BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Un crédito hipotecario ha de helarte el corazón

Pues no. Lo problemas no están de veraneo. Están de veraneo los problemas inventados por ZARA (Zaplana, Aznar, Rajoy, Acebes), pues los verdaderos, los cortes de electricidad, caos en aeropuertos y trenes, los atascos kilométricos en autovías, las inundaciones que dejan sin hogar a cientos de familias, los millones de topillos comiéndose las cosechas, la rebelión de las juventudes socialistas en Navarra, todos esos han arruinado el veraneo de un Zapatero que se relamía con la posibilidad de que el IPC de julio resultara el mejor desde hace muchos años.

Unos de los miembros de RAZA (Rajoy, Acebes, Zaplana, Aznar), el Acebes que nunca duerme, se dolía ayer de que Zapatero continuase de vacaciones, con la que está cayendo. Tal es la costumbre de AZAR (Aznar, Zaplana, Acebes, Rajoy) de asustar con el lobo, que cuando el lobo se acerca el pastorcillo Zapatero se queda haciendo fotos a los linces en su refugio de Doñana.

Y todo ello, con una amenaza que se nos viene encima. Porque, de verdad, donde se está formando una marejada que puede llegar a nuestras costas en forma de galerna es en la bolsa de Nueva York, en Wall Street, donde una crisis hipotecaria de dimensiones preocupantes amenaza con inundar las bolsas europeas como un tsunami con epicentro a 6.000 kilómetros. A ver si os suena: IG, la mayor aseguradora del mundo, espera a corto plazo un aumento de las deudas morosas e impagadas en el mercado inmobiliario, lo que está obligando a movimientos en los mercados centrales para mitigar los efectos.

El Banco Central Europeo (BCE), por ejemplo, adjudicó en una subasta de financiación rápida, llamada de “ajuste fino” (el menos fino de su historia), 94.841 millones de euros, casi 25.000 millones de euros más que los inyectados el 12 de septiembre de 2001, un día después de los atentados de Nueva York. Y si hay un referente de catástrofe a nivel mundial en nuestra historia reciente ese es el derrumbe de las torres gemelas, lo que me hace pensar qué catástrofes no estarán pasando por la cabeza de los banqueros ante la continua presión de clientes que no pueden hacer frente a la subida de los créditos. Al menos, los principales analistas del mercado financiero norteamericano auguran que los tipos de interés de los créditos hipotecarios subirán con tanta fuerza que se teme que en los próximos meses se desencadene una nueva ola (también de tsunami) de tomas de posesión de viviendas por parte de los prestamistas.

Y lo que le sobra a los prestamistas, a los bancos y cajas de ahorro, son inmuebles. Las entidades financieras llevan camino de convertirse en los más importantes propietarios inmobiliarios, en los caseros universales. No quieren clientes morosos, pero tampoco quieren más casas porque no saben qué hacer con todas las que han pasado ya a sus manos en los últimos años. No sé si toda esta perspectiva hará bajar el consumo de gambas a la plancha en los chiringuitos playeros. O quizá no. Porque lo bueno de las vacaciones es que los problemas reales, acunados en una reparadora siesta, se aparcan para la vuelta.

Así que, carpe diem en el limbo estival, porque a la vuelta de las vacaciones, españolito que vienes al mundo real, tu crédito hipotecario ha de helarte el corazón.

20 comentarios

  1. Dice ser Gotardo

    Pero también estamos los que no tenemos vacaciones, ni chiringuito ni gambas a la plancha. Y así n ohay manera de aparcar los problemas ni 15 días.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Tom

    Pues digo yo que a lo mejor el ladrillo a la plancha no está tan malo, con su poquito de sal y limón y una cervecita para acompañar lo mismo entra bien y todo.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Boyardo

