BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

La memoria histórica en las esquelas

La guerra de las esquelas en los diarios, de los fusilados en ambos bandos de nuestra guerra incivil, ha saltado a la calle en forma de pasquines. Últimamente por el barrio de Salamanca de Madrid (de voto mayoritario a la derecha), se ven ampliadas estas esquelas, adosadas a paredes y farolas, como un remedo de la cartelería utilizada entonces para enardecer a las masas. La idea primigenia partió del “bando republicano”, como un homenaje tardío a la memoria de sus caídos, a los paseados al amanecer por las hordas falangistas o como resultado de una pantomima de juicio militar “por rebelión”. El régimen franquista los apiló en fosas comunes, a menudo en las cunetas de los caminos y carreteras, y una manta de olvido cubrió sus restos durante setenta años. Todavía hoy, como en una macabra forma de arqueología funeraria, los deudos buscan sus restos para darles una sepultura digna.

La respuesta de los familiares de los asesinados en Paracuellos del Jarama no se hizo esperar, como si sus muertos no hubiesen sido suficientemente homenajeados ya durante toda un larguísima dictadura, como si los miles de misas que toda la clerigalla adicta al dictador les dedicó durante años no hubieran sido suficientes para asegurarles una buena estancia en los dominos del Señor. En los periódicos de la derecha puede leerse que José Luis Ruiz-Casaux López de Carvajal, capitán de Aviación, jefe de los sublevados en el aeródromo de Cuatro Vientos, Juzgado y condenado por tribunal rojo (socialistas, comunistas y anarquistas) del Frente Popular Republicano… O bien, Mateo Mille y García de los Reyes, capitán de Fragata fue fusilado en Paracuellos del Jarama por Dios y por España. Por tradición, los muertos de la derecha generalmente ostentan apellidos compuestos con guiones, conjunciones y preposiciones que dan un penoso lustre a los vulgares Ruiz, López y García, pero es una debilidad comprensible, pues hasta san Josemaría, que era santo ya en vida, pleiteó en los tribunales para procurarse un marquesado con el que presentarse con mayor brillo ante el Señor.

En los periódicos de la izquierda continúa el goteo de sacar a la luz, y dar nombre y apellidos (sin guiones ni preposiciones) a los cadáveres que sembraron las tapias de los cementerios en el bando de los perdedores. Así, ayer se leía: Triste 70 aniversario. Alfonso Cuesta Santamaría, fusilado el 15 de noviembre de 1939 en Madrid, en las tapias del cementerio del Este, por los asesinos a las órdenes del dictador.

Pero la lucha no continúa sólo en las esquelas. El Partido Popular se opuso en el Senado a la rehabilitación de Julián Grimau, fusilado en 1963 por el régimen franquista, por el delito de pertenecer al Partido Comunista de España. ¿Y quién se sentaba en la bancada de los senadores populares, que ni siquiera hoy son capaces de condenar la ilegalidad y arbitrariedad de aquel régimen asesino, nacido de la sublevación contra la democracia? Pues no era otro que Manuel Fraga Iribarne, presidente honorario del PP, y ministro de Información y Turismo en aquel gabinete del Consejo de Ministros que denegó el indulto a Julián Grimau, a sabiendas de que no era otra cosa que un asesinato a sangre fría.

En cualquier caso, el recurso de las esquelas para dirimir rencillas no es nuevo. El caso que recuerdo más vivamente parece el arranque de una novela. Durante muchos años (no sé si hoy continúa, he perdido la pista), cada 11 de septiembre (¡vaya fecha!), el diario ABC publicaba, en páginas contiguas dos esquelas muy singulares. La primera decía: D.J.P.H. (reproduzco sólo las siglas) falleció en Sevilla… Su esposa, hijos, hijos políticos, nietos y demás familia ruegan una oración por su alma. Y en la página siguiente se leía: D.J.P.H. falleció en Sevilla… Su compañera M. del M. y su hija ruegan una oración por su alma. Y así, año tras año, esposa y amante disputándose el recuerdo del finado. Hay que reconocer, eso sí, la elegancia del diario ABC separando pudorosamente en sus páginas lo que ya en vida había separado abruptamente, supongo, el pobre D.J.P.H.

————————————————————————————–

(Primera meditación para hoy: Un juez de Madrid, que investiga la denuncia presentada por el abogado José Luis Mazón contra José María Aznar por la Medalla de Oro que le concedió (compró a) Estados Unidos, ha pedido a Presidencia del Gobierno el expediente de aprobación del gasto con el que se tramitó la concesión de la medalla, contradiciendo así a la fiscalía que pretendía sobreseer el caso. Exactamente pide que remita al juzgado el “expediente íntegro incoado tras el acuerdo del Consejo de Ministros del 26 de diciembre de 2003 y aprobación del gasto de 2,3 millones de euros por el procedimiento de imperiosa urgencia, con todas las actuaciones administrativas habidas en el mismo.” Parece ser que Aznar tenía “una imperiosa urgencia”, como san Josemaría, de añadir brillo a su talla de microestadista ante las elecciones que se avecinaban.)

(Segunda meditación para hoy: Obiang se va, después de comer y cenar casi a escondidas con Zapatero y el Rey. Y se va prometiendo liberar a los presos políticos que mantiene arbitrariamente en cautiverio. Lo cojonudo del asunto es que Moratinos dice creérselo.)

45 comentarios

  1. Dice ser Pepe Polémico

    No, pericles.Cuando localizas una fosa donde se encuentran 100 esqueletos, debes recuperar, investigar, realizar las pruebas genéticas e identificar a los 100 cadáveres, por mucho que sólo un familiar actual haya pedido la recuperación del cuerpo de uno de los enterrados en la fosa. ¿Cómo vas a saber qué huesos corresponden a la persona buscada?. En las muchas páginas que hay en Internet sobre el tema podras comprobar que la exhumacion e identificación de 2, 10, 20 personas es todo un proceso complejo realizado por investigadores, arqueólogos, forenses, etc que dura años y que cuesta un riñón.Tu te manejas bien con la historia y sabes que referido únicamente a la guerra civil y a la postguerra, y al bando republicano (es cierto que los muertos del bando franquista fueron buscados y en un alto porcentaje recuperados y homenajeados nada más acabar la guerra), podemos estar hablando de un número de desaparecidos de entre 40.000 y 130.000 enterrados en miles (si, miles) de fosas, algunas grandes que contienen decenas de muertos y otras un simple agujero en la cuneta de una carretera con un cadaver dentro.En muchisimos casos, el conocimiento del lugar donde se encuentran las fosas es aproximado y se localizan después de un arduo y aparatoso trabajo de excavación. A nivel de ejemplo, ni siquiera se sabe con exactitud donde está enterrado Lorca. Añádele la dificultad de que han trascurrido 70 años y en muchísimos casos, sobre los osarios se habrá edificado (¿tiramos la construcción?) o pertenecerán a particulares que no tienen porque dejar de cosechar y permitir el movimiento de tierras en su campo (¿se les indemniza?), y a otros muchos se les ahogó en lagos y embalses (¿los desagüamos?)Lo demagógico es decir que todos estos problemas que te apunto a bote pronto y otros muchísimos que por síntesis no comento o no se me ocurren, no existen o son nimios.Lo demagogico es obviarlos y acusar a quien los plantea de pertenecer al bando de los vencedores y de ser rencorosos y arrogantes contra los vencidos, sin saber si quien lo plantea tiene 20, 30 ó 40 años y varios familiares de “los vencidos” troceados en vaya usted a saber donde.Lo demagógico es no realizar un mínimo esfuerzo de multipliación para calcular que la busqueda organizada y sistemática de los 30.000 0 120.000 desaparecidos(todos tendrían derecho) en miles de fosas esparcidas por la geografia española y no localizadas correctamente, supone un gasto exageradísimo (pero la hostía de exagerado)Lo demagógico es decir que “ahora solo se trata de mirar atras sin ira”, cuando supuras constantemente ira por una herida que después de 30 años de muerto el hijo de puta del dictador, todavía no has cicatrizado.Lo demagógico es decir que se trata de “dar carpetazo con honor a los que durante tantos años fueron humillados y olvidades” cuando llevamos 30 años (si, 30 años) homenajeando en miles de actos a aquellos que lucharon para defender un gobierno legítimo contra un dictador, 30 años donde se han escrito millones de páginas en favor de aquellos humillados y olvidados, 30 años que para algunos son insuficientes porque lo que realmente pretendéis es que en la plaza mayor de todos los pueblos se enjuicie públicamente a aquellos que tuvieron que ver con el franquismo, bien en la guerra, bien en la postguerra.Para muchos que no comulgamos con los vencedores y no tenemos complejo alguno en cagarnos en la puta madre de Franco, lo de la memoria historia de los vencidos ya aburre.Asi de simple.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser J. Ruiz.

