Adiós a la magia

Hoy toca quitar los adornos de Navidad en casa. Un amigo decía ayer que no había nada más deprimente. Lo cierto es que siempre gusta más ponerlos, pero es lo que toca. El ciclo de la vida si nos ponemos en plan Rey León.

Ha pasado ya el día de Reyes, el día de la ilusión de los niños y de muchos adultos para los que sigue siendo mágico más allá del consumismo desbordado y las obligaciones sociales. Queda un buen puñado de regalos para descubrir a lo largo de los próximos días, un trozo de roscón en la nevera, más fotos para el álbum familiar y las horas de sueño cambiadas. Poco más.

Hoy pensaba escribir sobre el retorno a la rutina de niños y mayores, sobre el fin de unas fiestas que no a todos agradan pero que a muchos hechizan, sobre conservar la magia.

Pero vuelves rápido a tomar tierra si tu primer día de trabajo en una redacción te desayunas con un atentado terrorista en otra redacción.

Lo único que me apetece en estos momentos es dolerme por lo sucedido en la redacción de Charlie Hebdo, por lo que sigue sucediendo a diario en todo el mundo.

Ningún dios vale la vida de un hombre.

Puede que los niños pierdan un poco de la magia y la inocencia propias de la infancia cuando descubren que los Reyes son los padres, que no nace un hada con las primeras risas de un bebé o que sus padres no son gigantes admirables, pero no tanta como cuando comprenden lo poco que significa la vida de otro hombre para muchos de sus iguales.

minutes

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser gratis spel

    lástima, pero el año que viene

    07 enero 2015 | 15:54

  2. Dice ser Afrodita Repipi

    No nos engañemos, estos asesinatos no son en nombre de ningún Dios. Son fruto del fanatismo, y al él se llega desde la incultura y desesperanza. Los asesinos son gente joven, nacidos en el primer mundo ….¿qué ha fallado para que, como dices, sientan tal desprecio por la vida de otro ser humano? El caso es que han matado porque sí, han sembrado el pánico y …¿qué más han conseguido? Que hoy miremos con más recelo a los de su religión y cultura.

    Saludos desde El Olimpo

    Afrodita Repipi

    08 enero 2015 | 09:45

  3. Dice ser Luisete

    No hay nada más peligroso que el fanatismo desbocado, sea religioso, deportivo, económico…

    En cualquier caso, soñemos con que no se vuelva a producir.

    09 enero 2015 | 09:59

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.