    Cierto, el PP creó este monstruo llamado ladrillo, pero ZP lleva ya 3 años en el poder y parece no tener ni idea de cómo resolverlo. Eso sí creo que están rezando – y eso que no son muy dados a ello – para que el castillo de naipes que es la economía española no se vaya al c…..¡Ah! ya me acuerdo de la brillante solución de Solbes, ZP, Mafo, Trujillo y resto: “La vivienda debe subir con el IPC”: Brillante! o sea que no podemos pagárnoslas a estos precios… y debe seguir subiendo.Don Manolo, siempre le doy a Ud buena nota. Hoy le voy a suspender: vuelva Ud. en Septiembre.Un saludo afectuoso en todo caso.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser smg310

    Como estaba enfrascado con mis versos del holgazante, dedicados a un lustrosísimo defensor de que es mejor más mercado que democracia. No he tenido lugar de saber a tiempo su regreso al mundo de los mortales. Que aquí no se queda nadie.Así que le saludo, me congratulo, y rezo por todos aquellos que tuvieron la infeliz idea ,acostumbrados a creer en Harry Potter, de pensar que Emilio Botín les hacía a todos socios y partícipes de su fortuna.Aquí quisiera yo ver a todos los defensores de la mano negra, digo invisible, predicando las excelencias de la libre competencia, la igualdad de oportunidades y los contratos en libertad.D. Emilio, siga Vd., que una vez que creen en la reencarnación, les vende Vd., cualquier burra. Eso sí con interés, que el negocio es el negocio.Se nota mucho que no tengo hipotecas. ni préstamos, ni tarjetas. ¡Huy ni la del Corte Inglés! Y que no piso Mercadona.Ahora vendrá un anarco-capitalista, y nos dirá que la culpa es de la intervención estatal en la economía, que si hubiéramos dejado al pocero, que de escritura no entiende, pero de letras y de recibos sabe más que nadie. Otro gallo nos cantaría. Algo así como un gallo llamado Jesús Gil.Prometo repetir mi comentario explicando el misterio de la multiplicación del precio de los pisos.Salud.República y más escuelas (de economía casera también)

    10 Agosto 2007 | 13:45

  5. Dice ser pericles

    Aunque mis conocimientos sobre Economía sean más bien limitados, hay una cuestión que aprendí hace bastante tiempo, cuando estudiaba esta materia, y es que ésta es como el mar océano, unas veces tiene calma chica y otras se transforma en violentos tsunamis, porque es algo vivo y en continuo movimiento. Y que los ciudadanos corrientes somos frágiles barquitos, que aunque nuestro buen sentido nos haga buscar el viento favorable con la mar tranquila, o cuando viene la ola bravía cogerla a favor, somos impotentes ante su calma total o ante su furor. Así, las grandes empresas son como los grandes trasatlánticos, que pueden protegerse mejor o aprovechar el buen tiempo para avanzar a buena marcha. Y así, en escala descencente, la mayor fortaleza o mayor debilidad nos hacen avanzar más cuando la mar está tranquila, o estar más protegidos o ser más vulnerables cuando arrecia fuerte. Con esto del mercado inmobiliario ha pasado un tanto. Unos se han enriquecido considerablemente, otros un poquito menos y otros se han endeudado de por vida, o hasta que el trasatlántico les pase por encima (quería decir que el banco les embargue), pensando que el capitalismo, al igual que la mar, es igual para todos. La mar, al igual que el capitalismo, una vez que alguien los mueve, no hay quien los detenga ni en su furor ni en su falta de piedad. Necio es quien se cree que él es el milagro que produce la bonanza, e incauto quien piensa que podrá controlar la tempestad cuando ésta se desate. Puede que se aproximen malos tiempos. Y la culpa la tendrá… el maestro armero. O el que lleve el timón en ese momento… Y el mensaje será, ¡sálvese quien pueda! Y los prudentes puede que obtengan refugio en buen puerto. Y los temerarios se hundirán irremisiblemente.Saludos.

