Entradas etiquetadas como ‘dibujar’

Libros para mucho más que colorear: trabajar la atención, la psicomotricidad fina, la creatividad…

01-10-blusas-para-todo-gucciSi tenéis en mente que los libros para colorear son esos cuadernillos baratos con dibujos sencillos para que los niños llenen de color sin salirse de los bordes a Caperucita Roja, la Patrulla Canina o cualquier otro personaje infantil, librillos como el de la primera imagen de los Little Einsteins que entretienen un rato a los niños más pequeños pero absurdos para los más mayores, no es que solo que estéis equivocados, es que os estáis perdiendo muchas maravillas impresas.

Me consta también que hay padres que consideran que es un entretenimiento baldío, nada creativo, con pocas virtudes. Tampoco es cierto, un buen libro de colorear permite relajarse, aprender a dibujar, ser creativos y trabajar la concentración y nuestra psicomotricidad fina.

De hecho es una actividad que, si el libro tiene un formato suficientemente grande, podemos hacer los padres con nuestros hijos. Ahí nos tenéis por ejemplo coloreando a seis manos la primera página de una hermosa selección de dibujos inspirados en los cuentos infantiles populares: Colorea los cuentos clásicos de Rachel Cloyne (Anaya) que cuesta menos de cinco euros.

 

4

Es bastante conocido que lo de los colorear libros se había extendido a los adultos, con muchos productos pensados para ellos, sobre todo mandalas, pero es que la originalidad y calidad de estos libros también está ampliándose para los niños. Y no sólo para niños pequeños, también más mayores. La última compra que he hecho en esta línea es un libro inspirado en el universo de Harry Potter (Timun Más, 15 euros), que a Julia le apasiona.

Lee el resto de la entrada »

‘Crea tu libro’ de Marion Deuchars, un libro para jugar con el arte

imageDesde hoy van a tocar unos cuantos posts seguidos de libros. Es lo que tiene las fechas en las que estamos. Libros que nos han gustado, que recomiendo de corazón. Y voy a empezar por uno que no es un cuento al uso, sino un volumen que ayuda a los niños a aprender de arte, a conocer a los artistas más relevantes, que anima a explorar y ser creativos al tiempo que se van comprendiendo algunas técnicas.

Fue un regalo que recibió Julia en su séptimo cumpleaños y es realmente una maravilla para cualquiera que disfrute dibujando y coloreando.

Tiene una portada estupenda para entender lo que tenemos en las manos, pero un título que no ayuda demasiado: Crea tu libro. Así lo describe la editorial:

Crea tu libro con las técnicas secretas de los artistas más reconocidos de la historia del Arte. Pinta con Mondrian, Van Gogh, Andy Warhol… y descubre la fuerza expresiva de los colores. Y también podrás crear tu propia escultura móvil al estilo de Calder, pintar con una canica al estilo de Pollock o componer tu retrato cubista como Picasso.

Creado por Marion Deuchars y publicado por Coco Books, una editorial que tiene un buen puñado de títulos en la línea de este libro.

Os recomiendo encarecidamente que echéis un ojo a su amplio catálogo, porque tienen una línea bien definida que ha dado lugar a libros diferentes, que impulsan la creatividad, que intentan ofrecer algo nuevo a las abarrotadas estanterías infantiles de las librerías.

Lee el resto de la entrada »

La imaginación de un niño en un peluche

IKEA_SoftToys_SAGOSKATT_ColecciónUna amiga que sabe bastante de esto de dibujar me comentaba que ojalá nunca hiciéramos a nuestros niños copiar dibujos, calcar, colorear lo ya dibujado. Según ella, estamos homogeneizando una mirada única, sin influencias, maravillosa y sujeta a una mano que aún está aprendiendo a manejarse.

De ahí salen creaciones maravillosas. Enseñarles a dibujar, me decía, es otra cosa, debería ser enseñarles a hacerlo libremente, respetando su creatividad y su manera de ver y representar el mundo y aquello en lo que sueñan, no procurar que todos hagan casitas cuadradas con dos ventanas, una puerta y un tejado rojo equipado con una chimenea.