    Señor Don Saco. En verdad las esquelas de parte y parte son históricas. Pero a J. Ruiz le resulta sumamente desagradable que se utilicen a nuestros gloriosos antepasados para o intereses políticos actuales. Le remito algo que escribí en mi periódico y donde dejo claro lo que pienso al respecto.sábado, junio 03, 2006En España, los fusilamientos están exclusivamente reservados a la políticaEstoy totalmente opuesto a los fusilamientos de drogos. Los fusilamientos en España, están reservado históricamente a la política y no se le debe permitir ese honor a los delincuentes. ¿Que familia española de buena ley no tiene en su ascendencia a un fusilado o a un fusilador? Tanto el fusilador como el fusilado, están ante esa situación por motivos de gran nobleza, unos creen de una forma y otros de la otra, pero ambos llevan a España en su corazón, mientras que los traficantes buscan fines oscuros y perversos. Fusilar a los drogos seria deshonrar a nuestros gloriosos antepasados y a nuestra gran patria, España.Resumen de una carta que J Ruiz les escribió el viernes a la Señora Dana Josefa y al Señor Pisscooki.Escrito por : J. Ruiz. Maestro de Fontanería.posted by El Fontanero. @ 8:31 PM 4 comments links to this

    16 Noviembre 2006 | 02:15

  3. Dice ser sorel

    Uno está dispuesto a creer en la gran nobleza de morir por unos ideales; lo que personalmente me cuesta asumir es que exista nobleza en matar parapetado tras unos ideales.A Obiang le falta la pátina blenqueadora de ser el dictador de una superpotencia, si hablara chino la recepción llevaría tras de si la fanfarria y carga mediática de la que ahora carece, al final son más chinos que guineanos, por una cuestión numérica se es menos malo malísimo cuando matas a los que mas sobran…La historia se convierte en un constante obituario y los líderes mundiales (sic) en mendicantes de honor como putas desdentadas, que barato es el pasado!

    16 Noviembre 2006 | 08:53

  4. Dice ser Joaquim

    Hace algunos años años, alguien publicó una esquela que decía más o menos: “Fulano de Tal, fallecido en tal y tal. Tu familia, que te aborrece, no podrá olvidarte jamás”.Es obvio que una esquela semejante se le podía haber dedicado a Carrero Blanco, a Franco o en un futuro esperemos que próximo, a Fraga cuando reviente de una vez. En suma a cualquiera de los personajes claves en los crímenes de la dictadura franquista: los españoles, que os aborrecemos, no os olvidaremos jamás.En otro orden de cosas no parece que debiera asombrar a nadie que familiares de personas asesinadas hace setenta años y a los que desde entonces se les obligó primero a guardar silencio (durante la dictadura) y luego a guardar olvido (durante la democracia), dediquen hoy un recuerdo a sus seres queridos y, sobre todo, reivindiquen su memoria de personas asesinadas por defender la libertad, la democracia y un Gobierno legítimo emanado de las urnas.En cuanto a las esquelas de “contraataque” de la derecha, simplemente resultan patéticas en su intento tan obvio como zafio de intentar tapar las voces que ahora se levantan, haciendo todo el ruido posible para acallarlas con el típico “y vosotros más”. Como siempre, la derecha va un paso por detrás de la Historia, y como siempre también las novedades (aunque lleguen con tanto retraso) la encuentran con los calzoncillos en los tobillos.

    16 Noviembre 2006 | 09:18

  5. Dice ser andros

    “el pobre D.J.P.H.”otra cosa no se, manolo, pero de pobre el tal “D.J.P.H.” nada. mujer y amante….y en aquellos años.salú.

    16 Noviembre 2006 | 09:28

  6. Dice ser +++

    Señor Saco: Aznar pago por la medalla a un grupo de presion, pero a dia de hoy no le ha sido concedida por el Congreso de los Estados Unidos de America.Congressional Gold Medal Recipients (1776 to Present)http://clerk.house.gov/histHigh/Congressional_History/goldMedal.h…

    16 Noviembre 2006 | 10:01

  7. Dice ser David

    No busquéis esquelas de desconocidos, en el periódico independiente del ácido bórico publican ésta:http://www.20minutos.es/noticia/173150/0/franco/esquela/mundo/

    16 Noviembre 2006 | 10:23

  8. Dice ser David malaguita

    Sr Saco, da usted a entender en su post radicacal de hoy, y por lo tanto tendencioso hasta caer en el panfleto y la mentira, que los familiares de los asesinados en Paracuellos del Jarama por orden de Carrillo, sí, ese viejales que aún vive…como Fraga, no tienen derecho hoy a defender y recordar su memoria porque ya lo fueron suficientemente en la época de Franco. Por el contrario estima usted que los olvidados de ayer (las víctimas republicanas) deben ser los héroes de hoy, incurriendo en el mismo error manipulador y autoritario del régimen que asegura despreciar tanto pero del que mantiene sin embargo ciertos tics muy poco democráticos, disculpables por mor de su edad. ¿O es que acaso pretende usted que sea ahora la otra mitad la que empuñe la vara de mando, y someta y sojuzgue a la otra mitad? Sr Saco, creo que no es completamente consciente (usted, ni muchos de su cuerda) de lo que significa vivir en democracia, lo cual consiste, en este asunto que tratamos de las esquelas, que cada cual honre a sus muertos como le venga en gana, porque si despreciable era la parcialidad franquista de antaño igual lo es la apisonadora progre que soportamos hoy día y su simplona, por maniquea, interpreatción de la historia reciente de España.Como ejemplo de esto que digo es el caso de Julián Grimau que trae a colación. Y si bien lo que dice de Fraga, ese triste vestigio del totalitarismo en España, es cierto, no lo es menos que Grimau fue cualquier cosa menos un santo de la misma manera que Carrillo fue todo menos un luchador por la libertad, más bien lo contario…a no ser que se acepte la libertad del Gulag, claro. Pero vayamos con Grimau. Decir antes de nada que la detención, tortura (fue arrojado por una ventana de la Direccion General de Seguridad con la esperanza de que se “suicidara”, lo que resultó fallido, se ve que se “arrepintió” in extremis…..) y posterior fusilamiento de Julián Grimau fue un acto además de ilegal por ser el fiscal un tipejo farsante sin título alguno de derecho, un acto innecesario y ya extemporáneo a aquellas alturas de la historia. Pero esto no quita para que recordemos la vida y milagros de Grimau durante la guerra civil, en la que, como tantos otros se cubrió de oprobio y de sangre. Pero no seré yo quién lo cuente sino el escritor marxista Agustín Guillamón:“La muerte de León Narwicz (brigadista internacional a las órdenes de Stalin), reivindicada por el POUM como un acto de venganza, sirvió de pretexto para la detención y juicio de los militantes de la SBLE. La investigación fue conducida por Julián Grimau García, lo cual demuestra la importancia que la NKVD y el SIM concedían al caso Narwicz.Grimau era el “ojo de Moscú” en el proceso. Julián Grimau García era hijo de un comisario de policía de Barcelona. En 1935 militaba en la Izquierda Republicana y era funcionario del cuerpo de policía. En octubre de 1936 ingresó en el PCE. En noviembre de 1936, siendo Santiago Carrillo encargado de Orden Público, Grimau fue nombrado Jefe de Grupo de la Brigada Criminal de Madrid. Su carrera experimentó un vertiginoso ascenso. Fue ascendido a Secretario General de Investigación Criminal de Valencia y responsable del PCE en este organismo, lo que significaba que todos los comunistas del cuerpo general de policía dependían de él. En noviembre de 1938 fue felicitado oficialmente por su celo y eficacia represiva del trosquismo y la quinta columna fascista.Grimau mantuvo detenidos en la checa de la Puerta del Ángel nº 24, durante un mes (del 13 de febrero al 10 de marzo de 1938) a todos los trosquistas detenidos por el asesinato del capitán Narwich. Munis, Adolfo Carlini, Jaime Fernández (a estos tres se les pedía pena de muerte), Teodoro Sanz, Víctor Ondik, Luis Zanon (que no aguantó las torturas y “confesó” todo lo que Grimau quiso que confesara) y Aage Kielso (que consiguió fugarse) estuvieron sometidos a torturas físicas y psíquicas dirigidas por Grimau, hasta que el 11 de marzo fueron puestos a disposición judicial e ingresaron en la Prisión Modelo.”Tambien nos cuenta que tenía una cheka en Barcelona en la calle Plaza Berenguer,1 (junto a Vía Layetana). Como que: “Arresto en Barcelona (el 13) de los dirigentes trosquistas Munis, Carlini y Jaime Fernández, acusados del asesinato de un agente del GPU, infiltrado en el POUM. Durante un mes son aislados, torturados y sometidos a simulacros de ejecuciones. Julián Grimau obtuvo algunas “confesiones”, pero no consiguió la de Munis.” http://www.left-dis.nl/e/borchro.htmPor otro lado en la página marxista Kaosenlared (nada sospechosa de derechista, supongo), un articulista dice esto: “Hay una idealización antifascistas que, por citar un ejemplo, oculta que Julián Grimau fue un especialista en torturas “trotskistas” y que estos servicios se hacen constar en su “curriculum” de cara a los soviéticos.” http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=26368Decir por último que el paradero en España de Grimau fue denunciado a las autoridades franquistas por un miembro del partido comunista y que algunos, como Semprún, señalan a Carrillo como el responsable….En fin, traiciones, luchas por el poder, puñaladas al omoplato…lo normal en cualquier familia, vamos….Saludos.

