Entradas etiquetadas como ‘mochilas’

¿Qué os parecería que implantasen sillas regulables y taquillas en los colegios e institutos españoles?

Ni Julia ni Jaime tienen que llevar libros al colegio. Por suerte y solo de momento. En el colegio de Jaime, un colegio específico para niños con autismo, las enseñanzas no requieren llevar ni traer libros. Únicamente la mochila de la piscina con las chanclas, la toalla y el bañador el día que toca. Una mochila que no pesa. Julia va  a un colegio en el que no usan libros de texto; existe una cooperativa y los maestros tiran de ahí para elaborar ellos los materiales y fichas que utilizan. Aunque Julia acabará llevando y trayendo libros al hombro, tiempo al tiempo. Y yo también, claro.

No tener que andar carretando libros arriba y abajo tiene muchas ventajas. La primera y la más obvia es económica. Cuestan mucho dinero y los padres andan de cabeza en estas fechas tanto para pagarlos como para conseguirlos. Además, con frecuencia obligan a renovarlos sin necesidad. La segunda desventaja está relacionada con la salud de nuestros niños: en España, el 51% de los chicos y el 69% de las chicas ya han padecido dolores de espalda antes de los 15 años  según el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, que señala el peso de las mochilas como principal responsable.

Durante la presentación este martes de una nueva edición de la campaña de prevención de las dolencias de espalda en los escolares, la OMC y la Fundación Kovacs han recordado de nuevo la importancia de que las mochilas no superen el 10% del peso de los niños. Es decir, si pesa treinta kilos, pues no más de tres kilos al lomo. Por lo visto más de un tercio de los escolares supera ese límite.

También recuerdan que para prevenir esos dolores de espalda, que en algunos casos se pueden arrastrar toda la vida, ayuda mucho fomentar el ejercicio físico en los niños y el uso de mochilas con ruedas. Las mejores mochilas si toca llevar mucho peso: con tirantes anchos y un cinturón que las mantenga bien sujetas.

Pero esas son medidas que no afectan a los colegio, que debemos escuchar los padres, pero los centros pueden hacer mucho. Los médicos han propuesto a los colegios sillas con altura regulable y la instalación de taquillas. Y nos han pedido a los padres que lo reclamemos.

Han recordado que distintos estudios internacionales demuestran que el dolor de espalda es menos frecuente entre escolares que disponen de taquillas en sus colegios, al permitirles transportar menos peso dentro de los centros, en los que en numerosas ocasiones los alumnos deben subir y bajar varias plantas.

“Las sillas y pupitres deben ser de altura regulable que se ajusten a la talla de los escolares para que les permita cumplir las normas de higiene postural, como sentarse lo más atrás posible con la espalda recta y los codos apoyados”, ha dicho el doctor Francisco M. Kovacs, presidente de la fundación Kovacs, especializada en dolencias del cuello y la espalda.

Yo no conozco ningún centro en España que tenga taquillas. La imagen de meter la mochila en la taquilla es típica de películas y series de Estados Unidos. Pero la verdad es que me parece una muy buena idea. Por supuesto, tener sillas regulables obvio que ayudaría a que todas esas horas que pasan sentados estén más cómodos y en posturas más saludables.Tampoco conozco ningún centro que las tenga.

Es muy probable que tengan toda la razón y debiéramos comenzar a pedir esas soluciones en los centros. Al menos en los de nueva construcción. Aunque con las apreturas económicas que tenemos, parece poco viable que vayamos a verlas.

a00479833 7779

¿Hasta qué edad/peso porteaste a tu hijo?

Julia cumplió hace poco dos años y un mes. Pesa diez kilos y medio (sí, peso pluma, desde los nueve meses lleva en percentil 10/15). Y hace ya un mes desde la última vez que la llevé en la mochila (una fantástica y muy recomendable ergo baby).

Cuando estuvimos en Eurodisney la primera semana de marzo pasó horas ahí. Se echó siestas, la llevé de acá para allá sin parar durante cinco días, y acabé con una rodilla un tanto dolorida.

Es la primera vez que mi cuerpo se quejó.

