BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

El olvido es una pena que no se llora

Han muerto seis subsaharianos más tras intentar escapar de la inmensa cárcel que es África. Los que han atravesado la valla, los que se creen fuera, por fin a salvo, no saben que para ellos están fletando un avión para devolverlos. Y como lo ignoran, dilapidan su alegría y agradecimiento con la vicepresidenta del Gobierno, con los policías o con los miembros de las ONG, con esa expresión mezcla de felicidad y estupor, como si hubiesen olvidado de un salto (de seis metros) el infierno de donde vienen. La clave para ellos es olvidar. Si no recuerdas, nada ha existido.

Un amigo mío, Rafael de Dios García (¿veis?, tengo a un Dios por amigo), pastor de inmensos rebaños de ovejas en los páramos segovianos y, sobre todo, un espléndido poeta, los retrata de manera inquietante en un brevísimo poema:

“A veces intentan olvidar, porque el olvido

es una pena que no se llora”

Una pena que no se llora. ¿Cómo coño consiguen los poetas decir tanto con tan pocas palabras?

3 comentarios

  1. Dice ser vp20

    “La clave para ellos es olvidar. Si no recuerdas, nada ha existido”.Tal vez, pero olvidar la injusticia requiere buenas dosis de generosidad y de tiempo, mucho tiempo, puede que durante generaciones enteras no logren olvidar lo que les estamos haciendo.Y más cuando los que consigan saltar la valla y quedarse se encuentren de bruces con esto que decía Ángel González.TODOS USTEDES PARECEN FELICES……Y sonríen, a veces, cuando hablan.Y se dicen , incluso,palabrasde amor. Perose amande dos en dosparaodiar de milen mil. Y guardantoneladas de ascopor cadamilímetro de dicha.Y parecen -nadamás que parecen- felices,y hablancon el fin de ocultar esa amargurainevitable, y cuántasveces no lo consiguen, comono puedo yo ocultarlapor más tiempo; estadesesperante, estéril, largaciega desolación por cualquier cosaque -hacia donde no sé-, lenta, me arrastra.

    07 Octubre 2005 | 09:54

  2. Dice ser Johnymepeino

    Del mismo modo que tener un enemigo común (“el moro”) nos crea el espejismo de estar más unidos.Occidente debería sacar sus manazas de África. Creo.

    07 Octubre 2005 | 14:07

Los comentarios están cerrados.