BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Cachetes, azotes, collejas y coscorrones

Todos los amigos de mi generación mantuvimos en algún momento de nuestras vidas el debate de si el “cachete o el azote” a los hijos era o no contraproducente para su estabilidad emocional futura. Y el debate continúa (supongo que así será hasta el infinito) en la sociedad actual. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha descubierto mediante una encuesta que casi el 60% de los españoles aprueba el “cachete” o el “azote a tiempo” como método, digamos, complementario de la educación de los hijos.

Es un terreno resbaladizo, pues ni los educadores profesionales ni los psicólogos se ponen de acuerdo, porque la educación, como la economía, no es una ciencia exacta. Ni siquiera coinciden con las pruebas, pues no encuentran un mayor número de adultos traumatizados tras la educación del cachete, ni se ha demostrado que la quinta del mírame y no me toques, con sus “niños tiranos” incluidos, esté formada por adultos más felices.

Yo nunca lo tuve muy claro porque, además, desde que ensayas cualquiera de los métodos hasta que puedes analizar cómo ha salido el experimento, o sea el hijo adulto, pasan demasiados años. En esos casos me acordaba de los científicos, que utilizan en laboratorio animales de un ciclo vital mucho más corto que los humanos, como la famosa mosca del vinagre, para estudiar su comportamiento después de haberles inoculado una sustancia. Como yo no sabía qué hacer con la mosca del vinagre, y mucho menos de sus costumbres, pensaba que el material de estudio más parecido, por su ciclo corto de vida, eran los perros y los gatos. A los tres meses de vida ya les puedes enseñar dónde deben hacer sus necesidades, y ya están en condiciones de comenzar a aprender lo que es bueno y malo, el sí y el no. Y al año ya han cumplido su mayoría de edad, por lo que puedes comprobar, sin riesgo a equivocarte, si el método educativo utilizado ha sido el correcto.

Los educadores de perros, hasta donde yo sé, nunca emplean la violencia con sus animales. En lugar del cachete, utilizan el susto, el ruido fuerte y repentino con un periódico. No es que les asusten leyéndoles la portada de La Razón, por ejemplo, no (jamás emplean la crueldad): enrollan el periódico como un canuto y golpean el suelo con gran estruendo al tiempo que les gritan con voz firme un ¡NO! Entre noes desagradables y síes cariñosos, el animal va aprendiendo las normas de convivencia de la casa donde le ha tocado vivir. Uno de estos expertos me contaba un día que si les pegasen a sus perros desde pequeños, acabarían siendo unos adultos agresivos. Hasta los perros, entre “suto” y “muete”, prefieren suto.

Sin embargo, cuando veo los disciplinados perros guía de los ciegos o los especializados en salvamento y localización de gente bajo los escombros, tengo la impresión de que fuese más fácil educar a un perro que a un ser humano. Y no digamos ya nada de los gatos, a los que adoro: hacen literalmente lo que les sale de los mismísimos, desde recién nacidos hasta el final de sus días, por mucho que hayas perdido inútilmente las horas con las famosas órdenes de aquí y dame la patita. Pero sigo sin saber si el método perruno se puede extrapolar a los niños, porque de entre mis 26 sobrinos, hoy ya mayorcitos, soy incapaz de distinguir quienes recibieron un sopapo a tiempo en su infancia y cuáles eran los intocables “porque no quiero que mi niño se traumatice”.

Haciendo memoria, de todos los coscorrones, azotes, cachetes y collejas que recibí en mi infancia, creo que casi todos sobraban. Alguno, en cambio, reconozco que sirvió para corregir a tiempo el rumbo de mi vida.

