Con una princesa Disney un poco gordita me conformaba de momento

Esta semana ha sido noticia que una madre de Estados Unidos cuya hija tiene síndrome de Down ha lanzado una campaña a través de Internet para que Disney incluya a personajes con este trastorno y otras discapacidades en sus películas infantiles.

A día de hoy se han superado las 70.000 firmas y Keston, la mamá que ha arrancado esto, tiene una respuesta de Disney muy diplomática y poco concreta:

Great news! Disney has responded to the petition, saying the studio is “committed to continuing to create characters that are accessible and relatable to all children.” But we hope to keep pressure.

Pues sí que estaría bien alguna princesa con algún tipo de discapacidad, pero ya os digo que no lo vamos a ver ni a corto ni a medio plazo. Veremos con suerte algún personaje secundario, pero mira que lo dudo…

El primer río de la normalización que han cruzado en Disney con sus princesas es el racial con Aladdin, cuyo último exponente es Tiana y el sapo (que a Jaime le encanta por su música, por cierto).

Me la juego augurando que la siguiente frontera va a ser la de mostrar una princesa gordita. Ni siquiera gordita, simplemente una princesa con una talla normal me conformaba, que todas andan entre la 34/36 y las modelos de Victoria’s Secret.

Hicieron un tímido intento de salirse de las princesas en la línea de Barbie con Brave, ahí Pixar intentó mostarnos una princesa diferente, la primera sin intereses románticos, con un cuerpo real que reventaba vestidos y que no estaba interesada en aparecer grácil, delicada y hermosa. Pero se quedaron a medio camino en la película y nos la jugaron con casi todo el merchandising posterior.

Es cierto que hay otras películas de Disney que sí recogen la diversidad en sus distintas facetas y sirven para trabajar la discapacidad o el ser diferente con los niños. A mí Dumbo me parece deliciosa en ese sentido. Pero es cierto que las niñas se vuelven locas con las princesas, y para muchos son sus primeros modelos mal (o no) que nos pese. Mirad los recientes éxitos de Frozen o Enredados, en Disneyland las princesas son las grandes estrellas. Están en cromos, camisetas, muñecas… pervirtiendo con formas imposible la percepción de nuestros cuerpos, reales y no dibujados y fabricados.

Me estoy pensando en emular a esa madre yanqui y crear una petición semejante pidiendo una princesa entradita en carnes.

Por último un regalo de cara al fin de semana: si os interesa el tema de la autoaceptación y la lucha por tener referentes realistas, os recomiendo la web de Weloversize, bucead por sus contenidos que encontraréis mucho sentido del humor y mucho sentido común. Una combinación fantástica.  Si os interesa el tema princesas Disney gorditas, tenéis este post suyo: ¿Como serían las princesas Disney en versión gordita? 

 

Con 'Brave' se quedaron a medio camino en la película y nos la jugaron con casi todo el merchandising posterior.

Con ‘Brave’ se quedaron a medio camino en la película y nos la jugaron con casi todo el merchandising posterior. Como un huevo  a un tallo de apio.

24 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser robertan

    Es complicado, realmente ese tipo de “pelis” trata de recrear algo precioso preciosísimo, con sus personajes principescos guapos de la muerte y sus no menos maravillosas moradas o castillos.
    Lo bonito y guapo vende mucho mas que lo corriente o feucho, por eso dudo que varien el estereotipo de las princesas y príncipes, pasa igual en las películas para adultos, la mayoría de los protas son fabulosos. No nos engañemos, los guapos molan más.

    14 noviembre 2014 | 10:44

  2. Dice ser yo

    Aunque puedas sentir que fue una jugarreta con el merchandising posterior, yo pensaría otra cosa: Tienen el cuerpo hecho para todas las películas, y sólo le cambian la cabeza.

    14 noviembre 2014 | 11:56

  3. Dice ser Hemos Visto

    Vivimos en una sociedad que se prima la belleza física por delante de la belleza interna, y nos han metido en calzador que la belleza es la delgadez… ¡¡error!!

    Nosotros abogamos por lo mismo que vosotras, una princesa ‘con curvas’!!

    http://hemosvisto.blogspot.com/2013/12/frozen-el-reino-del-hielo.html

    14 noviembre 2014 | 12:15

  4. Dice ser Vicky

    Tiene gracia que esto se diga en este pais, el pais de las falsas apariencias por excelencia (solo hace falta ver a esos politicos tan bien vestidos que no son mas que una montana de mierda). Un ejemplo mucho mas cercano de que las apariencias estan sobrevaloradas en Espanha es la miriada de padres que visten a los hijos de punta en blanco para bajar a jugar a un parque lleno de arena y tierra. Ridiculo.

