Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Querido Javier Marías:

Acabo de enterarme de que la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que ya empieza a ser conocida como la Asociación de Víctimas de Alcaraz (¡qué sarcasmos tiene el destino: de víctimas de ETA a víctimas del representante más siniestro de la ultraderecha!), anuncia una querella contra ti por presuntas injurias por el artículo que publicaste el domingo en el diario El País. Por si te sirve de consuelo, puedes decirle al juez, en tu descargo, que tú no querías, pero que de pronto oíste voces que te susurraban al oído el hilo de tu argumentación, que te dejaste influir como Ulises por cantos de sirenas que te llevaron a la perdición, que en verdad era yo quien desde la distancia guiaba tu mano al ritmo de mis ensalmos. Yo no pienso contradecirte, pues desde aquí te digo que suscribo, como si me las hubieras robado, cada una de tus palabras.

Si has leído algún recorte de la entrevista concedida por la madre de Irene Villa al diario La Razón, publicada ayer, sabrás cuán perversa es la mala compañía del presidente de ese apéndice del Partido Popular, y los estragos que está provocando en sus afiliados, convirtiendo en trinchera de una de las españas una asociación que debería contar con el respeto y cariño unánime de todos los españoles, a excepción de los votantes de Batasuna. Cómo será lo que le han contado a la pobre víctima, que dice haber perdonado a los etarras que mutilaron su vida, pero que no puede perdonar al presidente Rodríguez Zapatero. Unos intentan robarle la vida, y otros, la razón.

No te preocupes, son los mismos que nos llaman cómplices de ETA cuando acudimos a una manifestación contra el terrorismo y por la paz, los mismos que dicen querer saber la verdad del 11-M, ese relato fantástico que al parecer habrá de demostrar la gran conspiración que utilizó de tapadera a unos incautos islamistas para derribar el gobierno del PP. Cuando el día del juicio te enfrentes a la mirada vidriosa del tal Alcaraz, no se te ocurra decirle que es un paranoico, pues agravarías la hondura de su mal. Recuerda que lo peor que le pude pasar a un paranoico es que le persigan de verdad, como algún día acabará ocurriéndole.

A la espera de que en un próximo artículo vuelvas a robarme las palabras, por cuyo robo jamás te denunciaré, queda tuyo afectísimo este que suscribe, el presidente de la AVAVT (Asociación de Víctimas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo).

——————————————————————————

Meditación para hoy: Con tantas honduras y preocupaciones, se nos ha pasado por alto la noticia del año. Leía hace un par de días que en los zoos de China han observado que cuanto más castos son los animales, tanto machos como hembras, más violentamente se comportan. Las especies raras y protegidas, obligadas a la soledad por escasas, solteronas por obligación, «han comenzado a perder los estribos», sobre todo cuando ven «cómo otras parejas viven felices juntas». Yo lo vengo pensando hace mucho tiempo, aunque mi mujer me había prohibido escribirlo, quizá para que mi mal carácter no sirviera de pista sobre nuestra errática vida sexual. Pero era sólo cuestión de echar cuentas. Veamos: si en la mayoría de las guerras (por no decir todas) que en la Historia han sido había detrás motivos religiosos, y si los curas de toda índole que las azuzaban veían en la castidad y la soltería una virtud por encima de cualquier otra, como su más orgullosa seña de identidad, ¿no era ese suficiente indicio de cuál era el trastorno que provocaba su ira? ¿Era necesario, acaso, que un chino espabilado, observando las costumbres de soltero de un macaco negro crestado, por ejemplo, llegara a la conclusión de que las ganas de follar no cumplidas ponen a la gente de muy mal humor? ¿No es lógico pensar que es el celibato quien les pone las hormonas a rebosar, y que por eso nos convocan a las cruzadas y nos amenazan con todos los infiernos posibles cuando ya no les caben en el cuerpo?

A ver con qué talante me contestáis a eso, no vayáis a poner en evidencia vuestra salud sexual.

