Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Su reino es de este mundo

Creo que una de las razones del éxito del radicalismo cristiano de los últimos años, comenzado por Juan Pablo II y continuado con mayor energía, si cabe, por su gran inquisidor Ratzinger, ya Benedicto XVI, es la reacción y contrapeso a la pujanza misionera de los países islámicos. Y digo bien países islámicos, mucho mejor organizados y cohesionados por su religión, como común denominador, que los cristianos. Reunidos en un bloque más o menos homogéneo dentro de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), forman parte de ella 57 países, de los 251 soberanos del planeta.

Ya el hecho de definir un país como islámico, es decir, donde la doctrina religiosa del Islam es la ley misma o su inspiradora, retrotrae a esos países al estado mental, social y económico de la alta edad media, en la que imperaba la verdad revelada de los dioses (falsos, como bien sabéis), administrada sabiamente por sus sacerdotes. A este lado de la trinchera, el santo Josemaría Escrivá (antes Escriba) suspiraba por estar al frente de una comunidad de fieles con la “fe del carbonero”, que, en la escala de valores de un marqués que soñaba en vida con la santidad, era algo así como el escalón más bajo de la sociedad. Las religiones los prefieren carboneros, incultos, de fe ciega, que son los que ya no tienen nada que perder pero mucho que ganar, y a los que es fácil convencer de que un cinturón de explosivos adosado a la cintura puede catapultarles al paraíso. En trozos pequeños, pero directamente al paraíso.

Lo malo es que en los países cristianos quedan pocos carboneros, mientras que en los islámicos, la mayoría de ellos los más pobres de la Tierra, todos son carboneros, cuando no simplemente carbón mismo. El perfecto caldo de cultivo para los salvadores. Mientras la iglesias cristianas se despueblan, las rebosantes madrasas y mezquitas de todo el mundo se radicalizan.

Ayer, por ejemplo, en Yakarta, la capital de Inonesia, uno de esos estados donde se gobierna mediante la ley islámica, la sharia, se reunieron cerca de 100.000 personas para pedir el establecimiento del gran Caifato mundial que unifique a todos los países islámicos ¡incluido España! Yo imagino la envidia del Vaticano ante noticias como éstas, admirado quizá de la habilidad de sus colegas vendedores de dioses para extender su producto por todo el mundo con éxito tan certero, incapaz de detener la sangría de fieles incluso en sus propios territorios históricos, donde los carboneros de América, de norte a sur, son seducidos por los talibanes de las iglesias evangélicas.

Por eso, episodios como éstos me hacen pensar que la radicalización lenta pero progresiva de los católicos, desde Polonia a España, está siendo animada por los departamentos de imagen de la Curia romana, como la única estrategia posible contra la invasiva radicalización islámica y de las iglesias evangélicas, dueñas de poderosas cadenas de radio y televisión, a falta de capillas sixtinas, que están depredando su territorio.

A este lado de la civilización nos puede parecer ridículo, cómico y trágico que una iglesia pretenda imponer su criterio a toda la sociedad en contra del divorcio, el aborto, el matrimonio homosexual, la asignatura de Educación para la Ciudadanía… Pero toda esta carga ideológica, transportada en el tiempo, en un salto atrás de siglos, a ese lugar nebuloso y medieval al que los curas talibanes de toda laya les gustaría confinarnos, y en el que se encuentran la mayoría de las repúblicas islámicas o los habitantes de algunos estados de la América profunda, esa ideología retrógada cobraría entonces una lógica rotunda, la que justifica la fe en seres mágicos como un principio superior al de la razón.

Y por si alguien piensa que es mejor, en todo caso, el radicalismo de Rouco, Ratzinger y Cañizares que la amenaza del califato panislámico propuesto ayer en Yakarta, no tiene más que entrar en una biblioteca y repasar la historia del cristianismo y de cómo el emperador Constantino nos convirtió a media humanidad a su fe, a golpe de hostias, de torturas y a cristazo limpio.