    14 noviembre 2014 | 12:30

  5. Dice ser realista

    Esto es un discurso para desahogarse, pero la realidad (gord@s, fe@s, viej@s, enferm@s y minusválid@s) es gratis y nadie paga por verla.

    14 noviembre 2014 | 12:30

  6. Dice ser ahora lo natural es lo gordito...

    Pues yo m econformaría con que el ser human ocivilizado dejara de tener por normal lo gordito y por anormal, enfermizo y malo o delgado.
    Me conformaría con que dejaran de actuar tanto con el ojo, con el juicio del ojo, para uno u otro caso, y se dejaran de lanzar prejuicios por la talla que usen.
    Estés gordito/a o delgado/a y con salud, al peo los prejuiciosos.
    Oh, lo normal, lo natural, lo que no hace temlar las neuronas de los bien asentados, los que no quieren que se les mueva el suelo sobre el que pisan, qu euqieren el Universo a su servicio quietito, sin subeybajas…
    Ser delgado o tener peso es todo normal, natural. Lo que no es natural ni normal es pensar cosas raras sólo por el ojo.

    14 noviembre 2014 | 12:36

  7. Dice ser Aurora

    #PrincesaDisneyGorditaYa si haces una campaña yo te apoyo hasta el fin del mundo

    14 noviembre 2014 | 12:37

  8. Dice ser italeri

    Si quieres a una princesa gordita, tienes a Fiona, de Shrek. Es “gordita” en su forma auténtica (o sea, de ogro).

    ¿O es que como es verde y es una ogra ya no mola?

    14 noviembre 2014 | 12:37

  9. Dice ser leeber

    Y también una princesa que fume, por qué no. ¡Viva el sedentarimo y los malos hábitos!

    14 noviembre 2014 | 12:40

  10. Dice ser Antonio Larrosa

    Disney solo va a lo seguro, no tiene corazón y nunca invertira en algo que no le garantice miles de millones.

    Clica sobre mi nombre

    14 noviembre 2014 | 12:41

  11. Dice ser Daniel L.

    eso pídeselo al gobierno o al ministerio o al colegio de tu hija, pero a Disney?
    si no te gusta Disney no veas sus pelis y no hagas propaganda de esta gentuza.

    14 noviembre 2014 | 13:05

  12. Dice ser Kida

    Con todo el respeto del mundo, me parece que hoy en día todo este tema se está exagerando muchísimo.

    Soy una chica de 23 años que ha crecido con Aladdín, Pocahontas, Hércules, El Jorobado de Notre Dame, Blancanieves, y todas las películas salidas de la factoría Disney; películas en donde las chicas protagonistas tienen cuerpazos. Y nunca he dejado de comer para tener sus cuerpos ni me han hecho sentir mal con mi cuerpo. Y ahora que soy adulta no veo a esas chicas Disney como malos ejemplos por ser delgaditas y, en varios casos, tener una talla de pecho atractiva (Esmeralda, Pocahontas, etc.).

    Tal y como hacía yo entonces, los niños se quedan con las acciones de los personajes, no con su físico. ¿Por qué entonces todos los personajes, hombres y mujeres, suelen ser atractivos físicamente? Porque llaman más la atención de los niños que si fuesen gordos, calvos, etc. De la misma forma que, a primera vista, a los adultos nos llama más la atención una persona atractiva que una persona ‘fea’.

    Brave tampoco a inventado nada, hay varias películas anteriores en donde el objetivo de las chicas no era enamorarse, aunque al final ocurriese, cosa que no veo mal, ni mucho menos (Pocahontas, El Jorobado de Notre Dame, Hércules, Mulán, Tarzán, Enredados, Tiana y el Sapo…). Mérida es solo un personaje creado con retales de otras chicas Disney.

    En cualquier caso, en Frozen ya rompieron un poco ese tópico: Recordemos que Hans, el príncipe atractivo y encantados, resultó ser un psicópata. Y Kristoff, un muchacho regordete con cero elegancia, acabó siendo uno de los héroes de la película.

    Relajémonos un poco y dejemos que los niños -y no tan niños- disfruten de Disney a su manera.

    14 noviembre 2014 | 13:24

  13. Dice ser Balto

    Emm…… Alguien de aqui ha visto ‘La bella y la bestia’??? ‘Shrek’ de Dreamworks…?? Por no mencionar que la obesidad es tan insalubre como la extrema delgadez. Los personajes animados delgaditos quedan bien en pantalla, seamos sinceros. Hay mucho mas peligro de que las niñas quieran adelgazar para parecerse a las famosillas o modelos que aparecen en la tele que para parecerse a sus princesas animadas favoritas. Quiza deberíamos preocuparnos antes de que las tiendas de moda hagan tallas normales y que las modelos de carne y hueso tengan cuerpos normales.