    10 Agosto 2007 | 14:49

  6. Dice ser cazurro

    ¡Jo! Tanta lírica barata para acabar no diciendo más que generalidades. Estás equivocado: en general cuanto mayor es riesgo mayor es el beneficio o el perjuicio y en cuanto a los trasatlánticos se hunden como cualquier otro barco sólo que la catástrofe es mayor. Todos hemos visto empresas grandes caer de la noche a la mañana y empresas pequeñas convertirse en grandes. Es difícil generalizar.En cuanto a lo de enriquecerse va a haber que esperar unos años para conocer cómo ha afectado al país la especulación en el mercado inmobiliario. Bien podría ser que nos empobreciéramos todos.Ahora en eso del “sálvese el que pueda” estoy de acuerdo. Por lo menos a hoy 10-8-2007.

    10 Agosto 2007 | 15:19

  7. Dice ser kimi

    https://www.youtube.com/watch?v=N8pQn1Hspg0https://www.youtube.com/watch?v=hDdjgEb5fVUEspeculación, corrupción, estafas, engaños, y vidas enteras hipotecadas, entre otras muchas cosas. Siempre ha sido así, y seguirá siendo así, gobierne PP, PSOE o RITA LA CANTAORA. Y las consecuencias de eso las pagamos todos, pero en especial aquellos que menos tienen, porque siempre son lo más perjudicados y desfavorecidos. Mientras que millones de pobres estemos dispuestos a dejarnos pisotear por unos cuantos miles de ricos, y sigamos jugando a ser de izquierdas o de derechas, siempre será así.

    10 Agosto 2007 | 15:32

  8. Dice ser Javier (n)

    Una duda Manuel,”Unos de los miembros de RAZA (Rajoy, Acebes, Zaplana, Aznar), el Acebes que nunca duerme, se dolía ayer que Zapatero continuase de vacaciones,”¿No le falta un “de”Uno se duele de algo, no se duele algo. No sé cómo funciona la regla del “de”, pero intuyo que está mal. (Mi aprendizaje de la gramática está basado en el olfato)******El mercado es una herramienta maravillosa. Pero nada puede llamarse mercado cuando no hay información.En el negocio inmobiliario no hay información y por tanto no hay mercado. Los participantes no tenemos información sobre la demanda, el suelo disponible, los costes, las plusvalías, la oferta…Para que haya mercado tiene que haber competencia y mucha información, rápida, fiable, transparente, detallada.Cuando no hay mercado tiene que haber regulación. ¿Se puede convertir el asunto inmobiliario en un mercado? (En el sentido económico del término) Es posible. Pero de momento no lo es y no veo que se trabaje, ni mucho ni poco, en alcanzarlo. Mientras no lo sea, aplicar políticas de precios máximos puede permitir mitigar el disparate, la especulación, el enriquecimiento insensato…Moi, que defiendo el mercado libre como la mejor herramienta para el buen funcionamiento de la economía, defiendo también la regulación imprescindible cuando no se dan las condiciones de libre mercado.El mercado libre es maravilloso. Pero conseguir las condiciones para que exista el mercado libre es muy difícil (Para empezar, moverse en un mercado libre requiere que los ciudadanos entiendan la información y puedan utilizarla)En fin. Es difícil organizar esto bien.Besos de verano bajo el bañadorJavier

    10 Agosto 2007 | 16:07

  9. Dice ser andros

    a estos problemas me refería yo el otro dia, estos los problemas de verdad que os ocupan y preocupan durante la canícula. muy bien Saco, muy bien….

    10 Agosto 2007 | 16:26

  10. Dice ser Manuel Saco

    Javier (n)Cierto. Falta la preposición “de”. Paso a corregirlo. Gracias.

