BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

La maternidad es tan cambiante que siempre eres una recién llegada a ella

¿Recuerdas tu primer amor? Pues es probable que no lo estés recordando bien

Si a mí me preguntasen eso de golpe, podría pensar en el primer niño que me gustó al más puro estilo My girl. De ser así se trataría de un burgalés con el que trepaba a los árboles y al que perdí la pista hace mucho (ojalá recordara el apellido para buscarle en Facebook y saber qué fue de él). También podría pensar en mi santo, hijo de un burgalés (estaba predestinada, está claro), el primer y único hombre al que he amado de verdad.

Pero me equivocaría. Ninguno de los dos fue mi primer amor. Y si tú estabas recordando también tu primer beso preadolescente o a la primera pareja por la que bebiste los vientos, es muy probable que también te estés equivocando.

Mi primer amor fue mi madre. También mi padre, por supuesto, pero me atrevería a decir que él fue el segundo. Y no lo he recordado hasta que he tenido hijos y he visto que ahora que son pequeños, para ellos, yo soy el centro de su mundo.

Si tenéis también niños pequeños, imagino que lo habréis observado. Sus padres somos la compañía que prefieren, hacen de todo por llamar nuestra atención, provocar nuestras risas y lograr nuestras caricias. Quieren que conversemos con ellos, charlas sobre nuestros colores favoritos y respuestas a interminables porqués, que juguemos con ellos, que durmamos con ellos, quieren constancia de tenernos a su lado. Un amor a veces ingobernable y que está detrás en ocasiones de sus rabietas, desaguisados y retos.

Se habla con frecuencia del concepto “amor de madre” como esencia del amor poderoso y desinteresado, pero ahí también debería estar el “amor de hijo”, ese amor impoluto y total que nos tienen los nuestros niños. Un amor que luego evoluciona con el tiempo, por desgracia normalmente a peor.

Es un ejercicio interesante ser consciente de lo mucho que nos quieren, de cómo sus acciones son manifestaciones de ese amor y recordar así que nosotros también estuvimos igual de profundamente enamorados cuando éramos pequeños de nuestros padres, antes de ver sus humanos defectos, cuando aún creíamos que eran gigantes hermosos y perfectos.

17 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser madre reciente

    En la imagen aparece Julia cogiendo flores para mí el pasado domingo, en el paseo matutino de nuestra perra.

    28 agosto 2012 | 14:30

  2. Dice ser jmarc

    Esto me recuerda lo que dijo mi madre cuando le conté que mi mujer estaba embarazada. Me dijo: vas a conocer una forma de amor que no conocias antes. no tiene nada que ver con el amor por tu mujer o por tu primera novia. es algo mucho mas fuerte…
    Supongo que fue lo mismo que le ocurrio a mi madre con cada uno de sus hijos.

    28 agosto 2012 | 14:51

  3. Dice ser yo.amparo

    Ahora que soy madre he vuelto a descubrir que mis padres son esos gigantes hermosos y perfectos que pensaba de niña.
    Espero que mi niño me recuerde de mayor con cariño.

    28 agosto 2012 | 14:53

  4. Dice ser Mar71

    Lo siento, pero el planteamineto de este post me ha confundido un poco. Son dos clases distintas de amor, el amor por los padres obviamente tiene que ser el primero y nada tiene que ver con lo que generalmente conocemos por “primer amor” donde hay un componente sexual que no existe en el otro.
    Las primeras personas a las que yo amé fueron mis padres qué duda cabe! Pero no les considero mi primer amor…para nada…para nada…

    28 agosto 2012 | 16:31

  5. Dice ser Carla

    Desde luego que el amor de los hijos es total, pero también es totalmente dependiente y no es incondicional. Necesitan a sus padres para vivir, en esas circunstancias el amor es tambien amor a la vida, amor a querer crecer, a aprender, a comer, a descansar, a sentirse protegido. Te digo que no es lo mismo que lo del burgales, ese está contigo porque te quiere a tí, porque te a elegido a tí, lo demás lo podría encontrar sin tí. Pero ahí está.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    28 agosto 2012 | 17:45

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Será casualidad , pero en mi novela LA FURIA DEL VIENTO Hay mucho amor del que usted habla hoy y que yo llamo amor genético, Si lee mi novela gratis en mi Web http://www.antoniolarrosa.com podra cerciorarse de que digo la verdad.

