BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Cuatro por cuatro, dieciséis

El otro día mi alcalde vino de visita pastoral a mi barrio, un infausto lugar del sur de Madrid, prácticamente inhabitable, afectado por las monstruosas obras de la M-30. Se presentó con su cohorte de concejales para cerciorarse in situ de que las obras estarán terminadas justo a tiempo de cortar la cinta de inauguración, inmediatamente antes de las elecciones municipales. Nunca sé si los políticos se ponen casco en estos casos para camuflarse en el democrático paisaje obrero o para prevenir los efectos de alguna posible pedrada por parte de algún vecino cabreado. Lo cierto es que el casco queda muy propio, pues el barrio se parece mucho a una zona de guerra, cavada de trincheras.

Para conseguir panorama tan desolador, además de talar miles de árboles, algunos centenarios, como ya sabéis, dejó sin aparcamiento también a miles de residentes, que ahora invierten varias horas de sus días en la busca de un claro de acera, paso de peatones, carril bus o doble fila compartida donde dejar durmiendo su vehículo. Y los perros siguen cagando como antes. Así que pasear por mi barrio tiene algo de aventura, y más cuando tienes que cargar con las maletas quinientos metros hasta el coche porque el acceso a tu casa lleva un año cortado.

Ya os conté una vez que los aparcamientos son tan escasos en los aledaños de la M-30 que la mayoría de los residentes ha optado por no mover los coches, de tal manera que al cabo de las semanas van adquiriendo una pátina de polvo que los deja con el aspecto inequívoco de haber sufrido un bombardeo. Pero ahora, un nuevo elemento se une al paisaje urbano de mi barrio. En los últimos meses he comprobado un aumento alarmante de automóviles todo terreno, los famosos 4×4 (dieciséis), que gracias a su altura y sus monstruosas ruedas, pueden encaramarse con facilidad a su lugar natural de aparcamiento: las aceras.

Un vecino mío se compró uno de estos artefactos, concebidos para los safaris y las excursiones al campo. Teníais que verle la pinta: nada más observar el color céreo de su piel, casi transparente, y su estructura enclenque y quebradiza, lo definiríais como la típica rata de biblioteca, quizá un poeta vergonzante, un aventurero de todos los mares de la imaginación y de los libros, sin salir jamás de casa. Imaginaos, pues, mi sorpresa cuando le veo descender de un dieciséis monstruoso, vestido de explorador africano, por aquello de meterse en situación, supongo, con esos pantalones y chalecos de camuflaje de infinitos bolsillos que sirven para guardar la linterna, el machete, la pistola y la navaja mil usos. Es decir, todo lo necesario para medrar en la vida urbana.

Seguro que viene de un baile de disfraces, me dije, al ver su catadura de colono de mentirijillas, con los pantalones cortos que dejaban al descubierto la poca chicha que el ser humano precisa para mantener en pie su esqueleto. Porque mi intrépido conocido no ha visto el campo en su vida. Él sabe, pues hace muchas incursiones en los libros, que de allí vienen, por misteriosos mecanismos, la leche, la carne, los huevos y la harina, pero que el campo es un lugar poco recomendable, infestado de bichos molestos, dominado por gente ruda cuyo pasatiempo predilecto es mofarse de los domingueros de la ciudad que juegan a aventureros de fin de semana por los montes perdidos, espantando el ganado y profanando el silencio con sus 4×4, devoradores de tortilla de patata al resguardo del aire acondicionado.

Por eso, porque yo sé que él piensa que más allá del asfalto solo existe la barbarie, me resultaba inexplicable para qué se había comprado aquel coloso de cuatro ruedas que necesita al menos dos plazas de garaje, como esa gente de culo gordo que utiliza dos asientos en los aviones para encajar sus posaderas.

Era únicamente para hacernos la vida imposible a los usuarios de las aceras. Menos mal. El campo y su fauna y flora pueden estar tranquilos.

11 comentarios

  1. Dice ser El Reverendo

    A esto le llamo yo “negociar”:”Antes de que quedara visto para sentencia, el etarra Txapote tomó la palabra para admitir que es miembro de ETA y reiterar las habituales amenazas terroristas. Anunció que la “lucha”, como eufemísticamente se refieren los etarras al terrorismo, va a continuar mientras no se reconozca la identidad del País Vasco. Concluyó con vivas a ETA”Y es un alivio que no hayamos enviado soldados a la franja de Gaza… Donde campa a sus anchas el imperio del mal

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser adonde irá el buey que no are...