65 comentarios

  1. Dice ser pericles

    Andros, esta historia que nos has contado me recuerda a otra. Fue noticia, hace muy pocos días, que en una piscina de Madrid, concretamente la ubicada en el barrio de Villaverde, de Plata y Castañar, un empleado de las instalaciones fue agredido por un hombre de etnia gitana, cuando éste indicó a una mujer de la misma etnia que no se podía bañar vestida. La cuestión aquí es que una persona de baja extracción social e ínfimo nivel educacional contesto de forma violenta cuando alguien impidió que realizara una acción reprochable por motivos de higiene. ¿Fueron la etnia, las creencias religiosas, la extracción social o el bajo nivel cultural quienes originaron este comportamiento violento? Creo que de todo un poco, pero sobre todo esto último. Una persona con elevado nivel económico o cultural reacciona amenazándote con sus abogados o conque no sabes con quien estás hablando. Alguien de las características anteriores, que lo mismo puede ser de etnia gitana, como español blanco patanegra, con lo único que tiene para poder intimidar, la violencia.En estos casos, y lo digo por propia experiencia, para evitar conflictos, lo mejor es dirigirse a todo tipo de personas que realizan un acto reprobable con educación y buenas maneras. En el caso que nos ocupa, haciéndoles entender que el acto que les estás reprochando no lo es porque sean ellos quienes lo cometan, sino por motivos de higiene. Aun así, sé perfectamente que son muchas las ocasiones, tanto en el caso de ciertos individuos, como de determinados países, que con esto sólo no basta. Para eso deberían funcionar correctamente los organismos y las instituciones encargadas de mantener dicho orden. A nivel doméstico, la policía y los jueces, y en otro más amplio, los organismos internacionales, especialmente la ONU. Ya sabemos que no funcionan como a todos nos gustaría, pero creo que hay que seguir insistiendo, porque la siguiente solución pasa por utilizar la contundencia y la fuerza. Y las consecuencias, siempre, son peores.Saludos.

    15 agosto 2007 | 11:19

  2. Dice ser andros

    pericles, totalmente de acuerdo, la educación y la cortesía suelen hacer milagros, aunque tengo la siguiente teoría: en el mundo se hablan trés idiomas, por orden de usuarios, a saber; 1º el del dinero. 2º el del palo y 3º el de la razón (educación, cortesía, etc.). el 1º y el 2ºlos entiende todo el mundo, el 3ºes hablado por muy pocos.salú.