103 comentarios

  1. Dice ser Jose

    Irene,Sigues confirmando lo que digo: que consideras aceptable llegar a acuerdos con mafias. En ese sentido eres coherente. Pues bien, yo no lo considero aceptable: me parece que es algo corrupto, y cuando eso se generaliza, una sociedad se pudre en todos los sentidos.Imagina que estas frente a los etarras y les dices: “miren, vamos a aplicarles la ley, pero tendremos manga ancha dependiendo de las circunstancias”. Sabes lo que va a pasar? Que se van a reir de ti, que es lo que esta ocurriendo en estos momentos con el gobierno.Lo del ejemplo del narco (gracias por utilizar algo de verdad, vas mejorando) depende. Si el lacayo no ha cometido ningun delito o ha cometido faltas menores supongo que se puede llegar a un acuerdo con el. Ahora, si ha cometido delitos graves y se le perdonan para que delate a alguien entonces creo que cometemos un terrible error. En cualquier caso, estas hablando de un ejemplo puntual, y yo me refiero a un sistema de justicia. Si quieres puedes poner miles de ejemplos reales o ficticios pero eso no quiere decir nada, porque la Justicia (con mayuscula) debe estar por encima de esoQue puede haber flexibilidad? Supongo que si. Lo que pasa es que tu propones una flexibilidad tan grande que se desvirtua el sistema entero.Hablando del ejemplo de cuando era pequenyo, no se a ti que te ensenyaban, pero a mi me ensenyaban a respetar a los demas y a no agredir a nadie. Si yo era agredido, lo que me inculcaron era que debia hacerme respetar defendiendome, no “razonar con mi agresor”. Otro ejemplo lamentable.Y por cierto, para tu informacion estoy en contra de la tortura. Y ademas es ilegal (creo) luego el ejemplo que pones antes tampoco vale.La aplicacion de la ley puede acabar con grupos mafiosos/terroristas. Resulto bien con el grapo y estaba saliendo bien con ETA (en contra de lo que opinas, cuando les cortas “el grifo” se encanijan un monton). En Italia con la mafia (que por cierto mataron a varios jueces) dio buenos resultados en el 93.Sigo opinando que hay que aplicar la ley, no llegar a chanchullos con los que se rien de ella (repetimos?).

    24 enero 2007 | 19:52

  2. Dice ser pericles

    No siento ninguna simpatía por De Juana Chaos, ni por la causa que dice defender, y me repugna más aún la forma en la que él y los suyos lo hacen. Dicho esto, y ante la gran cantidad de opiniones gratuítas y/o ignorantes sobre el sistema jurídico (entre los que yo me cuento), y ante las confusiones que he llegado a leer sobre la reducción de su condena por amenazas, creo que de 90 años (absolutamente desproporcionada) hasta 13 años (parece algo más que razonable), para evitar que saliese de prisión en menos de veinte años de cumplimiento, tras haber perpetrado unos veinticinco asesinatos, creo que el enlace que dejo aquí da un poco de luz sobre de lo que estamos hablando:http://www.elpais.com/articulo/opinion/pulso/Juana/elpepuopi/2007…Saludos.

    24 enero 2007 | 19:56

  3. Dice ser ¿sociatas? nie, dziękuję

    Hacia tiempo que no leia libelos (KanePolanco cada vez me recuerda más a J. Goebbels) pero tengo que darles la razón:”Frente a la voluntad autodestructiva de un huelguista de hambre esto sirve a veces de poco: si persiste en su actitud, queda fuera del poder del Estado -y de su responsabilidad- garantizar de manera efectiva su vida”.Es decir, si una alimaña decide autrodestruirse en el cepo al que sus actos le han conducido es su problema y poco pueden hacer los demás por garantizar su vida.No brindaré con cava cuando las palme. No he caido tan bajo.

    24 enero 2007 | 23:35

Los comentarios están cerrados.