Al menos un libro al mes #unoalmes

El post de hoy forma parte de eso que se llama a veces carnaval de blogs, que es algo tan sencillo como que un grupo de blogueros se pongan de acuerdo en un tema y una fecha más o menos concreta para escribir de ello. Algo tan viejo como la blogosfera que ahora ha incorporado hashtags y redes sociales.

No soy yo muy de sumarme a estas cosas, pero no me pude resistir a la propuesta de MamásFullTime de iniciar una suerte de club de lectura en el que un grupo de blogueras maternales dedicáramos un post al final del mes para hablar de los libros que hemos leído y recomendar uno. El hashtag y título de la propuesta es #Unoalmes, porque también esconde el reto de leer al menos un libro completo en ese plazo.

Como la cosa va de libros, no me he podido resistir y esta es mi primera aportación.

Que sepáis que estáis todos invitados a entrar en esta salita de lectura digital.

No ha sido uno, han sido algunos los libros leídos a lo largo de abril. Menos de los que me gustaría, menos de los que solía leer. Si escribo, leo menos; es algo inevitable que me costó asumir.

Este mes han pasado cinco libros por mis manos, sin contar los cuentos infantiles de antes de dormir claro.

El primero fue All the light we cannot see de Anthony Doerr, una historia ambientada en Francia y Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, que sigue a una niña francesa que pierde la vista y a un niño alemán especialmente dotado para entender la tecnología. Lo comencé a leer en marzo en el kindle, un soporte maravilloso para acceder a novelas en inglés a buen precio.

Malemort el impotente, de Guillermo Roz, en el que aparece de nuevo Francia y también Argentina, fue el segundo. Da igual lo que escriba Guillermo, da igual la historia, simplemente cómo narra es una maravilla, tiene una riqueza poética y una capacidad de evocación que dudo que yo llegue jamás a alcanzar.

image

El siguiente fue el de la jovencísima Claudia Morales, que cont EFE años ha escrito su primer libro y sus padres se lo han editado. El reciente post con consejos para escribir, iba por ella.

El cuarto ha sido Música para feos de Lorenzo Silva. Una delicia de uno de mis escritores españoles favoritos a la que sólo puedo reprochar que sea tan breve. Novelita más que novela, sólo dos días me duró el disfrute. Y podría haber sido uno.

El quinto no está terminado y lo he leído a saltos, escogiendo fragmentos e intercalándolo entre todos los demás: es el ensayo de Espido Freire sobre Santa Teresa Para vos nací.

Ahora ando embarcada en Anoche soñé contigo, de Gemma Lienas, pero ese ya pertenece a mayo.

De todos esos tendría que destacar alguno para este reto de #unoalmes. Es una elección difícil. Claudia ya ha tenido un post en este blog, Espido también con otro libro y además éste, por recomendable que sea (que lo es),  no lo he terminado y no es una novela y el primero no está en castellano, así que quedaban dos entre los que deshojar la margarita.

imageHe decidido finalmente que voy a hablar del de Lorenzo Silva, más que nada porque me permite traer un sexto libro del mismo autor de temática juvenil.

Tener en cuenta que no es una reseña lo que voy a hacer, simplemente una recomendación. El tipo de recomendación que un par de amigos se harían rápidamente ante un café. Que, por cierto, deberíamos ser más dados a hacer ese tipo de recomendaciones en este país, a hablar de los libros que hemos disfrutado de la misma manera que charlamos de series de televisión, películas o partidos. Pero esa es otra historia.

Me gusta que Lorenzo Silva sea un escritor sin prejuicios, que prueba géneros que muchos consideran estúltamente menores como el juvenil que antes os mencionaba o el romántico. Me gusta mucho que, cuando leo cualquiera de sus libros, me da la impresión de que se ha divertido escribiéndolo y que nos regala las historias que necesita sacar y no necesariamente las que le conviene escribir. Me gusta que su estilo hace fácil lo difícil, que es a lo que yo aspiro. También que sus personajes son reales, complejos y grises sin necesidad de dedicar demasiadas páginas a mostrárnoslo.

Mónica es casi una treintañera, es periodista, y va a vivir una historia de amor tan breve e intensa como es el libro. Una historia de amor que avanza al paso de muy distintas canciones. Es imposible no escuchar al menos algunas al terminar de leerlo, aunque creo que lo ideal es interrumpir unos minutos la lectura e ir poniéndolas al tiempo que las escuchan los personajes.

