Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

ETA contra el ZAR

Cuando el presidente Rodríguez Zapatero dijo que el proceso de paz iba a ser un camino largo y difícil, los más optimistas colocaban el horizonte de la paz definitiva en unos días cercanos a las próximas elecciones en Euskadi para facilitar, de paso, que una renovada Batasuna pudiera concurrir a los comicios con plenos derechos. Eso, los más optimistas. Los pesimistas auguraban que el proceso se dilataría al menos un par de legislaturas, entre zancadillas desde la derecha y la izquierda.

Yo debo confesaros que unos días estoy en el primer grupo, otros, en el segundo, y a veces, como hoy, en el grupo de los que piensan que esto no tiene remedio. Recuerdo el día en que ETA anunció el “alto el fuego permanente”, con esa manera tan suya de retorcer las palabras para acabar no diciendo lo que en realidad quiere decir. La extrema derecha que apacienta los sentimientos de la derecha española encajó la noticia como uno de los mayores disgustos de su vida, porque la paz es el fracaso del beligerante, la jubilación del patriotero. Cuando a la izquierda se le murió Franco (“contra Franco vivíamos mejor”), un sentimiento de alegría pugnaba al mismo tiempo contra la desilusión de que el asesino hubiese muerto en la cama, torturado con el encarnizamiento terapéutico, eso sí, aplicado por el yernísimo Marqués de Villaverde que veía en la desaparición de su suegro el final de sus privilegios. Muchos hicieron un alto en su agnosticismo para rezar por que la agonía fuese eterna. En cierto modo, el Marqués nos vengó a todos sin pretenderlo.

Esa mala buena noticia que tanto desasosiego trajo al ZAR (Zaplana, Acebes, Rajoy -hay otra versión, ZARA, en que la última A se refiere a Aznar, pero ya roza la publicidad encubierta-) se les va suavizando según ETA abre su bocaza para trasladar la desilusión al resto de los españoles que pensábamos que la mesa de negociación se nutriría con propuestas asumibles por la mayoría de los españoles. Un día nos golpea el ZAR y otro ETA, ambos pidiendo abiertamente lo imposible, en un estúpido diálogo de sordos y ciegos. Porque el último comunicado de ETA es una provocación manifiesta, como si dentro del seno de la organización terrorista conviviesen las siniestras imágenes especulares de una Esperanza Aguirre y un Ruiz Gallardón con boina y pasamontañas.

Seguir apostando “por el proceso de paz” para a continuación pedir que los jueces dejen de hacer su trabajo y mantener, además, que su exigencia de una Euskadi independiente es innegociable, es dar pábulo a la derecha de que semejante negociación sería abiertamente una “mesa de rendición”. Sabiendo que comunicados como el de ayer no sólo no sosiegan los ánimos, sino que los exacerban, para gran contento del ZAR, me lleva a pensar que todavía no está muy claro quién es el interlocutor de ETA con la suficiente autoridad moral como para imponer el resultado de las negociaciones a toda la organización.

En realidad, todos estamos pillados por los huevos. Desde los grandes atentados del 11-S y el 11-M, ETA sabe que sólo puede huir hacia adelante, que el terrorismo se ha quedado sin glamour, que es una forma de lucha desprestigiada, que ha perdido para siempre el aura revolucionaria, pasando a ser en el inconsciente colectivo una manifestación pura de la barbarie. Por su parte, la extrema derecha española no puede seguir dando el espectáculo, tan evidente, de que la paz sería el fin del ZAR, que pasaría a la historia como el único partido que quiso evitar la desaparición del terrorismo etarra, con el fin vergonzoso de que su contrincante no se beneficiase de los votos de acción de gracias de la ciudadanía.

Y el gobierno lo tiene crudo y tiene prisa. Y las prisas son malas consejeras.

—————————————————————————————

(Meditación para hoy: el hombrecillo insufrible, ex presidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, ha sido nombrado miembro del Consejo de Administración de News Corporation, la empresa propietaria, entre otras, de la cadena de televisión norteamericana Fox News, el púlpito más retrógado de la extrema derecha de aquel país, aliado de Bush hasta la náusea en su campaña a favor de la intervención en Irak. ¿Qué hace un hombre como él, centrista reformista de toda la vida, en una cueva de ultraconservadores comandados por el señor Murdoch? ¿Será desde ahora la FAES (Falange Española) la encargada de transmitir directamente los recados del emperador americano al nuevo emperador español, el ZAR?