Yo, que no sé apenas nada de técnica de dibujo o de cómo instruir en ese arte, tiendo a estar de acuerdo con ella cuando veo lo que son capaces de hacer los niños pequeños. Ya os he contado que mis cuadros favoritos en casa son aquellos que han hecho mis hijos y que los tengo colgados en casa y animo a hacerlo porque es algo les llena de orgullo y les anima a seguir dibujando. El último en incorporarse a nuestra particular galería fueron unas amapolas. ¿Recordáis?

Respetar sus creaciones, darles mayor entidad, convertirlas en algo más y dejarnos inspirar por ellas sin pensar desde la superioridad de la edad adulta que somos capaces de hacer mejor cualquier cosa en la que se embarquen ellos.

Lee el resto de la entrada »

¿Cómo es Netflix para los niños?

image
Este fin de semana instalamos y estuvimos probando Netflix en casa. Tenía mucha curiosidad por ver la oferta infantil que tiene y como se gestionaba para luego contarlo aquí.

Probablemente no sea preciso explicar lo que es esta plataforma, que permite ver contenidos a la carta en dispositivos móviles o en la televisión si se tiene un chisme que permita replicar ahí lo que estamos (maravilloso ChromeCast, que nosotros usamos sobre todo para poner vídeos de Youtube y fotos familiares que le gustan a Jaime), o una smart-TV.

En cualquier caso, si tenéis curiosidad por un análisis pormenorizado sobre precios, competencia y contenidos para adultos aquí os dejo enlazados un reportaje de mi compañero Dani González y un post de Carlota Chiarroni, autora del blog En capítulos anteriores.

imageVolvamos a los niños, que es lo mío. Una de las primera cosas que te encuentras al instalar Netflix es que te invita a crear diferentes perfiles para los miembros de la familia, así nosotros tenemos los nuestros y los de Jaime y Julia. Cada vez que se crea o añade un perfil pregunta si corresponde a un menor, en cuyo caso los contenidos que aparecerán por defecto son los del apartado Kids.

¿Se puede salir de Kids? Sí. A poco espabilado que sea el niño (y toda esta nueva hornada son listos como el hambre en lo que se refiere al manejo digital), podrá cambiar de perfil y ponerse uno adulto (que es la salida mas obvia) o saltar del espacio kids al convencional, igual que el adulto puede saltar al espacio para niños.

Si hay una manera de bloquear estas salidas, yo no fui capaz de encontrarla. También es verdad que la oferta infantil y juvenil es tan amplia que es poco probable que se vean tentados a irse. Al menos en el caso de los más pequeños.

De todas maneras yo no soy partidaria de dejar a los niños solos con la tele o Youtube sin supervisión. Nos interesa saber qué ven, me parece recomendable ver al menos un episodio de sus series favoritas (pueden acabar gustándonos a nosotros, aviso) y a ellos les gusta que compartamos sus intereses.

Lee el resto de la entrada »

Una galería de arte en casa al alcance de todos

Con toda seguridad será pasión de madre, pero lo cierto es que Julia pintó ayer un cuadro, con su pequeña paleta de plástico, sus tres pinceles y pintura de dedos, que a todos en casa nos ha encantado.

Son estas amapolas.

image

Llegan además justo cuando he acabado La sombra blanca, una recomendable historia de fantasmas ambientada en las trincheras de la Primera Guerra Mundial del escritor y periodista Carlos Fidalgo cuyas páginas están llenas de los pétalos de estas flores.

Julia no ha leído este libro, ideal para disfrutar en silencio y en penumbra, así que las amapolas han llegado por pura casualidad, por conexión mística entre madre e hija o porque Normandía aún está reciente y también llena de amapolas, las flores que se llevan a los soldados en los cementerios militares y que crecen en los campos que antes albergaron baterías de cañones y bombardeos.

Os dejo pensando la opción más probable.

image

No es el único cuadro que pintó. También hizo uno abstracto. Y ambos ocupan ya un marco en nuestra particular galería de arte infantil. Mis cuadros favoritos de toda la casa.
image

Que sí, pasión de madre, ya lo sé.

En cualquier caso tener una galería así, única y de nuestros hijos, está al alcance de cualquiera por muy poco dinero. Y a ellos les encanta ver que valoremos así sus creaciones.

