Entradas etiquetadas como ‘animacion’

Las mejores películas de animación de 2016 según los #Oscars2017

imageEste martes se anunciaban las películas candidatas a los Oscars, y tenía especial curiosidad por conocer a los nominados en la categoría de animación.

A mi parecer, las mejores películas de animación del año han sido Zootrópolis y Kubo y las dos cuerdas mágicas. Dos cintas que son un disfrute para niños y adultos, que tienen un buen guion, que perduran en la memoria. La primera gana en puro entretenimiento, la segunda en su concepción artística.

Pues bien, las películas de animación nominadas a los Oscars este año han sido:

  • Kubo y las dos cuerdas mágicas
  • Moana (Vaiana)
  • La vida de Calabacín
  • La Tortuga Roja
  • Zootrópolis (Zootopia)

Estaba claro que el bombazo en taquilla de Mascotas (Pets) no iba a tener cabida aquí. Igual que otros estrenos infantiles que nos han acompañado en 2016 como Cigüeñas, Canta o Trolls.
Lee el resto de la entrada »

‘La canción del mar’, una hipnótica y hermosa película de animación céltica

image“Tienes que ver La canción del mar, es preciosa, me tiré media película llorando”, me dijo una amiga y compañera de trabajo que también es madre reciente hace algunos fines de semana. Y la recomendación se quedó ahí, en el aire, hasta el pasado sábado que me acerqué con Julia, mi cuñado y mi sobrina a pasar el día a Micropolix en la taquilla nos llevamos un buen chasco porque las entradas compradas con Groupon tenían que ser canjeadas previamente y no nos habíamos dado cuenta.

Como el plan en Micropolix había quedado truncado y teníamos que buscar otro, decidimos ir a un centro comercial a comer y pensar qué hacer. Revisando la cartelera vi que en un cine de Las Rozas tenían La canción del mar, la película que me habían recomendado tanto. El único cine en todo Madrid en el que estaba, pese a que se había estrenado poco antes.

Allá que fuimos, y pudimos disfrutar por los pelos de una película maravillosa, tanto en sus imágenes como en su argumento, con un estilo propio y original que recoge el mito de los selkies, esos seres mágicos que son focas pero se pueden desprender de su abrigo de piel para tomar forma humana.

imageLa película arranca con muchos seres heridos, mágicos y humanos, por diferentes motivos. Y todos acabarán aceptando que la vida tiene sinsabores, pérdidas y tristeza, pero que la solución para superar todo eso no es evitar sentir, huir de aquello que duele, sino afrontarlo, aprender de ello y superarlo.

Visualmente hipnótica, hermosa, diferente y rebosante de mitología céltica, se percibe el amor que su director, el joven irlandés Tomm Moore al que espero que aún le queden muchas películas por delante, siente por su cultura. En su siguiente proyecto continuará el folklore de su tierra y se centrará en la matanza de lobos irlandeses que ordenó Oliver Cromwell en el siglo XVII y en un niño que descubrirá que no son solo lobos. Así lo explica en una entrevista a VK Magazine. Os aseguro que no se me va a escapar.

Mi sobrina, que a sus cinco años tiene cierta tendencia a experimentar su propia versión del síndrome de Stendhal, acabó llorando de lo bonita que le pareció.

Ahora soy yo la que os la recomienda. En cines va a ser un milagro que podáis verla, solo está en un cine de Madrid, otro en Valladolid y otro en Pontevedra, pero seguro que no tardará en estar disponible en DVD y Blue-Ray.

extrañoEl siguiente libro que leeremos con Julia será Ha llegado un extraño de Mollie Hunter, que conservo de cuando era niña (era uno que me gustó especialmente) y en el que uno de los protagonistas también es un selkie, aunque no tenga nada que ver en su tratamiento.

Esa compañera, amiga y madre reciente me recomienda también la película anterior del mismo director: El libro de Kells. “Es también preciosa, visualmente me gustó incluso más, aunque la historia tal vez un poco más aburrida para los niños”, me dijo al tiempo que me la recomendaba. Seguro que lo comprobaremos por nosotros mismos.