    10 Agosto 2007 | 16:59

  11. Dice ser pericles

    Cazurro, efectivamente, cuando un trasatlántico se hunde, las consecuencias son mayores. Véae el crack del 29 o la crisis energética del 73. O el caso de algunas sonadas crisis empresariales. Pero no es menos cierto que quien más tiene mayores posibilidades tiene de seguir enriqueciéndose, dispone de mayor información, más fiable y tiene mayor capacidad para invertir y vender a tiempo. Tan verdad como que las crisis, quien las sufre con mayor rigor y dolor son los ciudadanos medios, que pierden lo poco que tienen o sufren para conservarlo, o en el caso del Tercer Mundo, que lo pagan con hambrunas, guerras y otras miserias. Pero la Economía, que es al tema que yo iba, en el fondo no la controla nadie. Ni siquiera los tiburones. ¿Generalidades? Seguro que sí. Pero también llevamos así muchos años. Y los que nos quedan.Lo del libre mercado está muy bien. Lo malo es que la concurrencia perfecta no existe. De ahí, como dice Javier (n), la necesidad de regularlo con normas transparentes. Y penalizar la información privilegiada y los monopolios y los oligopolios. Por no hablar de gravar la especulación. Aunque al final, siempre ocurra que todos los sobrecostes los terminen pagando los consumidores. Vaya tela. Por mi parte, me sigo quedando con Keynes: libre mercado y redistribución de la riqueza a través de los impuestos y la inversión pública.Saludos.

    10 Agosto 2007 | 17:00

  12. Dice ser smg310

    La economía de los economistas es una pseudociencia con una premisa fundamental y es que se basa en el “como si”. Todas sus reglas son demostrables cuando las ponemos a prueba “como si” la variable k sea de valor A.Ejemplo práctico, dos y dos son cuatro, entonces Valladolid se encuentra en Andalucía. Como dos y dos son cuatro, qué importa donde esté Valladolid. Dos y dos son cuatro.Que la economía sea libre o no, que haya competencia o no, lo que importa es que todo lo contemplemos “como si…”. En definitiva sostienen que si el entramado teórico no se comporta tal como ha sido diseñado, la responsabilidad es de los consumidores, los ciudadanos y la intervención de las instituciones, que no están a su altura.Los economistas se divierten mucho con sus teorías, y los ciudadanos y las naciones sufrimos con sus tonterías, que no es lo mismo.Lo del mercado libre en perfecta competencia no existe, es otra de las condiciones a considerar “como si…..” Y el procedimiento de fijación de precios es tan simple como el “cost plus”, esto es, añadir un porcentaje al costo estimado. ¿ Y la demanda? Que se jorobe, para eso está la publicidad que nos ayuda a vender más caro. O simplemente a vender. Porque ya me dirán, si no es por la publicidad , de qué iba a yo a ver al KOALA en mi teléfono cada vez que recibo una llamada.Y que decir de las previsiones, todo lo que no sean las realizadas a corto plazo, no tienen ningún fundamento. Problema de no contar con una teoría científica. Y así y todo, entre las más fiables se encuentra sin ningún género de duda la “consulta con la panza”. Qué otra cosa sino es el análisis de coyuntura prevista realizado en base a las expectativas de los empresarios sobre, empleo, cartera de pedidos, tipos de interés ,,,etc.Como sigamos por el camino de considerar a la economía como un ente separado de la cultura y la política, olvidándonos de su influencia en, y de la influencia que recibe de otras áreas como la biología, la psicología y por supuesto la sociología, mal vamos. Pero claro explíquele Vd., a un economista que su ciencia es incompatible con la exactitud de las matemáticas y la física. Se lo come vivo.

    10 Agosto 2007 | 17:04

  13. Dice ser Jander

    ¿No han bajado los precios de los pisos por la “politica” viviendera de los socialistas?Ahora las hipotecas las hay con 50 años de plazoy el euribor sube cada dos por tresAhora todo el mundo acojonado por la posibilidad de que explote la burbuja inmobiliariaaunque los sociatas pueden echarle la culpa omo han hecho con el ave, los apagones, los retrasos, el caos de los aeropuertos en cataluña) a que el PP no hizo nada en los ocho años de gobiernoen fin, es lo de siempre, o tiene la culpa la iglesia o el PP ¿verdad, manolo?