    16 Noviembre 2006 | 13:35

  9. Dice ser memoria historica?...la que os interesa

    «Yo, además, tenía una herida en la pierna. Me la había hecho un miliciano en la prisión cuando intentaba robar una hogaza de paz. Me clavó el machete, pero no me quitó la hogaza».«No nos mueve el odio, sino el perdón y el olvido», afirmaba ABC en su portada del 16 de enero de 1977, al anunciar el testimonio de Ricardo Rambal, detenido y fusilado sin juicio ni más acusación que su pertenencia a Falange, pero quien sobrevivió milagrosamente a la matanza de Paracuellos. Documento que debe formar parte también de nuestra memoria colectiva.Ricardo Rambal, abogado, de 55 años, abraza una sencilla cruz de granito y hace un gesto para evitar la emoción: «Aquí me fusilaron hace cuarenta años. Yo era un chaval de quince». En el cementerio de Paracuellos hace mucho frío, quizá tanto como aquella noche del 28 de noviembre de 1936, cuando el señor Rambal, entonces Ricardito para todos, fue llevado a trompicones hacia el borde de una fosa común junto a otros presos políticos de la cárcel de San Antón. Frente a ellos un grupo de hombres con pistolas, fusiles y escopetas de caza dispuestos a matar. Unos obligados, otros voluntarios.«Hacía frío, pero, créame, que no lo notábamos. Llevábamos la ropa interior y el mono de la prisión, nada más, pero no notábamos el frío. El miedo era la sensación más fuerte, no había lugar para sentir nada más». No habían recorrido ni 50 metros desde que fueron bajados de los camiones…«Algunos de nuestros compañeros llevaban las manos atadas». Una descarga. Luego una detonación, otra, una nueva descarga…«Yo, además, tenía una herida en la pierna. Me la había hecho un miliciano en la prisión cuando intentaba robar una hogaza de paz. Me clavó el machete, pero no me quitó la hogaza».Tiempo para una oración, un recuerdo y cuerpos que caen retorcidos, gritos, gemidos…«Con nosotros estaba Muñoz Seca: lo mataron esa noche».«Hacía frío, pero, créame, que no lo notábamos. Llevábamos la ropa interior y el mono de la prisión, nada más, pero no notábamos el frío. El miedo era la sensación más fuerte, no había lugar para sentir nada más».Más detonaciones, más disparos, más gritos. Y silencio. Silencio de muerte. Desde el pueblo de Paracuellos se escuchaban detonaciones casi todas las noches… y luego, los vecinos también notaban el silencio de la muerte.Un testigo presencial hubiese quedado paralizado al ver que uno de los cuerpos, aparentemente sin vida, de los asesinados en esa tanda comenzaba a moverse. «No sabía dónde estaba ni qué me había pasado. Serían las doce de la noche cuando abrí de nuevo los ojos. Me dolía una pierna, el estómago y la boca. Sangraba, sangraba mucho. Sin moverme del lugar en el que había caído palpé el terreno con ambas manos. El frío de los muertos me hizo reaccionar. ¡Qué escena…! Cuerpos y cuerpos sin vida, amontonados, ensangrentados, algunos terriblemente desfigurados. Me puse de pie, dudé décimas de segundo y salí corriendo despavorido. Creo que no grité porque tenía un intenso dolor en la boca. Luego me daría cuenta, horas más tarde, de que tenía una bala incrustada en el paladar. Era el tiro de gracia que me había entrado por la barbilla, pero afortunadamente el proyectil se quedó en la boca».De madrugada, como todos los días que seguían a una ejecución, llegarían los enterradores, despojarían a los cadáveres de lo poco de valor que conservasen y les echarían tierra encima. Nadie notó la falta de uno de ellos. Oficialmente, don Ricardo Rambal Madueño, falangista, había sido fusilado en Paracuellos la noche del 28 de noviembre de 1936.«Fui detenido el 4 de junio por ser militante de Falange. Sin más acusación, sin juicio previo, sin más diligencias, pasé a la Cárcel Modelo. Allí me encontré con grandes amigos, entre ellos el propio José Antonio. Los primeros momentos en la cárcel no fueron los peores. Todavía estábamos vigilados por oficiales de prisiones y la vida era, dentro de lo que cabe en una prisión, bastante normal. Pero estalló el Alzamiento y las cosas comenzaron a endurecerse: de presos políticos pasamos a ser prisioneros de guerra.El 22 de agosto desaparecieron los oficiales de prisiones y la cárcel fue tomada por los milicianos. Pertenecían al grupo de ferrocarriles y estaban al mando de uno al que llamaban “Papá pistolas”. Ese día, muy temprano, nos hicieron salir al patio a esperar órdenes. Cuando más confiados estábamos, unas ametralladoras, instaladas en unas casas del paseo de Moret, comenzaron a dispararnos. Cayeron muchos, pues nos cogieron por sorpresa.AmetralladosYo corrí a refugiarme a un muro con otro grupo de presos. En ese instante abrieron las celdas de los comunes, para dejarles en libertad, y las ametralladoras dejaron de disparar. Corrimos a refugiarnos en nuestra galería. Algunos de los comunes, antes de marcharse, prendieron fuego a la prisión. La panadería, que estaba debajo de la entrada a nuestra galería, fue la dependencia más afectada, hasta el punto de hundirse el techo y dejarnos aislados del exterior. Eso nos salvó.Una vez desescombrada la puerta de la galería entraron los milicianos: “Os habéis salvado por los pelos —nos dijeron—, pero os vamos a juzgar a todos”. Al día siguiente entraron unos milicianos a la galería y señalaron a unos cuantos: “Venir, que os vamos a juzgar”. El primero en salir fue un comisario de Policía, Martín Bárdenas. Poco después escuchamos una descarga y nunca más volvimos a verle. El segundo fue Enrique Matorras, que había abjurado del comunismo con su libro “El comunismo en España”… En aquellos días cayeron Melquiades Álvarez y otros».(…)«Cesaron los “juicios”. Dos días después fuimos sacados de nuevo al patio. Nuestras miradas se agudizaban para intentar descubrir los cañones de las ametralladoras; el recuerdo del 22 lo teníamos muy vivo. En esta ocasión no intentaron matarnos. Nos dieron ropa —antes nos la habían quitado— y nos dejaron pasear. Pero no nos daban ni de comer ni de beber y los milicianos, para divertirse, nos tiraban trozos de pan desde las garitas. Ya se puede imaginar los saltos que dábamos para cogerlos.Pronto se presentaría otra novedad: las sacas de presos. En septiembre y octubre las hicieron sin listas, a dedo. Debieron de ser los ejecutados en la Casa de Campo y otros lugares de MadridY llega noviembre. A mí me trasladan en un autobús de dos pisos, junto con otros presos, a la prisión de San Antón. Algunos hablaban de libertad y de juicios justos, eran optimistas.Pero no nos daban ni de comer ni de beber y los milicianos, para divertirse, nos tiraban trozos de pan desde las garitas. Ya se puede imaginar los saltos que dábamos para cogerlos.En efecto, hubo juicios. Recuerdo que el día que me juzgaron no había luz y el Tribunal se alumbraba con una vela, lo que daba un aspecto más fantasmagórico a la escena. Me preguntaron, contesté, y dictaron sentencia favorable: “Está usted libre”, me dijeron, y pusieron un punto rojo junto a mi nombre. A estas alturas todos sabíamos lo que significaba. Volví a mi celda y abracé a mi amigo Cousiños, un abogado, íntimo amigo mío. Sabíamos los dos que era nuestro último abrazo.Al día siguiente, ya anochecido, me llaman por lista y me suben a un camión. Todos íbamos muy serios, con un nudo en la garganta. Algunos fumaban muy deprisa un cigarro regalado o robado. Sabíamos que nos quedaba de vida lo que los camiones tardasen en llegar a Paracuellos.Luego, después del fusilamiento, cuando desperté y salí corriendo; era noche cerrada. Mi única obsesión era alejarme de aquel lugar. ¿Quién me diría que horas después de subir a un camión que me llevaba a la muerte, podría emprender otro viaje de regreso a la vida?Cuando amaneció me escondí entre unos matorrales y así permanecí todo el día, desfallecido, hambriento, sediento y con miedo. Intenté poner mis ideas en orden. Tengo que volver a Madrid, me dije, y cuando anocheció emprendí el camino de regreso. Toda la noche caminando, con frío, con dolor, casi sin fuerzas. Volvió a amanecer y me volví a esconder. Cuando anocheció de nuevo, reemprendí la marcha hasta llegar a las barricadas de Canillejas. Era mi tercer día de caminata.Mi primer problema fue burlar los controles, y el segundo orientarme. Los bombardeos y combates habían desfigurado la ciudad… Por fin llegué a la calle Leganitos, donde vivíamos, y vi mi casa destruida por una bomba. En ese momento pensé tirarme bajo las ruedas del primer coche que pasase, ya no podía más.Pero una vez más el destino me abrió los brazos. ¿Ricardito, qué te han hecho? Era la voz de una vecina que me reconoció. Tu madre está en los bajos del cine Capitol, en un refugio de los guardias de asalto.Con las pocas fuerzas que me quedaban fui hacia allí. La vista se me nublaba, las heridas me dolían, había perdido mucha sangre y me faltaban fuerzas. Abrí la puerta del refugio y vi, al pie de una escalera, a mi madre llorando… En la cárcel le habían dicho que había sido fusilado. Al oír la puerta miró, me vio, sus ojos se abrieron y gritó ¡hijo! … No pude más, y caí rodando.Sin odioA los tres días recobré el conocimiento, sentía dolor, pero me encontraba mucho mejor. Los refugiados que estaban allí me quitaron la bala de la boca y me alimentaron como pudieron. Después, un guardia de asalto me facilitó un mono, un carné de la C.N.T. y una pistola: “Toma —me dijo—, defiéndete como puedas y guarda la última bala para ti”.Volví a tomar contacto con los míos en Madrid y me pasé al frente nacional por la Universitaria. Primero estuve en el servicio de espionaje y luego en unidades de combate. Ésta es mi historia».Una historia contada una fría mañana de enero, junto a lo que en pura lógica debía ser su tumba. Al pie de la cruz de granito hay una inscripción: «José Cousiños. 2-XII-36». «Como no sé dónde cayó mi amigo he elegido el que debería ser mi sitio para él». Ricardo Rambal, abogado, 55 años, cuenta la historia; se emociona, pero no odia. Es de agradecer.