24 comentarios

  1. Dice ser Carolina

    A mi y a unos cuantos de mi generación nos han dado una “bofetada a tiempo” o más de dos y de cuatro en mi caso y creo que soy una persona adulta con las ideas bien claras y la cabeza muy bien sentada.Retrocediendo en el tiempo y en mis memorias, recuerdo que cuando mi madre me daba ese revés le gritaba que “era una mala persona y que yo nunca pegaría a mis hijos cuando fuera madre”.Ahora que ya soy mayorcita digo firmemente que un cachete en “ciertas ocasiones” no está de más, aunque debería ser la última de las opciones, y no acudir al cástigo físico de manera sistemática, sino muy puntual. El diálogo, la empatía y la paciencia serán mis armas cuando en futuro no muy lejano logre ser una (buena) madre.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser lucas

    estimado Sr. Saco,entre carmelitas, maristas y salesianos, imagino que no andaría ud. falto de cachetes… (perdone la broma, de mal gusto, seguramente)creo que se puede afirmar que mi generación (tengo 30) es la última (o de las últimas) en las que el cachete, azote, bofetón, zapatilla, o lo que sea (a mi madre le gustaba amenazar con “dar una azotaina”) estaba perfectamente aceptado como parte de la educación. después los sicólogos, educadores, orientadores, tutores, etc. han sembrado la duda en padres primerizos, con demasiados sentimientos de culpabilidad por no poder pasar demasiado tiempo en casa con sus hijos por culpa del trabajo como para decir “NO” a sus hijos o, incluso, darles un azote cuando han hecho algo mal. y, de esos polvos, tenemos estos lodos.pregunte a cualquier profesor con más de 20 años de experiencia, o veánse los ejemplos de violencia en las aulas (yo toda mi vida estudié en el sist. público y, en los 14 años que duró solo me dí una bofetada con un compañero. improcedente, por supuesto, pero 1 en 14 años)

    02 Marzo 2006 | 10:50

  3. Dice ser benilde

    Teniendo en cuenta cómo has quedado, es evidente que la dosis de cachetes, azotes, collejas y coscorrones no era la correcta.

    02 Marzo 2006 | 11:53

  4. Dice ser Kadaj

    Estimado Benilde, me has quitado las palabras de la boca.

    02 Marzo 2006 | 11:57

  5. Dice ser Genaro

    Los psicologos quieren enseñar a los profesores y a su vez, estos terminan en la consulta de un psicologo. No soy partidario del susto “razonable”, pero leerle las maravillas de ZP en el Pais de Polanco puede ser nocivo para la salud mental de cualquiera.Me eduque con salesianos (a los que debo mi ateismo)pero reconozco que si no fuera por algún, puntual y excepcional, coscorrón mi rebeldia adolescente me hubiese conducido a ser como los “niñatos mononeuronales” que pululan hoy en día por cualquier instituto.

    02 Marzo 2006 | 13:01

  6. Dice ser Cristina

    Yo, a mis 31, puedo decir con convencimiento y orgullo, que la experiencia de la educación recibida de mis padres prescindiendo casi por completo de la tele es la que mejores frutos ha dado, y por raro que parezca, no me ha acarreado ningún trauma. Así que, casada y con niños, ya ni siquiera tengo ese aparato en casa.

    02 Marzo 2006 | 16:17

  7. Dice ser Papisa Juana

    Si entre familiares adultos no nos pegamos, no veo porque haya que pegar a los menores. No hay excusa. Es un acto agresivo, lesivo y moralmente dañino. Hay que ponerse en la piel/psique del menor. Yo aun recuerdo como me sentaban y hacian sentir las bofetadas y la negativa opinion que me causaban de mis mayores. Pegar no sirve. Lo que ocurre es que de mayores olvidamos nuestros infantiles sentimientos, y podemos llegar a creer que esos sopapos o capones o golpes de regla en los dedos nos fueron provechosos porque ahora somos gente educada. Pues si somos gente educada y relativamente cuerda no es por, sino a pesar de, los golpetones.

    02 Marzo 2006 | 17:49

  8. Dice ser Michael

    Demasiados blancos o negros. ¿Por qué el método del cachete iba a crear adultos traumatizados y por qué por el hecho de no darlos no los iba a crear?.La educación es un proceso en el que influyen muchísimos factores y el castigo y el modo de emplearlos es solo uno de ellos. Otra cosa es que tipo de valores se transmiten mediante el empleo de unos o de otros, pero no se debe ser tan maniqueistaSalud!