    10 Agosto 2007 | 17:31

  14. Dice ser Javier (n)

    Perlicles y smg310:Ya, pero…La solución a los problemas difíciles no es buscar una respuesta sencilla, que entendamos muy bien… aunque sea incorrecta.La regulación es imprescindible en algunos casos, pero eso no significa que sea buena. Es como la democracia: no conocemos (de momento) una solución mejor.Las regulaciones comportan ineficiencias mesurables, que perjudican a todos. Y las ineficiencias, a quienes más perjudican, siempre, es a los más necesitados.Una economía más eficiente no va en beneficio de los más ricos. Son precisamente los ricos (somos precisamente los ricos, los ricos del primer mundo en concreto) los que más creemos que nos interesa regular la economía, para mantener nuestros privilegios, sobre una gran cantidad de población en el mundo que malvive en la pobreza.Discrepo del discurso tradicional de la izquierda que habla de reparto regulado de riqueza, de regulación de los mercados. Porque normalmente, con esas regulaciones, lo que se pretende es mantener unos privilegios.Véase en el mercado laboral. La indemnización por despido es el mayor de los aranceles para protegernos los que tenemos trabajo. La excusa es decir que la indemnización por despido es la forma de garantizar los derechos del trabajador frente al empresario. Es una mentira como la copa de un pino. Lo que hacemos, los trabajadores con contrato indefinido, con esa indemnización por despido, es protegernos frente a todas las personas que están en el paro y a las que dificultamos el acceso al mercado de trabajo.Lo revestimos de no sé qué dialéctica capital trabajo, cuando la realidad nos demuestra que sólo queremos proteger nuestro culo.Es mucho más fácil que se equivoque el regulador a que se equivoque una lucha entre la oferta y la demanda compuesta por millones de personas. Un regulador tiene fuerza prácticamente infinita. Su resultante, sin oposición, es monstruosa. En el equilibrio de pequeñas fuerzas no hay nunca grandes resultantes.En fin. Seguro que no es sencillo. Yo no digo que lo sea. Pero os pido que no os parapetéis en respuestas sencillas, porque se entienden muy bien. La física newtoniana era intuitiva y fácil, pero quedó superada. Keynes es el newton de la economía (me parece a mí) Un Newton tardío, simple, para magnitudes macroscópicas, cuando como apuntaba alquien por arriba, la economía es mecánica cuántica. El mercado se comporta de forma diferente si alguien lo mira que si alguien no lo mira. Por tanto, tiene que tener en cuenta al sujeto. ¿Cómo se hace? Ni idea, pero seguro que no se consigue con reguladores externos, incapaces de percibir esas miradas a cada minutoEn fin. Lo que más me preocupa, es que nos escudemos en nuestra pretensión de defender al débil para proteger nuestros privilegios. Y lo hacemos “casi” sin darnos cuenta.Un saludoJavier

    10 Agosto 2007 | 17:40

  15. Dice ser Pepe Polémico

    Bienvenido Manolo a los problemas reales de los ciudadanos, problemas que ni derechas ni izquierdas nos solucionan porque están más preocupados en mantener el poder, y con ello, la billetera repleta.Lo curioso es que ahora nos llevemos las manos a la cabeza y nos preocupemos de algo que hasta el más despistado sabía que iba a ocurrir por la cuenta de la vieja y no porque nos lo digan sesudos economistas. Es imposible vivir en el mileurismo y a la vez en un piso de 300.000 euros, ni siquiera multiplicado por la pareja y sumando la entrada que te regala papá. Cuando sube el tipo de interés, aumenta la morosidad por cojones (y preocupante también, cuando no hay dinero se dejan de pagar los seguros y así sabemos que cada día hay mas gente irresponsable que conduce sin seguro).Se que al catecismo progre le encanta culpar a la banca de todo, incluida la muerte de Manolete, pero no son los banqueros, ni tampoco la ley de mercado quienes han creado el problema de la vivienda en España, mérito exclusivo de los políticos que por acción u omisión lo han permitido. Para quienes sigan pretendiendo hacer sectarismo con el tema de la vivienda, recordaros que el aumento desorbitado de los pisos arrancó en el año 1989 y no ha parado hasta ahora.¿Para cuando una manifestación de millones de personas de izquierda y de derecha contra los precios de los pisos?Para después de todas las demás, desde luego.