Nosotros arrancamos con esta costumbre hace cinco años, os lo conté entonces como sugerencia de decoración. Los marcos son los mismos, saludos de Ikea, la pared es otra, también algunos de los dibujos. Los viejos siguen ahí dentro, agazapados dentro del marco tras los nuevos.

No es el único objeto de decoración que ha salido de sus manitas. Uno de los últimos es este tiranosaurio de madera que montamos juntas y que Julia ha bautizado, tras su paso por su paleta y purpurina, como el T-Rex arco iris.

image

Si hay pequeños artistas en la casa, que se note. Ellos van a estar de acuerdo.

Hablando con el arte, así se expresan las personas con autismo

Ayer se inauguró en Madrid una exposición muy especial que estará abierta hasta el trece de marzo en horario de diez de la mañana a nueve de la noche, también el sábado y el domingo.

Detrás de la exposición gratuita está ARGADINI, una asociación que trabaja con personas con discapacidad y personas con autismo en el ámbito de la cultura.

Tenemos como fines mejorar la calidad de vida, el desarrollo personal, educativo, social, cognitivo y emocional de personas con cualquier tipo de discapacidad e independientemente del colectivo o grupo social al que pertenezcan, así como contribuir a su integración social y laboral.

En estos momentos, la Asociación ARGADINI está trabajando basándose en las líneas del programa ARGADINI, Educación Emocional a Través de la Creatividad, para la integración cultural y social de las personas con discapacidad intelectual y trastorno del espectro autista, desarrollando actividades relacionadas con el mundo del arte en el Museo Thyssen-Bornemisza, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y Museo Nacional del Prado, y relacionadas con el mundo de la literatura, creando rutas literarias, actividades en bibliotecas y centros culturales, así como la tertulia “Escribir por el placer de contar” en el Café Gijón.

Utilizamos el arte como medio de expresión. Partimos desde los intereses de nuestros alumnos. Vemos sus puntos de vista, su perspectiva.

Detrás de las obras del proyecto Simbiosis se encuentran personas con trastornos del espectro del autismo (TEA). Hay que empezar a dejar de pensar que tras las expresiones artísticas que merecen ser contempladas sólo puede haber adultos, claro que puede haber personas con discapacidad o niños. “Hablando con el arte” lo llaman en esta asociación. Un buen nombre.

Esta exposición recoge una muestra de las obras creadas en distintos talleres realizados durante 2012. En ellas participaron alumnos del colegio al que va Jaime.
• Poesía bajo el blanco, con Boa Mistura.
• Reinterpretación de los objetos, con Alfredo Velasco.
• Fotografía, con Maria Jesús Burgos.
• Carboncillo, con Mónica Sánchez Robles.
• Collage, con Beatriz Arroyo.

Las obras están a la venta y el dinero recaudado se reinvertirá en el desarrollo del proyecto.

 

IMG_6731

 

IMG_6732

Y por último un vídeo:

¿Os dejáis pintarrajear por vuestros hijos pequeños?

No estoy hablando de si os dejáis maquillar por vuestros hijos pequeños, que también podría ser. De hecho Julia ha querido pintarnos tanto a su padre como a mí, y solo lo ha logrado conmigo y dependiendo de lo que yo fuera a hacer después.

Me refiero a si os dejáis pintar con sus pinturas infantiles. A modo de juego. Les encanta. Les gusta mucho pintarse ellos mismos. Os recomiendo trasladar un día la pintura de dedos a la bañera. Y les encanta que seamos su lienzo. A mí también me divierte que lo haga. Salvo que tenga que salir corriendo al trabajo, claro.

Es muy probable que la piel sea el primera superficie que usaron los humanos para dar rienda suelta a su creatividad, para jugar con los niños dejándoles que les pintaran, para adornarse, para transmitir mensajes a los demás…

Si nunca os habéis dejado pintarrajear os lo recomiendo. Sentáos un día con ellos a dibujar en un folio y proponedles que se salgan de él y colonicen vuestras manos, vuestros brazos.

Yo voy a intentar la próxima vez convertir mis dedos en personajes de un cuento. La idea me la ha dado una compañera:

Los caminitos, la pintura de dedos en la bañera y las primeras obras de arte de nuestros niños

La primera imagen que ilustra el post la tomé ayer en el colegio de Julia. Lo ha dibujado ella y está en su perchero. Me asombra ver la velocidad a la que su dibujo y su control del trazo van progresando. Y sé que me seguiré asombrando, que mi niña me seguirá sorprendiendo.