Por cierto, que hay un motivo por el que mi amiga Arancha Serrano tiene predilección por estas películas, y es que todo lo céltico y lo nórdico es su debilidad. De hecho muy pronto publicará su primera novela. Se llama Neimhaim, yo ha he tenido el privilegio de leerla​ y si os gusta la fantasía épica y/o los vikingos y/o los libros gordos en general ya podéis cotillear su arranque en Fantífica. Y comprarla en apenas dos semanitas, claro.
Neimhaim entera 2

Señor Miyazaki, bienvenido a nuestra casa

1016941_1486066894938080_2219085296870732419_nNo todo va a ser Disney (o Warner o la cada vez más interesante BlueSky Productions) cuando se habla de largometrajes de animación infantil. Últimamente en casa estamos descubriendo (o redescubriendo) algunas películas de los estudios Ghibli de Hayao Miyazaki, las más apropiadas para niños pequeños. No todas lo son. Para ver los títulos que más conocido han hecho a Miyazaki en nuestro país como El castillo ambulante, El viaje de Chihiro (un sutil alegato contra la prostitución infantil), Porco Rosso o, sobre todo, La princesa Mononoke tendrán que esperar. Y eso que “princesa Mononoke” es un apelativo cariñoso que mi santo dedica a Julia con frecuencia desde que era un bebé.

Ponyo en el acantilado es la favorita de Julia. “La peli del pez que quería ser niña para poder jugar”, es como la resume. Y en segundo y tercer lugar del podio están Arriety y los diminutos y Nicky, aprendiz de bruja.

No son aptas para niños con poca paciencia, eso sí. Tampoco para todos los adultos. Poéticas e hipnóticas, con elementos mágicos, mensajes de respeto al otro y conservación de la naturaleza, son también siempre reposadas. Que nadie espere el ritmo endiablado de otras cintas de animación, canciones pegadizas o finales cerrados y complacientes.

Mi vecino Totoro es la siguiente que veremos. Aún no la conoce.

Si no conocéis a este maestro de la animación que está a puntito de jubilarse, es obvio que os lo recomiendo. Precisamente en pocos días se estrenará la película con la que se despide: El viento se levanta. Si lo conocéis: ¿Cuál es vuestra película de Miyazaki favorita? Yo os confieso mi debilidad por Mononoke y por Nausicaa del valle del viento, la primera, estrenada cuando yo tenía apenas ocho años.

Y no es de Miyazaki, pero hay otra película que me recuerda su estilo y también me parece muy recomendable, aunque no es para niños pequeños. Es Wolf Children de Momoru Hosoda, del que tengo pendiente descubrir más títulos. Aunque esa es ya otra historia.

Os dejo con un concierto que recorre las bandas sonoras de las películas de Miyazaki que me ha recomendado mi compañero bloguero Gus Hernández.

Me da que con mis dos últimos posts me voy a ganar fama de mamá friki…

Como un pez fuera del agua

Hoy os traigo un corto precioso hecho por cuatro estudiantes de la francesa ESMA (Escuela Superior de Méritos Artísticos).

Ex ET from Benoit Bargeton on Vimeo.

>

Son ocho minutos que dan para mucha reflexión. De hecho, dependiendo de la persona que lo vea, esa reflexión puede variar bastante.

En mi caso particular no puedo evitar pensar en mi hijo, al que su autismo le hace no encajar en nuestra sociedad, que se esfuerza para adaptarse a nuestra manera de ver el mundo y relacionarnos que nada tiene que ver con la suya.

Es difícil mantener el equilibrio, andar por esa cuerda floja que le permita integrarse todo lo posible, ser todo lo autónomo que pueda, aprender a comunicarse y adaptarse al ritmo y costumbres imperantes, y al mismo tiempo le permita ser quien es, lograr que sea feliz y se quiera a si mismo sin traicionar a su naturaleza.

Espero que lo disfrutéis. Da igual vuestra interpretación, es precioso.