La he porteado mucho todo este tiempo y siempre ha sido una esperiencia satisfactoria para ambas.

Pero me da la impresión de que es una etapa que está acabando, si es que no ha acabado del todo ya.

Ni ella me pide la mochila ni yo se la ofrezco. Suele ir andando. Y si no queda más remedio en su carrito. Pero es buena andadora.

Aún la tengo guardada de todas formas. Todavía no se la he pasado a otra madre reciente.

Hace unos diez días pregunté en Facebook por la experiencia de otras mamás. ¿Hasta qué edad y peso portearon a sus hijos? ¿Cómo acabó la cosa?

Aquí está:

Lizmalie: Yo aun lo hago y tiene 2 años y 8 meses!! Y 26 libras (11,81kilos)!!

Carolina: el mio todavia es pequeñajo, pero ya he cambiado de mochila tres veces hasta encontrar la que yo quería y que me aguantara de peso…es de 18 kilos, sólo faltará ver hasta donde aguanta mi espalda (o la del papi, jejeje)

Cristina: Pues todavía lo llevo mucho y tiene 17 meses. Estos días que ha estado malito de la barriga iba ahí colgadigo que no decía ni mu y menuda tranquilidad que da…

Diego: Hasta el año y medio creo, pero no porque yo no quisiera, fue él el que quería caminar. De todas formas, ahora tiene 3 y lo sigo porteando en brazos cuando se cansa.

Teresa: No lo porteamos regularmente porque ahora le gusta mucho su sillita, pero si hace falta, lo seguimos haciendo. Tiene 19 meses y 12 kilitos.

Nekane: tiene 3 años y 11 kg y le sigo porteando casi a diario

Mónica: En mochila hasta mas o menos 6 meses, en sillita aun llevo a la peque, de 16 meses, pero ya cada dia prefiere mas su scooter (patineta) como sus hermanas de 4 y 2,5 anios, van como balas con sus patinetas, y cuando se cansan,, se cogen cada una a un lado de la silla y vamos genial. En un viaje en avion lleve a la mediana en mochila con 11 meses!!! y yo estaba embarazada de 5!!

Encontremos entre todos los mejores portabebés

Ya llevamos bastantes días saliendo a pasear con Julia. Unas veces en carrito y otras en mochila.

¿Qué le gusta más a ella? La mochila, puede estar horas ahí dentro sin quejarse y se echa unas siestas de campeonato.

¿Y qué me gusta más a mí? La mochila. Coincidimos. Sin duda. Me gusta sentirla cerca. Es más cómoda, menos engorrosa de usar con un ascensor pequeño como el nuestro y cuando tienes otro peue que todavía usa sillita.

Además estoy encantada con la que tenemos ahora.

Con ella estoy usando una Ergo Baby con adaptador para recién nacidos y es mucho mejor en muchos sentidos que la Baby Bjorn (una de las mejores mochilas que venden en las tiendas de puericultura) que tuvimos para Jaime por varios motivos.

Son dos conceptos completamente diferentes de porteo.

Lo primero es que es muchísimo más fácil de poner y quitar. Lo segundo es que un recién nacido va dentro perfectamente. Cuando lo intenté con Jaime desistí, no me parecía que fuera muy cómodo y no lo metí de nuevo en la mochila hasta casi los tres meses. En tercer lugar te puedes sentar. Con la Baby Bjorn era entre incomodísimo e imposible. En cuarto le puedes dar el pecho dentro de la mochila perfectamente. Lo he hecho sentada y andando. Y en quinto y último término viene muy bien preparada con una especie de capucha que quita el sol y el viento y con compartimentos para meter llaves, el móvil…

Creo que Julia va a ir en mochila mucho más que Jaime. Y ya veremos si la acaba usando más que el carrito.

Los que me leéis desde hace tiempo sabéis que no me gusta hablar de marcas y modelos y que nunca he recomendado un producto, pero por primera vez recomendaría la Ergo Baby.

¿Cómo es vuestra experiencia? ¿Qué modelos o sistema de porteo habéis probado? ¿Eran aptos para recién nacidos? ¿Eran fáciles de usar? ¿Permitían sentarse? ¿Y dar el pecho?

