Entradas etiquetadas como ‘anunciacion’

Para unos futuros padres recientes

Dos amigos que no tienen nada que ver entre ellos han comunicado con dos días de diferencia su futura paternidad y maternidad. En ambos casos será su primer hijo.

Lo han hecho mediante redes sociales, que es la manera más moderna que se está extendiendo por lo que veo de anunciamientos y presentaciones en sociedad de recién nacidos. cuando Jaime nació en 2006 lo que causaba furor era el mensaje de móvil, con fotito de bebé incluida si procedía.

En cualquier caso ese es otro tema, lo importante es que han anunciado que van a ser padre y madre reciente y eso siempre me alegra. Como en el mundo hay personas de toda condición y el ser humano es un bicho muy complejo, probablemente haya gente que cuando un amigo le comunica un embarazo le resulte indiferente o incluso se enfade o entristezca, tal vez por perder un colega de correrías.

Pero yo soy de las que se complace. Quiero creer que un nacimiento es siempre una buena noticia en el fondo, incluso aunque haya muchos “peros”.

Y me gustaría decirles que no saben dónde se meten. Desde luego, yo no lo sabía. No creo que nadie sea capaz siquiera de imaginarlo.

No imaginan hasta qué punto se les va a complicar la vida, cómo muchas de sus convicciones van a verse modificadas, de qué manera pasarán a considerar el tiempo para uno mismo que tal vez ahora dilapiden en el tesoro más preciado, cuánto van a pasar a importarles cosas que antes valoraban poco y lo poco que les importarán otras que parecían trascendentales, la forma en que redescubrirán a sus propios padres y se reencontrarán con su niñez, con el juego y con la capacidad para maravillarse con las cosas más sencillas.

Puedo imaginar perfectamente cómo sería mi vida si no hubiera tenido hijos: los viajes preparados e improvisados que habríamos hecho a diferentes rincones del mundo, muchas más horas de mi vida dedicadas a mi profesión, tardes invernales de domingo transcurriendo perezosamente desde el sofá.

Hubiera sido una buena vida. Hubiera sido feliz con ella.

Pero yo no me bajaría de este barco, ni aunque pudiera.

Anunciaciones modernas

Últimamente todos los nacimientos que me rodean se anuncian al círculo más cercano con un mensaje de móvil que, la mayor parte de las veces, suele llevar foto incorporada.

Es la primera foto que les hacemos a nuestros hijos.

La que véis en este post es la que que le hicimos nosotros con el móvil nada más nacer.

También está la posibilidad de avisar con un correo electrónico, con y sin foto. Me da la impresión de que es especialmente habitual comunicarlo así en la empresa.

Y luego está la opción de publicarlo en el blog, si se tiene. También he visto ahí unos cuantos.

O la más moderna de contarlo en redes sociales tipo Nettby, Facebook, Tuenti…

No hace tanto tiempo semejante despliegue anunciador era impensable.

Pero creo que en cualquier época hemos querido anunciar una noticia tan excelente como la llegaba satisfactoria de un hijo.

Lo que pasa es que antes estábamos limitados al teléfono y los puros.

No sé cómo lo hicistéis o lo haréis vosotros. Pero puedo asegurar que en este blog lo sabréis casi en cuanto suceda.

Y también lo contaré en alguna que otra red social, mandaré un correo a los compañeros del trabajo y el inevitable mensaje de móvil con foto.

Por cierto, hoy comienzo la semana 38. En la 38 nació el peque por cesárea con casi 3,600 kilos.

¿Cuándo decir que estás embarazada?

Ayer Ellen proponía el tema en un comentario.

Madre reciente, que hayas “hecho público” tu embarazo con 5 o 6 semanas de gestación, me viene de perlas para lanzar una pregunta para todas: ¿de cuánto tiempo estabais cuando lo “confesasteis”? Lo típico es decirlo cuando se han superado las 12 semanas, por lo del miedo a perderlo (hay más riesgo durante el primer trimestre)y a tener que dar explicaciones a todos si algo va mal. Pero cuesta tanto aguantar callada el notición, verdad?!! Yo no me pude aguantar tanto tiempo y lo conté enseguida a mi familia directa.

Tenía tantas ganas de compartirlo con ellos! Y además, pensaba “me lo van a notar enseguida, sobretodo mi madre, que me conoce tanto”. Con los amigos, demás parientes y en el trabajo sí que pude esperar hasta el segundo trimestre. También tuve suerte que me encontraba bien (excepto algún pequeño mareo matinal), porque conozco casos en los que es prácticamente imposible ocultarlo, con vómitos y mareos diarios todo el mundo sospecha enseguida. Da un poco de rabia tenerlo que confesar demasiado pronto en el trabajo, para justificar tu baja forma.

Es un tema que ya me rondaba por la cabeza desde hace tiempo.

Obviamente no es lo mismo decírselo a los amigos, a la familia o a tus jefes y compañeros de trabajo.

Paradójicamente, al menos yo, cuanto más aprecio a una persona, cuanto más íntima es, más prefiero retrasar el momento de la anunciación.

Tal vez sea por ahorrarles el chasco en caso de que la cosa no cuaje. Todo el mundo sabe que el primer trimestre es el más delicado. Los demás no se desilusionarían tanto.

Con mi peque, como hubo tantas dudas sobre si sería un huevo huero, la nadie se enteró de que estaba embarazada hasta que estaba de unas nueve semanas.

Y puedo jurar que sorprendimos a todo el mundo. Les teníamos engañadísimos, convencidos incluso de que no tendríamos ningún hijo.

Esta vez lo hemos dicho estando de seis semanas y aprovechando la primera eco que me han hecho, en la que no se ve más que una mancha.

Pero el positivo en el test lo conocemos desde hace una semana y media.

Y también les ha pillado de sorpresa. Sólo dos personas sabían que lo estábamos intentando.

Eso sí que lo he tenido claro siempre. No pensaba anunciar que estábamos en ello. Cuánta menos presión o comentarios al respecto mejor.

¿Cómo fue en vuestro caso?