Entradas etiquetadas como ‘camisetas’

Camisetas con amor de madre

Acabo de descubrir a una madre reciente que comenzó no hace demasiado una aventura digna de mención: la creación y venta de unas prendas sencillamente preciosas.

Primero fue una afición, algo propio y puntual. Pero ya ha comenzado a venderlas en su blog.

Al menos a mí me lo parecen. Me resultan pequeñas y tiernas obras de arte. De hecho son completamente artesanales.

Y ando planteándome encargarle una mantita o un cojín.

Sus creaciones son dulces, bien hechas y hermosas. Y me apetecía mostrároslas igual que os he mostrado en ocasiones fotografías que representan la maternidad.

¿Os gustan?

Os dejo un fragmento de una entrevista que le hicieron en Kireei.com donde cuenta su inicio en esta actividad:

Cuando nació mi segundo hijo, el “mayor” tenía 19 meses, así que me pasaba largas horas paseándolos para dormirlos, uno en el carro y otro en la mochilita ,de modo que, una vez dormidos, quería ocupar mi tiempo en algo y necesitaba que fuera creativo porque era lo que me nacía, y así surgió la primera camiseta Swan. En ella estaban mis dos hijos de la mano y un arbolito. La bordé con todo el cariño esperando que de esa manera mi hijo aceptara mejor la llegada de su hermano, de modo que bordé sus nombres también, es una camiseta que significa mucho para mí. Por supuesto, aún la conservo.

Luego los niños fueron creciendo y no me gustaba nada la ropa que encontraba en las tiendas (que para niños se reduce a camiseta/camisa y pantalón) de modo que bordé algunas más para mis niños, camisetas que no hablaran de distinción de sexos, que no tuvieran letrasprefabricadas con mensajes de adolescentes o de deportes. Yo quería que mis hijos las llevaran y dijeran algo de ellos. Hay camisetas en el mercado con mensajes del tipo” la niña de mamá” o “me encanta ir de rebajas” Pero, como digo, no creía que si a un niño se ledejara escribir algo en su camiseta pusiera ese tipo de cosas. De este modo surgieron camisetas con prados, arbolitos y niños jugando entre las flores. Allá donde iba las madres me preguntaban donde las había comprado y empecé a contar que las hacía yo. Me costó mucho vender la primera…¡era como algo tan mío! pero luego me hacía muy feliz saber que un niño/niña o bebé iba a llevarla y que esa camiseta iba a hablar de el, a decir cosas suyas, y de nadie más. Y esa idea me encantó.

No es la primera vez que hago algo hecho a mano. Toda la vida he estado probando cosas, con siete años ganaba concursos de acuarela, con 10 de cuentos.. y en su momento probé el punto de cruz, pero me pareció la cosa más aburrida y anticreativa del mundo: ¡Un dibujo te limitaba el punto que tenías que hacer, y que tono exacto usar! Fui probando las técnicas mixtas en lienzo, los collages, etc y luego di el salto a la tela, siempre he sido una enamorada del patchwork y de sus orígenes y creo que eso se puede observar en mis creaciones.