BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

‘A silent voice’, una historia de lobos y corderos

En mi último post os hablaba de acoso escolar, de ser lobos o ser corderos, de que no quisiera ver a mis hijos convertidos ni en lo uno ni lo otro.

He leído en los últimos tiempos varias publicaciones que hablan del bullying desde diferentes perspectivas y narrativas distintas. Y tengo pendiente escribir más pausadamente de todas ellas, porque a través de la literatura también se puede aprender a ser asertivo, a identificar situaciones de riesgo y entender cómo reaccionar.

Hay sobre todo dos de las que en el futuro próximo habrá reseña. Una es El club de los Kakamonstruos, de Ana Coto. 176 páginas aptas para niños a partir de 9 o 10 años que se publicó hace justo dos años. Yo di con la historia de Marco y los monstruos que pueblan su colegio en el Festival de Fantasía de Fuenlabrada, dónde pude charlar un poco con su autora que, por cierto, estará este fin de semana en la Héroes Cómic Con de Madrid.

La otra es La lección de August, de Raquel Jaramillo, que se publicó en España hace pocos meses y aborda el bullying a un niño con deformidad en el rostro. En este caso una lectura para niños más mayores, como poco a partir de doce años.

No son las únicas lecturas recomendables, como os contaba. Queda claro que el acoso escolar nos preocupa mucho, cada vez más, y es tiene representación en la ficción. Si existiera algo así como un CIS con los motivos de preocupación de los padres, en la última década había escalado muchos puestos.

Hoy la protagonista va a ser otra obra, un premiado manga de siete tomos llamado A silent voice (Koe no Katachi) de Yoshitoki Ōima, que la editorial Milky Way ha publicado en España. Un éxito en Japón que también ha propiciado la existencia de una película.

La particularidad de esta historia, es que el protagonista que nos la narra es acosador y víctima a la vez. Shōya Ishida empieza siendo un lobo, un niño de doce años inquieto, que se aburre, que por pura carámbola se convierte en la pesadilla de una niña que llega nueva a su clase, una niña con discapacidad auditiva. La dulce y contenida Shouka Nishimiya no habla, solo emite ruidos extraños; lleva audífonos; los signos que conoce para expresarse nadie más los entiende e intenta usar sin demasiado éxito una libreta de comunicación. Ahí, en el acoso nacido de la discapacidad, está el otro aspecto diferenciado de estos libros.

Para su elaboración se ha contado con el asesoramiento de la principal asociación japonesa que lucha por los derechos de las personas con deficiencia auditiva.

El lobo que acosa se verá pronto siendo la nueva víctima. Y ese pequeño matón que llegamos a odiar crece y descubrimos que, solo unos pocos años después, es consciente del daño que hizo. Comienza entonces, a sus diecisiete años, un difícil viaje de redención y autodescubrimiento, de aprender a pensar en los demás, a perdonar a otros y a perdonarse a uno mismo, de crecer rehaciéndose, de entender cómo se construye la amistad, de hacerse adulto.

Me gusta A silent voice porque muestra una realidad complicada, con muchas facetas, en la que vemos retratadas distintas actitudes de alumnos, profesores, padres, amigos o hermanos. Vemos a esa niña que retrasa la clase, esa profesora joven que intenta lograr su inclusión con más entusiasmo que resolución y recursos, ese otro maestro que lo único que quiere es que no le compliquen demasiado la vida, esos niños que miran a otro lado, esos otros que se suman a las bromas de mal gusto…

Me gusta porque el ser humano es complejo y cambiante y lo refleja perfectamente, porque se niega a dar a nadie por perdido.

Me gusta porque es imposible leerla sin meterte en el pellejo de los protagonistas, sin sufrir con ellos. Algo a lo que ayuda el dibujo, limpio y expresivo, que no muestra atributos exagerados, perfectamente orquestado con el texto y la personalidad de los personajes.

A silent voice es tremendamente triste, pero a la vez esperanzadora. Tiene esa sutileza y complejidad emocional tan particular de las mejores obras japonesas.

No hay sexo, tampoco un elevado grado de violencia, pero muestra crudamente (sobre todo en su arranque) situaciones de acoso y sus consecuencias y recoge la posibilidad del suicidio. Por eso creo que es especialmente recomendable para chavales a partir de unos once o doce años. En niños especialmente sensibles tal vez convenga retrasar la lectura a los trece o catorce años. La mejor opción siempre es que lo leamos los padres antes, que somos los que mejor conocemos a nuestros hijos, para decidir cuándo y cómo ofrecer estas lecturas.

Pero creedme cuando os digo que merece la pena ser espectadores del periplo hacia la luz de este antihéroe heroico encarándose a su pasado, de esa chica que tiene que aprender a encajar en un mundo que no se lo pone nada fácil al diferente.