    02 Marzo 2006 | 18:12

  9. Dice ser Papisa Juana

    ¿Es que la educacion (o lo que sea) termina en algun momento? ¿Es que los adultos, todos, ya somos suficientemente civicos y correctos unos con otros? ¿Porque entre familiares adultos no arreglamos las diferencias a porrazos? Porque nos respetamos ademas de querernos o amarnos. A los niños parece que solo se les quiere y ama, pero no se les respeta. Nos creemos con derecho a darles lecciones. Como si nosotros estuvieramos en posesion de la verdad y de una sabiduria inequivoca. Pues no. Los adultos somos imperfectos, cometemos constantes equivocaciones, y somos todavia un ser humano en desarrollo (con suerte, porque muchos ni eso). Se pueden transmitir a los menores valores y normas sin faltarles al respeto, sin arrearles, sin atacar su integridad fisica que es sa-gra-da.

    02 Marzo 2006 | 18:23

  10. Dice ser Miguel en Canarias

    Por otro lado, algunos aquí sí que quedaron traumatizados de tanto flagelarse leyendo La Razón, algo que, como se ha dicho, los criadores expertos no recomiendan hacer ni con los perros…En un tono un poco más serio, sí pienso que un cachetón a tiempo no traumatiza, y que hemos pasado a una situación en que el que tiene miedo y está traumatizado no es el niño sino el adulto. Concretamente, el profesor. Que además de estudiar magisterio parece que pronto tendrá que hacer un cursillo de defensa personal en el Tercio Juan de Austria.

    02 Marzo 2006 | 19:38

  11. Dice ser Rondinaire

    A mi me parece que cuando se llega a la situación en la que se pretende educar mediante la violencia es que ya es demasiado tarde para pretender educar. Hay muchas otras formas de educar a un hijo mucho más efectivas. Recurrir a la violencia me parece una falta de imaginación y ser corto de miras.A mi me parece que defender el cachete a tiempo es igual a defender que para tener a los empleados a raya hay que ir pegando gritos para hacerse respetar. Pues yo siempre he respetado más a un jefe que sepa lo que se hace, confíe y dialogue con sus empleados. Yo entiendo que con un hijo para lo mismo.Pienso que para empezar si los padres se tratan entre ellos con respeto ya tienen el 90% del trabajo hecho.

    03 Marzo 2006 | 13:40

  12. Dice ser ana

    Cuando se pega a un niño se hace para descargar rabia o enfado acumulado o provocado por la conducta de ese niño. Si realmente se pegara para educar la azotaina sería algo mecánico, frío. De hecho, normalmente cuando un adulto llega a casa enfadado es cuando mas probabilidad hay de que pegue a sus hijos. Si está de buen humor aunque dicho hijo cometa alguna travesura se le perdona o se le regaña levemente.En definitiva, se pega para descargar rabia. Piensen ustedes, si pudieran pegar a quien quisieran no lo harían? ¿acaso no hay veces que han deseado pegar a su amigo o compañero del trabajo? Si no se hace es porque con estos no se puede de la misma forma que con los hijos sí.

