Entradas etiquetadas como ‘cuadro’

Una galería de arte en casa al alcance de todos

Con toda seguridad será pasión de madre, pero lo cierto es que Julia pintó ayer un cuadro, con su pequeña paleta de plástico, sus tres pinceles y pintura de dedos, que a todos en casa nos ha encantado.

Son estas amapolas.

image

Llegan además justo cuando he acabado La sombra blanca, una recomendable historia de fantasmas ambientada en las trincheras de la Primera Guerra Mundial del escritor y periodista Carlos Fidalgo cuyas páginas están llenas de los pétalos de estas flores.

Julia no ha leído este libro, ideal para disfrutar en silencio y en penumbra, así que las amapolas han llegado por pura casualidad, por conexión mística entre madre e hija o porque Normandía aún está reciente y también llena de amapolas, las flores que se llevan a los soldados en los cementerios militares y que crecen en los campos que antes albergaron baterías de cañones y bombardeos.

Os dejo pensando la opción más probable.

image

No es el único cuadro que pintó. También hizo uno abstracto. Y ambos ocupan ya un marco en nuestra particular galería de arte infantil. Mis cuadros favoritos de toda la casa.
image

Que sí, pasión de madre, ya lo sé.

En cualquier caso tener una galería así, única y de nuestros hijos, está al alcance de cualquiera por muy poco dinero. Y a ellos les encanta ver que valoremos así sus creaciones.

Nosotros arrancamos con esta costumbre hace cinco años, os lo conté entonces como sugerencia de decoración. Los marcos son los mismos, saludos de Ikea, la pared es otra, también algunos de los dibujos. Los viejos siguen ahí dentro, agazapados dentro del marco tras los nuevos.

No es el único objeto de decoración que ha salido de sus manitas. Uno de los últimos es este tiranosaurio de madera que montamos juntas y que Julia ha bautizado, tras su paso por su paleta y purpurina, como el T-Rex arco iris.

image

Si hay pequeños artistas en la casa, que se note. Ellos van a estar de acuerdo.

Hablando con el arte, así se expresan las personas con autismo

Ayer se inauguró en Madrid una exposición muy especial que estará abierta hasta el trece de marzo en horario de diez de la mañana a nueve de la noche, también el sábado y el domingo.

Detrás de la exposición gratuita está ARGADINI, una asociación que trabaja con personas con discapacidad y personas con autismo en el ámbito de la cultura.

Tenemos como fines mejorar la calidad de vida, el desarrollo personal, educativo, social, cognitivo y emocional de personas con cualquier tipo de discapacidad e independientemente del colectivo o grupo social al que pertenezcan, así como contribuir a su integración social y laboral.

En estos momentos, la Asociación ARGADINI está trabajando basándose en las líneas del programa ARGADINI, Educación Emocional a Través de la Creatividad, para la integración cultural y social de las personas con discapacidad intelectual y trastorno del espectro autista, desarrollando actividades relacionadas con el mundo del arte en el Museo Thyssen-Bornemisza, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y Museo Nacional del Prado, y relacionadas con el mundo de la literatura, creando rutas literarias, actividades en bibliotecas y centros culturales, así como la tertulia “Escribir por el placer de contar” en el Café Gijón.

Utilizamos el arte como medio de expresión. Partimos desde los intereses de nuestros alumnos. Vemos sus puntos de vista, su perspectiva.

Detrás de las obras del proyecto Simbiosis se encuentran personas con trastornos del espectro del autismo (TEA). Hay que empezar a dejar de pensar que tras las expresiones artísticas que merecen ser contempladas sólo puede haber adultos, claro que puede haber personas con discapacidad o niños. “Hablando con el arte” lo llaman en esta asociación. Un buen nombre.

Esta exposición recoge una muestra de las obras creadas en distintos talleres realizados durante 2012. En ellas participaron alumnos del colegio al que va Jaime.
• Poesía bajo el blanco, con Boa Mistura.
• Reinterpretación de los objetos, con Alfredo Velasco.
• Fotografía, con Maria Jesús Burgos.
• Carboncillo, con Mónica Sánchez Robles.
• Collage, con Beatriz Arroyo.

Las obras están a la venta y el dinero recaudado se reinvertirá en el desarrollo del proyecto.

 

IMG_6731

 

IMG_6732

Y por último un vídeo:

El lobo guardián del sueño de mis hijos

Vivian me hablaba hace dos días en los comentarios del cuadro que adorna la habitación de mis hijos.