    15 agosto 2007 | 11:55

  3. Dice ser Javier (n)

    Hola smg,La distinción fundamental que tenemos que hacer todos, entiendo yo, es en qué ámbitos de la vida de be entrar el derecho y en cuáles no.Por supuesto que no podemos llevar todos la llave del semáforo. Porque los semáforos, a través de las leyes, regulan la convivencia, la relación entre las personas.El problema surge cuando las leyes no regulan actos de convivencia de la sociedad, sino actos de comportamiento individual o que limitan el libre albedrío de dos o más personas mayores de edad, cuyo acuerdo es prohibido por la ley.Cuando una ley me obliga a no consumir droga y a no comprarla, o en no contratar los servicios de una prostituta, o a estudiar religión, está interfiriendo en mi capacidad de obrar como adulto, en un asunto que no interfiere en la convivencia.Uno puede decir: Que contrates a una prostituta o que consumas droga o que recibas clases de religión sí afecta a la convivencia, porque si practicas sexo a cambio de pago promueves un negocio que a la mayoría de la sociedad le parece repudiable, o si consumes drogas tienes mayor riesgo de enfermar y la seguridad social la pagamos entre todos y si no vas a clase de religión no entenderás a los creyentes y se sentirán ofendidos.Ese razonamiento es peligroso. Porque un día nos pueden prohibir mantener relaciones sexuales con quien a nosotros nos parezca mejor, porque corremos el riesgo de quedarnos embarazados y ese hijo puede resultar una carga para la sociedad (o al contrario, da lo mismo, que nos obliguen a tener hijos), o a dejar de alimentar a los jubilados porque las pensiones las pagamos entre todos (¿Por qué podemos alimentar a los jubilados y no podemos consumir drogas?) u obligarnos a practicar deporte o impedirnos salir de casa los días de ocio…Cuando hablamos de libertad y del individuo no proponemos nadie que cada uno pueda hacer lo que quiera. Regular el espacio físico para no chocarnos por la calle es imprescindible.Lo mismo que regular el funcionamiento de las colas en las farmacias. Pero no creo que una ley deba prohibir que todos los que están en la cola decidan ceder el paso a una persona (por el motivo que sea). Y tampoco obligarle a cecer el paso. La ley regula uns principios y luego, los adultos, tenemos que poder ponernos de acuerdo, si nos da la gana, de espaldas a la ley.Soy un defensor de la ley. La moral y la ética individuales no sirven para nada en la regulación de la convivencia. La pena de muerte es legal si la aprueba la mayoría y por tanto no reprobable. No hay Derecho Natural.Pero a mi me gustaría, y por eso trabajo, que esa ley no se meta, como se ha metido y se sigue metiendo, en cuestiones puramente personales. En si puedo o no casarme con una persona del mismo sexo, en si puedo o no puedo comprar drogas, en si tengo o no tengo que llevar cinturón de seguridad en el coche, en si tengo o no tengo que ir al colegio por la mañanas, en si puedo o no puedo contratar sexo de alquiler.Hemos ganado mucho en libertad individual en los últimos años. Pero ¿es suficiente? Yo creo que todavía hay muchos prejuicios frente a la libertad del individuo. Por culpa de esos prejuicios es posible que mañana gane el PP e imponga la clase de religión para todos. Me sale urticaria de pensarlo. Igual que gane el PSOE e imponga educación para la ciudadanía.O que gane el partido de los científicos y nos impongan a todos estudiar astronomía o vete a saber qué. ¿Puede estar la educación de nuestros hijos en manos de la mayoría que gobierne? Yo defiendo que no.Para eso, no veo otra solución que dejar la educación de los hijos en manos de los padres. Igual que se deja en ellos la responsabilidad de concebir.¿Por qué los padres si pueden decidir si traen o no traen un hijo al mundo pero en cambio no pueden decidir si lo educan de esta forma o de aquella otra? Yo no veo coherencia alguna. En China son más coherentes. Que nos guste o no su modelo es una cuestión de valores morales. Nosotros hacemos exactamente lo mismo que hacen ellos, la misma pauta de comportamiento, sólo que con asuntos que a nosotros (a la mayoría) nos parecen “razonables”. Basta con que a la mayoría le parezca razonable limitar el número de hijos por familia y estaremos en la misma situación.Un saludo religiosoJavier

