BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

El tabaco y las bajas laborales

Los defensores de legalizar todas la drogas bajo control estatal han argumentado siempre que las legales, como el tabaco, “sólo” son un problema de salud. Las no legales, como la heroína, cocaína y cócteles químicos varios, añaden un problema de inseguridad ciudadana, espoleta diaria de robos y atracos. Yo soy de los que ponían como ejemplo que jamás se recuerda a un par de atracadores, bajo el síndrome de abstinencia de la nicotina, asaltando un banco para procurarse un cartón de Ducados. Mientras las pistolas fuesen más caras que el tabaco, pensaba yo, estábamos salvados. Por fortuna (y por ducados rubio) las nuevas cajetillas de bajo precio no convertirán por ahora a los fumadores en atracadores potenciales. Pero otro problema se nos viene encima a partir de enero, con la «ley seca». ¿Cuántas broncas y bajas laborales provocará el síndrome de abstinencia en los centros de trabajo?

26 comentarios

  1. Dice ser Manuel Saco

    Feli, tranquila, que todo vendrá. No seas ansiosa.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Saquito

    Que lo prohíban de una vez, joder, que será bueno para todos… Para los no fumadores, que podran difrutar de los espacios publicos sin tener que respirar cancer, y para los fumadores, que podran seguir con su vicio igual que antes, y encima les saldra más barato (a precio de camello…)