    16 Noviembre 2006 | 16:14

  10. Dice ser JJ

    memoria histórica,la historia que cuentas se podía repetir exactamente igual desde el otro bando, con la diferencia en principio, de que los que dictaban las sentencias de muerte eran personas de alta graduación, militares de carrera y no milicianos analfabetos. Pero no es eso lo que más las diferencia, es tan sencillo como que si bien unas terminaron en 1939, las otras prosiguieron a lo largo de muchos años, no sólo de venganza si no de abuso salvaje sobre los vencidos, sus familias, sus hijos. Descuida que si, tal y como creen algunos ingenuos, al terminar la guerra, los vencedores hubieran sido generosos con los vencidos, no habría existido un sentimiento de odio tan acendrado. Pero lo peor de nuestra guerra civil fue la postguerra y ahí si que hay un sólo bloque de culpables.

    16 Noviembre 2006 | 16:42

  11. Dice ser David

    ¡¡¡Joder qué pesados con Paracuellos!!! Para los que sólo leen una historia, deberían saber que en todas las poblaciones que iban ocupando el ejército sublevado, se producían fusilamientos sin juicio, simplemente por el hecho de ser liberales o ser denunciados por el cacique de turno. Es decir, hubo cientos, miles de Paracuellos para los que defendían la legitimidad republicana.Con esto no defiendo lo hecho, pero está claro que en todas las guerras (y la civil española no iba a ser una excepción), se comenten barbaridades por ambos lados.Las matanzas de religiosos por parte republicana se comitieron en su inmensa mayoría al inicio de la Guerra, bajando las ejecuciones por este bando drásticamente en el 37, 38 y 39. Sin embargo, las ejecuciones del bando nacional, continuaron a lo largo de toda la guerra y, lo que es peor, después de terminada.Vale ya de desfachatez (valga la expresión) con Paracuellos… De esos hubo muchos, y la inmensa mayoría de un lado.

    16 Noviembre 2006 | 17:07

  12. Dice ser pericles

    Durante el último año en la Facultad de Geografía e Historia y los cuatro o cinco posteriores, nuestra Guerra Incivil (palabras de Unamuno) y nuestra República fueron un tema que me obsesionó y sobre el que leí lo inleible. Son muchas las ocasiones en las que surge este tema y en las que me enzarzo en discusiones con personas que mantienen un punto de vista diferente al mío. Hace algún tiempo que escribí un texto sobre este tema que resume mi pensamiento al respecto. Por si a alguien le interesa, a continuación lo pego. Ya advierto que es largo. A quien le moleste leer un texto tan largo, cosa que entiendo perfectamente, le aconsejó que no siga a partir de este punto.Saludos a todos. Por cierto, David Malaguita, no estoy de acuerdo con tus puntos de vista de hoy, pero los respeto y he agradecido el todo. Ves como quien quiere puede.————–TODOS CONTRA LA BARBARIE:”La guerra fue terrible -600.000 muertos en total-, y la represión, aún peor. En la zona nacional cayeron 100.000 personas asesinadas; en la republicana, 60.000, entre ellos 7.000 religiosos. Hasta ahí el terror compartido. Porque a partir de 1939, con todo a su favor para ser generoso, el régimen de Franco encarceló a 270.000 personas y fusiló a 50.000. Al menos 4.000 murieron de hambre y frío en las prisiones (Víctimas de la Guerra Civil, Temas de Hoy; Morir, matar, sobrevivir, Crítica).Siempre que aparece en algún acto Carrillo aparecen un grupo de intransigentes descerebrados clamando contra él por los fusilamientos de Paracuellos.Parece como si este fuera el único episodio de represión política que existió en nuestra cruenta Guerra Civil. En los primeros meses de la contienda, la represión por parte de los dos bandos fue muy cruenta.Vayan por delante algunos textos de la obra de Hugh Tomas para intentar poner las cosas en su sitio. Especialmente interesante es el capítulo 16:”Aunque en la España Rebelde hubo muchas muertes arbitrarias, la idea de la limpieza del país para eliminar los males que se habían apoderado de él era una política disciplinada de las nuevas autoridades y formaba parte de su programa de regeneración. En la España republicana, la mayoría de las muertes fueron consecuencia de la anarquía, resultado de un colapso nacional, y no obra del Estado, aunque algunos partidos políticos, en algunas ciudades, consintieron las enormidades, y aunque algunos de los responsables últimos ascendieron a posiciones de autoridad. Además, los ataques aéreos provocaban odios y fueron responsables de muchas muertes en represalia. Igualmente, la voz de Queipo de Llano a través de la radio infundía pavor y provocó la muerte de muchos de sus partidarios en territorio republicano. En ambos bandos, la mayoría de los asesinatos fueron cometidos por hombres menores de veinticuatro años de edad”.”Las atrocidades cometidas tras las líneas republicanas y nacionalistas al principio de la guerra civil eran parte del mismo fenómeno que, a partir de 1931, había endurecido la política española llevándola a excluir el compromiso; este extremismo político había desembocado en la violencia, la ilegalidad y la intolerancia antes de julio de 1936”.“La forma como se llevó a cabo la rebelión militar, y la forma en la que respondió a ella el gobierno en las primeras horas provocaron un desenfreno que no se había visto en Europa desde la guerra de los Treinta Años. En una zona, se fusilaba a maestros de escuela y se quemaba casas del pueblo; en la otra, se fusilaba a sacerdotes y se quemaban iglesias. La consecuencia psicológica de este desenfreno fue que las dos partes en litigio se vieron dominadas por el odio y el miedo: Odio destilado lentamente durante años, en el corazón de los desposeídos. Odio de los soberbios, poco dispuestos a soportar la insolencia de los humildes. Odio de las ideologías contrapuestas, especie de odio teológico, con que pretenden justificarse la intolerancia y el fanatismo. Una parte del país odiaba a la otra, y la temía”.“Durante estos momentos tan confusos, los hombres como el presidente de la República, Azaña (la ventana de cuyo dormitorio, en el Palacio nacional, daba a la Casa de Campo, donde se estaban cometiendo tantos asesinatos), no podían dormir tranquilos por las noches. Aunque no podían controlar las matanzas, como representantes del gobierno eran responsables de ellas”.Los asesinatos políticos, fueron algo común entre los dos bandos, pero ya que los nuevos “salvadores de la patria” tienen tanta obsesión por el episodio de Paracuellos, cuando por los dos bandos hubo otros más sangrientos, veamos lo que dice la obra de este historiador a este respecto. Por cierto, los presos de la Cárcel Modelo de Madrid, eran casi en su mayoría varones, mayores de edad, lo que no justifica su asesinato, pero no sé de dónde se han sacado alguno que había niños. Los niños, como siempre en todas las guerras, fueron víctimas por parte de los dos bandos, especialmente por parte de aquel que bombardeaba las ciudades (Madrid, Guernica):“Al parecer Koltsov (comisario político soviético) se encargó de sacar de Madrid a los presos políticos más importantes que todavía estaban en la cárcel Modelo (el total ascendía a más de 1000). Casi todos ellos fueron asesinados por sus guardianes, mientras, oficialmente, eran trasladados a otra cárcel, cerca del pueblo de Paracuellos del Jarama, a pocos kilómetros del aeropuerto de Barajas. Durante los días siguientes, hubo muchas otras ejecuciones de presos políticos en Madrid, en aquel mismo paraje desierto, en el pueblo próximo de San Fernando de Henares, y en Torrejón de Ardoz. Es evidente que los principales funcionarios de la policía, empezando por el nuevo director de Orden Público, Manuel Muñoz, tenían conocimiento de estos asesinatos (aquí podemos incluir a Carrillo). El primero en protestar tuvo que ser un anarquista, el director de Prisiones nombrado a continuación, Melchor Rodríguez. Estos asesinatos se explican por el ambiente de pánico que cundió en Madrid ante la perspectiva de que pudiera caer la capital. La amenaza del desastre aumentaba la intensidad de las emociones, y aquellos hombres jóvenes de la junta de defensa, que sabían que morirían si ganaba Franco, pasaron por alto la brutalidad, cuando no la sancionaron”.Mientras que esto ocurría en Madrid, y otro tanto pasaba en Cataluña, estas son las cifras que el autor da de los asesinatos provocados por el bando nacional:“en Navarra, entre 7000 y 8000, en Sevilla 9000, en Valladolid 9000, en Zaragoza 2000, en las Baleares 3000. La cifra en toda España debió de ser del orden de las decenas de millares: probablemente 50.000 en los primeros meses de la guerra, y quizá la mitad más durante los meses siguiente, teniendo en cuenta la represión que se llevaba a cabo en los sitios conquistados por los rebeldes”Prefiero no seguir ante este horror que, aunque parezca lejano, todavía está muy cercano. No se sabe si Carrillo tuvo parte activa en esta represión o bien tuvo conocimiento y no hizo nada. Pero no se pueden sacar los hechos de su contexto. Y desde la transición, ante todos los horrores del pasado, hubo una amnistía que terminó con la responsabilidad penal de todos los responsables. Incluido Franco.A Carrillo, los homenajes que se le realizan no son por sus actos en aquellos sanguinarios tiempos. Si no por su actuación desde 1977. Y en cuanto a estos actos, a los hechos me remito.Los caídos en el bando nacionalista han tenido cuarenta años para ser contados, compensados, reconocidos y homenajeados. Los perdedores empezaron a serlo a partir de la transición y todavía hoy no han podido ni siquiera ser contados ni enterrados decentemente. Así, pues, dejadnos en paz con nuestros homenajes y dejemos de lado el rencor.Después de comprobar que en la civilizada Europa esto puede volver a ocurrir, como hemos tenido el horror de ver en la Guerra de los Balcanes, sólo me queda decir que NUNCA MÁS. Y no veamos a los jóvenes cachorros radicales de nuestro bando con simpatía. Una vez que se les consienten las “gracias” y se envalentonan, las consecuencias ya hemos podido ver cuales son.”———–Si alguien ha conseguido llegar hasta aquí, se lo agradezco personalmente y espero que haya aprendido algo. De tantas lecturas sobre este tema sólo pude llegar a una conclusión muy sencilla: LA BARBARIE NUNCA TIENE JUSTIFICIÓN. LA PAZ, LA PIEDAD Y EL PERDÓN (Palabras de Don Manuel Azaña) son la única solución posible a la BARBARIE. Sirvan estas palabras para todos los conflictos del mundo, sin importar quien fue el responsable que los ocasionara: Israel-palesina, EEUU-Irak, ETA-Democracia española.