    15 agosto 2007 | 13:07

  4. Dice ser smg310

    Estimado Javier(n)Me uno a al comentario sobre lo agradecido que resulta dialogar en calma y con ideas diferentes.No solamente chocamos al utilizar el espacio físico, que hay que ver la manía que nos da por salir todos al mismo tiempo, también nos enfrentamos, ojalá que siempre de forma pacífica, por proyectar de diferente manera las relaciones económicas y las pura y simplemente relaciones entre dos individuos.Por ahora en nuestras sociedades complejas, ni siquiera los teóricos del anarquismo son capaces de presentar una sociedad sin leyes, esto es, sin regulación de las libertades individuales y por supuesto también los límites de la autoridad competente. Porque delegación para ejercer funciones de control y sanción siempre habrá. Resulta inimaginable que los habitantes de una ciudad nos reunamos todos para elaborar reglamentos, conocer de las denuncias y dictar las sanciones que correspondan.Los comportamientos individuales, o mejor la libertad individual, en cuanto tenga trascendencia o repercusión social, esto es influya en la vida, hacienda y proyectos de los demás individuos, que también son individuos no lo olvidemos, deben estar sometidos al menos a control y fiscalización. De su mayor o menor grado de repercusión, se derivará que tal comportamiento deba ser regulado. Me explico, la ley que reconoce el derecho a contraer matrimonio por personas del mismo sexo no obliga a casarse, pero las repercusiones económicas y sociales que supone la celebración de un contrato necesita por razones de seguridad y eficacia su reconocimiento jurídico. En este caso Leviatán se pone de parte de los individuos y su libertad, pero les pide que por favor registren su contrato, porque si no es así no sabemos a quien pagarle la pensión, quien hereda….etc.En cuanto que los adultos podamos acordar actuar de espaldas a la ley, perdone que no le crea y lo considere un asunto para provocar discusión y entretenimiento. Si la ley merece nuestro rechazo, debemos ponernos de acuerdo para cambiarla, sustituirla , e incluso combatirla, por los muchos medios que una sociedad democrática pone a nuestro alcance. La resistencia cívica no es la menor de las armas que están a su disposición. Si tenemos que violentar una ley, será una ley injusta e inútil.Además quién decide qué ley es la que no hay que cumplir, qué motivos aducen, a quien perjudicamos en su incumplimiento. Qué grado de consenso existe. En fin todo es mas complejo; repito enunciarlo resulta fácil y hasta pegadizo su estribillo, pero, pero..En cuanto a otras cuestiones relacionadas con la formación, que Vd., llama educación, en ese punto nos distanciamos. Insisto que solamente una institución que cuente con todos los medios técnicos y humanos precisos puede formar técnicamente para el ejercicio de una profesión u oficio. Así que habrá que ir al colegio dentro del horario que suponemos a casi todos conviene. No me imagino a ningún padre formando a sus hijos desde la infancia hasta que estén licenciados en física nuclear.Pero si a lo que se refiere es a enseñar, adiestrar, informar de los rudimentos y comportamientos que nos ayudan a relacionarnos con los demás y además instruir e informar sobre el marco jurídico en el que se desarrollan nuestras relaciones económico sociales, podremos discutir, disentir, todo lo que Vd., quiera, pero de esa tarea tampoco podemos excluir a la autoridad competente. Sean las que sean nuestras ideas, siempre que ellas se encuadren en lo que entendemos por el arco democrático.Y yo que quería hablar de moros, cristianos, y malos y buenos.Salud, República y más escuelas

    15 agosto 2007 | 18:38

  5. Dice ser smg310

    La situación actual del conflicto, real y no aparente, que enfrenta a musulmanes con nuestro mundo occidental, cambia tan rápidamente de protagonistas e incluso de escenarios que es difícil remontarnos mas allá de algún suceso casi reciente para observar el proceso y su descomposición.Quiero antes advertir que no voy a exculpar a los islamistas de su responsabilidad, así que si alguien pretende escudriñar para devolverme como boomerang mi complacencia con ellos y mi laica intransigencia con otras religiones no siga leyendo.El actual estado de cosas no se explica única y exclusivamente como reacción a una decisión reciente, equivocada desde luego, y que conocemos como invasión de Irak. Forma parte de un conjunto de causas y consecuencias; consecuencias que a su vez originan y justifican para una parte otras causas de conflicto.Lo que sí es novedoso es la aparición del fanatismo islamista como catalizador primero, y actualmente como principal combatiente en el proceso de lucha de los países situados en lo que llamamos próximo y medio oriente.Creo, escribo de memoria y sin consultar datos, que su primera aparición armada fue en Egipto en el atentado a Sadat, ya por entonces la guerrilla islamista había hecho acto de presencia en Afganistán, pero su poder era limitado y su ánimo expansionista no se detectaba. Además hay que decir que los movimientos de emancipación de las naciones árabes no se apoyaban en declaraciones de islamismo, al contrario las encabezaban oficiales muy occidentalizados y bastante alejados de una religiosidad radical.Así que la pregunta deber ser ¿por qué el brote de islamismo? No creo que Mahoma viniera a echarles una arenga. La arenga si la hubo, que yo creo que sí, la interpretaron algo así como los tres tenores, EEUU, Rusia y el conflicto entre Israel y Palestina.De los errores estratégicos, de las ambiciones económicas, de la carrera por el poder, nos ha nacido un monstruo que amenaza con devorarnos, y que hasta ahora no sabemos dominar.Salud, República y mas escuelas