A Jaime no le gusta dibujar, y no por su autismo, es que no es lo suyo. Jaime es más musical que su hermana por ejemplo. Pero a ella sí. Y la he intentado ayudar de todas las formas que he podido. En casa tiene pinceles, témperas, acuarelas, rotuladores, ceras y pintura de dedos. Es frecuente que nos sentemos con ella a colorear las siluetas de sus personajes de dibujos animados favoritos que hemos sacado previamente por la impresora o a improvisar sobre una página en blanco de su cuaderno. En las paredes de su habitación hay ya varias obras de arte de su autoría.

Pero creo que hay dos actividades, la primera de ellas aprendida de una de las terapeutas de Jaime, que la han ayudado especialmente: los caminitos y la pintura de dedos en la bañera.

Los caminitos consiste en dibujar en un extremo del folio a un niño o una niña y en el otro extremo algo que le guste: un columpio, un juguete, chocolate… Entre medias de ambos nosotros dibujamos una carretera, que al principio es ancha y recta y que luego se va estrechando y curvando. Nuestro peque tiene que elegir varias ceras o rotus de colores y recorrer con todos ellos, de uno en uno, el camino para que el niño logre su premio. A ver si hago una foto y os la muestro. Es fantástica para trabajar la atención y el control del trazo.

La pintura de dedos es más creativa. Con varios botes de colores y los dedos o un pincel se puede pintar la bañera y el cuerpo sin miedo a mancharse. A Julia le encanta. Y luego ella ayuda a limpiar la bañera con una esponja y agua.

Aquí os dejo uno de los primeros dibujos claramente figurativos que hizo, a puntito de cumplir los tres años, y que recuerdo que me dejó anonadada porque salió por completo de su cabecita. Es un caracol. También un globo en agosto. Los globos son también fantásticos para dibujar caras:

Esperando el sol, como agua de mayo

“Mamá, ya sé pintar nubes”, me decía ayer Julia con dos post its en las manos que ahora están en la nevera. Es nuestra galería de arte infantil particular, junto con las paredes de su cuarto, con sus tres años recién cumplidos va controlando cada vez mejor el trazo de sus dibujos y le fascina descubrir lo que es capaz de hacer.

“¿Sabes? Soy muy buena pintando nubes”, insistía. Y no me extraña, es casi lo único que se ve estos días. Llevamos una semana entera de entretenimientos de interior: parques de bolas, juegos de mesa, consola (Disney Kinect sobre todo), visitas, dibujar (nubes), centros comerciales… y muy poquito parque.

No sé si coincidiréis conmigo, pero creo que la percepción de varios días de vacaciones lluviosos con o sin niños varía bastante. Antes de tener hijos no suponía ningún problema: Tardes de sofá y manta viendo la tele o leyendo, cine, compras, cafés o copas.

Con niños llenos de energía la cosa cambia, y por mucho que sea beneficioso que llueva, acabas deseando que escampe y poder ir con ellos al parque, a pasear, al zoo, al parque de atracciones, a practicar con las bicicletas.

Menos mal que ya queda poco
. A ver si pronto puedo enseñaros los soles que dibuja Julia.

¿Te imaginas que sus dibujos se convirtieran en muñecos de verdad?

Ayer me descubrió una amiga una iniciativa que me tiene fascinada. Se llama Child’ s Own Studio. Se trata de una madre canadiense que tiene una visión y unas manos maravillosas para convertir los dibujos de los niños pequeños en muñecos.

Desconozco el precio de sus trabajos, pero os aseguro que en cuanto los dibujos de Julia y Jaime sean más figurativos me plantearé encargar alguno.

Está teniendo éxito además. Parece que tarda entre 4 y 6 meses en entregar un encargo. En su web tenéis más información y aquí varias galerías llenas de ejemplos.

De hecho estoy por intentar convencer a mi cuñada de que lo intente. También es de lo más creativa, aunque no sé cómo se le dará la aguja y el hilo. Tal vez ella tenga que engañar a su madre para que le eche una mano si es que le gusta la idea.

Os dejo algunos ejemplos. A mí, sencillamente, me encantan.