Siempre tengo presente su ausencia

10491980_1523589451185824_8747860838902253230_nPor primera vez Julia, a sus cinco años cumplidos en marzo, está pasando una semana lejos de nosotros. Lo más que he estado sin ellos han sido tres noches, una única vez. Y ellos seguían en nuestra casa, con mi santo. Era yo la que me había ido.

Afortunadamente está tan contenta con sus abuelos, disfrutando de la playa, la piscina, el monte y de sus primos. Probablemente sin acordarse de nosotros. Y así debe ser. En cambio mi santo y yo tenemos presente su ausencia.

No se trata exactamente de que me acuerde de ella, que por supuesto que sí, es una sensación diferente, como tener además de mi cuerpo y mi propia consciencia a otros dos satélites con sus propias mentes y cuerpecitos pero a los que estoy ligada por un hilo de oro intangible.

Una propiocepción poliédrica vinculada a la maternidad. La constatación que si alguno de ellos me faltara quedaría quedaría incompleta para siempre.

Convertida tras ser madre en una suerte de mutante con alguno de los poderes del profesor Xavier, si me permitís la licencia.

El fantasma del cordón umbilical permanece. Y juraría que van a dar igual los años y las circunstancias. Cambia, eso sí, pero se queda.

Ligados para siempre. Al menos en una dirección.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Eso solo lo siente una madre
    hacia su tierno retoño
    y también lo seguirá sintiendo
    cuando pasado los años
    el retoño, maduro se vaya poniendo
    y se le plateen las sienes
    y se convierta en un viejo un viejo.
    Eso…solo lo siente una madre,
    y no lo siente ni el padre.
    ni tampoco los abuelos
    pero tampoco… el hijo.
    El sentir de los demás
    la ausencia del que no está
    lo sienten muy diferente
    de lo que siente una madre
    cuando el hijo se le va
    aunque sea por unas horas.
    No hay amor y por lo tanto dolor
    como los siente una madre.

    22 julio 2014 | 10:19

  2. Dice ser paparracho

    A 500 km, en casa de los abuelos, tenemos nosotros al mayor desde el domingo. Siento el mismo vacío y pensar en las dos semanas que tengo por delante se me hace eterno y me encoge el corazón.

    Extrañamente, según lo que leo en el otro comentario, soy “sólo” un PADRE…

    22 julio 2014 | 11:43

  3. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    @ Dice ser paparracho:

    No ha sido mi intención por supuesto,
    seguro que muy bien no me expresé
    en minimizar del sentir,
    es decir del sufrimiento,
    que un padre siente en los adentros
    cuando se ha ausentado un hijo.
    No es que sea menor
    lo que he querido decir,
    es que es… algo muy diferente,
    de lo que una madre siente
    en la ausencia del cachorro,
    sean hembra de animal,
    o sea mujer, la mamá.
    Seguro, que quieres a tu hijo,
    más que a nada en este mundo
    pero a pesar de ser tan grande,
    tan inmenso y tan profundo
    (y yo que también soy padre)
    no llegaremos a igualar
    por ser amores muy diferentes
    el amor, angustia y dolor
    que hacia nuestros sus hijos,
    las que los parió… sus madres.
    No hay nada en este mundo
    como el amor de la madre,
    me atrevería a decir,
    que ni siquiera el de Dios,
    que por supuesto es… PADRE.

    Mis respetos y mil perdones
    si no me supe explicar,
    un saludo y…hasta pronto.

    22 julio 2014 | 12:34

  4. Dice ser Aura

    Cambia, no lo dudes, aunque sientas que lo amas como a nada ni a nadie porque es algo que sale de la entraña, inevitable, que mana del instinto, perpetuo… con el tiempo te relajarás, la vida te obliga a ello, tu hijo te obligará a ello y mejor ser receptiva porque si no, no vives. Tengo dos hijas una de 19 y otra de 13, fui madre más joven que tú y me niego a estar con el alma en vilo los próximos años que seguro van a ser complicados… Pero es ley de vida, mejor tomarlo con naturalidad y no convertirlo en un drama, eso solo acarrea sufrimiento e inquietud, que aparte de privarte de la tranquilidad, no previenen nada de lo que esté por llegar.
    Un saludo.

    22 julio 2014 | 13:39

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.