Encontremos entre todos los mejores portabebés. Muchos padres y madres recientes compartiendo experiencias desinteresadamente tiene que que dar mejor resultado por fuerza que cualquier comparativa de revista.

La Semana Internacional de la crianza en brazos

Me entero por Cris, del blog Sonrisas y lágrimas, que estamos en la Semana Internacional de la crianza en brazos.

Ya sabéis que yo tiro hacia el attachment parenting o crianza de apego, que disfruto cogiendo a mi hijo en brazos tanto como he podido sin preocuparme de aquellos que dicen que así se malcrían y que, ya lo hice con el peque, pero insistiré aún más con la niña en llevarla a cuestas con una mochila tipo ergo baby.

Así que no he podido contenerme y recoger aquí la celebración de esa semana, aunque sea un poco tarde.

No existe nada más dulce para una madre que el tener a un hijo en brazos, sentir su calor, su olor y estar en estrecho contacto. Tal vez por esa razón, y desde hace siglos, mujeres de todo el mundo han llevado a su hijos en los más variados tejidos, incorporando esta tradición a su propio legado cultural y transmitiendo por generaciones tan bella práctica.

Por esta razón, la Red Canguro, y junto a ella varias organizaciones sin fines lucrativos de todo el mundo, dedicadas al mismo objetivo, festejarán del 12 al 18 de noviembre la Semana Internacional de la Crianza en Brazos 2008 bajo el lema: Celebrando llevar a nuestros hijos.

Durante estos días, se celebrarán, promoverán y explicarán los beneficios de llevar a los hijos en portabebés; se realizarán charlas, presentaciones locales de la Red, desfiles y exposiciones sobre la crianza en brazos con el objetivo de hacer partícipes a padres y madres interesados en el tema y promover entre el público general el uso de portabebés.

En la página web de Redcanguro podéis consultar las actividades aún pendientes de realizarse por si os queréis apuntar.

¿Cómo te fue con la mochila portabebés?

Acabamos de publicar la siguiente noticia: Prohíben tres mochilas portabebés de Jané, El Corte Inglés y Baby Nurse

El Instituto Nacional de Consumo (INC) ha prohibido comercializar por “riesgo de asfixia y lesiones diversas” tres modelos de mochila portabebés: la que responde a la referencia 60203 de la marca Jané, la de El Corte Inglés con referencia 918 y Baby Nurse, según informó la asociación de consumidores Facua en un comunicado.

Facua informó de que la Consumo ha descubierto que “en las tres mochilas las correas de sujeción del bebé son más estrechas de lo establecido”, además de que “pueden desprenderse piezas pequeñas (un botón en la de El Corte Inglés y las etiquetas en las otras dos)”, lo que supone “un riesgo de ingestión y asfixia para los pequeños”.

Las mochilas presentan además otros riesgos, como “aberturas para las piernas inadecuadas” en la mochila de El Corte Inglés, así como que la mochila Baby Nurse “no lleva las indicaciones necesarias para un uso seguro”.

Yo tengo una mochila portabebé. Una estupenda de Babybjorn con refuerzo en la espalda que costó una pasta.

Y tenía muchas ganas de usarla con mi peque. Creía que la iba a utilizar más que el carrito teniendo en cuenta que vivo en un tercero sin ascensor y lo mucho que me gusta la crianza natural.

Pero no lo fue tanto.

La primera experiencia no fue buena. Tal vez por que era agosto, hacía mucho calor, era demasiado pequeño… la verdad es que no me dio la impresión de que fuera demasiado cómodo, me empecé a agobiar y regresé a casa rápidamente.

A partir de sus dos meses de vida sí que la use mucho. Sobre todo por que a él le gustaba más.

En el carrito se cansaba enseguida y lloraba, pero en la mochila (que yo siempre he llamado canguro) iba feliz y contento y se dormía tan a gusto.

Pero a los cinco o seis meses la mochila se acabó.

Y eso que por el peso que aguanta aún podría llevarlo así a su año y medio. Pero una cosa es el peso que aguanta la mochila y otra es el peso que aguanto yo.

¿Cómo te fue a ti con la mochila?