    10 Agosto 2007 | 18:11

  16. Dice ser smg310

    Javier(n), lo que dices así es, pero también todo lo contrario.Es cierto que existe la tendencia a simplificar nuestras explicaciones, no lo discutiré, parece como si dudaramos de la capacidad intelectual de quien no escucha. O también puede ser que en ocasiones lo que de verdad queremos es distraer al auditorio. Como ves nada es verdad ni es mentira, todo depende de la cartera del que mira.Coñas aparte, y le prometo un monográfico para nosotros solamente, sin voyeur. La creencia en las virtudes del librecambismo pertenecen al ámbito de los deseos y las ilusiones. Se lo digo con respeto y con el apoyo de las series históricas sobre el intercambio comercial, la evolución de la productividad y el desarrollo de la demanda (global, interior y exterior) y la evolución de los salarios.Quiere esto decir que la libertad económica es mala, o no deseable,o perjudicial, pues mire Vd., no, pero si al mismo tiempo.En cuanto a la antiguedad de las ideas que dirigen nuestros destinos económicos, a estas alturas no sé si Vd., es consciente que lo que se lleva esta temporada son las teorías de David Ricardo, y algunas cosillas, porque otras no interesan de Adam Smith. Vamos todos contempóraneos nuestros.Para los no iniciados, si me permite mi interlocutor, les diré que el tal Ricardo defendía el librecambio con el ejemplo de los intercambios entre Portugal e Inglaterra. Como Portugal elaboraba buen vino y en Inglaterra sabían confeccionar estupendas manufaccturas, pues abriendo ambos mercados, Portugal sería igual que Inglaterra. ¿Es así? bueno como nadie me dice que no, sigo. Resultado Inglaterra continúo su enorme crecimiento y en Portugal todavía siguen en un muy débil nivel de desarrollo.Por otra parte no olvidemos la influencia de las políticas crediticias, y lo que nunca debemos olvidar es que en caso de que el mercado haga “crack”, por muy liberal que yo sea, y enemigo declarado de Leviatán, desde luego miraré al regulador para no morime de hambre.En cuanto a la indemnización por despido, para ninguna empresa fuerte ha sido óbice para desprenderse de trabajadores. Hoy en día existe despido a la carta. En todo caso resulta necesaria una puesta a punto. También de los subsidios por desempleo, que no olvide ayudan al mantenimiento de la demanda y el consumo interior.Y aunque sea a vuelapluma debo decirle a Pepe Polémico -por cierto, me gusta el nick- que plantea, o mejor manifiesta una verdad de perogrullo, pero así es el mercado sin regulación y en total libertad. Salir todos en manifestación lo veo más difícil, esta temporada se lleva el individualismo y sálvese el que pueda. Pues no pide Vd., nada. Solidaridad. No acaba Vd., de leer que lo mejor es que el mercado actúe sin regulador.Salud, República y más escuelas

    10 Agosto 2007 | 19:47

  17. Dice ser Pepe Polémico

    Cambio un poco de tercio.Para mear y no echar gota. Titular de 20 minutos. “Caldera dice que el asentamiento de 2000 rumanos en la Herrera es legal”http://www.20minutos.es/noticia/267371/0/asentamiento/inmigrantes…¿Se puede acampar en España libremente?¿Se puede acampar en un terreno privado? ¿Y en uno público?¿Se pueden hacer fogatas en el campo?¿Se puede uno bañar, asearse y tirar los residuos físicos en un canal de trasvase?¿Se puede ensuciar con desperdicios y basura el campo?¿Se puede tener a menores sin escolarizar?¿Para tener una botella de butano no hay que tener un contrato?Esta mañana, el Delegado del Gobierno en Albacete, otro tan listo como el Ministro, decía que se les ha denunciado. Lo que no decía este lumbreras era en qué domicilio les iban a notificar la correspondencia judicial.¿En el asentamiento de La Herrera, Pino 2, primera línea de trasvase?Si no saben solucionar un asunto menor, ¿cómo coño van a resolver lo de los pisos?País, país, país