55 comentarios

  1. Dice ser pero si es que sois....

    y esta en la que intentan decidir cuando un medicamento “es catalan” o no:http://perso.wanadoo.es/stopnacionalismo/medicamentos_boicot.pdfes que es acojonante…en fin….hay que identificar a toda esta gente…

    25 junio 2006 | 07:36

  2. Dice ser Torpe

    Stifmacuin: no he podido comentar antes tu amable respuesta ( que no me ha convencido en absoluto) por falta de tiempo. Pensando en el tema sobre el que preguntaba me he seguido haciendo algunas preguntas como esta:1.- Zapatero quiere negociar con ETA para conseguir la paz.2.- La ETA publica comunicados en los que compromete seriamente al Gobierno, entre otras cosas porque le “que cumpla sus compromisos”, de los que los ciudadnos no estamos informados , ni sabemos nada ni se nos explica.3.- EL PSOE, El Gobierno; Zapatero… riñen a los que comentan estos comunicados de los terroristas diciendo que es ridículo fiarse de lo que dice ETA, o sea, que no son de fiar. Ellos dicen que no cuando no son favorables, pues vaya si comentaron el famoso alto el fuego permanente ).4.- El Gobierno es favorable a negociar con ETA , de la que dice que nadie se puede fiar.¿ Alguien (incluido Stifmacuin), puede explicar esta contradicción absurda ?.

    26 junio 2006 | 18:33

  3. Dice ser pericles

    Torpe, sólo se me ocurre una respuesta a tus inquietudes. De ETA y su entorno no puede fiarse nadie. Pero la preocupación del gobierno es que no haya ninguna víctima más. Y a pesar de su retórica chulesca, lo realmente importante son sus actos, que no maten a nadie más. Las contrapartidas que exigen son imposibles. Y lo saben. Puede que algunos (los más veteranos) estén buscando ya una cómoda jubilación, y les cueste mucho controlar a los más exaltados (lo más jóvenes).Te planteo la pregunta al contrario. El PP dice que no se puede uno fiar de lo que dicen los terroristas, y al mismo tiempo, cuando estos sueltan sus coces (visto lo que han hecho dos etarras que iban a ser juzgados ante su tribunal, creo que tienen más parecido con los pollinos que con las personas) y sueltan su retórica panfletaria de siempre, dicen que estas proclamas son la prueba de que con los de ETA no vale el diálogo. ¿En qué quedamos? ¿les creemos o no les creemos? ¿O les creemos sólo cuando interesa?Cada uno hace su papel. Y sólo queda una opción. Paciencia y esperar. A ETA no le quedan muchas salidas.Saludos.

    26 junio 2006 | 20:04

  4. Dice ser Torpe

    Pericles: yo lo tengo muy claro: de ETA no te puedes fiar, hará y dirá lo que mas le convenga. Paciencia y esperar ¿A qué ?. No debe cesar la investigación policial intensa, las actuaciones que impidan la financiación ilegal de la banda, las detenciones , los juicios, la aplicación de la legalidad vigente en términos contundentes, la lucha decidida contra extorsiones y violencias callejeras… Y la experiencia nos dice que eso acaba con la desaparición de ETA.Pero el Gobierno actual parece que va en la dirección de la negociación, de bajar el pistón en las actuaciones policiales y judiciales, de legalizar a Batasuna, de aprobar leyes que facilten la autodeterminación…Por cierto, no sé lo que piensa el PP sobre la credibilidad que merecen los comunicados de ETA ni me interesa demasiado. Sepa usted que hay personas, como yo, que estamos muy mosqueados con lo que está haciendo el actual Gobierno y que no por eso coincidimos con la postura que tenga el PP al respecto.Creo que en muchos ambientes – cada vez más – se ve con muchísima inquietud lo que está haciendo Rodriguez Zapatero. No ven la salida. Sospechan que las negociaciones puedan ser aprovechadas para vender una paz ficticia, ya que con ETA no se puede llegar a acuerdos fiables. Dudas , inquietudes, mosqueo, perplejidad… son términos que se aplican con frecuencia a la situación actual, provocada por las iniciativas del Gobierno y su grupo parlamentario.

    26 junio 2006 | 23:29

  5. Dice ser Stifmacuin

    Torpe, perdón por la tardanza en replicarte.Yo creo que todo esto es algo muy sencillo. ¿Queremos que no haya mas muertos? Creo que un 99% de la población estaría a favor. El Gobierno está intentandolo. De un modo que a tí no te convence, pero lo intenta.Lo que está claro es que negociamos con una banda terrorista, no con la directiva del Bayern de Munich, con lo que hay que tener cuidado. Y doy por seguro que en el entorno de ETA habrá gente que quiera dejar las armas y llevar una vida pacifica, y habra gente que no. Basicamente porque tendrán que trabajar.Lo que pasa es que es muy jodido negociar con alguien que es basicamente un indeseable, y que sus peticiones son desmesuradas. Pero en ninguna negociación se obtiene lo que se pide en un primer momento.Si en un pasado se consiguió que gente como Mario Onaindia se reintegrase en la sociedad y llegase a aceptar una realidad social muy diferente a la que había con el tio Paco y a la que quería Sabino Arana, ¿por qué no se va a poder integrar en la sociedad de ahora alguien?Solo con que el 50% de la banda que ahora está dispuesta a matar olvide eso, valdría la pena negociar. E incluso eso tendrá un coste. Pero nadie ha dicho nada de cual va a ser el coste. Nadie que quiera que esta negociación triunfe. Loa hooligans por supuesto que sí.Un saludo.

    29 junio 2006 | 17:41

Los comentarios están cerrados.