BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

El efímero mercado de noticias

Como bien ha dicho muchas veces mi maestro Martínez Soler, en la lonja de las noticias, en la gran bolsa de compraventa que son los medios de comunicación, unas tienen mejor fortuna que otras, dependiendo de las necesidades del mercado y del momento.

El 11-S norteamericano, la tragedia de las torres gemelas de Nueva York, fue una experiencia terrorista tan descarnada y de dimensiones mediáticas tan colosales que puso muy cara la cotización moral de los atentados terroristas en el resto del planeta. Desde ese día, ETA ya no podía seguir vendiendo su terrorismo de rostro humano: me atrevo a decir que fue el terrorismo islamista el que atentó contra el etarra, hasta dejarle sin sentido. De ahí la importancia vital para el trío insufrible de la ultraderecha española el inventar (tranquilos los del PP: inventar viene del verbo latino invenire, que significa “encontrar”), inventar, digo, una trama de apoyo por parte de ETA a los islamistas del 11-M.

Esa era una noticia que llevaba camino de dar mucho juego en esta legislatura, pero hasta Aznar confesaba ayer que el atentado de Madrid había sido cosa de la facción de Al Qaeda, apartando pudorosamente a un lado la teoría de las famosas montañas y desiertos que no estaban muy lejanos. Ya sólo queda el patético intento de Pedro Jota por rescribir una historia de tintes ridículos. Es ya una noticia inservible, que nadie compra porque ya cumplió su función. ¿Qué la devaluó? ¿Un ataque repentino de sentido común? Pues no. Todo el tinglado se viene abajo cuando ETA, inoportunamente, anuncia una tregua permanente, que es lo mismo que decir el abandono de la lucha armada. Desde entonces, lo de ETA y los islamistas suena a rancio.

Ayer por la mañana, todos los medios de comunicación se desayunaron con la bomba de la sentencia contra los tres policías que habían detenido a los militantes del PP, presuntos agresores del ministro Bono. Era la noticia del día, y llevaba camino, según avanzaba la mañana, de dar los más altos beneficios en la bolsa de compraventa de noticias. Pero el destino es cruel, y cuando ya la algarabía derechona exigía la destitución del ministro Alonso, hoy del Ejército, pero entonces de Interior (¡por dios! –hasta a mí me hacéis invocar a dios- ¿queréis no volver a repetir que exigen a Zapatero que cese al ministro? Los ministros cesan sólo cuando los destituyen o dimiten, pero nadie nunca jamás en los siglos de los siglos puede cesar a alguien, porque el verbo cesar no es transitivo), decía antes del paréntesis que cuando ya la noticia salía al mercado con vocación de estrella, otra con más pedigrí y más inquietante copaba el firmamento mediático: el posible fraude y estafa masiva de Afinsa y Fórum Filatélico, empresas de ahorro y alto rendimiento cuyo funcionamiento se parecía peligrosamente a las empresas piramidales de infausta memoria. A cientos de miles de pequeños ahorradores se les congeló el corazón al oír la noticia, al igual que a los miles de trabajadores de ambas empresas cuando vieron asaltadas sus sedes de trabajo por un ejército de policías, esta vez sí, enviados por los jueces.

¡Ah! Pero la noticia que beneficiaba al PP no era la única víctima. El PSOE también tenía un muerto que llorar: José Luis Rodríguez Zapatero había firmado uno de los acuerdos más acariciados en su programa electoral, acuerdo al que calificó de “histórico”, sobre la reforma laboral, consensuado entre los sindicatos mayoritarios y los empresarios. Pero en realidad es el mercado de noticias el que decide qué es histórico o no, pues nunca se comporta como los mercados de futuros: aquí se compra para el momento, como el petróleo, y el precio y la atención suben y bajan según los avatares de la actualidad.

Y donde esté la noticia de que nos han hecho un robo de destrucción masiva, como parece ser este lío filatélico, que se quite el Estatut, los tres policías, Tita Cervera, la cinta de la Orquesta Mondragón y la madre que nos parió.