    10 Agosto 2007 | 22:02

  18. Dice ser pericles

    País, país, país. ¡Ay!, los titulares y los contenidos. Caldera afirma que el asentamiento no es ILEGAL, lo que no quiere decir que sea LEGAL. Además, afirma lo siguiente: “Si fueran trabajadores extracomunitarios o comunitarios con restricciones a la libre circulación de trabajadores (como es el caso de los rumanos que buscan un empleo estable pero no el caso de los trabajadores de temporada) los empresarios deben facilitarles un alojamiento digno, tal y como establece la ley de Extranjería”. Efectivamente, no le falta razón a Pepe Polémico en ninguna de sus apreciaciones, situaciones que no podemos ni debemos hacer ningún ciudadano de pleno derecho, que tenga trabajo (aunque precario), vivienda (aunque sea con sus padres) y pague sus impuestos (unos más que otros, y algunos se enriquecen defraudando mucho, pero este es otro tema). Pero el asunto es otro. El asunto es que desde hace ya unos años, desde que somos una España “que va bien”, no somos los naturales de este país los que nos vamos al exterior a buscarnos las habichuelas. Incluso creo que hasta hace poco eran muchas las familias españolas que recorrían España realizando trabajos temporeros en el campo, o iban al sur de Francia a hacer la vendimia. Pero eso sí, en su mayoría con contrato de trabajo en destino (aunque no todos), y con alojamiento facilitado por los patronos (aunque fuera cobrándolo o descontándolo de los jornales y muchas veces en condiciones más bien lamentables). Aquí, el problema, es que los que más ganan quieren ganar más. Y prefieren ahorrarse menudencias como los contratos de trabajo o el dar alojamiento a los jornaleros. Vamos, que prefieren maximizar los beneficios y que cada cual se busque la vida. Y esta vida nómada, yendo de recogida en recogida, provoca situaciones como la denunciada. ¿Qué cual es la solución? A mi modo de ver, que la Inspección de Trabajo (que esta sí que depende del señor Caldera) funcione, y que se obligue a los empleadores a cumplir con sus obligaciones, y a los incumplidores, que se les sancione de forma ejemplar. Lo mismo que se debería hacer con la seguridad e higiene en el trabajo, ya que cada año aumentan más los accidentes laborales con pérdidas de vida. En la misma proporción que los BMW y todoterrenos de lujo y chalets con piscina. País.http://www.elpais.com/articulo/espana/Caldera/considera/legal/ase…Aquí dejo otro enlace con otra perspectiva diferente, la de las personas que se ven obligadas a emigrar, trabajar en precario y en condiciones lamentables y a acampar en pinares de los pueblos, haciendo fogatas ilegales, con los niños sin escolarizar (¿no estamos en vacaciones escolares?), sin permisos para tener la bombona de butano y llenando todo de desperdicios, entre los que además viven. Y fastidiando la apacible vida de los habitantes del pueblo donde tienen la mala suerte de caer. A mi, desde luego, no me gustaría. Pero, ¿Creéis alguno que a alguien le pueda gustar vivir de esta manera? A lo bueno, creo que nos acostumbramos todos rápido. A lo malo, creo que más despacio. Que le vamos a hacer, esta es la visión de un progre trasnochado, que tiene la fea costumbre de ponerse en el lugar de los demás. Empatía, creo que le llaman ahora a esto.http://www.elpais.com/articulo/espana/invisibles/Herrera/elpepuna…Por cierto, lo más socorrido de todo es echarle siempre la culpa de todo a los políticos, aunque la verdad, es que tengan lo suyo. La culpa, a mi modo trasnochado de ver la vida, creo que la tienen los grandes males de la humanidad: la codicia, el egoísmo, el abuso de poder, la crueldad, la desidia, la pereza y, como ya he indicado anteriormente, la falta de empatía. Ande yo caliente y ríase la gente (o póngame verde la gente, sería más moderno decir).Saludos.

