Entradas etiquetadas como ‘entuertos’

Toca entuertos, toca aguantarse

Hace tiempo hablaba con una amiga que acaba de tener su segundo bebé y ha tenido unos entuertos terribles la pobre.

La conversación salió al ver cómo se le torcía la cara mientras amamantaba a su hijo.

Al principio no caí: “¿Qué te pasa?”

“Los dichosos entuertos” contestó ella “¿no los has tenido?”

Pues la verdad es que no. Con el mayor sí que notaba algo indeterminado, aunque no doloroso, probablemente por ser cesárea. Con Julia ni eso, pese a ser la segunda y haber tenido dos bebés grandes.

Menos mal, porque le pregunté a mi amiga si había algo que se pudiera hacer para aliviar los entuertos y parece ser que la única solución es aguantarse.

Os dejo la explicación dada por Inma Marcos, comadrona, en El parto es nuestro.

Los entuertos son contracciones uterinas potentes que ocurren en el posparto y que tienen como objetivo reducir la matriz a su tamaño normal y colapsar los vasos sanguíneos sangrantes que han quedado en el lugar donde estaba la placenta.

Los entuertos son buenos y deseables, puesto que si la matriz no se contrae los vasos sanguíneos quedan abiertos y la hemorragia es mayor.

Como cada vez que el niño mama se segrega oxitocina para que la leche salga del pecho, pues al mismo tiempo hay una sesión de entuertos.

La mayoría de primerizas nota los entuertos como poco dolorosos, suaves como una regla. Pero a medida que tienes más hijos los entuertos son más intensos y dolorosos. Esto es por que la matriz de una mujer que ya ha tenido varios hijos está más blanda y necesita más fuerza y contracciones para volver a su sitio.

También he visto que las mujeres con cesárea, aunque sea el primer hijo, tienen entuertos más dolorosos.

También las mujeres que han tenido gemelos o niños muy grandes, como la matriz se dio más de si de lo normal, suelen tener entuertos más intensos aunque sea el primer hijo.

Suelen durar más o menos una semana, el primer día muchos, luego menos y cada vez menos hasta desaparecer.

Si por lo que sea llevas un suero con oxitocina, son mucho más intensos y difíciles de llevar.

También es importante no retener orina, pues la vejiga llena impide que la matriz se recoja y puedes tener una hemorragia.