15 comentarios

  1. Dice ser joaquim

    De Sofico-Renta a hoy, pasando por Gescartera y tantos y tantos otros precedentes, esquilmar a los pequeños inversores que buscan el pelotazo ansiado poniendo en juego sus ahorros, es el sueño de tanto granuja casposo en esta España de los pecados.El modo español de estafar es así de cutre y falto de elegancia. Aquí no se tima al gran dinero, no se le apiolan los fondos a quienes están podridos de parné: aquí llega un tío vestido de militar, de cura, o de primo del delegado de la oficina del Banesto de la esquina, y te ofrece el negocio de tu vida, ése que te va a sacar para siempre de la clase media y te convertirá en rentista residenciado en Marina d’Or con derecho a chalet de tres plantas y zorra de importación, un negocio que fíjate por donde no es más que una vulgar pirámide, un truco más viejo que el mear de pie, en el que se supone que tú te llevas la pasta del que viene detrás tuyo cuando en realidad quien se lleva toda la pasta es quien está arriba del todo.Pero la codicia es mala consejera -la peor-, y ya se sabe: en el tocomocho y granujerías semejantes ¿quién es más chorizo, el que lo hace o el que se ciega con unos beneficios imposibles y a costa de otros?.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Hilario Ideas

    Lo sorprendente, sin embargo, no ha sido el escándalo en sí, sino la espectacularidad con la que se han llevado a cabo las detenciones y los registros y, sobre todo, el día elegido para la operación. Ya es casualidad que, cuando todo el país está pendiente del caso Bono, sobrevenga un dispositivo policial de esta envergadura, que copa todos los noticiarios de radio y televisión y que, en cuestión de minutos, inunda los diarios de Internet. La actualidad dio ayer un giro absoluto en el lapso de sólo una hora y de Bono nunca más se supo. Una espesa tinta lo había ocultado.Si no fuese porque sabemos que el PSOE es un experto en las cortinas de humo diríamos que se trata de algo fortuito. No es el caso. Hace no mucho, cuando se estaba aprobando elpolémico Estatuto catalán, el mismo que ha sembrado la discordia durante incontables meses, otra operación semejante, con corrupción de por medio, se desató en Marbella. Entonces hubo que sumar, a la ínfima catadura moral de alguno de los imputados, su estrellato mediático. Un éxito sin paliativos que obró el milagro de que, al menos durante aquellos días clave, se dejase de hablar del Estatuto. Todo por obra y gracia, una vez más, de la proverbial tinta que apartó ayer a Bono de la primera plana.De cualquier modo, no fue aquella la primera vez que la oportuna y puntual tinta cubría el panorama informativo justo en el momento en que al Gobierno le venía bien. En el otoño de 2004 se desarticuló una banda islámica que tenía como objetivo sembrar el terror en la calle Génova de Madrid, lugar donde se encuentra la sede del PP y en cuyas inmediaciones se halla el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional. Aquello desmontaba de cuajo el mantra distribuido por la izquierda que unía íntimamente la guerra de Irak y la masacre del 11-M. Si ya se habían retirado las tropas y Zapatero pedía a otros países que hiciesen lo propio, ¿por qué habrían los islamistas de atentar justo en Madrid?Antes de que a la gente le diese tiempo a pensar y estableciese las relaciones pertinentes, el calamar soltó una andanada de tinta. En aquel momento fue el absurdo escándalo de las recogepelotas femeninas, modelos de profesión, en el Masters de Madrid. La banda islámica y sus criminales planes pasaron a mejor vida. Nadie más habló de ello. Meses más tarde, en plena Comisión parlamentaria del 11-M, cuando desde el Gobierno se insistía en la autoría islámica de los atentados a pesar de que las investigaciones se alejaban de ella, se ordenó la detención de varios sospechosos, presuntos yihadistas, que tuvieron que ser liberados posteriormente por falta de pruebas. La tinta en aquella ocasión lo que ocultó fueron las dudas razonables de los investigadores.No hay más que tomar la hemeroteca y darle un simple vistazo para darse cuenta de que esa tinta siempre aparece en el momento adecuado. Y donde hay tinta, hay calamar.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Hilario Ideas