    11 Agosto 2007 | 12:06

  19. Dice ser pericles

    Por cierto, como una vez una controversias sobre la autoria de este refrán o dicho, aquí os dejo, como pasatiempo de verano, este poema de don Luis de Góngora. Sigue pareciendo de lo más actual.Ande yo caliente,y ríase la gente.Traten otros del gobiernodel mundo y sus monarquías,mientras gobiernan mis díasmantequillas y pan tierno,y las mañanas de inviernonaranjada y aguardiente.y ríase la gente.Coma en dorada vajillael príncipe mil cuidadoscomo píldoras dorados:que yo en mi pobre mesillaquiero más una morcillaque en el asador reviente,y ríase la gente.Cuando cubra las montañasde plata y nieve el enerotenga yo lleno el braserode bellotas y castañas,y quien las dulces patrañasdel rey que rabió me cuentey ríase la gente.Busque muy enhorabuenael mercader nuevos soles;yo conchas y caracolesentre al menuda arenasobre el chopo de la fuente,y ríase la gente.Pase a media noche el mary arda en amorosa llamaLeandro por ver su dama;que yo más quiero pasarde Yespes a Madrigarla regalada corriente,y ríase la gente.Pues Amor es tan cruelque de Píramo y su amadahace tálamo una espada,do se junten ella y él,sea mi Tisbe un pastel,la espada sea mi diente,y ríase la gente.Saludos.

    11 Agosto 2007 | 12:37

  20. Dice ser Javier (n)

    Hola smg310,dices:”Coñas aparte, y le prometo un monográfico para nosotros solamente, sin voyeur. La creencia en las virtudes del librecambismo pertenecen al ámbito de los deseos y las ilusiones. Se lo digo con respeto y con el apoyo de las series históricas sobre el intercambio comercial, la evolución de la productividad y el desarrollo de la demanda (global, interior y exterior) y la evolución de los salarios”Discrepo.Discrepo por varios motivos:1) La libertad sí es un deseo. Pero sus virtudes no lo son. Estoy de acuerdo con que en determinados momentos no puede existir esa libertad (por los motivos que sea). Pero eso no significa que sea deseable que no exista como valor general.2) No sé de qué series históricas concretas hablas ni de qué tipo de productividad hablas, pero los datos que yo tengo de productividad y regulación económica son habitualmente inversamente proporcionales (las comparaciones son siempre muy dicfíciles. Eso no lo discuto. “La necesidad de caeteris paribus para que las comparaciones sean rigurosas obliga siempre a cotejar con mucha precaución)3) No tengo claro qué es lo que pretendes defender con estas series históricas (si se pudiera defender o demostrar algo con ellas). Para defender algo primero tenemos que marcar los objetivos y ver de qué forma nos acercamos más a ellos.¿Cuáles son tus objetivos?Mi objetivo es que los pobres sean menos pobres en términos absolutos no en relación a los ricos. Que tengan mayor poder adquisitivo. Es decir, prefiero una sociedad con amplios niveles de desigualdad, pero con bienestar para los menos favorecidos a una sociedad con pocas diferencias entre ricos y pobres, pero con unos pobres que viven muy mal.Hay dos aspectos diferentes en esta discusión. Uno, la eficiencia del funcionamiento económico y otro, el deseo de libertad.Considero la libertad un valor supremo. Renunciemos a ella cuando sea imprescindible para conseguir beneficios para todos. Pero seamos cautos, porque muchas veces renunciamos a ella, por pura superstición.Por nuestra educación (católica) nos sentimos mejor si “hacemos el bien” que si dejamos que los demás se “hagan el bien” a sí mismos.Tengo un amigo que dice: Ese comportamiento no me da opción a demostrar que soy bueno”. Es un comportamiento en el que el “otro” no solicita nada de sus conciudadanos y uno no puede demostrar cuánto los quiere.Debemos tener cuidado. Acabo de releer el “Poder y la gloria” y es curioso, porque esa necesidad de hacer el bien “para los demás” se da tanto en el cura (con muchas dudas) como en el teniente que lo detiene, que hace todo lo necesario para que los niños de ahora “no tengan que vivir tan mal como vivió él”.La caridad es peligrosísima, porque con ella conseguimos exculparnos sometiendo a otro.A veces es necesaria. Pero tenemos que ser conscientes de que es un arreglo pasajero y no una solución definitiva.Un saludoJavier

    12 Agosto 2007 | 20:52

Los comentarios están cerrados.