Entradas etiquetadas como ‘esterilidad’

“Por nuestra experiencia es más fácil que una mujer acceda a usar óvulos de un donante a que acceda un hombre a usar otro esperma”

Veo un vídeo llamado Viaje al centro de una clínica de reproducción asistida en el que recorren las instalaciones de IVI Madrid guiados por David Agudo, supervisor del laboratorio, que explica con claridad el proceso y las instalaciones.  Es el mismo viaje que yo hice y me fascinó en otra clínica madrileña, Ginefiv, hace un par de años y del que resultaron dos artículos y un post.

Pero traigo el vídeo porque me han llamado poderosamente la atención varias declaraciones de David:

Por nuestra experiencia es más fácil que una mujer acceda a usar óvulos de un donante a que acceda un hombre. El 90% de los hombres no quieren bajo ningún concepto no ser los padres biológicos del niño.

No lo sabía y no lo imaginaba. Así de ingenua soy. Ante la desesperación por el embarazo que no llega, ante el enorme deseo por tener hijos, muchas parejas se encuentran con que uno de los dos no tiene ovulos o esperma con calidad suficiente y toca tirar de un donante. Eso es algo de sobre conocido. En ese duro proceso lleno de decisiones difíciles, en las que los psicólogos acompañan con frecuencia a estas parejas, obviamente cada cual tiene que hacer lo que desee en conciencia. Si alguien no se siente cómodo teniendo un hijo de óvulos o esperma ajeno es algo completamente respetable. Pero me llama mucho la atención esa diferencia entre hombres y mujeres. Sobre todo cuando es mucho más sencillo y barato contar con un donante de esperma que con una donación de óvulos.

¿Vosotros qué haríais en esa situación?

 

La estimulación ovárica

Hoy tenemos una noticia que me ha hecho recordar la aventura de mi amiga. La aventura de muchas mujeres. Probablemente de algunas de las que me leéis por aquí.

Unos investigadores británicos este método entraña ciertos riesgos en el embarazo cuando lo llevan a cabo mujeres de más de 35 años. Esa edad biológica clave en la procreación, a partir de la cual empiezan a dispararse las gráficas de riesgo.

Un grupo de investigadores del Centro de Fertilidad, Ginecología y Genética de Londres considera que ese procedimiento, por el que se recurre a la medicación hormonal para estimular los ovarios y que de esa manera liberen un mayor número de células reproductoras (ovocitos), altera el proceso crítico de la duplicación de cromosomas conocido como meiosis.

Según los expertos, eso podría causar anormalidades en el número de cromosomas, lo que a su vez podría provocar efectos adversos como el fracaso del tratamiento de reproducción asistida, un aborto o, de manera más rara, el nacimiento de un bebé afectado con condiciones como el Síndrome de Down.

Según Handyside, “los resultados de esa investigación deberían permitirnos identificar mejores estrategias clínicas para reducir la incidencia de los errores de cromosomas en mujeres mayores que se someten a tratamientos de IVF”, indicó.

Os cuento: una buena amiga, hace mucho tiempo, tuvo que someterse a un tratamiento de estimulación ovárica. Al final no resultó, se sometió a una intervención para solventar los problemas que le daban sus ovarios poliquísticos y después pudo ser madre sin más complicaciones.

Pero recuerdo claramente la etapa en la que se sometía a las inyecciones hormonales. Ella me contaba que, pinchazos aparte, no era nada agradable, que le alteraba mucho el ánimo y el físico, y que tampoco era agradable mantener relaciones sexuales cuando te lo marca el reloj aunque en ese momento no te apetezca especialmente.

Lo que sea por tener hijos cuando se despierta ese deseo. De hecho este método no es nada comparado con muchos otros.

Si alguna de vosotros os habéis sometido a este tratamiento os agradecería que compartiérais vuestra experiencia. Hay mucha información médica por ahí sobre la estimulación ovárica, pero poca desde la óptica de las mujeres que se han sometido a ella.

Con la Iglesia ha topado… la fecundación in vitro en Costa Rica

Lo leo y no puedo evitar encenderme: La Iglesia quiere mantener la prohibición a la fecundación in vitro en Costa Rica.

En ese país, que tiene como religión oficial la católica, se prohibió en 2001 esta técnica de reproducción asistida.

Hace nueve años, la Sala Constitucional de la Corte Suprema declaró, en consonancia con la Iglesia Católica, que la fecundación in vitro era violatoria del derecho a la vida, y prohibió su aplicación en el país.

Una técnica responsable de la felicidad de muchos padres recientes, incapaces de tener hijos de modo natural. Responsable también de la existencia de muchos seres humanos.

Ahora Costa Rica puede verse ante un tribunal internacional de derechos humanos si no retira la prohibición, el gobierno anda preparando un proyecto (tienen que dar respuesta antes de día 23 de octubre a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Iglesia sigue oponiéndose y el país anda dividido por esta polémica.

Os dejo un extractos de la noticia en la que se puede ver esta oposición:

Este lunes el arzobispo de San José y presidente de la Conferencia Episcopal, Hugo Barrantes, reiteró “nuestro compromiso cristiano con el respeto incondicional a la vida humana desde su concepción” y pidió que se mantenga en el país la prohibición a la fecundación asistida.