    La reacción socialista ante la sentencia de tres jueces por el caso Bono no puede ser más reaccionaria, mediocre y sectaria. Cuando falta un mínimo de grandeza en la actuación de los hombres públicos muere la política. Es como si el Estado de Derecho a los políticos socialistas no les importase nada. Pocas cosas con coherencia democrática han dicho los dirigentes socialistas al evaluar la sentencia que condena a tres policías por conculcar las libertades políticas de dos militantes del PP. Creían que sería suficiente con esconderse detrás de una dimisión. Por fortuna, ya se ha instalado en la opinión pública que esto no es un asunto de tres policías y un delegado del Gobierno. Aquí está implicado todo el sistema democrático. Aparte de la Fiscalía General del Estado, que más parece del Gobierno, en este asunto, que ha pasado de ser una supuesta agresión a Bono a la detención ilegal y antidemocrática de dos militantes del PP, está implicado todo el Ejecutivo, empezando por el presidente.Naturalmente, Bono fue el primer causante del montaje mediático contra el PP y las víctimas del terrorismo y le ha salido mal. Algo, por supuesto, debería decir sobre la sentencia, aunque conociendo al personaje, y toda vez que está fuera del Gobierno, quizá sea mejor así. Preferible es el silencio ominoso de Bono que los gritos destemplados de sus correligionarios, quienes al conocer la sentencia no han considerado ni por un momento que salía ganando el Estado de Derecho. La verdad. No, por el contrario, su única reacción ha sido atacar a la magistratura, a la oposición, a los agredidos y a todos aquellos que no traguen con el desmontaje de la democracia que lleva a cabo Zapatero. Más aún, quiero creer que en un arrebato de locura política, Diego López Garrido ha dicho que el PP, al pedir la dimisión de Alonso, antiguo ministro de Interior, está atacando al Estado de Derecho del mismo modo que HB. Estoy convencido de que por menos, por muchísimo menos, en otro país democrático este hombre ya estaría cesado o en un psiquiátrico.Lo cierto es que la reacción de los socialistas ante la sentencia judicial, que condena a tres policías por detención ilegal, destrucción y falsificación de pruebas y coacciones a dos militantes del PP, da para todo un tratado sobre la maldad política. Es evidente que la sentencia compromete la actuación política del ex delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid. Hasta tal punto la compromete que, según sugieren los jueces, las conductas delictivas de los policías podrían haber estado generadas por el exceso de celo del ex delegado al exigir detenciones rápidas contra quienes, según él, habían agredido al ministro. Descubierto por los jueces, dimite Constantino Méndez. La dimisión quiere cerrar el asunto, pero lo que da es una prueba de que el Gobierno entero estaba detrás de todo ese montaje contra, no se olvide el asunto, la Asociación de Víctimas del Terrorismo y el PP.En fin, los socialistas, lejos de interesarse por la validez argumentativa de la sentencia y defender a los jueces, la tachan de “desmesura total” (El País), como si lo que allí se dice no respondiera a hechos reales. No, señor Rubalcaba, esto no es una desmesura sino la constatación de un delito, que pudiera estar amparado por el Gobierno. Eso ya no sería una desmesura sino el fin de la democracia. A eso vamos.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser uno que pasaba

    Bueno, bueno, el erudito de Georgetown, ese estadista, el que ponia los pies encima de la mesa de su amigo Bush, ese hombre veloz, recordman de la media distancia, ese hombre que llamo a los periodicos la noche misma de los atentandos asegurando la autoria de ETA, ese … ese pedazo de ? (a~adase lo que convenga).Queremos saber la verdad …, pues habeis escuchado la verdad de boca de vuestro Dios. A ver cuantos quedan cantandole a la luna. Que digo yo, que estara pensando Acebes? y FedeGuico? FedeGico, FedeGico, que explicamos ahora?!?. Pero lo veo, lo intuyo, como todo el mundo sabe, los terrorista islamicos son mayoritarios en la filas de ETA. Clarooooo, es eso, claro que si 😀

    10 Mayo 2006 | 04:50

  5. Dice ser otra que pasaba...¡y con una lengua!...

    Ahora que lo mencionas…eso de los filatélicos, debe haber sido obra de corrompidos inmigrantes latinoamericanos, verdad?Sí, descuéntalo…Porque los europeos son incapaces de nada feo…¡faltaba más!