    23 Marzo 2006 | 21:11

  13. Dice ser irene

    hola, pienso que todos teneis un poco de razon en este tema, yo he estudiado magisterio y por tanto sicologia infantil….lo mas importante para educar a un niño, es conocerlo, saber como piensa, como razona, si su mente es calculadora y razonable o por el contrario emocional y visceral…esta claro que JAMAS Y REPITO JAMAS hay que darle una paliza a un niño, es decir, ejercer la violencia, pero yo recuerdo casi todas las leches que me han dado, y creanme estaban justificadas, y no, nunca me han hecho marcas ni sangre ni el suficiente daño para traumarme, eso si, el susto me lo llevaba, recurdo una vez (la primera y la ultima) en la que falte al respeto a mi padre, porque estaba rabiosa, y tenia 8 años, le llame TONTO, pero con muy mala leche…mi padre (el hombre no me ha tocado un pelo en la vida) me miro con una cara que no me hizo falta mas, me dio un ligero sopapo en la boca (ni me movió) yo empece a llorar y le pedi perdon y ese dia aprendi que a mi padre debia respetarlo…mi madre la pobre, ha tenido que lidiar cn tres hijos bastante emocionales y si me ha dao cachetes, vaya si me los ha dado, pero como digo, sin fuerza como para doler, era mas el susto…y os aseguro que la mayoria en realidad fueron por hacer algo que era malo para mi no para ella…un dia me subi a una barandilla (con 10 años) para bacilar a mi madre y no me mate de milagro, porque pasaban los coches al lado, y me cai, suerte tuve de que el semaforo estaba en rojo, sino me hubieran arroyado, mi madre se asustó tanto la mujer que vino corriendo y lo primero que hizo fue soltarme una torta y dos gritos, luego me abrazo llorando y me hizo ver el susto que llevaba encima…nunca sabes como va a reaccionar un niño, cada uno es diferente, y si tienes suerte de tener un niño tranquilo y razonable (mi hermana era asi) de puta madre, pero si te toca un niño rebelde e irracional (como era yo) a veces un cachete hace bien, y no es cuestion del adulto (mi madre nos educo igual) es cuestion de la personalidad del niño…tengo perra y el primer dia que se cruzo la calle corriendo y casi la atropellan le di una tunda de aqui te espero, luego me senti muy mal pero llevaba tal susto en el cuerpo que creia que me desmayaba…desde entonces para en cada cruce…de normal uso el metodo del grito y el periodico pues es mas util, pero no olvidemos que la empatia es un don animal y al igual que mi perra por ciencia infusa entendio que yo casi estaba mas acojonada que ella y yo entendi que mi madre estaba mas acojonada que yo, cualquier niño si tiene una familia que se comunica conocera a sus padres y no se traumara ni por un cachete ni por un castigo ni por un grito…por cierto, mi relacion con mi madre es genial, ahora tengo 27 años y considero que lo hizo especialmente bien conmigo…por mi caracter infantil podria haber acabado muy mal…y fijate…jajajajbueno un saludo y perdon por el rollo…

    24 Marzo 2006 | 18:00

  14. Dice ser tamara

    holaa todos yo soy una joven de 19 años que eramuy rebelde a cada minima falta que cometia mi padre mebajava los pantalones o falda y me azotaba el culo durante 10 minutos estubieradonde estubiera gracias a eso hoy soy alguien de probecho. ellos lo hacen por nuestro bien. recuedo un dia que recibi 5 castigos el culo estabamorado pero se lo agradesco.

    25 Marzo 2006 | 21:34

  15. Dice ser mariano estalella

    pobre tamara …supongo que a estas alturas de la vida ya te habrás dado cuenta de que esos azotes en el culo que te propinaba tu padre tenían una componente sexual … espero que lo de bajarte las bragas fuera solo para eso. En mi consulta veo cada día casos como éste y por eso me atrevo a dar mi opinión.

    09 Abril 2006 | 14:36

  16. Dice ser Lunera

    Creo que un cachete a tiempo no es malo. Lo malo son las palizas.No se tienen que dar palizas. Tengo 30 años y mis padres a mi nunca me han dado una paliza. Algún cachete en el culo con la mano, para que me espabilara pero jamás una paliza.Creo que la base de la educación es el respeto y la confianza, si los enseñas los hijos aprenden y te respetan.