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Ciber-Algo

    Declaro que por supuesto estoy en contra del tabaquismo, como en el fondo lo está cualquier fumador con dos dedos de frente, pues es el primero en sufrir sus nocivos efectos. Pero, al igual que en su día quedó demostrada la ineficacia de la Ley Seca a principios del siglo XX en Norteamérica, imagino que esta persecución enconada sólo nos conducirá a una redifusión del vicio del fumaqueo.El otro día pasaba por la puerta de un instituto, cerca de la cual vi a un grupo de adolescentes. Dos chicas y cuatro chicos, ellas fumando y otros dos de los muchachos también. Pensé que la proporción de una tercera parte no fumadora era cosa triste, pero no trágica; entonces, uno de los no fumadores prendió un cigarrillo. Fin del cuento. Vaya, no es más un capítulo anecdótico, pero creo que refleja la realidad de algún modo. Los jóvenes fuman, y mucho además. Y si vas a las discotecas de moda, asistes a una fiesta de coca y pastilleo que da pena verla.¿Solución del Estado al tabaquismo? Perseguir al fumador, no con consejos o advertencias no, sino con la amenaza del rechazo social.La “Solución Final”.Pero hay mucha hipocresía en este asunto. A mí me parece curioso que yo deba pagar impuestos para que a un yonqui de la heroína le den metadona, una ducha y comida en un albergue, así como el apoyo de un asistente social; no como en el caso de los fumadores, que al contrario que aquellos no pasan por enfermos, sino por viciosos y apestados. ¿En qué quedamos? ¿Es que un yonqui es una víctima inmaculada e inocente de la sociedad, y un fumador candidato al infierno por vicioso?También digo: ¿por qué no se destinan los muchos millones que obtiene el Estado del tabaco a la “desintoxicación” del fumador? Un fumador paga impuestos indirectos por su cajetilla, que en parte irán a parar a la desintoxicación de un adicto a la heroína. Manda huevos… Entonces, los impuestos indirectos que genere la compra de las jeringuillas con las que se chuta un yonqui, que las recibe gratuitas ¿a quién las destinamos? ¿A los adictos a la ludopatía, por ejemplo? Alguno diría que el tabaquismo es una adicción menor, que no requiere de ayudas médicas o sociales. Vamos a razonarlo.Según mis escasos conocimientos legales, el consumo de la cocaína, por ejemplo, no es sancionable salvo que se haga en espacios públicos y a la vista, por el asunto del “escándalo público”. Si alguno es más versado en el tema que yo, cosa fácil, que nos ilustre mejor, le invito. Por el contrario, se podrá punir a un fumador con multas por infracción y reincidencia, en base a una ley que será aplicada con carácter nacional. ¿Por qué entonces tiene una adicción “menos grave” como el consumo del tabaco, un castigo y una persecución mayor que el consumo de heroína o cocaína?¿Y si no fuera consumo, que fuera tráfico? ¿Es más grave estar en posesión de mil cartones de tabaco “negro” para vender, o de un kilo de cocaína? Frente a las leyes, el tráfico de cocaína es más grave, por ser un producto más peligroso en potencia. Por tanto, ¿cómo es que el consumo de tabaco se persigue con más saña que el consumo particular de cocaína? No veo una relación lógica.Aquí es donde entran quienes arguyen que los efectos de la cocaína, por ejemplo, inciden en el consumidor y no en un supuesto “consumidor pasivo”. Evidentemente, si se droga un tipo al lado mío en un banco del parque, con ello no me droga a mí también. En cambio, es cierto que un fumador sí me afecta con sus “malos humos”. Pero pensar eso es ser interesado, exaltado o sencillamente tener miras cortas.El abuelo Julián, quien fumó toda su vida, puede que echase sus “malos humos” al de al lado, pero jamás robó a su familia para pagar su hábito, no atracó a nadie, ni se marginó en un descampado. Siempre fue un hombre bondadoso e intachable, pagó sus impuestos. Fumaba porque era una costumbre social muy arraigada, hasta el punto en que no yendo más lejos de los años sesenta, el acto de fumar en un hombre era incluso elegante y varonil, como sofisticado en las mujeres más liberadas. Ellos eran las generaciones de Bogart y la Hayworth o la Bacall, hay que entenderlo. Hoy por hoy, el abuelo Julián será un delincuente, mira por dónde, porque ni siquiera entiende qué es lo que está haciendo mal, ni por qué le educaron de joven en la cultura del tabaco, para después insultarle por echar un pitillo como si fuera un malicioso adicto que fuera a destruir el mundo, con la peste de sus delictivos pulmones.Y vaya, otra curiosidad: a lo mejor al abuelo Julián lo abronca un veinteañero no fumador por ese cigarrito, pero lo hace mientras asoma por la ventanilla de un coche que “fuma” en un mes lo que el abuelo no fumará en su vida. O tal vez resida aquél en un inmueble con calefacción antigua, cuyos vapores ensombrecen la atmósfera urbana, mas poco o nada se hará por evitarlo. Puede que ese no fumador malgaste agua como ninguno, llenando una piscina inútilmente, para no disfrutarla después, pero el malo será el abuelo Julián, y será a éste a quien multen con 30 euros por el desliz de encender un cigarrillo en una amplia sala de espera, vedada al humo por pequeños carteles que su vista cansada no acierta a ver. No veo más que incongruencias por doquier, amén de enormes falsedades sociales.Por último, algo acerca de la prohibición (palabra exacta) para que las empresas habiliten salas de fumadores. Si la empresa dispone de medios para ponerlas, lo hace de buen grado y hay consenso de los trabajadores, ¿por qué no? ¿Cuál es el motivo exacto para ese absurdo veto? Tal vez algún comité de expertos haya determinado que así los fumadores se tomarán menos descansos para echar humo, pero ocurrirá justo lo contrario, o bien sufrirán un estrés impresionante que afectará a su rendimiento. Hay que imaginar unas oficinas situadas en el décimo piso de una torre alta. Para fumar un pitillo, los trabajadores, que antes sólo tenían que cruzar un pasillo en busca de la sala de fumadores, ahora tendrán que ir al ascensor, bajar a la calle, fumar y volver a subir, haga frío, calor, llueva o truene. Se invierte mucho más tiempo en todo ese trayecto. Si la empresa les sanciona por algún motivo relacionado con el tabaco, siempre pueden acogerse a una baja por presiones; lo cierto es que tendrían todo el derecho, pues no se les puede pedir que abandonen un hábito como el tabaco de la noche a la mañana. En tal caso, no sería una adicción sino una mala costumbre. Para lo que interesa a algunos, el tabaco es adicción y para cuando no, es sólo un hábito. ¡Qué cara dura! Las mismas empresas lo saben bien, han declarado su predisposición a habilitar esas salas, pero no les dan permiso. Aquí va a haber problemas, a nadie le quepa duda.Tú, fumador, eres peor que un yonqui que atraque por obtener droga; eres responsable exclusivo del calentamiento global y también de que el Cádiz perdiera el partido del Lunes, o que una cabra naciera con dos cabezas, ¿sabes?No, es broma, en realidad no eres más que un chivo expiatorio.Hay que erradicar el tabaco desde la educación y la concienciación, de una forma generacional y progresiva, no a través de tajantes e injustas prohibiciones que no invitan a otra cosa que al incumplimiento y la rebelión.Incumplimiento y rebelión… las palabras favoritas de la juventud.C&APD>Perdona a este según tu: “troll”, por “contaminar” tu espacio con mis palabras. Qué se le va a hacer.

