BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

El tabaco sólo es malo si lo fumas

Cuatro días sin tabaco, y parecen una eternidad. Retomo de la memoria mi tortuoso viaje de fumador hacia la liberación, por si le sirve a alguien de consuelo espiritual en los momentos más penosos del síndrome de abstinencia.

Durante mis treinta años de adicto al tabaco demostré una fuerza de voluntad ejemplar: hasta el día de mi decisión jamás había caído en la tentación de dejar de fumar, a pesar de las amenazas de mi médico de cabecera y de las toses del amanecer que se me clavaban como puñales hasta el primer pitillo salvador, tras el cafetito del desayuno. Siempre decía que toda una noche durmiendo, sin hacer un alto para fumar, no era bueno para el organismo humano, ni siquiera para el mío. Una diaria travesía del desierto, un disparate semejante al de un pecador adicto al agua bendita.

Pocos podían presumir, como yo, de una fidelidad más constante a sus vicios privados. Cuarenta cigarrillos diarios, recibidos con caricias según salían del paquete, como si cada uno de ellos fuese mi único amor. Cigarrillos hechos humo dulce y tostado, de aromas de melaza, cuyas volutas formaban una fantástica pantalla moaré ante mis ojos. Compañeros de mi propio aire…

Sólo cuando mi chica me regaló la bicicleta de montaña comprendí que uno de los dos me iba a matar. Así que, violentando mis principios, dejé el tabaco. Pude haber dejado la bicicleta, o a mi chica, si me apuran, pero todavía me encontraba joven para el deporte y demasiado mayor para cambiar de pareja. Además es mucho más barato dejar de fumar que el divorcio.

Lo primero que hice fue comprarme el uniforme de ciclista. Reconozco que hay que quererme mucho para soportar la visión del Manolito en culotte ajustado marcando paquete, camiseta anatómica, modelo baby barriguitas, y casco y gafas de hormiga atómica. Me dije que había que expulsar al maligno aquel que se había adueñado de mi cuerpo durante treinta años, y no se me ocurrió mejor idea que matarlo en la Cuesta de la Vega de Madrid, una subida empinada de un quince por ciento de desnivel. Encaré con resolución el reto de aquella pendiente. La primera curva la tomé con soltura. En la segunda, dos ciclistas de doce años me sobrepasaron como una exhalación. Quizá me distraje, pensé. De allí a la tercera curva fue un calvario. La bicicleta había ganado kilos, gracias a no sé qué encantamiento, y parecía como si yo hubiese tomado sobre mis hombros el peso de todo el tráfico de Madrid. Un jubilado me adelantó a pie, dándome mucho ánimo, señor mío, que ya falta poco.

Cuando divisaba la cumbre, allá a cincuenta metros, comencé a escuchar una sirena lejana. Será la policía, pensé, que va a detener a mi chica por haber intentado asesinarme usando como arma el famoso regalo envenenado de una bicicleta de montaña. La sirena se acercaba cada vez más. Serán los bomberos. O será el vaquero de Marlboro al galope para advertirme de que es el deporte el que mata, chico, y no el tabaco. Si llego a la cumbre sano y salvo, me dije, juro ponerle un par de cigarrillos encendidos a San Winston, San Ducados y Santa Fortuna, en desagravio.

La sirena era, al fin, de una ambulancia. Venía a por mí. Sentí que me colocaban en una camilla con mucho cuidado. Un médico posó su estetoscopio helado en mi pecho. Antes de perder el conocimiento le oí decir en un murmullo lejano: o dejas de fumar, chaval, o en una de estas te matas de un infarto.

17 comentarios

  1. Dice ser mariloli

    Desde luego ese dios que tu y yo y algunos mas, intuímos que no existe.Si por casualidad existiera ¿como hizo las cosas para conseguir que todo lo que nos gusta, o mata o engorda?.No lo entiendo.

    04 Enero 2006 | 10:11

  2. Dice ser danityla

    Sr. Saco, cuando se pone literario, intercala anecdotas sobre su vida y aparca la política como base de su discurso blogótico, disfruto como un enano. Y no me malinterprete, coincidimos en muchos aspectos: la derecha nos produce el mismo rechazo. Pero olvidarnos del hombrecillo insufrible (me tomo la licencia de adoptar tan brillante definición) y de sus perros secuaces, aunque sea una vez cada dos o tres días, me permite absorver mejor la bilis que me crea la sola mención de su nombre.Un saludo

    04 Enero 2006 | 11:11

  3. Dice ser javeto

    Muy bueno Sñor. Saco. Cuando le da palos a la “derecha insufrible” disfruto mucho, pero es verdad que con relatos que se salgan de la política de vez en cuando nos hace pasar un buen rato. Sigue así.

    04 Enero 2006 | 13:02

  4. Dice ser niNunca

    Buenísimo! Me voy a aplicar el cuento.