    14 noviembre 2014 | 13:32

  14. Dice ser olvídalo

    como dice el primer comentario, tu te crees que una persona le va a comprar a su hija una peli o muñeca de una princesa con sindrome de dawn? pues claro que no, solo las madres que tengan hijos con este tipo de enfermedades lo compraría, y esta gente (los que hacen películas, muñecos y de todo) solo quieren hacer dinero, asi que no esperéis que lo agan, y si lo hacen verán que no tendrán exito y pasarán del tema finalmente. el mundo (la gente) es egoista y cruel y las cosas son así, que se le va a hacer.
    pd: una princesa un poquito gordita podría ser más facil de conseguir que tenga éxito que una enferma mental.

    14 noviembre 2014 | 13:58

  15. Dice ser Kike

    En respuesta a olvidalo una persona con síndrome de down no es un enferma mental

    14 noviembre 2014 | 15:36

  16. Dice ser Aln

    Para Kike:

    ¿Ah, no? ¿una persona con síndrome de Down no está enferma mentalmente? Deberías publicar tus estudios médicos y arrojar luz sobre el asunto.

    Cuánto ignorante…

    14 noviembre 2014 | 16:03

  17. Dice ser Gabriel

    Yo creo que Disney debería hacer eso que dices, pero para ahorrar costes, todo en una sola película. O sea, la princesa que sea un poco gorda, fumadora, algo guarrilla, lesbiana, tirando a fea…y lo de la minusvalía se arregla fácil, a mitad de película un oportuno accidente la deja tetrapléjica y con una tara mental.

    14 noviembre 2014 | 16:12

  18. Dice ser jj

    La gordura no es sana, dejemos de engañarnos y de promover los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo y las enfermedades cardiovasculares. Ser delgado no es ser anoréxico y una talla 36, 38, 40 es perfectamente normal en una mujer. Pero como hoy en día lo normal es inflarse a grasas saturadas, no comer verdura y ser perezoso, defendamos la obesidad!

    14 noviembre 2014 | 16:17

  19. Dice ser Narmer

    Este tipo de criticas son mas por lo complejos de los padres que por el daño que los estereotipos pueden hacer a sus hij@s.

    Su hija tiene sindrome de Down y quiere una princesa con sindrome de Down. LA MADRE quiere la princesa discapacitada.
    Creeis que la niña, en plena edad de inocencia, le va a preocupar lo mas minimo este asunto?¿?

    Yo soy calvo, vizco, gangoso y tengo reuma, quiero que disney haga un principe azul como yo, no te fastidia… xDDD Lo que hay que oir…

    14 noviembre 2014 | 20:01

  20. Dice ser Lebasier

    Nadie ser acuerda de Fiona, la princesa de Sherk, que además de ser gordita, es bajita y no muy agraciada. Y por cierto, a mi me encanta

    14 noviembre 2014 | 20:12

  21. Dice ser Jarrones

    Fiona la mejor

    14 noviembre 2014 | 22:35

  22. Dice ser Sonia

    Ya hay películas en las que el protagonista tiene una discapacidad. ‘Buscando a Nemo’ de Disney habla precisamente de eso y es muy didáctica para enseñar a los peques. En ‘Como entrenar a su dragón’ el protagonista también es discapacitado (le falta una pierna). El problema es que los que critican son los primeros que pasan de largo estas peliculas porque se critica por criticar.

    14 noviembre 2014 | 23:38

  23. Dice ser Pepe Verdugo

    Menuda gilipollez. Ni la gordura ni el síndrome de Down son saludables o atractivos. Favor de dejar de promocionar modelos que resultan desagradables y ridículos si no es mucha molestia. Gracias.

    15 noviembre 2014 | 00:56

  24. Dice ser Daniela

    Hola, soy madre de una niña pequeña (2 años) y AUN no ha pasado a la etapa de las princesas … rezo porque no pase nunca por ella!! Me parece terrible el mensaje que dejan… Lo de frozen está rondando ya el absurdo, la obsesión que tienen niñas y madres!
    El caso es que hace poco tuve conocimiento de este proyecto y me parece interesante. http://guardianprincesses.com/
    Para aquellos padres/madres que quieren darle alguna opción diferente a sus hij@s.

    27 noviembre 2014 | 10:00

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.