    27 Diciembre 2005 | 01:28

  4. Dice ser Peatón

    A mi me parece que últimamente se están promulgando muchas leyes sin que el legislador se dé cuenta de los efectos reales que provocará su aplicación. Y eso trae consigo un desasosiego social: se consigue el efecto contrario al que debe inspirar toda ley, que es una mejor marcha de la sociedad. Creo que en buena medida se debe a que los políticos que las aprueban viven en una burbuja, bastante alejados de la ciudadanía y de la realidad y eso nunca trae consecuencias deseables. Si el horizonte para salir de estos desatinos es que se incumpla lo legislado o que se inicien unas irracionales persecuciones de los ciudadanos normales, pues vaya… ¿ Podrían los políticos ser un poco más sensatos ? Tal vez fuese mejor legislar menos, agobiar menos, dejar respirar. Como decía un amigo mio :”Me siento muy gobernado”. Y eso “raya” mucho y provoca “malos rollos” en la sociedad. A veces a algunos cargos públicos les traiciona el subconsciente.Un ejemplo: desde la Dirección General de Tráfico llevan una larga temporada “torrándonos” con el lema: – NO PODEMOS CONDUCIR POR TÍ. Pues sabe que le digo: – NI FALTA QUE HACE, HOMBRE. ¿Podrían dejarnos en paz los políticos ? . Miren, a muchos ciudadanos normales ya nos están cansando mucho los problemas que generan los que tienen el poder y que en gran medida son ajenos a la vida ordinaria y muchas veces hasta nos inquietan: Legislar contra la libertad de expresión, estatutos para arriba y para abajo que no añaden libertad a los ciudadnos, más bien dan más poder y dinero a algunos señores feudales, etc…¿ PODRÍAN AGOBIAR UN POCO MENOS ?. Si a fin de cuentas el país lo sacamos adelante la mayoría silenciosa, que estaríamos dispuestos a seguir pagando a los políticos a condición de que se estuviesen quietos y callados, para que no sintamos vergüenza ajena. Con frecuencia resultaría mejor para todos.

    27 Diciembre 2005 | 02:04

  5. Dice ser Joseph

    “Fumar es de derechas” Zapatero dixit; y si lo dijo, antes lo tuvo que pensar. Supongo.No ha expuesto el hilo de ese pensamiento, aunque no debe sorprendernos porque no lo hace nunca, por lo que no sabemos qué le puede haber llevado a dicha conclusión, pero ¡fíjate que consecuencias se siguen de ese razonamiento! Carrillo no es comunista… ¡es fascista!La otra posibilidad es que no lo haya pensado antes de hablar, o que lo dijera con animus iocandi pensando en Carrillo o, mucho más simple que todo eso, que no viera ni pensara más allá de los puros que se fuma el Sr. Rajoy, olvidándose (o no) que era una afición compartida por el Sr. González.La simpleza es la marca de cualquierda de las opciones que se elija, la marca de la casa por lo que se ve.

