Archivo de julio, 2020

Luces en el camino

Mirad atardeceres solos o acompañados; cantad por dentro o a voz en grito, pero cantad; mojaos los pies aunque hayáis bajado a la playa en vaqueros pitillo; pelead y reconciliaos (o no); tened tantas noches de sexo apasionado como podáis; haced planes aunque no se cumplan; aferraos a los que aportan y apartad a los que restan; no seáis mezquinos y olvidad las envidias; no os tengáis lástima, reíros de vosotros mismos; no hagáis más triste, malvado y pequeño un mundo que con frecuencia ya es triste, malvado y pequeño sin nuestra ayuda.

Gozad en paz y buena compañía sin sembrar piedras en el camino de nadie, que la vida puede ser muy larga o muy corta, puede escaparse a destiempo e incluso sin previo aviso, y no hay nada menos inteligente que no valorarlo cada día y poner de nuestra parte para que las huellas que dejemos el tiempo que pisemos esta tierra, dure mucho o poco, proyecten más luces que sombras.

Descansa Juanjo, ojalá me hubiera acercado a alguna de esas fiestas que organizabais en el pueblo para conocerte. Siempre creí que habría más años por delante para hacerlo.

Toda la fuerza del mundo Amaya. Tienes un clan a tu lado y dos hijos con la suerte enorme de poder aprender de tu sensibilidad y tu sabiduría.

Yo no puedo vivir sin conciliar, ni tú, ni él, ni ella, por eso ‘Crianza y conciliación’ es una nueva categoría en los Premios 20Blogs

Conciliación, divino tesoro, enorme entelequia y reto rampante a lomos del virus. No es conciliación todo lo que parece. La conciliación no existe, son los padres. Pero la conciliación no es solo cosa de padres, es un desafío conjunto en el que unos y otros, con nuestras diferentes circunstancias, tenemos que apoyarnos. Andar a la caza de agravios comparativos, no tener disposición a entendernos, es un sinsentido que retrasará cualquier avance que se pueda obtener en este sentido.

La conciliación es causa para Laura Baena, para su poblado Club de las malas madres, que al grito razonado de “yo no renuncio” ya antes, pero sobre todo tras el estado de alarma decretado en marzo, están reuniendo firmas y trabajando duro para lograr que el Gobierno apruebe medidas que favorezcan la conciliación. Creen, al igual que yo, que es necesario que se entre a regular esta necesidad vital.

¿Cómo están trabajando en favor de toda la sociedad? Así lo cuentan:

A partir de diferentes líneas de trabajo:

  • Ser el altavoz de las personas que tienen dificultades para conciliar, pero también de aquellas que concilian y son referentes positivos para avanzar.
  • Fomentar la concienciación social y el cambio de valores heredados del patriarcado que suponen una amenaza actual para el camino hacia la igualdad.
  • Impulsar medidas que promuevan el cambio social en pro de una conciliación real a través del Estado, las Empresas y las Familias.

Para conseguir estos objetivos a partir de diferentes líneas de trabajo:

  • Estudios sociológicos: investigaciones sociales para analizar la realidad social en cuanto a temas de conciliación y maternidad.
  • Campañas: campañas de concienciación con gran alcance en redes sociales que se hacen virales y que invitan a la reflexión y concienciación sobre el problema social, visibilizando que lo personal también es social y político.
  • Activismo político: actuando como agente responsable de transmitir a las Instituciones Públicas la problemática social y las necesidades de la población por las fuentes de conocimiento que se recogen la Asociación.
  • Servicios a empresas: trabajando en las empresas para concienciar de forma transversal a todos los cargos sobre la necesidad de equilibrar los tiempos, visibilizar las necesidades personales y familiares ajenas a la esfera productiva o concienciar en corresponsabilidad.
  • Servicios a Malasmadres: asesoramiento legal, formación o red de empresas comprometidas con la conciliación.

La crianza y la conciliación, que no solo es una reivindicación necesaria para las familias con hijos menores, es este año una de las nuevas categorías de los Premios 20Blogs, que ya están en su XIV edición y cuya inscripción se acaba de abrir con la opción de ganar 5.000 euros y convertirse en bloguero de este periódico como premio principal. Categoría de la Laura Baena (y por extensión el Club de las malas madres) es embajadora. 

Desde 20minutos hemos querido establecer esta categoría para ayudar a visibilizar la necesaria reivindicación de reflexionar, promover y legislar sobre la conciliación, porque yo no puedo vivir sin conciliar, ni tú, ni él, ni ella.