    16 Noviembre 2006 | 18:29

  13. Dice ser Manuel Saco

    Gracias, Pericles. Al hilo de tu última reflexión, algunos compañeros de trabajo, más jóvenes que yo, pero ya no unos niños (entre los 30 y 40 años) comentaban la esquela de Franco hoy en el diario El Mundo, y se extrañaban de que a toda una generación todavía nos parezca un asunto medular, cuando ellos, dicen, apenas contemplan nuestra guerra incivil como un suceso histórico, por lo lejano en el tiempo. No sé si es bueno o malo, o cuánto tiene de bueno y cuánto de malo, si debo tomarlo como un reproche o es un síntoma peligroso de la confusión generalizada entre dos conceptos como el olvido y el perdón. En cualquier caso, me llamó la atención que ya no son sólo los “jóvenes” los que piden que no sigamos ajustando cuentas, sino que lo piden los integrantes de una franja de edad que en la banca se consideraría de inminente prejubilación.

    16 Noviembre 2006 | 18:44

  14. Dice ser José Antonio

    No veo yo que el caso del fusilamiento que cuenta “ANTONIO BURGOS” sean más especial, sea distinto a lo de tantos otros fusilamientos, tantas otras tragedias humanas que sucedieron aquellos días, y en ambos frentes, fueran las víctimas parientes, o no, conocidos del suegro de Antonio Burgos, o no.Me parece una frivolidad, muy propia de Antonio Burgos, contar la “feria” como la vió él, o su suegro y quedarse en la vivencia personal de su conocido “Limones” para intentar desautorizar la reivindicación de los muchos “limones”, estos del otro lado, que ni siquiera pudieron ser enterrados dignamente en su día, que tampoco lo pudieron hacer durante muchísimos años después, algunos aún no se han podido desenterrar de las cunetas, y a los que sus familiares, quieren desenterrar para devolverles su sitio, que se les había negado en la Memoria, Burgos, en la Memoria Histórica, le parezca lo que le parezca a tu conocido Limones y a tí.Burgos, conocido facha y señorito andaluz,ya parte de la perversa y facha insinuación de que los del otro lado, los que defendían la legalidad establecida frente a unos golpistas, pero perdieron la guerra, no tienen derecho a figurar en la historia, que no pueden figurar en la “Memoria Histórica” y se pone a contar, para argumentarlo, las cosas que le pasaron en su pueblo a su gente. A eso se le llama rigor histórico. El mismo rigor que aplica el señorito Burgos en sus tendenciosas opiniones todos los días. Vaya ejemplo que ha venido a traer aquí el troll de ahí arriba..

    16 Noviembre 2006 | 19:04

  15. Dice ser Ena

    No sé, yo creo que es que hoy estoy como espesa. Me parece leer que los asesinados de un bando (qué mas da cual fuera) eran más asesinados porque tenían apellidos más cortos, morían en tapias y no fueron homenajeados nunca, mientras que los asesinados del otro bando (me da igual cual fuera) se deberían sentir ya reparados por su forma de morir, sus apellidos y sus homenajes. Y yo, que soy bastante vieja para haber oído directamente de mis padres las historias de los horrores de los malvados de los dos bandos y de las hazañas de las buenas personas que simpatizaban con un bando u otro, pero bastante joven como para saber que el pasado construyó mi presente y que debo mirar al futuro, he llegado a la conclusión de que en una guerra nadie tiene la razón, pero los idealistas de los dos bandos pretenden construir un mundo mejor a un precio muy caro, mientras los malvados, esos malvados sin ideología ni humanidad ninguna, aprovechan la ocasión para dar rienda suelta a sus instintos asesinos en cualquiera de esos dos bandos. Dejemos los muertos en paz. Aquellos horribles tiempos oscuros deberían ser sepultados en nuestra memoria. Nuestros muertos, en nuestros corazones. Y preparemos un futuro mejor que fue por lo que murieron muchos de ellos.

    16 Noviembre 2006 | 19:11

  16. Dice ser desenterrar muertos escondidos, no es revancha, es justicia...

    “….que no sigamos ajustando cuentas….”YA! pero… desenterrar las fosas comunes y enterramientos de fusilados y darles un enterramiento como corresponda o quieran sus parientes……eso es lo mínimo……eso es solo ser personas…¿no había ayer en 20minutos.es una noticia sobre que unos arqueólogos habían descubierto un enterramiento de niños de hace 27000 años?¿por que lo harían?pues por eso…por eso tenemos que desenterrar TODAS las fosas comunes y anónimas, y darles nombres, y darles otro enterramiento más justo…

    16 Noviembre 2006 | 19:16

  17. Dice ser paqué

    La canallada llegó muy lejos, en mi casa no supieron de la muerte confirmada del abuelo hasta el año 60 y tantos y sólo en el 75 llegó por fin un certificado de su muerte “pasado por las armas”. De la fosa y los restos ya ni hablamos. (Y no quisiera dejar de lado cuestiones tan nimias como las pensiones de viudedad y tal….)

    16 Noviembre 2006 | 20:04

  18. Dice ser Manuel Saco

    Desenterrar…Por supuesto, totalmente de acuerdo.

    16 Noviembre 2006 | 20:04

  19. Dice ser hacer justicia nos dignificará como sociedad y como personas....

    “…Dejemos los muertos en paz. Aquellos horribles tiempos oscuros deberían ser sepultados en nuestra memoria. Nuestros muertos, en nuestros corazones….” dices…”Ena”-¿sabes que hay muertos que no están en ningún sitio, en ningún corazón, porque no se sabe siquiera si están muertos o no? ….si, claro, como han pasado 70 años te lo imaginas…pero…¿sabes en que consiste el trastorno de estrés postraumático, “Ena”?…cuando alguien sufre un accidente, o una agresión, o se arruina, ….o sufre la muerte de un ser querido, (por ejemplo el padre o el hermano…), o le desaparece un familiar y no sabe si ha muerto o no…..y revive una y otra vez en la intimidad ese hecho, sin contárselo a nadie, y sufre, y no puede hablar públicamente de ello… y si encima le PROHÍBEN hablar de ello, no te digo nada ya……y parte de una vida arruinada…¿sabes cual es una buena cura?:hablar de ello….para poder olvidar…para poder asumirlo…Hablar de ello públicamente…¿sabes cuantas familias han hablado este año (2006) por primera vez (en toda su vida) del padre y abuelo que está “probablemente” en el “descampado ese del pueblo”?Los que llevan tantos y tantos años hablando de sus muertos sin problemas y yendo a ponerles flores al cementerio el día de todos los santos (como parte de mi familia) no tiene derecho a decirles a esas personas que olviden, que callen, a aquellos que cuando la hija pequeña preguntaba que si ella tuvo abuelo, o que fue de el, recibía como respuesta un “no se” (donde esta enterrado, o donde y como murió, o siquiera si murió), o recibía como respuesta una mentira, que se repetía siempre, una y otra vez en la familia..-hablar es un derecho…hablar de tus muertos son dos derechos…y es un insulto que alguien le diga a otra persona que tiene que olvidar y no intentar encontrar los restos de sus parientes e intentar saber que pasó con ellos. Y si los encuentra desenterrarlos, y darle la sepultura que crean conveniente..y hablar entre ellos de ese tema…ES UN INSULTO!!!!(otra cosa es perdonar, otra cosa es renunciar a querer castigar a los culpables de algo que pasó hace tanto tiempo)(pues PERDONEMOS. NADIE DICE QUE NO PERDONEMOS, ….pero si perdonamos, …entonces…todos, deberíamos ayudar a desenterrar esos muertos, es solo “desenterrarlos, y saber”…sin buscar culpables, ¿vale?) y hacerles un homenaje: ¿por que? ¿porque murieron injustamente, y para que sus descendientes lo sepan. Y sepan que la sociedad en que viven lo sabe y lo acepta así? ¿que es lo que tienen que pensar, si no? ¿que la sociedad en que viven no quiere aceptar ni decir públicamente que murieron injustamente? ¿por que? ¿por que molesta a nadie decir que fue una injusticia?…Que una familia hable de un familiar muerto, y le haga un desagravio mediante una esquela que diga “tus nietos te recuerdan” (te recuerdan y hablan de ti por primera vez en su vida, es que hay que joderse…)…etc.,¿molesta?¿a quien MOLESTA?¿a quien piensa que el tiene algo que ver con los asesinos?¿por que alguien piensa, hoy en día, aún, que el tiene algo que ver con los responsables de los fusilamientos en las tapias de las afueras de tantos pueblos?¿como es posible que sientan que aquellos hechos tienen algo que ver con ellos, que por entonces ni siquiera habían nacido? ¿como es posible que se sientan ALUDIDOS?¿no deberían algunos “ROMPER” esos lazos que parece que mantienen con unos hechos y con unas personas que pasaron hace tanto tiempo, y que ni siquiera han vivido personalmente?¿por que alguien aún piensa que está relacionado con los culpables de que esas personas fuesen fusiladas en una tapia a escondidas y sin juicio, injustamente?¿pero es que no es más escandaloso que después de 70 años haya alguien que se sienta ¿defensor? de las personas culpables de esos hechos?…es que no tenia que molestar a nadie ni las esquelas ni los desenterramientos…porque esas personas que se sienten que les afecta, y por eso protestan, deberían OLVIDAR!!! SI, OLVIDAR ELLOS!!!! Y OLVIDAR DE UNA PUTA VEZ!!! unos hechos en los que no intervinieron!!!!!…y dejar que los parientes solucionen sus trastornos de estrés postraumáticos familiares, y de la sociedad, como ellos crean conveniente…es que de verdad QUE ES EL COLMO!!!!