    01 Septiembre 2006 | 17:28

  17. Dice ser Maria

    Para continuar en la línea de comparar educacion de los hijos y/o perros,utilizaré éstos como ejemplo: pero no creo que eso sea posible, ya que es algo que no solo depende ni del niño-perro o del padre-amo.Hay algo que se llama genética: y un cachorro-hijo es la combinación genética de ambos progénitores. Por tal motivo no creo que un niño-perro sea mas bueno u obediente, si lo cagan a palos, todos los días o que a uno que no le toquen un pelo, aunque se orine encima del sofá delante de las visitas a los 10 años o mande a sus padres a donde se le cante si no le gusta lo que le dicen que tiene que hacer, sea mejor educado, porque no se traumatiza por una tunda.Fuí hija del rigor, desde los 3 años mi padre me daba soberanas palizas, cinturon incluido.A mi hermano una vez casi lo mata. Pero en aquel entonces los niños, eramos mas o menos como los perros, no teníamos derechos. Hoy los tienen (tambien los perros), y se fue todo para el otro lado, es muy dificil conseguir el equilibrio. Odié mucho tiempo a mi padre, murió a los 49 años. Pasé muchos años sin poder entender porque hacia eso y porque mi madre nunca movió un dedo para evitarlo. Hoy con 46 años, soy una persona, débil, insegura y miedosa.Necesito la aprobación de quienes me rodean para tomar una desición. Me propuse dos cosas: perdonar a mi padre (estaba muerto y no me servia seguir odiandolo), pero tambien pude entender que el fue hijo de ese mismo rigor, hijo de la guerra y del hambre, del exilio.Nos pegaba para descargar la rabia que sentía contra la vida, pero no tenía valor de hacerlo con mi madre: nosotros eramos mas débiles. A mi madre no la puedo perdonar, ella no tenía excusas,fue una chica que tuvola desgracia de haber quedado huerfana a los 15 años, pero tuvo a su padre y sus hermanos y queria mas a su hermano pequeño, el cual crió, que a nosotros. Nunca desarrolló lo que se llama instinto maternal, eso que hace que una mujer defienda con uñas y dientes a sus crias. Creo que a la que le tendría que haber dado esas palizas era a ella por estar siempre incitandole con sus cotilleos, que si esto o si aquello. Mi hermano y yo, eramos dos niños, “normales”, tranquilos ,sencillos, temerosos, incapaces de hacer una travesura.Cuando salia de casa, al volver me metia debajo de la cama, porque no sabia si nos tocaba paliza o penitencia.Yo juré nunca hacer eso con mis hijos, que iba a ser una “buena madre” y que jamás le pondría una mano encima a mis hijos, que haría que estos fueran felices;una tiene 27 años y el otro 24. Soy casada por segunda vez y la mayor es del matrimonio anterior: un hombre golpeador y alcoholico,que nunca mas se hizo cargo de la niña. Para poder irme de mi casa me casé con un desconocido y mis padres por no tener que preocuparse si “desnhonraba la familia” si me quedaba embarazada, prefirieron dejar que me arruinara la vida, casandome con un total desconocido para mi y para ellos.(Aclaro, me casé virgen , mantuve la HONRA bien limpita y entalcada hasta que di el SI. Es como si estuvieran deseando deshacerse de mi.Ninguno de mis hijos fue golpeado, solo 1 vez a cada uno, se le dieron unos azotes en el culo, el motivo:por contestar de mala manera y con mala educación,Aclaro que no se los di yo, sino mi esposo, porque el se dió cuenta que si se lo permitia, luego no podriamos pararlos y yo no haría nada que no fuera hablarcon ellos.Me desvivi por dialogar, por tratar de hacer todo para ayudarles a salir adelante en la vida. La mayor es idéntica al padre y ahí va lo de la genética, de malos sentimientos,fría,calculadora,nunca le importó ni le importa hacerme sufrir,tambien a quien la crió como un padre,mi esposo durante 26 años, quien la crió luchando y privandose de todo para darle todo lo que pudo a sus hijos. Ella nos sacó de su vida, porque segun ella al rehacer mi vida, ella dejó de ser alguien de la familia.. Se le dió todo,( en cuanto a cumplirle caprichos en la adolescencia) mas que a nuestro otro hijo (del segundo matrimonio)y en lo demás todo exactamente igual.,Mi esposo es un hombre trabajador,de caracter suave y cariñoso y yo me dediqué a cuidarlos y a atender la casa. Aunque no hubiera, se rascaba y de algun sitio se sacaba, es cierto que nunca le pudimos dar vicios.Pero nunca les faltó nada de lo que se necesita para vvir con dignidad.Intentamos darle educacion universitaria, ella así lo decidió, quería ser abogada, cerca de terminar el primer año y con notas brillantes, hizo un intento de suicidio y nos acuso con los médicos que la presionabamos demasiado.Despues pasó por 3 facultades mas Psicologia, sociologia y profesora de Literatura. En cambio el pequeño recibiendo la misma educación es un hijo amoroso, cariñoso, respetuoso de sus padres y ahí la diferencia: los genes, su padre es un hombre de valores íntegros y eso lo recibió nuestro hijo.Además del ejemplo por supuesto.Fueron educados en los mismos colegios, con el mismo trato, jamás se hizo ningun comentario de si alguien era mejor o peor que otro.Siempre dimos muestras de que podian confiar en nosotros, no les castigamos, siempre hablamos de todo con ellos, nunca les ocultamos nada.Por eso no debemos encasillarnos solo en si darles una azotaina o no, si se la merecen un cachete o no.Educar un hijo, no es solo cosa de Psicologos, no golpear, o esperar que los educadores hagan el trabajo de los padres.Es poner en la balanza quien es nuestro hijo, es un ser diferente a nosotros, pero tiene una gran carga de nosotros mismos. Entendamoslo de una vez, nuestros hijos nunca van a ser perfectos,y nosotros tampoco, porque hay muchos factores que actuan en su contra o a su favor y nosotros no podemos hacer nada. PERO BASTA DE VIOLENCIA, LOS NIÑOS NO PUEDEN DEFENDERSE.No se si se entiende mi historia,espero que si.