    10 Mayo 2006 | 05:59

  6. Dice ser El Reverendo

    Don Manuel, así que según usted los policias condenados son “presuntos”, y los responsables de Forum y Afinsa estafadores masivos…¿Dónde está su caridad cristiana?¿No será usted también un “estómago agradecido”? o peor aún ¿No será por casualidad un pelota en busca de un ascenso?Y espero por nuestro bien, y el de todos los feligreses, que no tenga usted que retractarse de sus alabanzas al ¿abandono? de la actividad terrorista de ETA…porque que yo sepa incluso ellos mismos dicen que no quieren que se les llame “demócratas”.Un último apunte: Muy bueno lo del Gobierno saliendo al paso de que las competencias en el caso Forum y Afinsa es de las Comunidades Autónomas…¡lástima que Luis Aragonés tenga perfilada su lista de defensas para el Mundial!¡Balones fuera!

    10 Mayo 2006 | 09:28

  7. Dice ser irene

    …..mhhh corre corre–…….TU LA LLEVAS……–……mierda…..Fedeguico porque te pones en medio, eso es trampa y no me dejas tocar mare….joerr pedro j dile algo que se esta volviendo sociata….(ansar dixit)

    10 Mayo 2006 | 10:43

  8. Dice ser Carlos

    D.Manuel, me siento defraudado,esperaba algo mas (no se si de cinismo,humor,ironía, no se…).La primera detención política, ya probada y juzgada, de nuestra joven democracia y usted me la envaina en un “mercado de noticias”.Parece aquel tosco ex-entrenador del Real Madrid y su famoso “…no coment”.Saludos.

    10 Mayo 2006 | 11:36

  9. Dice ser Hilario Ideas

    Hacía tiempo que no veíamos a un gobierno así de nervioso. Parece al borde del colapso. El caso Bono le ha puesto a los pies de los caballos. Ha dejado en la más absoluta evidencia que éste es un gobierno que mangonea, que recorta las libertades cuando le parece oportuno, que persigue políticamente a los que le molestan y que azuza la persecución contra los que se salen del discurso oficial. Ese es Zapatero y así es su ejecutivo. Con la condena de los tres policías nacionales este gobierno ha quedado por los suelos. Su credibilidad en materia de libertades, respeto y convivencia ha quedado definitivamente enterrada. Tan conscientes son de ello que Alonso, López Garrido, Moraleda y Pérez Rubalcaba se han lanzado, a la desesperada, a intentar desviar la atención.El primero ha sido el ministro Alonso, que fuera el responsable político de la policía en el momento de las detenciones ilegales. El actual ministro de Defensa ha arremetido con una actitud chulesca contra el Partido Popular en el Congreso. Para variar, ha dicho que los populares mienten y que la condena a los policías demuestra que el PP estaba intoxicando. Hay que estar verdaderamente huérfano de razones para emplear un argumentario tan pobre.Poco después, desde Sevilla, ha hecho su aparición el actual ministro del Interior. Pérez Rubalcaba, con esa hipocresía habitual en sus declaraciones, ha intentado justificar que la fecha en que se ha llevado a cabo la oportuna operación policial contra las empresas filatélicas era una casualidad, y que en ningún caso se trata una cortina de humo. Sin que nadie le preguntara. Excusatio non petita… Además, ¿quién puede creer al portavoz del gobierno de los GAL? Nadie mínimamente sensato. Es cierto que la presunta estafa de los sellos puede ser un asunto muy importante, pero es mucha casualidad que la operación se lleve a cabo en el momento más oportuno para desviar la atención. Huele al más puro estilo Rubalcaba.A estas excusas hay que añadir el esperpento montado por el secretario de Estado de Comunicación por la tarde en Moncloa. Fernando Moraleda convocaba de forma urgente una rueda de prensa para decir que “los españoles pueden estar tranquilos, el gobierno de Zapatero va a luchar contra la corrupción”. ¿Como puede ser que exista tanta preocupación por los sellos mientras se resta importancia a la quiebra del Estado de Derecho que supone la detención ilegal de los militantes del Partido Popular por el mero hecho de serlo?Pero en este carrusel de despropósitos faltaba el portavoz del Congreso, Diego López Garrido. El sucesor de Rubalcaba ha comparecido nervioso, inquieto e insultante. No se le ha ocurrido otra cosa que comparar al Partido Popular con Batasuna por su falta de respeto al Estado de Derecho. ¿Es este el ambiente de consenso que Zapatero quería crear? Lo del PSOE no falla nunca. Cuando les pillan con las manos en la masa se lanzan como locos contra todo y contra todos. En esta ocasión han demostrado, una vez más, que de eso que se llama libertad y democracia entienden poco. Lo que debemos temer ahora es lo que puede ser capaz de hacer un gobierno desquiciado, y más cuando se carecen de escrúpulos en el ejercicio del poder.