    16 Noviembre 2006 | 20:22

  20. Dice ser vichule

    Por fin alguien que se preocupa por hechos recientes. No se cuanto tiempo vamos a tener que aguantar la “nueva” matraca con la pre guerra y post guerra. Propongo que analicemos la guerra de cuba, o la de la independencia que en el tiempo tampoco están tan lejos y recordemos abuelos, que todos tenemos muertos en estas guerras. Cuanta mentira y cuanto cínico. Dejad en paz a los muertos.

    16 Noviembre 2006 | 20:39

  21. Dice ser ¿conoces tu una buena razón?

    vichule: no son muertos, SON DESAPARECIDOS!!!Dales una buena razón a sus hijos o nietos para que no intenten encontrarlos y desenterrarlos…

    16 Noviembre 2006 | 20:47

  22. Dice ser '¿?

    12345369633

    16 Noviembre 2006 | 21:00

  23. Dice ser J.Ruiz.

    Algo anda mal en su blog.Me es dificil entrar. Voy a llamar al informatico para que desde su casa se lo repare.Saludos

    16 Noviembre 2006 | 21:06

  24. Dice ser J. Ruiz

    No se preocupe. El informatico esta tratando de resolver el problema. Es un tio muy listo. Ya le explique el asunto. Esta averiguando si es un tio malao que se le metio en su pagina….. Tenga confianza en el informatico. Es muy bueno. Saludos J.Ruiz. Encontro algo..despues le informo Saludos

    16 Noviembre 2006 | 21:26

  25. Dice ser J. Ruiz

    Esta es una prueba .

    16 Noviembre 2006 | 21:28

  26. Dice ser J. Ruiz.

    Señor, Don Manolo Saco y señores opinantes. Me ha gustado mucho esta controversia que se ha escrito en estas páginas. Más aun creo que Don Manolo debe dejar esta controversia abierta hasta el martes . En otras palabras escribir nuevamente el miércoles. Y de estar en sus posibilidades seguirle atizando leña al fuego en su próximo escrito.Todo esto es bueno, por que así los Españoles de Buena Ley y del pueblo llano, como es mi condición, podemos escribir para presentar lo que pensamos. Ya los doctos catedráticos de las grandes letras españolas han escrito sus verdades, sus mentiras, sus odios, sus paciones etc., etc. ,etc.Pero en el asunto de nuestra Guerra Civil nadie toma en cuenta que los que pusieron pellejo, en todos los bandos, fue el pueblo llano. Vean ustedes, si se suman los rojos y nacionales muertos, verán que casi la totalidad son del Pueblo Llano Español, los doctos letrados fueron una minoría.Los doctos letrados por sus grandes estudios, como es lógico, ven la Guerra Civil a su conveniencia de letrados y de escribir libros.

    16 Noviembre 2006 | 21:30

  27. Dice ser J. Ruiz

    Continuacion.Ahora en nuestro Gran País España como la gente va a la escuela, todos quieren ser letrados y detestar al Pueblo Llano Español que con gran hidalguía casi se extermina en una lucha de gran nobleza propia de la Sangre Española.J. Ruiz, esta muy orgulloso de su familia: de Ruiz el Rojo, mejor conocido como el “Carnicero de …….,” de la Roja Josefa Ruiz mujer del antes mencionado , del Facha Olegario Ruiz, hermano del anterior y cuñado de Josefa, también conocido por hazañas similares a las de su hermano. ¿Eran …como muchos letrados los quieren hacer ver? . No, simplemente eran Españoles de Buena Ley que salieron de las huertas a cumplir con lo que le dictaba su Sangre Española y como tal cumplieron con gran hidalguía el honor de haber nacido en nuestra Gran Patria España .Escrito por. J. A. Ruiz M. Maestro Español de Fontanería y Patrón de Pesca.

    16 Noviembre 2006 | 21:32

  28. Dice ser Pepe Polémico

    Saludos cordiales,Manolo.Después de un tiempo ausente, vuelvo y me reconforta comprobar que tú dale que te pego a lo tuyo, Manolo: a buscar la armonía y la concordia entre tus lectores.Pues cojonudo, y a desenterrar muertos de la guerra con apellidos vulgares (Ruiz, Lopez, Garcia), y si se encuentra uno con apellido compuesto, se le ensarta la pala entre los huesos pútridos del culo que merecido lo tiene por facha.Hay algunos comentarios que me dejan perplejo porque no sé si están escritos en el año 2006 o en el año 1976. La matemática es sencilla. Llevamos 30 años de democracia hablando de los muertos de la guerra civil, muertos de hace 80 años.Para los que no lo vivierais, os aseguro que en el año 1980 nunca jamás nos preocuparon los muertos masacrados y desaparecidos en Cuba o en Africa. Y la distancia era la misma.Como dicen tus compañeros que mucho te quieren, deja ya de ajustar cuentas, Manolo. 30 años con tanta inquina causa hemorroides.Y si no estás por la labor, por lo menos súfrelas en la intimidad.

    16 Noviembre 2006 | 21:54

  29. Dice ser Ena

    a “hacer justicia”:Hablas de estrés postraumático… perdona, pero a menos que seas muy viejo no me creo yo que sientas ese estrés tan vívidamente, más bien pareces vivir los recuerdos de algún familiar mayor tuyo, porque de los que vivieron la guerra directamente apenas vive ya nadie. Ni siquiera mis padres tienen más recuerdos que los les quedaron como niños que eran y yo ya cumplo medio siglo.Y no me hables del sufrimiento por los seres queridos muertos que algunos conocemos de sobra en carne propia.¿De qué memoria histórica hablamos? ¿por qué hay que recordar eternamente los tiempos oscuros?. Nadie niega que haya que llorar y recordar a nuestros muertos y hablar de ellos, pero no y mil veces no traerlos a la primera página de la política actual, removiendo las viejas heridas que puedan quedar ¿o tú también eres de los que nos cuentan esa historietita de buenos y malos?. Yo no hablo tampoco de perdón, no soy religiosa y dudo que pudiera perdonar al asesino de un ser querido por mí. Hablo de olvidar esos tiempos oscuros para poder caminar hacia adelante, que ya han pasado los suficientes años como para haber superado el duelo, salvo a los que parece habérseos quedado patológico.Reflexión para hoy (mira tú): lo que yo no entiendo es que sean precisamente los mismos que acusan a las víctimas de ETA de no ser generosos y practicar el perdón para alcanzar la paz, los que reclamen que se rescate la memoria de los muertos de la guerra civil, sin exigirse la misma generosidad que exigen a otros. Si es que chirría…

    16 Noviembre 2006 | 22:52

  30. Dice ser luismi

    Da la impresión, Don Manuel, que todos los asesinados en Paracuellos, eran fascistas, fachas, de extrema derecha, y todos esos grandilocuentes adjetivos de los que hace tanto uso y abuso. Muchas de las checas asesinaban también a niños que terminaron en Paracuellos. Ya me contará usted qué culpa se les podía achacar. Allí, se encuentran muchos muertos que ni siquiera eran seguidores del bando rebelde. Es idéntico caso al de Lorca en el bando republicano. Aún no se sabe el porqué de su muerte, pues era apolítico. Quiero decir con ésto, que la memoria histórica que tanto se reivindica actualmente, no puede estar escudada en los 40 años de dictadura. Con ese argumento, da a entender que han de pasar otros 40 años para que las conciencias de los muertos republicanos descansen. Los dos lados asesinaron sin piedad. Fue una maldita guerra, no un juego. Finalmente ganó Franco y su dictadura. De haber sido al revés, no creo que las represalias del Frante Popular hubiesen sido menores. ¿Hasta cuándo vamos a estar lamiéndonos las heridas de una guerra entre compatriotas? Ya van 70 años…Saludos

    16 Noviembre 2006 | 23:19

  31. Dice ser Perico, el de los Palotes

    Del tema “memoria histórica” me quedo con el siguiente argumento (razonable, equilibrado y, creo, justísimo):“Lo que yo no entiendo es que sean precisamente los mismos que acusan a las víctimas de ETA de no ser generosos y practicar el perdón para alcanzar la paz, los que reclamen que se rescate la memoria de los muertos de la guerra civil…”Sobre la 1ª meditación comentar y preguntar:Con esa investigación que pretende un juez de Madrid, denunciando la concesión (compra) de una medalla entregada a José Maria Aznar (contradiciendo a la Fiscalía), ¿ha comenzado ya ese movimiento de renovación en el Poder Judicial?¿O no tiene visos de prosperar?