    Pero no te das cuenta que los religiosos y la derecha tienen la culpa de todo lo que te pasa?Otra vez disculpándolos, y te la tomas con el pobre alcalde…Cambiando de tema, tienes suerte que no te han re-diseñado la página tuya.

    21 Junio 2006 | 05:39

  3. Dice ser El Reverendo

    Sr. Saco debiera haber titulado su retahíla de insultos de hoy “Cortina de humo”. ¿Es que las vacilaciones de su querido Presidente para iniciar las conversaciones con los asesinos no merecían una esquela de las suyas? ¿Es que las detenciones de los extorsionadores y proveedores de fondos a los terroristas sumado al juicio de los asesinos irredentos no merecen sus comentarios?Como dice el estómago agradecido que vive en el blog de aquí al lado “Se os ve el plumero”

    21 Junio 2006 | 08:47

  4. Dice ser veste

    No sé, estoy desolado, afligido, mi enorme tristeza no me permite atender a sus razones con claridad, d. Manuel. Ayer tres niños palestinos asesinados y una docena heridos por un gobierno salvaje y terrorista. Pero mi indignación no es solo por eso, que todo se puede esperar de esos nazis con piel de cordero. Mi tremenda desesperación es porque entre esos señores políticos y poderosos que saben tanto y dicen las cosas cargados de razón, no hay ninguna voz que se alce, que critique desde sus tribunas. Como otras veces la terrible fechoría quedará impune. Estoy de acuerdo que no es el tema del día, y usted sabe que no me gusta desviar el tema, pero si ayer llorábamos por un crimen cometido hace años no está de más bajar a la realidad de hoy.

    21 Junio 2006 | 08:57

  5. Dice ser andros

    iba a decir algo gracioso sobre tu comentario de hoy, pero elpost anterior me ha quitado las ganas.perdón.

    21 Junio 2006 | 09:04

  6. Dice ser plastic

    tu vives en un barrio de cuatreros (4×4) no vaciles a los pobres soci de boquilla

    21 Junio 2006 | 12:35

  7. Dice ser imagina

    Si será efectivo, el efecto “siete machos” que provoca el llevar entre las piernas (es un decir) una herramienta de no sé cuantos caballos de potencia, de poder galopar por los carriles de las grandes avenidas, metro y medio por encima del resto de los mortales, que todas las marcas fabricantes de vehículos de automoción se atreven a presentar su modelo de todo-terreno, incluidas las marcas de alto estanding lanzando sus prototipos, más lujosos, más grandes, más ….. caros.Tampoco son mancas las señoras amas de casa, calzando un 4×4 BMW o Mercedes, para llevar los niños al colegio.Hace unos años y sin que venga a cuento, en la Plaza Cataluña de Barcelona, una señora sin carnet de conducir, al volante de un Nissan todo terreno enorme, atropelló y mató a un peatón; sería interesante saber si dicha señora llegó a pisar la cárcel, puesto que estos días se lee en la prensa que el responsable de las conducciones amenaza con la cárcel a los que sobrepasen los noventa kilómetros en las ciudades. No sería mejor empezar castigando a los asesinos del volante, Farruquitos y señoras sin carnet, que si el peatón no se quita lo quitan ellas con sus tres mil kilos de vehículo, y poco a poco ir llegando a los paganos de siempre.Saludos

    21 Junio 2006 | 14:37

  8. Dice ser C

    Yo una vez pregunté a uno de estos por qué se había comprado semejante tanque. La respuesta me dejó fuera de combate: “Es que me encanta el campo”

    21 Junio 2006 | 18:29

  9. Dice ser Benigno

    Yo vivo en una zona rural, y entre las motos, los quads y los 4×4 estamos bastante hartos. La gran mayoria en absoluto les encanta el campo, como dice C, lo que quieren es levantar polvo a gran velocidad sin importarles si destrozan caminos o molestan a los vecinos.

    21 Junio 2006 | 18:38

  10. Dice ser andros

    he visto a un energúmeno de estos leyendo el periódico en el parque, pero sentado dentro de su 4×4.¿?

    21 Junio 2006 | 18:47

  11. Dice ser plastic

    Te han calado…tu te metes con los 4×4 por denunciar a los horteras de tu zona…y el hortera eres tu

    21 Junio 2006 | 23:17

Los comentarios están cerrados.