    27 Diciembre 2005 | 09:00

  6. Dice ser popopo

    Los fumadores advertimos que las autoridades sanitarias también matan.(Leyenda del estanco de la esquina)

    27 Diciembre 2005 | 10:41

  7. Dice ser popopo

    ¿Cuantos muertos por enfermedades respiratorias causadas por la polución de los automóviles?¿Tendrán cojones a prohibir circular a los vehículos en áreas urbanas?

    27 Diciembre 2005 | 10:47

  8. Dice ser Passer

    Los derechos de unos terminan donde empiezan los derechos de otros.Me parece muy bien que la gente fume donde le dé la gana siempre y cuando no moleste a los demás.Si a los fumadores no se les quiere tratar como vulgares drogadictos que no se comporten como tales y que respeten a los demás en su derecho de un ambiente menos contaminado y molesto.Me parece que esta ley tendría que haberse impuesto hace años. Como siempre, vamos con retraso en todo.

    27 Diciembre 2005 | 10:53

  9. Dice ser Feli

    No me lo puedo creer. El Sr. Saco escribiendo del tabaco y ni una sóla palabra sobre el PP y el hombrecillo insufrible… ¿Le pasa algo, Sr. Saco?

    27 Diciembre 2005 | 11:26

  10. Dice ser imagina

    “El fumar mata”, incluso “Fumar provoca una muerte lenta y dolorosa”, o el menos agresivo “Fumar puede perjudicar su salud”.Estos letreros que los fabricantes colocan en las cajetillas, no sé si por obligación o por ahorrarse indemnizaciones en el futuro, me lleva a pensar que este mundo está loco. Como se puede anunciar en un producto comercial, las consecuencias letales que reporta su consumo, y que todos lo veamos normal.El remate a esta locura, me parece a mí, es la ley de prohibir fumar prácticamente en todos los lugares públicos, o algo así.Están seguros, los responsables de mantener los ingresos del estado, de que el consumo, en general no bajará. De momento el segmento comercial mujeres ya es tan fumador como el segmento hombres y el segmento juvenil-infantil, cada vez es más precoz en el inicio del hábito de fumar.Por lo tanto podemos seguir haciendo la comedia de que queremos reducir el consumo.Saludos

    27 Diciembre 2005 | 12:56

  11. Dice ser EL CID

    ya lo tengo, isabel la CATOLICA patrocinó el viaje de colon a america para colonizarlacolon trajo el tabaco a españa¡¡¡¡¡ LA CULPA ES DE LA IGLESIA ! ! ! !y de paso, del PP(estás perdiendo reflejos, manolo)

    27 Diciembre 2005 | 16:43

  12. Dice ser Papisa Juana

    El tabaco es molesto para el no fumador. Cualquier medida que impida que a un@ le fumen en las narices, me parece bien. El que fume, que lo haga en privado, sin compartir, como el que se mete en las fosas nasales una raya o el que se pincha caballo en vena propia. A matarse por su cuenta.Ahora, la industria del tabaco esta respaldada por el mismo Estado que de cara a la galeria advierte contra el consumo. Impresentable. El tabaco es una droga mas letal que la cocaina o que la heroina. Entonces, ¿porque estas dos son ilegales? ¿o porque la fabricacion y venta de tabaco es legal? Lo uno o lo otro.Mientras tanto, el Estado seguira haciendo campañas de imagen anticonsumo, mientras se beneficia de los impuestos que extrae de los fumadictos y de los menos años de pension que estos van a disfrutar despues de haber cotizado como cualquiera.