    04 Enero 2006 | 16:04

  5. Dice ser jodi lo

    Lo cierto es que dejar de fumar es lo más “in” de primeros de 2006. Ahora que Zapatero se ha emperrado con mejorar por cojones (quiero decir por ley) la salud de los españoles, estoy por probar un pitillo (sería el primero) y acto seguido dejar de fumar, para poder decir así: Oh, gracias, San ZP, Oh Gran Iluminado, ¡qué haría yo sin tí y sin tus acólitos que pontifican desde sus etéreos púlpitos…

    04 Enero 2006 | 16:37

  6. Dice ser pericles

    Buen cuento sobre una anécdota personal, Manuel. A mí, que no fumo ni he fumado nunca y que hago deporte con regularidad, me recuerda experiencias que veo en personas que conozco.Del tabaco, lo que me preocupa y me ha preocupado siempre, es el porqué los no fumadores hemos tenido que, además de aguantar el resto de la contaminaciones ambientales que aguantan los fumadores, el humo de un hábito que debería ser únicamente personal.Y buena jugarreta nos han jugado a los no fumadores el que la ley no regule la situación de los locales inferiores a 100 m2 y deje la decisión de permitir o no permitir fumar a los dueños de dichos locales. Encontrar en Madrid un lugar donde tomar un café sin humos es una labor prácticamente imposible.Yo sigo yendo al mismo sitio de siempre al lado de mi trabajo, cuyo dueño ha decidido permitir fumar, porque es un sitio tranquilo, con buenos precios y me permite leer el periódico mientras desayuno. Lo que he podido comprobar en estos dos días es que los fumadores, que antes procuraban tener un poco de ciudado con sus cigarrillos o se fumaban un sólo cigarrillo mientras tomaban su café, ahora fuman con cierto aire desafiante, como diciendo, “y dime ahora algo, que aquí dejan fumar y quien molestas eres tú, impertinente no fumador” o se fuman más de un cigarrillo seguidos porque en su lugar de trabajo no podrán hacerlo.Otro tema que no entiendo es de dónde se han sacado que en estos locales podrán entrar los menores de 16 años acompañados de sus padres, que por cierto, ya les vale como se preocupan por la salud de sus hijos. Dicha ley, en su artículo 8, punto 3, dice lo siguiente: “En las zonas habilitadas para fumar de los establecimientos a que se refiere el presente artículo no se permitirá la presencia de menores de dieciséis años”. O bien esto no se refiere a dichos locales menores de 100 m2, a los que no hace mención, o si este vacio permite esta situación es una aberración jurídica. Máxima cuando en su declaración de principios dicha ley dice lo siguiente: “Las consideraciones expuestas hacen necesaria la adopción de nuevas medidas en una doble dirección. Por un lado, aquéllas que inciden sobre el consumo y la venta, con el aumento de los espacios sin humo, la limitación de la disponibilidad y accesibilidad a los productos del tabaco, especialmente a los más jóvenes y la garantía de que el derecho de la población no fumadora a respirar aire no contaminado por el humo del tabaco prevalece sobre el de las personas fumadoras”. Y también dice “Si bien el establecimiento de espacios sin humo es una actuación prioritaria de protección de la salud para la población en general, lo es en mayor medida en el caso de los menores”.Por otro lado, he caído en la trampa de quienes argumentaban en contra de esta ley diciendo que no ayudaba ni financiaba el que los fumadores dejaran de fumar.El capítulo 4 se titula de la siguiente manera: “Medidas de prevención del tabaquismo, de promoción de la salud y de facilitación de la deshabituación tabáquica” y en el mismo se detallan medidas varias sobre este tema.No quiero dar la lata a los fumadores. Creo que el fumar o no fumar es un tema de elección personal. A lo que voy con todo esto, es que son muchos los fumadores que llevaban mucho tiempo abusando e imponiéndonos sus malos humos sin ninguna consideración a los no fumadores, y que es una pena que tengamos que llegar a desarrollar este tipo de leyes restrictivas para defender los derechos de una mayoría de la población no fumadora, entre los que se encuentran los propios hijos de los fumadores, a muchos de los cuales parece que no les preocupara mucho las consecuencias para la salud de los mismos de sus hábitos y elecciones personales.