    16 Noviembre 2006 | 23:24

  32. Dice ser es hacer justicia...

    “Se trata de mirar al futuro con los deberes bien hechos”…pues tienes razón, que además, es una cuestión que atañe a nuestro futuro…Nos dignificará como sociedad hacer justicia…De la misma forma que nos enorgullece haber pasado de una dictadura a una democracia sin violencia, nos enorgullecerá en el futuro saber que las personas que murieron injustamente durante la dictadura (desaparecidos y asesinados) fueron desenterrados de las cunetas, y tapias, y descampados, y se les dio su nombre, y se informo a sus familiares de que había pasado con ellos, y se les dio un homenaje público, diciendo públicamente que fue injusta su muerte,…y que eso no debe volver a pasar en ningún sitio. Y que para demostrarlo nuestra sociedad luchará para que no ocurra en ningún otro país….si como sociedad estamos en contra de la impunidad de la injusticia, y de que se olvide a las víctimas, A CUALQUIER VÍCTIMA, y la negativa del congreso de ayer a recibir a Obiang, es una prueba de que es así, entonces… debemos reparar esta injusticia….Y lo justo es buscar a las víctimas anónimas, estén donde estén; y esta búsqueda la debe realizar el estado, es decir, nosotros, todos. Y desenterrarlas. Entonces preguntar e informar a los familiares. Y darles un homenaje público, con sus familiares presentes, y el entierro que ellos crean conveniente, para que sepan que la sociedad reconoce que se cometió una injusticia y que ese homenaje es la reparación de esa injusticia que realiza la sociedad…Yo también pienso, como Amnistía Internacional, que el no buscar culpables no se debe prohibir por ley. No se puede prohibir por ley. Una ley de punto final no es posible por pura coherencia, y nos perjudicaría en el futuro a los ojos de otros sistemas judiciales como país que defiende la justicia en todos los países, y que persigue la injusticia de acuerdo a la Ley Penal Internacional en cualquier lugar que ocurra…Si hacemos las cosas bien, si se hace justicia, los familiares no buscarán culpables. Estamos en el 70 aniversario, y por primera vez en nuestra historia se habla realmente, y sin tapujos y abiertamente de esa represión que hubo después de la guerra civil, y todavía no se ha hecho justicia. Así que a nadie le extrañe que haya familiares de desaparecidos que quieran hacerla cuanto antes…en fin, con una esquela, por ejemplo…Y si alguien piensa que eso no es cierto, que si que habíamos ya hablado de ello entre los españoles,…yo les diría que ha sido con motivo del 70 aniversario…, y con motivo de que algunas personas mayores están contando sus recuerdos en los periódicos, que yo me he enterado de algo que algunos de mis familiares han sabido siempre o porque lo han vivido o se lo habían contado mis abuelos, y es que los fusilamientos no fueron una excepción después de la guerra civil, FUERON LA NORMA, y que los que entonces lo sabían (o eran militares nacionales o familiares), algunos, también querían que aquello acabase, porque saber que todos los días, día a día, se estaba fusilando a un montón de gente, y las campanas, y los rumores, y que no paraban, eso no lo aguanta nadie… pero no paro…enseguida…!!Por eso no entiendo a las personas jóvenes, que no habiéndolo vivido, se oponen a que se haga justicia a aquellas personas, y un justo homenaje. Nadie dice que estas personas jóvenes tengan ninguna culpa. Precisamente por eso, si tu no lo viviste ¿por que te opones a que se recuerde? tu no lo viviste…pues…tu siempre, si quieres, podrás estar entre los que hacen el homenaje. Homenajear y recordar a personas que fueron fusiladas sin juicio y sin razón, de forma injusta, es algo que nos ennoblece. Y además, esa coherencia personal es la que nos permitirá pedir después con la cabeza bien alta que no se aplique la pena de muerte en Irán sin un juicio justo…por ejemplo,…o luchar contra las lapidaciones de mujeres en ese país como hacemos muchas personas (creo que ya lo han pedido 380.000 personas:http://www.es.amnesty.org/especial/lapidacion-iran/firma2.php )si pedimos esto en otros países ¿por que negárselo a los nuestros?…los que murieron injustamente también son los tuyos, todas las víctimas son de todas las personas que buscan justicia…

    17 Noviembre 2006 | 01:59

  33. Dice ser pericles

    Algunos piensan que no se debe mirar atrás. Creen que los episodios tan traumáticos de nuestra Guerra Incivil y la represión, ejecuciones sumarísimas, o contra tapias de los cementerios deben ser olvidadas. Que los muertos sin nombre y sin entierro digno no deben recibir ninguna reparación moral. Y si alguien, sea un familiar o sea algún colectivo que quiere que dejen de ser muertos si nombre, anónimos en una fosa común, y desea recuperar sus cuerpos y sus memorias es que lo hace por ansias de revancha.Durante los años posteriores a la guerra y durante la guerra muchas personas inocentes fueron víctimas de la violencia sectaria. Muchos de ellos lo único que hicieron fue estar en el sitio equivocado y haber defendido unos principios y unos ideales. En ambas zonas, sobre todo al principio de la contienda, los odios de varias generaciones se encontraron con furia. En otros muchos casos, simplemente fueron las rencillas familiares o los pleitos personales los que se transformaron en furia homicida. Luego, finalizada la guerra, no hubo ni paz, ni misericordia, ni compasión, ni perdón para los que la perdieron. Hubo más represión, hubo más humillaciones, hubo más furia homicida. Los que ganaron tuvieron sus homenajes, sus reparaciones, sus compensaciones. Resulta muy cómodo para los que ganaron hablar ahora de que no hay que volver la vista atrás y entrar en una guerra de esquelas, que ya restregaron durante cuarenta años sobre los muertos sin nombre de las cunetas y las tapias de los cementerios, cuyos familiares no podía enterrar decentemente, ni podían llorar abiertamente. Ya han pasado más de treinta años de la muerte del Ogro, y parece que dar este cumplido homenaje a los que nunca lo tuvieron sean deseos de revancha.Es un ejercicio de historia-ficción el afirmar que si el bando republicano hubiera ganado hubiera hecho lo mismo. Yo no lo creo por diferentes razones que en otro momento podemos debatir. Pero aceptemos la hipótesis que hubiera sido así, que hubiéramos sufrido durante cuarenta años una dictadura comunista, con un gulag español y que muchos nacional-católicos todavía, treinta años después de la caída de dicha dictadura comunista y criminal, estuvieran sus familiares enterrados en cunetas y tapias de cementerios. ¿No recuperar sus cuerpos y darles un entierro digno y cristiano? Voy más lejos ¿no sigue la Iglesia Católica beatificando “mártires” de la guerra civil setenta años después y esto parece no indignar a los mismos que ahora recriminan recuperar la memoria histórica?Un poco de empatía, señores. Pongámonos en el lugar de los demás. En nuestro país casi todas las generaciones han tenido que pasar por hechos traumáticos parecidos. Limitándonos a los siglos XIX y XX: la guerra contra Napoleón, las Guerras Carlistas, el desastre de 1898, los continuos desastres en la guerra de Marruecos (El Barranco del Lobo, Annual), etc. Pero ninguno ha tenido la intensidad y ninguno ha llegado al clima de barbarie de nuestros tres años de guerra incivil. Y ninguno tuvo las consecuencias tan dramáticas sobre los perdedores como la represión franquista de los años posteriores. Ni siquiera Fernando VII, ruin donde los hubiera, fue tan lejos.Y ahora resulta que hay que olvidar a los muertos sin nombre, que no hay que darles una sepultura digna. Ahora sólo hay que recordar a los asesinados por ETA. Pues yo afirmo lo contrario. No hay que olvidar a ninguna víctima inocente de ningún momento de nuestra historia. ¿Habría que olvidar a los muertos en el Holocausto Judío aunque no hubieran ya recibido su reparación histórica? Yo creo que no.No se trata de mirar atrás con ira ni con ansias de revancha. Se trata de mirar al futuro con los deberes bien hechos, sin hipotecas del pasado y aprendiendo que SIEMPRE HAY QUE ESTAR EN CONTRA DE LA BARBARIE.Saludos.

    17 Noviembre 2006 | 12:10

  34. Dice ser pericles

    Pues yo cambiaría estos:“Lo que yo no entiendo es que sean precisamente los mismos que acusan a las víctimas de ETA de no ser generosos y practicar el perdón para alcanzar la paz, los que reclamen que se rescate la memoria de los muertos de la guerra civil…”Por esto otro:”Lo que yo no entiendo es que sean precisamente los mismos que dicen que las víctimas de ETA no tienen que ser generosos ni practicar el perdón para alcanzar la paz, que sólo vale la derrota del enemigo, los que reclamen que no se rescate la memoria de los muertos de la guerra civil…”NI UNA COSA NI LA OTRA. LA BARBARIE NO TIENE NUNCA OLVIDO POSIBLE. GENEROSIDAD Y PÉRDÓN SÍ, OLVIDO, NO.

    17 Noviembre 2006 | 12:14

  35. Dice ser Nano

    El resentimiento del bando republicano es el de no haber asesinado aún a más gente de lo que ya hicieron en la guerra. Un recuerdo por las decenas de miles de personas que dieron su vida por España a manos del comunismo,anarquismo y socialismo… de paso un recuerdo por los millones de asesinados en el mundo entero por los valedores de esas mismas ideologías

    17 Noviembre 2006 | 22:18

  36. Dice ser mejor dicho: picocerebro...

    nanocerebro

    17 Noviembre 2006 | 22:55

  37. Dice ser Pepe Polémico

    Venga, vale.Hagamos un ejercicio conciliador y admitamos el principio ético de quienes quieren desenterrar muertos anónimos de fosas comunes de hace 70 años para después de homenajear y reivindicar su memoria, volver a enterrarlos con dignidad en tumbas con nombre.La finalidad es loable, pero supongo que quienes lo defienden y aseguran que no hay animo revanchista en ello, no solo se limitan a enunciarlo con grancilocuencia, sino a desarrollarlo en toda su problemática.De entrada deberia instrumentarse en una ley que especificara claramente quienes son “aquellos que han de ser buscados y desenterrados”, entendiendo que para no ser sectarios, el derecho sería de todos aquellos muertos “no enterrados con dignidad”. A bote pronto, decenas de miles de personas de la guerra civil, a los que habría que sumar unas decenas de miles más de otras guerras ocurridas con anterioridad (independencia, carlistas, coloniales, …) puesto que en justicia, el tiempo trascurrido desde su “enterramiento anónimo” no debiera ser excusa que impidiera su “enterramiento digno”.Metidos en esa harina, habría que localizar las miles de fosas comunes dispersas por toda España, y cuando estuvieran localizadas, bien en campo abierto o bajo construcciones actuales, bien en terrenos municipales o en terrenos particulares, el estado se obligaria a confiscar esas propiedades para proceder a la posterior excavacion, proceso que ocuparia a miles de abogados del estado contra las miles de demandas que surgirian.Miles de equipos pseudoarqueológicos excavarían con cuidado de no vejar los huesos, y entregarian los restos a cientos de forenses que despues de juntar escrupulosamente los cientos de miles de huesos hallados en decenas de miles de esqueletos completos, iniciarian la ardua tarea de, mediante técnicas de ADN, identificar a cada uno de las decenas de miles de cadaveres hallados y tras comparar los resultados con otras tantas decenas de miles de descendientes, ponerle finalmente nombre al muerto.Por último, tras los pertinantes miles de homenajes publicos y la reivindicacion de la memoria de los miles de muertos, se procederia a realizar los miles de entierros definitivos.A ojo de buen cubero, la factura iba a ser pelín cara, pero la dignidad no tiene precio y si hay que gastar el presupuesto del Estado, pues adelante y con cojones.