    27 Diciembre 2005 | 17:35

  13. Dice ser popopo

    Fumar tabaco es una cosa, y otra es fumar lo que nos venden en los estancos.Hay marcas que mezclan más de 200 sustancias químicas, algunas de ellas adictivas, para engancharnos a esa marca y al mismo tiempo, repudiar las demás.Yo personalmente, llevo bastantes años con el Fortuna, fumando un par de cajetillas diarias, pero a veces fumo Marlboro o Winston porque te ofrecen o en ese momento te has quedado sin tabaco y desde el primer cigarro empiezo a toser.Creo que el gobierno o sanidad también debería controlar estas cosas ya que, de los 120 euros que me gasto al mes en esto, más de 100 son impuestos.

    27 Diciembre 2005 | 17:55

  14. Dice ser Manuel Saco

    Os recuerdo que la mayor manipulación que se encontró hace un par de años en el tabaco americano eran bajas concentraciones de amoníaco que multiplicaba por no sé cuántos el poder adictivo del tabaco. Hubo un juicio, o conato de juicio, pero no recuerdo si llegaron a condenar a alguna tabaquera.

    27 Diciembre 2005 | 18:46

  15. Dice ser pericles

    El tema del tabaco es muy conflictivo y lleno de matices.Yo no soy fumador, nunca lo he sido, y desde siempre he sufrido mucho la agresión de los fumadores, sean compañeros de trabajo, familiares, amigos, locales de ocio, etc. Y siempre me ha afectado mucho el humo, tanto para las vías respiratorias como para los ojos. Y muy a mi pesar, me he tenido que fastidiar.Dicho esto, creo que la Ley contra el tabaco es excesiva en algunos aspectos e injusta e incompleta en otros.No me parece bien que, si en una oficina o centro de trabajo están todos de acuerdo, no se pueda habilitar una sala para los fumadores. No me parece bien que si hay fumadores que desean dejar de fumar no se les pague el tratamiento, habida cuenta de los ingresos que obtiene el Estado a través de los impuestos que gravan las labores y la comercialización del tabaco.No me parece bien que a los locales de ocio de menos de 100 m2 se les obligue a optar por elegir entre ser de fumadores o de no fumadores. Supone un serio conflicto para el dueño elegir que tipo de clientes desea, o hacer la labor de policia, con la amenaza de que si no lo hace será sancionado. En este punto, creo que deberían haber sido más valientes y haber hecho como en otros países civilizados. No se permite fumar en ningún local cerrado, salvo que esté habilitado específicamente para ello.Creo que las autoridades sanitarias deben seguir informando sobre los efectos perniciosos del tabaco con el fin de prevenir la incorporación de nuevos fumadores y promover el que los que ya lo son lo dejen voluntariamente.En lo que sí que soy tajante es una cosa. El derecho de los no fumadores debe prevalecer sobre el de los fumadores. No es un hábito que afecte sólo a quien lo tiene, sino que también afecta a los que tiene alrededor.Una última cuestión. Va dirigida a los fumadores que tienen niños pequeños. ¿No tienen ningún remordimiento de conciencia de obligar a sus hijos, cuando van en el coche o cuando están con ellos en algún local de ocio, por ocasionar tanto perjuicio a su salud. Conozco muchos padres que nunca fuman delante de sus hijos de forma voluntaria. Pero conozco a otros que el darle gusto a sus vicios personales prevalece sobre los derechos a la salud de sus propios hijos. Y esto último me parece una vergüenza.

    27 Diciembre 2005 | 19:06

  16. Dice ser Manuel Saco

    Creo advertir un consenso general en que hay que respetar los derechos de los fumadores y los no fumadores. Así de fácil y así de difícil de llevar a la práctica. Será interesante ver con los meses en qué medida ha afectado a las relaciones laborales en los centros de trabajo, incluso a las amistades. Sería bueno emplazarnos con el mismo asunto para dentro de un par de meses y recoger las anécdotas más sobresalientes que conozcamos. Serán buenos apuntes para detectar en qué ha acertado la ley y en qué podría haberse mejorado. Si os parece…

    27 Diciembre 2005 | 19:54

  17. Dice ser Camarero

    Yo como trabajador en el sector de la hostelería estoy encantado con ésta ley. Ya era hora de que los clientes dejen de atentar con nuestra salud. Con la suya que hagan lo que le venga en gana, por mí como si se la machacan la polla con un martillo.Ahora habrá que ver cuantos de esos clientes fumadores habrá que respeten la salud de los demás ellos que se sienten ahora tan agredidos en sus derechos y libertades. ¿Acaso los fumadores respetaban los derechos y libertades de los demás de aquí para atrás?

