que decía servir (La Iglesia Católica) para justificar o mejorar su imagen. Una imagen que tantas veces esta iglesia contradice. Se puede estar en desacuerdo con ella en asuntos como los anticonceptivos o con el aborto, pero en lo que sí que tenemos que estar de acuerdo, todos los que mantenemos posturas diferentes a las suyas, es en dar su justo valor a todas las personas que como ella han amor, respeto y ayuda de forma altruista a sus semejantes. Somos muchos los que creemos más en la justicia social y la igualdad de oportunidades que en la caridad, que es mejorar un poco la situación de las personas desfavorecidas sin varias las estructuras sociales ni económicas. Pero creo que en este, como en otros casos, no deberíamos juzgar las motivaciones ni la ideología de nadie, sino simple y llanamente sus actos. Tanto los buenos, como los malos. Y en este caso, la apariencia al menos, es que en la balanza pesan más los primeros.Saludos.http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Creia/Dios/Teresa/Calcuta

    28 agosto 2007 | 17:17

  8. Dice ser pericles

    En otro orden de cosas, he leído que entre algunos tertulianos se ha abierto un cierto debate sobre cuáles son los verdaderos nacionalismos o los malos. O sobre el origen y la verdadera entidad de este país en el que vivimos, de nombre España. Muchas pueden ser las opiniones y las sensibilidades. Unitarismo o pluralismo o separatismo. Federalismo o centralismo. Oportunismo o pragmatismo. Esto parece un nuevo debate al estilo de los noventayochistas de principios del siglo XX, cuando analizaban a España como problema. Dejo dos enlaces, uno a un interesante artículo que trata sobre este asunto, y otro a un libro de lo más interesante, objetivo y pragmático, que realiza un análisis sintético pero profundo de nuestra Historia de España. Barato y fácil de encontrar, recomiendo su lectura tanto a quienes hablan de oídas como a quienes si que han leído y profundizado en la Historia de la Península Ibérica. Un libro capaz de romper muchos mitos, tanto centrípetos, como centrífugos.http://www.agapea.com/HISTORIA-DE-ESPAnA-n644793i.htmSaludos.

    28 agosto 2007 | 17:19

  9. Dice ser hormiga

    Me da igual si creía en Dios o en el Diablo. Era una jodida metementodo, ¿nunca serán bastantes que? niños o muertos de hambre?

    01 septiembre 2007 | 21:13

  10. Dice ser Pipina

    La verdad es que siempre creí que en el fondo eras una buena persona, manolo, o al menos bienintencionado (tanto machaque sobre la superioridad moral de la izquierda acaba haciendo mella en una…) Pero después de tu columna de hoy me resulta imposible seguir pensándolo. ¿Cómo se puede denostar e insultar a una persona que ha hecho tanto bien como Teresa de Calcuta, simplemente porque aborreces la religión que profesaba? Es un ejemplo más de cómo tu sectarismo te hace impermeable a la realidad de las cosas.

    03 septiembre 2007 | 09:36

  11. Dice ser nombre

    Estos comentarios contra la caridad y la verdadera justicia son deplorables.¡Qué feo debe ser vivir amargados como ustedes!

    05 septiembre 2007 | 13:26

  12. Dice ser Fidel

    Que m!erdas que hacen algunosDeformando conciencias hasta el hartazgoluchen por el bienpor el bien del mundo,contra todas las cosas malas y quienes las hacenno gasten energias en una lucha equivocadapues ves la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio

    06 septiembre 2007 | 21:16

  13. Dice ser igor

    Sr Saco: Los ateos nunca han tenido argumentos serios y racionales que nos convenzan de la inexistencia de Dios.El título de este artículo me da la razón, sentirse bien porque la madre Teresa era atea, me parece absurdo.Todas las personas medianamente informadas saben que sólo tenía dudas como todo ser humano y que toda su vida estuvo consagrada a DIOS. Este nuevo argumento, no creo que los favorezca. La vida al final es una gran apuesta y sólo la vives una vez, no hay repechaje,y como dice Pascal,gran filósofo francés;si al final ningún argumento sobre la existencia de Dios te convence,uno debería utilizar la Teoría de la apuesta y esta dice que si uno apuesta por la existencia de Dios y al final resulta que es cierto,puede que ganes algo, de lo contrario, si apostaste que no existia y luego ocurre que si existe, caput! lo pierdes todo.Yo prefiero jugar a ganador.