    10 Mayo 2006 | 11:40

  10. Dice ser Mago Peace

    De nuevo, la picaresca española llevada al extremo.Esa misma picaresca que a todos nos hace gracia cuando nos cobran de menos o salimos airosos de alguna operación de cualquier índole. Pero que cuando nos afecta, ya no nos hace tanta gracia.P.D.: He visto tu respuesta de ayer. Por favor, sóplame la oferta antes que a Fran Pomares. Como se entere de que dejas el piso……Por otro lado, ¿qué son 10 simples decibelios de más en esta nuestra ruidosa ciudad?

    10 Mayo 2006 | 13:04

  11. Dice ser Manuel Saco

    Mago Peace10 decibelios A, en esa escala que mide el sonido, significan exactamente… el doble. La intensidad del ruido se duplica cada 10 dbA. Dicho de esta manera, ¿veradad que parece una barbaridad?

    10 Mayo 2006 | 16:57

  12. Dice ser Manuel Asco

    Es el doble siempre que tengas una referencia, medida en DBm, por si solo Db no quiere decir nadalistillo.Ahora vete a buscar al Google

    10 Mayo 2006 | 23:08

  13. Dice ser Stifmacuin

    TROLLEADA:Un dia mandé a uno al blog de Jimenez Losantos, como me sentí inmediatamente mal, ( igual que cuando mando a alguien a la mierda, aunque no sea lo mismo… ), decidí entrar en ese foro de imparcialidad politica que es libertad digital punto com ( el que quiera que lo teclee ) y me encontre con que en el blog de Pio Moa postean entre doscientas y trescientas personas. Todo hay que decir que fui incapaz de leer el articulo, ni que decir de los posts,… pero me flipa. Si esa gente entra en ese post, que has hecho mal Manolo? O mejor dicho, que has hecho bien? No quiero parecer pelota, aunque lo parecere, pero cada vez estoy mas contento de postear (mal) aqui que bien en otros.P.D. Sr. Manolo Saco. Por favor, las copas de Sapphire con tónica y en copa de balón. Gracias.

    11 Mayo 2006 | 20:02

  14. Dice ser Manuel Saco

    Luis, gracias. Yo no quería contestarle sólo por el tono empleado.

    13 Mayo 2006 | 08:59

  15. Dice ser Luis

    Manuel Asco: 10 dB (en base 10, el que se utiliza en el audio comercial) significa el doble. Punto. El doble de lo que sea, pero el doble.Manuel Saco: los psiquiatras de España te van a poner una querella por todo el trabajo que les quitas.

    13 Mayo 2006 | 12:43

Los comentarios están cerrados.