    17 Noviembre 2006 | 23:41

  38. Dice ser pericles

    No Pepe, habría que desenterrar y poner nombre sólo a los muertos sin nombre que fueran reclamados por sus descendendientes. A TODOS. Aunque de nuestra última contienda incivil creo que sólo quedan los de una parte. Los otros ya fueron recontados y enterrados y homenajeados, TODOS, escrupulosamente. Sabes también que es demagógico presuponer que alguien va a reclamar los cuerpos de, digamos, las Guerras Carlistas o los de la Guerra de la Independencia. Sabes perfectamente que nos estamos refiriendo sólo a los de nuestra última Guerra Civil. Se trata de dar carpetazo con honor a los que durante tantos años fueron humillados y olvidades. Ni más, ni menos. Tampoco tendría que ser tan polémico. Las trabas que ponen muchos, cuando este asunto ya sólo afectaría a las familias de todos estos desaparecidos, lo único que demuestran son el rencor y la arrogancia de los que se consideran dentro del bando de los vencedores. Tendría que ser al revés, que el rencor lo guardasen los que perdieron. Pero ya demostraron ser generosos durante la transición y ahora sólo se trata de mirar atrás sin ira. Pero por lo que parece hay otros que son incapaces de hacerlo.Saludos.

    18 Noviembre 2006 | 01:32

  39. Dice ser trabajo y esfuerzo, si!. Pero es una tarea justa y necesaria...

    perdona, pero tu, por lo que cuentas y por como lo cuentas…si! comulgas….y además, después de leerte:¿cual sería el problema?¿no son más complicadas otras tareas que tiene el estado?¿ahora, si algo requiere esfuerzo, …ya no se hace?…hace tiempo que el esfuerzo y el trabajo no son un obstáculo en este país…otra cosa es que esté bien pagado…(no podía quedarme sin decirlo)

    18 Noviembre 2006 | 15:44

  40. Dice ser Pepe Polémico

    A trabajo y esfuerzo.Cuando preguntas “¿si algo supone un esfuerzo(al estado), … ya no se hace?” y de seguido te contestas “hace tiempo que el esfuerzo y el trabajo no son un obstaculo en este pais”, y entendiendo que por esfuerzo te refieres a esfuerzo económico, esta claro que o escribes desde Finlandia, República de San Marino o Burundi o si lo haces desde España, tu eres de letras y los números te chirrian.El problema es el inmenso coste que supone la busqueda sistematizada de las decenas de miles de desaparecidos de la guerra civil española. Los investigadores de historiales, los excavadores, los arqueologos,los forenses, los analistas, los abogados, …, todos cobran sueldos que hay que pagar. Valora todo lo relativo a expropiaciones y compensaciones derivadas. Suma y asustate, que a 30.000 euros cada uno de los 30.000 desaparecidos (y tiro por lo bajo en ambas cantidades) hablamos de un minimo de 900.000.000 euros (Ciento cincuenta mil millones de pesetas).Y llegados aqui,unos preferimos gastar esa cantidad en carreteras, colegios u hospitales que en buscar desaparecidos de hace 70 años.La discusion es esta y no la demagogia barata de culpar a quien lo propone de franquista.NOTA: Te recuerdo que a nivel particular se puede hacer (existen bastantes asociaciones que realizan busquedas y exhumaciones de desaparecidos de la guerra civil), pero la discusion de este foro es que lo pague el estado.

    18 Noviembre 2006 | 18:21

  41. Dice ser pericles

    No Pepe, no. Yo no destilo ira contra los vencedores. Ya aprendí hace tiempo a no hacerlo. Me fastidia el rencor que veo ahora que vuelve desde el pasado en forma de esquelas. Ya pudieron publicarles en su tiempo. Los otros, los perdedores, no.En cuanto a la búsqueda de los cuerpos de los muertos sin nombre, resulta evidente que nadie está pidiendo que por todos los puntos de nuestra geografía se desplacen múltiples cuadrillas de arqueólogos, forenses y peones de obra en busca de dichos cuerpos. En casi todos los pueblos de nuestra geografía, con mayor o menor exactitud, los más viejos recuerdan muy bien donde están enterrados los que fueron vilmente ajusticiados. Efectivamente, existen asociaciones que ayudan a encontrarlos. Sólo se trata que puedan recibir subvenciones para ello, con el mismo derecho que lo reciben otras asociaciones para otros menesteres. Y tampoco se trata que sea identificado cada resto y enterrado de forma individual. Bastaría, a mi parecer, con un entierro común en un cementerio público con una lápida en la que aparecieran los nombres de los muertos y las fechas y las circunstancias en las que murieron. Por supuesto, no haría falta que aparecieran los nombres de quienes cometieron la felonía de asesinarles ni los apelativos a las “hordas fascistas” y otros parecidos. A lo mejor, sí que murieron por la República y por el orden legal establecido, al igual que en las sepulturas de otros aparecen que murieron por “Dios y por la Patria”.En cuanto a los según tú “numerosos homenajes” recibidos por los del bando del Frente Popular desde la transición, creo que éstos han sido realizados más bien por personas a título personal de diferentes partidos políticos o asociaciones. Ya que TODAS las Administraciones Públicas desde 1978 fueron más bien cicateras, con especial mención a las lideradas por Felipe González que, con la filosofía de “mejor dejar las cosas como están para evitar males mayores”, tardaron mucho en reconocer pensiones o derechos perdidos por los familiares de las víctimas de la guerra y el franquismo.No quiero entrar en temas personales, pero a mi abuela paterna le reconocieron el derecho a la pensión de viudedad en 1989, once años después de ser aprobada nuestra actual Constitución. Ya no le hacía falta, desde luego, porque sus tres hijos ya se encontraban bien situados en la vida. Pero los sufrimientos y humillaciones desde la muerte de mi abuelo en febrero de 1939, miliciano de la UGT para más señas, y las dificultades para sacarlos adelante no son para ser contadas. Y digo esto sin rencor, ya que el ejemplo de mi padre, que siempre vivió sin él, me fue suficiente. Por cierto, los restos de mi abuelo descansan junto con los de mi abuela, fallecida en 2003, a la edad de 99 años, en una tumba costeada, precisamente, con el dinero que recibió de la pensión de viudad.Saludos.

    18 Noviembre 2006 | 19:26

  42. Dice ser luismi

    Pericles. Yo no he sido de preguntar mucho a mi familia al respecto. El caso es que a mí, en principio, no me consta que tuviera familiares, al menos directos, fallecidos en ninguno de los bandos. Con lo cuál, ni me va viene (entiéndeme el sentido). Comprendo que las familias reivindiquen la morada final de sus gentes, pero lo que no se puede es encender las iras de los unos y los otros por este motivo. Como hemos hablado en otros post, desgraciadamente mataron ambos bandos, y los dos están en su derecho. Pero estarás conmigo en que eso no debe ser bandera para reavivar reproches, pues al final, por ciertas actuaciones poco arbitrarias, se consigue llegar a un malestar recíproco en la sociedad actual. Saludos

    19 Noviembre 2006 | 13:41

  43. Dice ser pericles

    Luismi, el pasado, pasado está. Ya he repetido más de mil veces que al pasado hay que viajar sin ira. Y que la historia hay que estudiarla poniéndose en el lugar de las personas que vivían en aquellos tiempos, no desde nuestra perspectiva actual. En ningún momento he hablado de reproches sobre el pasado. Hablo de pasar página dejando los deberes bien hechos. Reconocerás conmigo que los muertos del bando nacional entre 1936 y 1939 están todos contados, homenajeados y todos los que quisieron o pudieron publicaron su correspondiente esquela ya en su momento en los diarios de la época. Pero después de casi setenta años muchos del otro bando asesinados entre 1936 y 1939, y lo que es peor, entre 1939 y 1945, todavía no han podido hacerlo. No se pide una partida presupuestaria especial. No se pide que se juzgue en los tribunales de Justicia a los ganadores. Para juzgar, ya está la historia. Lo que se pide es que aquellos que deseen recuperar los cuerpos o poder enterrarlos decentemente con una lápida y una inscripción conmemorativa, aunque sea de forma colectiva, puedan hacerlo. Ni más, ni menos.Un cordial saludo.

    19 Noviembre 2006 | 19:50

  44. Dice ser luismi

    Pericles. Exacto.

    21 Noviembre 2006 | 23:21

Los comentarios están cerrados.