    13 septiembre 2007 | 03:05

  14. Dice ser america

    Cuando estas sumergido dentro de la pobreza y la miseria humana, los niños enfermos y deformes, leprosos sidosos a los que solo les queda el consuelo espiritual… pues se duda de Dios, pero te dire que despues tu Fe aumenta…. lei hace muchos años atras una carta de la Madre Teresa,a su consejero donde apenada,cansada decia que hace mucho no sentia a Dios en su vida y otras cosas … justo cuando mi Fe, estaba segada por la impotencia de mi labor pastoral, y llore mucho por que entendi palabra por palabra lo que ella expresaba en sus lineas… me ayudo en su momento … hoy soy conciente que Dios existe en cada uno de nosotros y que las manos de la hermana teresa y las mias y tuyas son de el.SOMOS LO QUE HACEMOS.

    16 septiembre 2007 | 08:04

  15. Dice ser katya

    sabias que la hermana teresa de calcula, de los niños que tenia a su cargo, cuando no teni que comer para si, de los sobros de sus comidas era lo que ella terminaba por comer, sabes, es facil criticar a quien a ahora no puede defenderse, si bien es cierto la iglesia no tiene la última palabra ni la verdad absoluta encuentra en los mas pobres la riqueza del espiritu en dar y no en ricibir.

    22 octubre 2007 | 22:46

  16. Dice ser jajajajajajaja

    Buenísimo! Salvo raras excepciones, lo que veo solo son gente inculta, gente que cree saber algo de historia porque lee Los pilares de la tierra y escucha Mago de Oz. Que cree saber acerca del hoy, porque lee 20 minutos o los periodicos que no enseñan nada. Las conclusiones filosóficas de algunos son maravillosas, nisiquiera en la Complutense son tan baratos. Las hermanas de la caridad, tenía una hermana que iba tres veces por semana a una villa miseria en buenos aires. Nadie sabia que existían monjas que se pasaban el día recorriendo las calles jodidas de las villas y ayudando, dando de comer a gente que literalmente no tiene a nadie. Y no los adoctrinan, como suponen algunos. Y esa comida, la paga quien? a sí, los millones ocultos de la madre teresa, esa mujer codiciosa y egoísta, rodeada de lujo (una vez viajó en primera clase a irlanda!!!!!)POr favor, señores, de los cuales seguro que ya hay alguno que otro mayorcito…salgan a la calle, vean un poquito de mundo, porq la tele y los bestseller, poco les va a enseñar…FIRMA: conspirador papal, para la dominación del mundo, y sometiemiento de la humanidad. (maldito dan brown, nos ha descubierto!)

    26 octubre 2007 | 10:53

  17. Dice ser Jesús Javier (Cuba)

    Lo importante no es criticar obusacar ellado malo de las cosas cuando la Iglesia se ha proclamado Santa, Humana y pecadora. Los Santos, se han hecho grandes con sus dudas, casi todos tuvieron en algún momento dudas de su fe. No extraña que personas como este periodista “amarillo”, pretendan buscar manchas en lo brillante. Antes de eso podían haber hecho las cosas que hizo ella o intentar construir un mundo verderamente mejor. Dudo que los familiares de Madre Teresa en Pleno siglo XX TUVIERAN ESCLAVOS, pero de ser así, ella no fue su familia. Dichosa eternamente ella por su obra ysi dudó, esparte de la naturaleza humana.

    14 noviembre 2007 | 22:39

  18. Dice ser juan orozco

    esta pagina es una verguenza. todos los que escriben aqui , tienen cagada en la cabeza en vez de materia gris . no se como ingrese a esta porqueria . espero no ingresar nunca mas . hijos de puta

    05 diciembre 2007 | 05:15

  19. Dice ser carlo

    1.- Es obvio que no conocen la vida de la madre Teresa de Calcuta. Mejor lean un poco y después opinen.2.- También escribe harto ignorante que se cree dueño de la verdad, demostrando su intolerancia a los que no piensan como ellos.3.- Sobre el aborto es un asesinato y punto, que haya mucha gente en la India no es significa que se maten niños. se trata de VALORES, y el primero es el RESPETO A LA VIDA, en todo caso, si un niño traerá preocupación que maten a la madre y al padre, en vez que maten a un inocente.4.- El SIDA es producto de ls promiscuidad de las personas, el Sida no apareció por arte de magia, apareció por las relaciones homosexuales ( que son contrarias a las naturaleza).

    18 diciembre 2007 | 22:15

Los comentarios están cerrados.