    15 agosto 2007 | 19:08

  6. Dice ser La mala educación

    Supongo que esa altivez ante la Iglesia es porque la enfermedad que le aparto de su blog durante unos meses fue psicológica… algo que se puede solucionar con pastillas u otros medicamentos y no fue algo físico porque si no el miedo y ese olorcillo putrefacto a muerte le haría más humilde en sus comentarios.Pero es su opinión, quiere hablar del Islam pero mete a la Iglesia católica para no variar y para, y a modo de prosa vengarse de aquellos sacerdotes que además de los saberes y conocimientos escolares, en los armarios le enseñaban otros artes amatorios por los cuales usted está colérico con está religión, no le culpo.Aún así en cuestiones históricas es un ignorante, usted quédese en la “memoria histórica” de su querido mister president que más allá de la guerra civil le noto un poco cojo. Constantino tenía menor número de tropas pero tenía la ignorancia, fanatismo, sectarismo y estoicismo del soldado raso romano, soldado que admitía cualquier destino claro está si este destino tenía después un final feliz, en el paraíso cristiano o pagano, da igual, si creían que estaban bendecidos por un dios se enfrentarían a cualquier destino. Así, el se invento que vio la cruz cristiana y que Dios le dijo que bajo aquel símbolo ganarían la batalla, los soldados creyeron y por eso lucharon mejor. Era emperador pero también político, antes los emperadores no se libraban de ser asesinados y por eso tenía que ganarse al pueblo que alarmantemente estaban abrazando a miles la fe católica. Con el catolicismo que se expandió claro que si por medio mundo conocido, se suprimió entre otras cosas matar a esclavos en el circo, se seguía con el esclavismo pero no a escalas como en tiempos anteriores y se dejo de masacrar a católicos para su desgracia. Ha sido una religión perversa hay que admitirlo y también muy sangrienta, pero en épocas pasadas que no se corresponden con la actualidad cosa que si ocurre con el Islam. En tiempos de Constantino, bajo su imperio y mandato pocos eran las fechorías católicas pero fíjese lo que hacían los germanos por aquellos años, a los homosexuales por no ser honorables les metían en lagunas hasta morir y al hincharle los cuerpos el agua se quedaban allí durante décadas, para ellos viajar al paraíso debía hacerse quemando a los cuerpos para fusionarse con el aire, le sonará Tolkien y su influencia de estas culturas germánicas y nórdicas, el copio en su libro como los hombres se quedaban en las fosas y sus espíritus no se marchaban… fíjese las otras culturas. O fíjese en los romanos antes de convertirse al catolicismo, las culturas precolombinas… de todas las religiones posiblemente la católica sean de las más “suaves”, que su odio no le ciegue, lo que hicieran esos hombres de sotana con su real culo en la infancia, no significa que todos sean así o que sean los más perversos.

    15 agosto 2007 | 21:15

  7. Dice ser smg310

    ¡Jodo! lo de mala o buena, él lo sabrá, lo que sí reconoce es que la pederastia abunda entre el sotanerío. Y debe haberlo conocido de muy cerca para hablar con tal conocimiento de causa. ¡Vamos que ni lo pone en duda!.No tengo claro si el empalamiento de indios, fue antes o después de Constantino. ¿Pero no hemos quedado que todos descienden del padre Abraham?.Lo que discutimos no es quien mata o mató mejor, lo que discutimos es si tienen derecho a condenarme a muerte, además de manera eterna, que siginifica para siempre, por no creer en supercherías, como que el pan se convierte en carne. ¡Encima antropófagos! Y vampiros. ¡También beben sangre humana! Porque era hombre y dios a la vez. A la vez. ¿O alavés?, de Alava.salud, República y más escuelas.