    27 Diciembre 2005 | 20:34

  18. Dice ser l'ostia

    CID, no eres más cid porque no entrenas

    27 Diciembre 2005 | 21:16

  19. Dice ser Papisa Juana

    “Creo advertir un consenso general en que hay que respetar los derechos de los fumadores y los no fumadores. Así de fácil y así de difícil de llevar a la práctica.”Manuel, ¿cuales son esos derechos? Yo diria que el de los fumadores a fumar, y el de los no fumadores a que no les hagan fumar. ¿Como? Fumar solo en recintos donde no haya no fumadores, o en la calle.Sigo diciendo que la politica del Estado contra el tabaco es pura fachada; con la otra mano ingresa.

    27 Diciembre 2005 | 22:02

  20. Dice ser Manuel Saco

    PapisaComo ex fumador que soy coincido contigo en que es una de las mayores drogadicciones. Pero temo los efectos de una ley seca sobre las relaciones personales de medio país fumador con el otro medio abstemio. Creo que debe haber un proceso de transición en la que los no fumadores debemos mostrarnos tolerantes o, al menos, pacientes. Cuestión de estrategia, ya sabes.

    27 Diciembre 2005 | 22:09

  21. Dice ser Joseph

    El tabaco se ha convertido en un problema para los no fumadores como consecuencia de la mala educación de muchos fumadores, que dan por supuesto que a los demás no les debe importar aspirar su humo, que al fin y al cabo buen dinero les ha costado.Al final todo es una cuestión de educación y respeto hacia los demás, y eso no se resuelve preguntando “¿molesto?”, sino autolimitándose en cuando las condiciones de ventilación son malas, o cuando aprecias que el humo llega a otras personas, sin esperar a que se pongan a toser.Yo entiendo, porque he sido fumador, el placer de un buen cigarro en la sobremesa de una comida; pero no hay cosa más desagradable que intentar captar el aroma de un buen vino, y oler a el humo de tu vecino de mesa.Muchos fumadores, la mayoría de los fumadores, son los culpables de que se haya creado un clima favorable a la regulación.

    27 Diciembre 2005 | 22:59

  22. Dice ser Camarero

    He mandado un email con una pregunta al representante de los hosteleros en el programa Enfoque de TVE2 que sólo se queja de la supuesta perdida de clientes y de beneficios. No me la han seleccionado, dejo la pregunta aquí para si alguien quiere comentarla:”Desde hace años la normativa de Sanidad que obliga a que el personal que trabaja en el sector de la hostelería tenemos terminantemente prohibido fumar en los locales en el ejercicio de nuestro trabajo. ¿Por qué entonces los trabajadores de hostelería no tenemos derecho a que se atente contra nuestra salud por parte de los clientes fumadores? Si nosotros cumplimos con las normas de Sanidad. ¿Por qué los clientes fumadores no respetan las normas de Sanidad hacia los clientes o trabajadores del local no fumadores?