    26 Septiembre 2006 | 16:53

  18. Dice ser irene

    joder maria, me has dejado de pasta moniatosaludos

    26 Septiembre 2006 | 18:43

  19. Dice ser luismi

    Lógicamente no podía faltar el chascarrillo de La Razón. Lo cruel es enseñarles sus artículos. Yo he estudiado con curas. En mi vida me han tocado ni siquiera un pelo. Pero sí lo he visto en mis clases. No ha salido nadie traumatizado que yo conozca, salvo su caso, Sr. Saco. Tanto golpe le ha hecho perder…la razón.saludos

    30 Septiembre 2006 | 01:02

  20. Dice ser anonimo

    sadsdaf

    04 Octubre 2006 | 20:02

  21. Dice ser HAROL

    HEY CREO QUE UNA ZOTAINA DE VEZ EN CUANDO AYUDA PARA LA FORMACION DE NUESTROS HIJOS TENGO DOS UNA DE 16 Y UNO DE 13 Y NO DUDO EN PONERLOS OSBRE MIS RODILAS Y DARLES UNA BUENA ZURRA CUANDO SE LO MERECEN

    20 Octubre 2006 | 21:41

  22. Dice ser meiga

    considero que lo que falta a la juventud ya tambien crecidita, es disciplina, y cariño, cosa que los padres no hacen por estar muy ocupados(bien trabajando como en sus vicios). yo he sido acosada en el cole e instituto, por ello no apruebo la violencia, pero esta claro que si permitmos que nuestros hijos hagan lo que les trae en gana y tienen de todo, jamas sabran ser personas. mejor dicho.los humanos desde siempre se autodestruido, menos mal que existimos una subespecie que renegamos de la violencia e igualamos la balanza ante este mundo cerca de su fin.

    23 Octubre 2006 | 21:31

  23. Dice ser isidoro

    Tengo 40 años, he recibidomi racion de buenos azotes cuando era niño y adolescente y doy gracias a mis padres y a Dios por eso.Soy un adulto completo, equilibrado, maduro y con algun exito economico.Tengo 4 hijos y no dudo ni por un momento cuando hay que sacar la correa y poner orden en casaIsidoro

    22 Diciembre 2006 | 16:40

  24. Dice ser juanito

    ola bueno yo tengo 12 años y voy en septimo basicouna vez le falte el respeto a mi profesora i mandaron a buscar a mi papa y la profesora le dijo a mi papa que yo tenia puros rojos y que siempre le faltaba el respeto o hacia desorden despues sali de clases y llegue a mi casa y mi papa me estaba esperando en su escritorio y fui al escritorio y yo no sabia para que me mandava a buscar con mi nana y entre y mi papa cerro la puerta con llave y se saco el cinturon y me saco la miercale … bueno eso era chao

    31 Diciembre 2006 | 03:44

Los comentarios están cerrados.