    15 agosto 2007 | 22:22

  8. Dice ser la mala educación.

    Smg310, si te condenan al infierno… no seas lerdo que se que eres inteligente, te condenan cuando estés muerto y como estás muerto y después de está vida no hay otra en realidad te debe resbalar un poco lo que te dijeran a no ser que creas en otra vida y entonces peques de hipocresía.Yo no pongo en duda la pederastia de ciertos miembros de la Iglesia, es obvio que se cometen tales crímenes pero no hay que extenderlo a todo el mundo, porque el tal Manolo dueño y señor de todo cuanto ves le hicieran un ajuste de culata y expulse bilis por su boca cada vez que habla de la Iglesia no quiere decir que todos sean así aunque así el lo hiciera parecer. Yo es que no se lo que hacen dentro de las escuelas de curas porque fui a uno público… pero el parece saber mucho del tema que fue a uno de curas. Pero ya mete temas históricos y además con Constantino que abolió entre otras cosas matar a gente en los circos por el cristianismo, y en otras culturas han sido más brutales, tremendamente más brutales por la misma causa la religión, por tanto el opio del pueblo no es una religión en concreto si no todas ellas, unas más sangrientas que otras pero viendo el percal la que menos ha masacrado ha sido la católica.Laura, los comunistas han matado 100.000 millones de personas, medita un poco porque cuando los católicos tenían poder verdadero 100.000 millones era el doble de la población Europea y de América, no seamos crios por favor. Los católicos en 2000 años directa o indirectamente no han matado esa cifran de lejos entre otras cosas porque cuando ellos podían decidir no existía tal cantidad de personas a no ser que barrieras naciones enteras por la Iglesia, en tierra santa mandaban 20.000 soldados o 100.000 que fue la cifra que mando Barbaroja emperador del Sacro Imperio Romano y evidentemente no todos murieron y no todos mataron esa cifra. Lo que hace pensar que cualquier dictadura de 50 años del siglo pasado se ha pasado por el cuchillo a millones de vidas más que la Iglesia en 2000 años… y en letras mayúsculas para que lo captes CURIOSAMENTE SALVO FRANCO LOS DEMÁS DICTADORES ERAN ATEOS, ES DECIR, QUE LAS MAYORES MASACRES COMETIDAS CONTRA LA HUMANIDAD NO LAS HAN HECHO PERSONAS QUE CREYERAN EN UNO O 1000 DIOSES, SI NO LOS QUE NO CREIAN EN NI UNO.

    16 agosto 2007 | 11:47

  9. Dice ser pericles

    Laura, tradición y religión, tradición e ideologías están íntimamente unidas a la hora de cometer actos de barbarie. Al igual que muchas religiones, como la musulmana, o anteriormente la cristiana cuando se convirtió en Europa en oficial o las precolombinas en América Central, basaban y basan sus creencias en la brutalidad y la violencia contra otros seres humanos, no es menos cierto que todo tiene un origen en usos y costumbres ancestrales.Así, en los países que cita, Rusia, China o Camboya, entre otros, antes de la instauración de regímenes comunistas ya tenían sobre su Historia una larga tradición de injusticias, brutalidades y crímenes variados. En realidad, la Historia de la Humanidad es una larga crónica sobre el crimen, la codicia y la injusticia en sí misma. Lo que ocurre es que el fanatismo, cuando llega a su grado extremo, tiende a perder el respeto y la consideración por cualquier individuo humano, al que sacrifica en aras de un fin superior. Así, los fanáticos dirigentes de estos tres países, a los que podríamos unir otros muchos más, en su ceguera y locura, consideraban que todo el que no se adaptara a su sistema unitario debería ser reeducado mediante la brutalidad o simple y llanamente eliminado. Pero todos estos actos no tienen que ver en ningún caso con las ideologías (al menos, no con todas, que algunas, sí). En la mayoría de las ocasiones tienen que ver más con el fanatismo y con el iluminismo personal de sus líderes y de sus seguidores más radicales.Por cierto, tampoco hace falta que se vaya excesivamente lejos, aquí, en España, entre 1939 y 1945, fueron ejecutadas más de 50.000 personas, depuradas cientos de miles y otros muchos murieron en la cárcel sufriendo malos tratos y penalidades. Entre otros, el poeta Miguel Hernández, o el dirigente político socialista que pactó con Franco la rendición de Madrid, Julián Besteiro. Y en nuestra Guerra Incivil fueron muchos los actos deplorables y criminales que se cometieron por ambos bandos, fruto, también, del odio y del fanatismo. ¿Quién no ha oído hablar de Paracuellos, Badajoz, Málaga, Granada, el Cuartel de la Montaña, Barcelona, y tantos otros?A veces uno piensa que el ser humano tiene dentro un gen criminal que lo activan, en la mayoría de los casos, dos características muy comunes en nuestra especie: la codicia y el fanatismo. De este último, me da igual que sea de tipo religioso o ideológico, tanto da. Porque sus consecuencias, siempre son catastróficas.Saludos.