Os decía que tenemos también una versión cinematográfica, pues precisamente en marzo del próximo año llegará a los cines gracias a Selecta Visión. Dirigida por Naoko Yamada, logró el Premio a la Mejor Película de Animación del Año en los Premios Anuales de la Crítica Cinematográfica de Japón, tiene un 91% en Rotten Tomatoes, un 9,5 en IGN y un 8,2 en IMDB.

Habrá que estar muy pendiente para que no se nos escurra entre las carteleras.Iré a verla con toda seguridad. No con mi hija, que solo tiene ocho años, pero si fuera un poco mayor no dudaría en llevarla conmigo.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser LaCestitadelBebe

    Hola,

    pues tiene una pinta muy buena para mostrarnos la psicologia desde varios puntos y mostrar la complejidad de la actual sociedad.

    Besos!

    Anabel

    09 noviembre 2017 | 08:05

  2. Dice ser Yuuta

    Koe no Katachi es muy buena, pero como tantas otras cosas en la vida, te enseña lo duro que puede ser pero despues poco remedio le ponemos. Te recomendaría tanto los mangas como animes que son divertidos aunque algunos son para un público un poco mas adulto debido al ecchi que tienen como Prison School, serie muy buena y divertida y las del Consejo Estudiantil son malas con avaricia, otro que he visto recientemente Kokoro Connect tambien esta muy bien, si quieres hincharte a llorar pues Shigatsu wa Kimi no Uso (Your Lie in April) o CLANNAD (mas que nada la 2ª temporada, After Story) que son jodidamente buenas, tristes, divertidas con una BSO espectacular y lo repito, el corazón en un puño y se te caen los lagrimones sin remedio. Otra que podría decirte tambien muy buena es Boku Dake ga Inai Machi (Desaparecido) que tiene mucho misterio, pero con un toque también divertido y triste que te hace no parar de ver un episodio tras otro y el Anime por antonomasia GTO, Great Teacher Onizuka, que aunque con sus “bromas” y caracter del personaje principal pueda parecer otra cosa, pero tiene en común como con las otras lo divertida que es pero a su vez si sabes interpretar el mensaje que da cada episodio, aprendes a valorar la amistad, a ayudar a tu gente, no darles la espalda ante cualquier adversidad, en resumen, son pequeñas lecciones de vida aunque luego tampoco hagamos que nuestra juventud se enderece un poco. Toradora! también es TOP, divertida y con muchos feels.

    Te recomiendo que aunque vayas al cine cuando se estrene Koe no Katachi, si puedes deberías verla ya como Dios manda, con las voces de los seiyuus originales y subtitulado en español, tal vez al principio no te guste, pero se disfruta mucho mas que verla traducida al español y cualquiera de los animes que te he dicho antes igualmente deberías verlos en VOSE. Por ejemplo, aunque yo vea las versiones de los animes que hacen los fansub, despues si licencian algo en España no soy el típico piratilla, compro todo el manga que habiendo visto el anime me ha gustado y por supuesto si licencian el anime, aun guardando en mi HDD la versión del los fansub, tambien compro los Blu rays de dichos anime por apoyar a la Industria, igualmente que si se estrena en cines en España, voy a verlas también, pero las Editoriales y Distribuidoras de Anime/Manga deben ver que sin los fansub ellos no tienen negocio, ya que no le llegaría ni a la mitad del público que son sus clientes, el ejemplo que te puedo poner que hay animes que si no los hubiese visto de algun fansub, nunca los hubiera conocicdo y por ende tampoco habría comprado despues el manga o BR.

    Mucha gente se piensa que todo el anime japones es hentai, pero como en el cine de verdad, hay muchos generos, comedia, drama, romance, acción, slice of life, vida escolar, fantasía, harem, ecchi, para nada todo es porno, que haya series que tengan algo de ecchi tampoco significa que sea porno, en cualquier serie o pelicula con personajes reales te ponen a la típica chica despampanante y nadie dice nada, pero si en un anime te ponen a una chica por ejemplo pechugona ya te consideran un pervertido y como todo, cada serie tienen un público concreto y no son para todas las edades, aunque tampoco es malo que unos padres vean un anime para gente mas mayor que la edad que pueda tener tu hijo e ir haciendole ver cosas de la vida y que no se meta la hostia el crio mas adelante.

    De todo el anime que te recomendé antes, Desaparecido (norma Editorial) y Your Lie in April (Milky Way Ediciones) tienen el manga licenciado en España y la colección esta completa, te diría que los leas, los vas a disfrutar mucho.

    Al final me he liado mucho y mezclado muchas cosas, pero mas o menos se me entiende.

    09 noviembre 2017 | 13:29

  3. Dice ser vaya

    Silencio es una palabra

    12 noviembre 2017 | 14:02

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.