    27 Diciembre 2005 | 23:38

  23. Dice ser Camarero

    No puedo comprender tanto revuelo por una ley que está en otros paises hace ya tiempo y no se ha acabado el mundo. Aquí en el nuestro llevamos años en los que en muchos espacios está prohibido fumar: transporte publico,gasolineras, centros de salud, hospitales, salas de cine, oficinas… ¿Por qué no en los bares y restaurantes?He podido comprobar cómo en muchos de los restaurantes en los que he trabajado muchos clientes pedían cambiarse de mesa por estar la de al lado fumando, incluso marcharse estando las ventanas abiertas o en una terraza cubierta.Por otra parte los profesionales y los trabajadores del sector nos sentimos totalmente discriminados al tener que aguantar durantes nuestras largas jornadas laborales el humo de los clientes que fuman con el perjuicio correspondiente para nuestra salud aparte del lagrimeo de los ojos.A ningún fumador se le niega su derecho a fumar; es simplemente RESPETAR el derecho de los demás a no inhalar el humo que desprenden en los locales cerrados y públicos. En casa que cada cual haga lo que le venga en gana. Así que persecución y pérdidas para la hostelería como se dice nada. Sólo se pide que respeten a los que no queremos humos del tabaco y que atentan con nuestra salud.¿Por qué prohibir fumar en cafeterías y restaurantes? Sencillamente, porque los camareros son también TRABAJADORES, y deben tener el derecho a hacer un trabajo sin riesgo para la salud. Y pensemos, por favor, en casos extremos: una camarera embarazada; un camarero con bronquitis o asmático. ¿Por qué tienen que estar expuestos al humo de los clientes? LA SALUD DE UN TRABAJADOR NO PUEDE SER MONEDA DE CAMBIO. ¿Es tan difícil de entender?

    27 Diciembre 2005 | 23:46

  24. Dice ser Papisa Juana

    Manuel,”Como ex fumador que soy coincido contigo en que es una de las mayores drogadicciones.”No solo por el habito que crea, sino por sus elevados efectos mortales.”Pero temo los efectos de una ley seca sobre las relaciones personales de medio país fumador con el otro medio abstemio.”Los fumadores, que han dominado la escena hasta ahora, deberan ceder ante los no fumadores (¡y ya es hora!) por cuestion de civismo y salud.”Creo que debe haber un proceso de transición en la que los no fumadores debemos mostrarnos tolerantes o, al menos, pacientes. Cuestión de estrategia, ya sabes.”La transicion, a mi parecer, se ha terminado ya. Llevamos muchos años de lenta campaña de concienciacion. Que el que quiera fumar no haga fumar al que no quiere hacerlo. Asi de simple.Saludos!

    28 Diciembre 2005 | 20:46

  25. Dice ser Johnymepeino

    A mí me molesta la soberbia de los que tengo al lado y el gobierno no los prohíbe. Si la soberbia fuera tan pestilente como el humo del tabaco…Curiosa sociedad que prohíbe fumar y permite abortar…La gente no se da cuenta, pero el Estado se está “limitando” a legislar dentro de nuestras propias casas.¿Serán tan celosos (las/los del ejercito de salvacion “ciudadanos anti tabaco” también con el cumplimiento de la ley que prohíbe la COCA?. Porque si a los fumadores les cuelan como a los cocainómanos estonces toda sexpain a fumar…Las Fallas debieran prohibirse ¿Sabe usted qué de humos en la cremá?, además de los humos tóxicos de los petardos ¿Porqué los no folleros tenemos que soportar los humos nocivos de la Follera Mayor de Valencia? 😉

    30 Diciembre 2005 | 10:01

  26. Dice ser fermar

    Johnymepeinometerse una raya de coca es algo que perjudica solo al que lo hace y por tanto el hacerlo entra dentro de la libertad que yo entiendo tiene cada uno de hacer con si vida lo que le apetezcael fumar perjudica tanto al que lo hace como al que lo soporta, por tanto, de donde sacan los fumadores el derecho a joder a los demás, asi que ya ha llegado la hora de que tengan, aunque sea por ley, respeto por los no fumadoresyo he sido fumador de tres paquetes diarios, me quite a fuerza de voluntad y de un intento fallido, y entono un mea culpa por lo que fastidié a mi mujer, mis hijos (no han fumado nunca y lo entiendo, con un tonto en casa ya habia bastante)a mis amigos no fumadores, a mis compañeros de trabajo en fin a todos aquellos a los que perjudiqué con mi falta de conciencia

    30 Diciembre 2005 | 13:10

Los comentarios están cerrados.