    28 agosto 2012 | 20:20

  7. Dice ser Tia de SobrinoS

    Pues a mi me ha parecido un gran post y una buena oportunidad para reflexionar sobre nuestra relacion actual con nuestros padres, ahora q a muchos os sacaran de quicio metiendose en la crianza de vuestros hijos…..

    28 agosto 2012 | 20:28

  8. Dice ser Jenni

    Precioso. Una gran verdad. Yo siempre digo q mi primer amor es mi madre, despues han venido mis 2 principes.
    Besitos.

    29 agosto 2012 | 10:58

  9. Dice ser No a la familia

    Y tu primer odio? Mi primer odio fue mi madre… y continúa hasta hoy. No todas las familias son perfectas y hay padres y madres que son realmente malas personas. Espero que tu próximo artículo se centre en ese tema… ya sabes, por eso de la objetividad periodística.

    29 agosto 2012 | 12:01

  10. Dice ser Sara1978

    Yo lo entiendo perfectamente y lo veo en sus ojicos cuando nos mira y nos abraza. Definitivamente, somos su primer amor.
    Hace poco leí un artículo que decía que en el cerebro de los niños, por sus padres, se activan las mismas zonas que cuando estamos enamorados. Será por eso?

    No a la familia : Lo sentimos mucho, pero no es lo común.

    Mar71: No es imprescindible eso del componente sexual en el primer amor. Yo recuerdo el mío, Aitor, tenía 4 añitos y componente sexual cero : )

    29 agosto 2012 | 13:34

  11. Dice ser Mar71

    Hola Sara1978, mmm… no sé yo si esa atracción por Aitor tuya estaba totalmente exenta de componente sexual. Conste que hablo desde la más absoluta ignorancia…

    29 agosto 2012 | 15:15

  12. Dice ser Sara1978

    Mar71 : Por su parte no sé decirte, jejejej, pero lo mio era pura inocencia : )

    29 agosto 2012 | 21:47

  13. Dice ser Noticia

    Será por eso que algunos inconscientemente buscan rasgos de sus padres en sus posibles parejas.

    30 agosto 2012 | 04:36

  14. Dice ser Ana

    “con el tiempo va a peor” ??? Esta manera de
    ver el vinculo madre – hijos es poco sana.
    Los niños de pequeños son dependientes, no
    están enamorados. Y conforme crecen se
    independizan, no nos abandonan.

    30 agosto 2012 | 12:51

  15. Dice ser Luci

    Gran verdad en la que no solemos caer…ahora miraré con otros ojos a mi pequenín 🙂
    Gracias!!
    Un beso

    30 agosto 2012 | 13:58

  16. Dice ser Paula

    Un post precioso y cargado de verdad. Y no estoy de acuerdo en que sea un amor interesado y dependiente. Mi hija (4 años) tendría todas sus necesidades cubiertas si yo no estuviese. Tiene a sus abuelos (habitualmente come con ellos por temas de trabajo y pasa mucho tiempo con los cuatro) tiene a su padre, y sin embargo, el enamoramiento que tiene conmigo es especial y único.

    Y el amor es una cosa absolutamente diferente de la atracción sexual, por mucho que se nos confunda porque las sensaciones son muy parecidas, y nos pueden producir la misma sensación de felicidad y plenitud. Pero son dos cosas distintas, que a veces coinciden y otras no.

    02 septiembre 2012 | 13:44

  17. Dice ser Maria

    Estoy completamente de acuerdo con que el primer amor siempre es nuestra madre, la idolatramos y queremos por encima de todo, es nuestro mundo hasta que descubrimos que ‘hay vida más allá de mamá’. Sentirlo desde el punto de vista de madre es algo fantástico.
    Por cierto, creo que el amor no tiene porque tener un componente sexual, ni mucho menos.

    12 septiembre 2012 | 23:27

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.