    16 agosto 2007 | 11:50

  10. Dice ser Laura

    Se os olvidan siempre unos maestros en el “arte” de asesinar y torturar, y que si los ponemos en un ratio de tiempo/muertes ganan por goleada en eficacia y crueldad, y son los regimenes comunistas. Todos estos crimenes durante siglos se quedan pequeñitos (que no disculpados) ante los MILLONES de asesinados en tan corto espacio de tiempo (en realación a la historia) en China, la URSS o Camboya. Curioso que nadie los nombrara en ningún momento, bueno curioso no, son de la cuerda de muchos (que no todos, quede claro) que van de paladines de los derechos humanos, y como inquisidores acusan a los demas. Por cierto China los sigue cometiendo, y no hace falta retroceder en el tiempo.

    16 agosto 2007 | 12:52

  11. Dice ser Manuel Saco

    Para la mala educaciónEs verdad que tienes una pésima educación. Sólo quería preguntarte cómo sabes que a mí los curas, tus queridos curas, me “hicieron un ajuste de culata”. Sé que entre la gente vuestra, la del más genuino machismo y rectitud (por el recto) cristiana, ya sabes, os encantaría que a las víctimas, además de haber sido acosadas por los curas, lleváramos para siempre el baldón de haber sido violados ¡y que además nos hubiera gustado! Eres, en verdad, como dice tu nik, el mejor exponente de la peor educación posible.

    16 agosto 2007 | 13:22

  12. Dice ser andros

    pericles, por desgracia o gracia (que nunca se sabe), si que llevamos un gen criminal, y además lo llevamos tod@s (véase “el gen egosista” o “el lado oscuro del hombre”).y salú.

    16 agosto 2007 | 16:31

  13. Dice ser pericles

    Gracias, andros.También salú para tí, esperemos que este gen no se nos active, o que si lo hace, curse de forma leve.

    16 agosto 2007 | 20:02

  14. Dice ser PARA TALIBANES, CON LOS "LAICOS" TENEMOS

    Y qué habrán de pensar y decir los hombres del futuro cuando vayan a cualquier biblioteca y se encuentren con que las izquierdas extremistas predicaban y convertían (o pretendían convertir) a estados-naciones enteros, a media humanidad, a su fe “laica” radicalizada a golpes de torturas y descuartizamientos despiadados hacia seres humanos VIVOS en plena gestación en el útero materno??

    19 agosto 2007 | 01:14

  15. Dice ser pericles

    No, hombre, lo mejor son los fundamentalismos que predican el derecho a la vida para… crear seres humanos dolientes o carne de cañón en guerras bendecidas porque Dios lo quiere. Donde va a parar. Creced y multiplicaros, que luego ya os aplicaremos un sistema injusto y de penalidades u os torturaremos y despedezaremos con nuestras benéficas armas.Lo preferible, siempre, será la educación sexual y el uso de métodos anticonceptivos y la paternidad responsable. La última opción debería ser el aborto, que no creo que nadie realice por placer.Laicismo no quiere decir ateismo ni prohibición ni persecución de creencias religiosas. De lo que se trata es de que los creyentes de todas las confesiones y los no creyentes tengan los mismos derechos y obligaciones sin privilegios ni penalizaciones. De lo que se trata es de separar religiones y poder civil.Saludos.

    19 agosto 2007 | 19:28

Los comentarios están cerrados.