Creo que es un libro para los que creemos que el amor de verdad existe y se puede dar en gente como nosotros.

trilogia-getafe-i-algun-dia-cuando-pueda-llev-L-4OOd9pEste libro me ha recordado mucho al primer volumen, el más redondo, de su Trilogía de Getafe. Se llama Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia y es una novela juvenil que cualquier adulto disfrutará y que yo ya he regalado con éxito a varios lectores adolescentes.

Mónica me recordó mucho a Laura, la protagonista adolescente de Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia . Ambos están preñados de canciones, ubicados a la vuelta de la esquina y dejan la misma sensación dulce y melancólica al terminarlos. Ambos son una delicia, cada uno a su manera.

Aunque os confieso que si me hacéis elegir entre Música para feos y Varsovia, prefiero la segunda, y tal vez sea porque me gusta mucho que los buenos escritores se acerquen a este formato para regalarnos buenas historias, más deberían sacudirse los prejuicios y darse cuenta de que hay que cuidar a los que se están formando como lectores. Soy defensora a ultranza de que niños y adolescentes lean cualquier cosa que les guste, lo importante es leer y no obligarles con clásicos que, por maravillosos que sean, se les van a indigestar.

Voy a terminar con un pequeño fragmento de la entrevista que hice el mes pasado a Gemma Lienas a cuenta de El rastro brillante del caracol:

– Ahora que comenta eso: ¿no cree que la literatura juvenil está infravalorada injustamente?

La literatura juvenil como algo de segunda fila es propio de nuestro país, en otros no pasa. En Estados Unidos, Inglaterra o Alemania no es así. Pero en España es cierto que es la Cenicienta. Tal vez porque es un fenómeno relativamente joven. Me parece tonto que los haya que tengan ese desprecio por la literatura juvenil. La literatura es buena o mala, independientemente del género. Los escritores que solo escriben para adultos olvidan que hay que crear lectores.

Aquí os dejo los posts que participaron el mes pasado:
1.- Eva, “Recuerdos Abandonados” de Alberto Ferreras
2.- Marta, “La Fórmula Preferida del Profesor” de Yoko Ogawa
3.- Patricia, “El Guardián Invisible” de Dolores Redondo
4.- Marisa, “La tesis de Nancy” de Ramón J. Sénder
5.- Bárbara, “La Vida Cuando era Nuestra” de Marián Izaguirre
6.- Teresa, “El Atelier de los Deseos” de Agnés Martin-Lugand
7.- Sonia, “Sólo un Muerto Más” de Ramiro Pinilla
8.- Noelia, Trilogía “Mi Elección” de Elisabet Benavent
9.- Ana, “Confesiones de una Heredera con Demasiado Tiempo Libre” de Belén Barroso
10.- Blanca, “Trilogía del Baztan” de Dolores Redondo
11.- Pilar: Frida. Una historia de amor a la vida.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. ¡¡Qué buena recomendación!!
    Y no solo hablo del libro sino de como lo has recomendado, obviamente ya he tomado nota del título, del autor y de los demás que has mencionado de forma colateral… ¡voy a tener mucha lectura este verano!
    Me ha encantado verme reflejada en una de tus reflexiones, yo soy la amiga friky que arranca una conversación recomendando el último libro que se ha leído porque me ha emocionado y es verdad que hablamos mucho de lo de fuera y poco de lo de dentro…
    ¡Genial leerte también hablando de libros y no sabes cuánto me alegro de que no hayas podido resistirte a la propuesta!
    Un abrazo “lector” 😉

    24 abril 2015 | 11:51

  2. Dice ser Charlie Brown

    si ya… un libro al mes… un actimel y un danacol al día… un nosequé al día, etc…

    Los libros están sobrevalorados, parece que el mero hecho de leer un libro (por malo que sea),
    ya te hace más “intelectual” o culto…. venga… a otro con ese cuento….

    24 abril 2015 | 18:37

  3. ¡Gracias por la recomendación! A mí Lorenzo Silva también me suele parecer una buena opción, así que, lo tendré muy en cuenta.
    Un saludo,

    25 abril 2015 | 01:26

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.