Entradas etiquetadas como ‘rutinas’

Sus rutinas de sueño

spoka_ikeaEl domingo Julia se puso malita. No enferma con frecuencia y suelen ser siempre cosas leves. Tocaré madera. Esta vez fue fiebre y algo de mocos, lo normal. Hubo “yogur de medicina” y durmió en la cama con mamá para descansar ambas más tranquilas. Ella, por estar acompañada. Yo, por tenerla más controlada. Y reconozco que lo echaba de menos. Ahora que el colecho ya está casi olvidado, agradezco poder tener su cuerpecito al lado de vez en cuando. Pero ella ya prefiere dormir solita.

Hemos compartido cama mucho tiempo, sabéis si me leéis desde hace tiempo que soy ferviente defensora del colecho, que he practicado con mis dos hijos. Con Jaime duró hasta que tenía dos años y medio. Con Julia, que está a punto de cumplir cuatro, hasta los tres. Es la mejor manera de descansar ambos, es reconfortante. Y es una etapa que se pasa en un suspiro y que incluso se añora.

Tanto con Jaime como con Julia fue fácil, natural, el paso de dormir solos. Primero nos quedábamos con ellos hasta que se dormían, tumbados en su cama, tranquilos. A veces nos quedábamos dormidos con ellos y amanecíamos al día siguiente. Despues se instauraron rutinas.

Jaime es muy dormilón y, nada más terminar de cenar, hacer el pis de antes de dormir y lavarse los dientes, va derecho a la cama encantado. A veces se le oye un rato jugar y parlotear en su habitación, pronto se duerme abrazado a su oso (Ted, sí, el de la peli, está en nuestra casa) o a su tiburón.

A Julia, que es dormir algo más difícil, a veces remolonea e intenta alargar la hora de irse a la cama. Cuando va siempre le leemos un cuento que ella elige, un día mi santo y otro día yo. Después encendemos sus luces nocturnas con forma de fantasmita (últimamente no quiere oscuridad) y, si no cae redonda, se dedica un rato a acomodar sus peluches en la cama (su favorito es un pequeño pingüino), contarles alguna historia bajo la funda nórdica (ese gran invento) y despues dormir. A veces tarda bastante, hay que reconocerlo.

Los expertos siempre hablan de la importancia de establecer rutinas de sueño para los niños. Creo que es algo que surge de forma natural y me da la impresión de que son rutinas muy semejantes en la mayor parte de las casas.

¿Cómo es con vuestros peques el momento de irse a la cama?