“Aunque la fecundación in vitro es, frecuentemente, presentada a la opinión pública como la ‘última oportunidad’ para las mujeres que sufren esterilidad; quienes la promueven ocultan que, (con) dicha técnica, consienten que seres humanos, en el estado más débil y más indefenso de su existencia, sean seleccionados, abandonados, asesinados o utilizados como material biológico”, dijo Barrantes.

“Los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos son simples recomendaciones que pueden ser acogidas o no”, agregó Barrantes en una columna publicada en el diario La Nación, en la que afirmó que el Estado “ni aun por ley, puede dictar normas contrarias a ese bien supremo” de proteger la vida.

¿Cómo lo véis vosotros? ¿Os parece que la fecundación in vitro atenta contra la vida o todo lo contrario?

El embarazo que nunca llegará

Hace ya dos años escribí un post titulado el embarazo que no llega. Entre mis viejos temas, siempre es uno de los más leídos.

La esterilidad es una tragedia cotidiana para muchas mujeres.

Puedo intentar imaginarme lo que sería mi vida si no hubiera sido capaz de engendrar a mis hijos, pero es difícil. No sé si me hubiera volcado en la adopción. No sé si me hubiera conformado y aferrado a mi vida con mi pareja, buscando la felicidad en otras cosas. Que tampoco es poco.

Probablemente la mujer que soy hoy, ya madre, hubiera adoptado. Para mí hoy es inconcebible vivir sin esa experiencia vital.

Pero tal vez la mujer que era antes, sin hijos, hubiera decidido abandonar la idea de la maternidad. La duda que me queda es si la idea de la maternidad me abandonaría igualmente a mí.

Conozco de cerca unas pocas mujeres que se han visto en esa situación, que buscaron un embarazo que nunca llegó.

Una adoptó y vive feliz con su hija. No sé si le ha quedado el resquemor de no haber llevado un hijo dentro. No es algo que se pregunte a unos padres adoptantes. Sinceramente no lo creo. Y si algo queda, debe ser muy sutil y llevadero. Su hija es tan suya como mis hijos lo son míos.

Otras dos no adoptaron. No son ni serán madres nunca. Una, la que más luchó para lograrlo pasando por grandes decepciones en el proceso, me consta que aún le cuesta a veces ver a una futura madre o una madre reciente. La otra sinceramente no lo sé. Como la quiero, confío en que no.

Recupero este tema por un buen motivo. Me ha escrito una mujer, una lectora de mi blog desde hace años, que cree que su embarazo nunca llegará.

Y me pregunta si conozco grupos de apoyo para mujeres que, como ella, son incapaces de tener hijos.

Sinceramente, no sé si hay buenos grupos de apoyo con esa motivación. Pero si no los hay, debería haberlos.

Si alguien conoce algún grupo así, por favor, que lo comparta en los comentarios.

Si alguien está dispuesto a iniciar un grupo de apoyo, que contacte conmigo y estaré encantada de que mi blog sirva de altavoz a esa causa.

“Un café doble y un zumo de naranja para mis espermatozoides”

El Instituto Valenciano de Infertilidad se ha entretenido últimamente en analizar el semen de los hombres de 13 países europeos según sus resultados en tratamientos de fecundación asistida.

Y resulta que el español está entre los de peor calidad: ocupa el 9º lugar en volumen y el 10º tanto en movilidad como en concentración.

Eso sí, en capacidad fisiológica para fecundar, en puntería vamos, el semen español saca sobresaliente.

Según explicó la directora del laboratorio de andrología de IVI Alicante y autora del estudio, Elena Sellés, estos resultados, más del 40% de las parejas españolas que hicieron este tratamiento consiguieron embarazo en el primer intento, “mientras que apenas un 25% de las parejas suecas lo lograron”

Y eso que los suecos, junto con los noruegos, son los campeones en concentración y movilidad.

Tengo que confesar que en cierto modo me hace mucha gracia este estudio olímpico de la concepción.

Por si no tuvieran bastante obsesión muchos hombres con sus penes, ahora también se puede competir en cuestión de esperma. Menos mal que la calidad seminal no es algo que se pueda saber con una mirada de soslayo en unos urinarios públicos o un vestuario.

Por otra parte, es cierto que para las parejas metidas en la angustiosa vorágine de la reproducción asistida, no es algo para tomarse a risa.

Por último, no pude evitar recordar que en el famosísimo documental sobre el embarazo de National Geographic recogían un estudio que decía que el café ayuda a que los espermatozoides sean más fuertes y naden más lejos.

Yo no hice mucho caso cuando lo escuché, pero cuando al fin logré quedarme embarazada del peque tras seis meses intentándolo mi santo me confesó que desde que estaba inflándose a café, con lo poco que le gusta, desde que vio el documental.

Sinceramente, no creo que el café marcara la diferencia.

También hay quien dice que la vitamina C ayuda.

Por el contrario, el mismo estudio que defiende las bondades del café sostiene el THC de la marihuana parece que los atonta.

Ahí queda eso por si queréis probarlo.

¿Conocéis más supuestos trucos para ayudar a la concepción?