    04 Enero 2006 | 19:17

  7. Dice ser imagina

    Quien más y quien menos ha tenido sus calvarios particulares para dejar de fumar, pero llegar al extremo de calzar la culote y encajarse el casco de ciclista, me causa admiración y respeto, pues ves que los esfuerzos y sufrimientos de uno, fueron exiguos en comparación con los de otros.Saludos

    04 Enero 2006 | 19:43

  8. Dice ser veste

    No se donde he leído eso anteriormente D. Manuel

    04 Enero 2006 | 22:25

  9. Dice ser barby

    pues soy fumadora, de tabaco y otras sustancias, y aguanto perfectamente las clases de 45 minutos de spinning, sumado a otro tipo de actividades cardiovasculares hasta alcanzar las dos horas y media.¿Qué en un futuro me suponga alguna dificultad? No me voy a privar de algo que me supone un placer adicional, mientras veo a gente que no ha probado el tabaco en su vida sudando litros.Mi tío Ángel murió a los 97 años y era de los de 20 diarios. Fumó, bebió y f… todo lo que quiso. ¡Y qué feliz se nos fue!CARPE DIEM

    04 Enero 2006 | 22:42

  10. Dice ser Ciber-Algo

    Hay que decir en justicia que ciertamente, cuando el amigo Saco sale de su casillero político y nos cuenta sus cotidianeidades, suele ser más que ameno y agradable de leer; también ingenioso en ocasiones.Qué pena, Saco. Si te desvinculases al fin de las WaffenPSOE, sería tu lector más complacido y amable.Un saludo y gracias por esta lectura de hoy.C&ALosantrix Revolutions Pseudo-Troll

    05 Enero 2006 | 02:46

  11. Dice ser EL CID

    el tabaco se parece a zp, que solo es malo si gobierna

    05 Enero 2006 | 09:07

  12. Dice ser wendy hernandez

    yo no so y bisiosa péro estos muy chiquita para desirles que ya a prove el tabaco uvo 2 meses que en un dia me acaaba una caja de sigarrillos en verdad wes malo demasiado malo y solo quiero saber si es malo solo fumarlo cuando tienes ganas tengo 14 años y yo se q es malo pero todos disen q co n fumar ya te van a gustar otra cosas y para mi edad nada que ver espqero sus respuestas y quiero alludar a una mi amiga gracias por ponerme atension

    20 Julio 2006 | 23:58

  13. Dice ser ENRIQUE

    Yo también fumé durante treinta años (ya llevo diez sin fumar)y “compraba” cuatro paquetes diarios (en aquella época hasta se ofrecía, pero tres caían seguro…), hasta que me di cuenta de que el no-fumador sin fumar estaba igual de feliz y tranquilo que yo fumando (no menos), salvo el gusto que me daba quitarme el “mono”… ¡del cigarrillo anterior!, y en cambio yo sin fumar estaba… ¡vamos!, en una reunión en la que no podia fumar estaba dispuesto a llegar al acuerdo “que fuese” y hasta de vender mi alma al diablo, con tal de terminar y salir a asfixiarme un poco con mi mejor “amigo”…Lo dejé solo por cuatro días “para suavizar un poco la bronquitis”… luego otros cuatro y ¡hasta hoy!… ¡y no me costó nada!… Ahora estoy seguro de que si me “condenaran a muerte” no pediría un cigarro… A pesar de todo esto, como había intentado dejarlo “por las bravas” en varias ocasiones, tengo un respeto reverencial por los fumadores “mayores” y los entiendo perfectamente. Por eso, creo que lo único a lo que se puede aspirar sin caer en la demagogia y el absurdo, es a que los fumadores no “contaminen” a los demás; y que los jóvenes tengan claro que tal y como está el tema, si empiezan a fumar es porque disfrutan sufriendo, al menos nosotros (los viejos) fumábamos en casi todas partes y cuando queríamos…; debe de ser horrible (siendo fumador ¡claro!) hacer un examen (por ejemplo) sin fumar… o un viaje en avión… ¡Se me erizan los cabellos solo de pensarlo!… ¡Yo que “liaba” los cigarrillos yendo en moto!… ¡Animo Manolo! que eres de mi quinta… Saludos

    21 Julio 2006 | 14:21

  14. Dice ser ALB

    defiende tu derecho a respirar un aire limpio.www.nofumadores.orgfelicidades ENRIQUE.que triste que todabia exista la exclavitud en pleno siglo XXI

    07 Septiembre 2006 | 10:53

  15. Las personas creo que todavia no se dan cuenta de las consecuencias que causa el tabaco o no le dan la importancia debida. Es hora que reaccionen antes que sea demasiado tarde.

    15 Septiembre 2006 | 05:02

  16. Dice ser ayelen!

    buenos diaz…le quiero decir a la gente ke fuma que es el 99%…q lo deje el sigarro de imediato…podria morir muy rapidamente y no bale la pena tirar la vida abajo por un vicio…

    19 Octubre 2006 | 16:48

  17. Dice ser LucelyTrejos

    mis padres fumaron mucho y yo resulte con asma y es triste sentir que no entra el aire,un tio materno que tambien fumo murio de cancer de pulmon a los 45 años despues de padecer en cama 5 meses.me parece que debian los fumadores conciderar que si fuman por placer otros respiran por necesidad.

    29 Octubre 2006 | 22:43

Los comentarios están cerrados.