Es un cuadro de un estudiante de arte prácticamente idéntico a una obra de Franz Marc, uno mis pintores favoritos. En mi casa hay varias reproducciones de lienzos suos.

Y ese lobo dormido es el guardián del sueño de mis hijos.

Cuando sean capaces de entenderlo les explicaré que cuando ellos duerman despertará para vigilar y mantener a raya las pesadillas. Me vino la inspiración nada más verlo colgado en la pared de su dormitorio y me pareció una buena idea.

De momento es sólo para ellos el lobo bonito que hace “aauuuu”.

¿Qué cuadros o fotos tenéis vosotros en las habitaciones de vuestros hijos? ¿Tienen su historia?

Mis cuadros favoritos

En casa tengo unos cuantos cuadros, alguno incluso firmado. Ninguno tiene valor monetario, pero a mí me parecen todos preciosos. Por algo los he escogido yo, claro 🙂

Pero mis favoritos están desde hace pocos días en la pared de la cocina. Los han hecho mis hijos, con pintura de dedos mucha ilusión y (salvo en uno de ellos, seguro que adivináis cuál) ninguna ayuda.

Con unos marcos comprados en Ikea por poco dinero y las obras de arte de mis hijos, la pared ha quedado estupenda. No hace falta gastarse demasiado dinero decorando… ¿no creéis?

Uno de ellos lo hemos titulado “el escorpión“, ese y el de arriba son cosa de Julia. El niño a base de esponja y pintura de dedos es de Jaime. Las manos que hay arriba de ambos.

¿Os gustan?

La maternidad y el arte

Conozco a Tamara de Lempicka, he visto reproducciones de sus obras en infinidad de sitios. Me gusta sin entusiasmarme, tal vez por eso tampoco había indagado demasiado en la vida y obra de esta talentosa pintora, que logró un estilo propio tan definido.

Tenía en mente sus lujosos retratos de mujeres ataviadas como en los años 20, 30 y 40, adornadas de joyas, ataviadas a la última moda, rodeadas de los primeros rascacielos o con la última tecnología de la época: los automóviles.

Tal vez por eso me ha sorprendido su obra Maternity fechada en 1928, la época en la que tuvo a su única hija en París, con esa mujer ensimismada, en otro mundo, mientras da el pecho a un recien nacido.

Tamara de Lempicka, según la Wikipedia:

Tamara de Lempicka o Tamara Łempicka, nacida Maria Górska, (Varsovia, 16 de mayo de 1898 – Cuernavaca, 18 de marzo de 1980) fue una pintora polaca que destacó por la belleza de sus retratos femeninos, de pleno estilo art decó. Pinta mujeres etéreas, aunque a la vez férreas; son sus mejores ejemplos, junto con los desnudos. Sus influencias principales son Botticelli, Bronzino, el retrato manierista en general, y el Cubismo, pero sin llegar al arte abstracto. Por ejemplo “La mujer dormida”. También retrató a su hija en varias ocasiones y a personas relacionadas con la burguesía artística de París y Nueva York. Su estética ha atraído a estrellas del espectáculo como Barbra Streisand y Madonna, de quienes se dice que coleccionaban sus pinturas. Madonna se inspiró en esta pintora para su video musical Vogue de 1990. También aparece un cuadro de Tamara en el de Open your heart, de la misma cantante.

Y el cuadro de Tamara de Lempicka me ha recordado varias obras de Picasso y una famosísima de reproducido hasta la extenuación Gustav Klimt.

No sé cual os gustará más. Yo creo que me quedo con el segundo boceto de Picasso, me gusta incluso más que el de su etapa azul. Y después me quedaría con Klimt. Tamara de Lempicka me sigue resultando demasiado fría.

¿Sabéis de más obras de arte moderno relacionadas con la maternidad?

El puerperio hecho arte

El pintor alemán Emil Keck (1867-1935) (no demasiado conocido todo hay que decirlo que he intentado encontrar información sobre él, y apenas nada), pintó un cuadro que me ha llamado la atención.

Es una escena familiar que refleja el puerperio, es decir el periodo de recuperación tras el parto.

Es íntima, sosegada, con las mujeres como protagonistas…

Nunca hubiera imaginado que el arte también recogería esta situación. Aunque pensándolo bien, no sé de qué me extraño.

¿Os gusta? A mí me encanta.