BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

La maternidad es tan cambiante que siempre eres una recién llegada a ella

Los niños y la memoria histórica

‪Cuando he recorrido Francia siempre han atraído mi mirada los monumentos a los caídos que hay en todas mas ciudades, en todos los pueblos, por pequeños que sean. Están siempre en un lugar de honor, en una plaza principal, frente a la iglesia o el ayuntamiento. Normalmente repletos de nombres de muertos en la Primera Guerra Mundial, pero también en la Segunda. En ocasiones en alguna otra, anterior o más reciente. Además de los nombres, a veces también hay algún dato más, como la edad, el lugar de su muerte o el puesto que ocupaban en el escalafón militar, aunque también hay lugar para el recuerdo a los civiles.‬

‪Tiendo a mirarlos siempre que puedo, encontrando a veces varios apellidos en común en pueblos diminutos, entendiendo tras décadas de distancia el drama que supuso la pérdida de tantos vidas para muchas familias, para muchas poblaciones, para la nación entera.

‪Sus vidas se interrumpieron no por causas naturales, sino por la peor de las antinaturales; la guerra. ‬

‪Y he hallado nombres y apellidos de origen español con cierta frecuencia. ‬

‪Me ha dado por pensar que agradecería poder ver en todos los pueblos españoles, da igual su tamaño, una relación con los nombres de los caídos en nuestras diferentes guerras, me da igual el bando. ‬

‪Un monumento en su memoria, en la de todos, que serviría para reflexionar e intentar comprender cómo los hombres son capaces de hacerle algo así a otros hombres. Difícil tarea, pero importante para que cale la necesidad de no volver a recorrer caminos equivocados.‬

Soy de las que cree que tener memoria histórica es importante, que de la historia se pueden extraer muchas enseñanzas que nos ayuden a avanzar en la buena dirección, la de respetarnos en lugar de enfrentarnos.‬

‪Tener memoria histórica es importante, pero en España se ha tendido a intentar curar fingiendo olvidar, callando, escondiendo el dolor, el resentimiento, el orgullo herido y la sensación de injusticia bajo las alfombras.‬

‪No estoy segura de que sea lo más inteligente, por mucho que sepa que fue casi imposible cualquier otra actitud.‬

‪Tampoco soy tan inocente como para no saber que algo como lo que tienen en Francia es prácticamente imposible de manera generalizada en España (algunos intentos me consta que ha habido) por muchos motivos, empezando porque probablemente el momento de edificar algo así ya pasó y terminando porque el grueso de nuestras muertes corresponden a una guerra civil. Sé bien que es más fácil erigir recordatorios en una guerra contra otros, más aún si terminaste en el bando ganador. Por mucho que esos otros sean ahora buenos vecinos.‬

‪Pero no puedo obviar que cuando me paro a mirar los monumentos franceses mi hija de nueve años me observa y pregunta. Gracias a nuestros viajes por Francia es consciente de la existencia de las dos guerras mundiales, de los millones de muertes en las que se tradujo y del sinsentido que es una guerra. ‬

Sabe más de esas dos guerras, ha interiorizado más sus muertes, que las de nuestra guerra civil. Y eso que también de ella le he hablado; le he contado que tres de sus bisabuelos combatieron, en bandos diferentes, siendo aún críos que no tenían ni veinte años. Igual que uno de sus tatarabuelos vistió uniforme en Cuba.‬

‪No sé qué pensáis vosotros, pero yo creo que nuestros niños nacidos ya cien años después de esos muertos, merecen que abramos armarios, levantemos las alfombras y aireemos nuestra casa. ‬

‪Y que nosotros tenemos el reto de afrontar ese desafío con cabeza y corazón. Mucho me temo que somos la única generación que podría hacerlo.‬

‪Puede que mi deseo esté equivocado, puede que debamos limitarlo a dejarlo estar, cada vez más desvaído, menos presente y doloroso.‬ Borrar y olvidar.

‪Y que simplemente sigamos leyendo los nombres de vidas segadas y reflexionando al respecto en otros países, en otras guerras, cuando hagamos turismo.‬

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Siento no estar de acuerdo en su apreciación, cuando las guerras son contra enemigos de un pais y aunque sean ellos los que hayan empezado el conflicto,siempre despiertan el fervpr de los ciudadanos.
    Le pongo un caso, en Inglaterra sienten devoción y asi lo demuestran en plazas avenidas e iglesias por sus combatientes de la prmiera o segunda guerra mundial y en el otoño todo el pais se inunda de flores de trapo en su recuerdo,pero olvidan que fueron sus proceres los que los mandaron al matadero en las ardenas o en Verdum.
    Otro caso distinto es el de España ,pues sus combatientes eran hermanos ,primos conocidos e incluso padres e hijos.¿Es normal y lo llevaria con entereza un monumento en medio de un pueblo a los combatientes cuando la mitad de ellos han sido fusilados por la otra mitad de pueblo?.
    Lo siento pero cuando las heridas se cierran en falso y sin drenaje pasa lo que llevamos 50 años soportando ,las dos Españas

    26 agosto 2018 | 18:01

  2. Dice ser LaCestitadelBebe

    Buenas,

    la historia siempre hay que conocerla, pero siempre de forma objetiva.

    Besos!

    Anabel

    27 agosto 2018 | 08:02

  3. Dice ser Muy Fácil

    En España a día de hoy se le sigue rindiendo homenajes a todos los que propiciaron aquella barra libre de asesinatos -de uno y otro bando, no a las víctimas de aquella tropelía. Si es comparable a algo, se parece más a los genocidios de Hutus y Tutsis de Ruanda que a las guerras europeas.

    27 agosto 2018 | 09:00

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.