Agáchate, háblale a su altura

El primer gran consejo que nos dieron cuando comenzamos a tratar con Jaime fue ese: “agáchate, háblale a su altura”. Desde entonces lo he oído en diferentes sitios, siempre orientado a niños con problemas de comunicación, por ejemplo en el programa Hanen o en el fantástico libro Hablando nos entendemos los dos.

Pero es un consejo extensible a cualquier niño, aunque no tenga problemas para comunicarse. Si queremos hablar con ellos, siempre es recomendable ponernos a su altura. Con dos años miden menos de 90 centímetros, con cuatro o cinco pasan del metro por poco. Es decir, que podemos sacarles entre 60 cincuenta centímetros y un metro. Además de que un adulto pueda parecer amenazador a un niño por su altura, es que la distancia dificulta que le entienda.

Mi santo jugó muchos años al baloncesto. Mide cerca de 190 centímetros y yo supero por poco los 160. Solo son treinta centímetros de diferencia, poco comparado con la diferencia entre un adulto y un niño pequeño, y siempre recuerdo que cuando se reunía con sus compañeros del equipo de baloncesto en un bar o cualquier sitio con mucho sonido de ambiente, las conversaciones sobrevolaban por encima de mi cabeza sin que yo me enterase de mucho a menos que me esforzase sobremanera. Era frecuente que acabase desconectando y pensando en mis cosas.

A veces, cuando Jaime se ponía nervioso o protestaba por que no quería hacer algo, simplemente poniéndome a su altura y hablándole lograba centrarle y que me escuchase. Y he seguido haciéndolo con Julia.

Parece mentira que un gesto tan tonto como arrodillarse frente a un niño para hablarle mirándole a los ojos pueda tener tanta trascendencia.

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Elmorea

    Y funciona tambien con perros.

    03 mayo 2012 | 09:59

  2. Dice ser jose2003

    cierto,es muy efectivo,mi hijo tiene 9 años, tiene sindrome de Asperger y es una de las mejores formas de centrar su atencion.un saludo.

    03 mayo 2012 | 12:22

  3. Dice ser Leyden

    Huy perdon estos comentarios son para las madrs… los padres tal vez no debemos mezclarnos en estos temas….. (lease con ironia)

    Como quereis igualdad e implicacion si aun existen diferencias y catalogacion de madre como educadora, criadora y protectora…….

    en fin..

    03 mayo 2012 | 12:37

  4. Muy buena recomendación y muy buen libro para todos los papás, tengan o no hijos con necesidades de apoyo.

    03 mayo 2012 | 13:15

  5. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Yo siempre cojo al niño y lo pongo a mi altura, aunque a veces se asusta, claro que eso tambien les pasa a mis amigas y a sus maridos.

    Clica sobre mi nombre

    03 mayo 2012 | 13:55

  6. Dice ser natalia

    Mi hijo acaba de cumplir 3 años y está diagnósticado de TEA desde hace uno. Cuando se enfada o quieres que te atienda te agachas, le hablas y todo solucionado. El libro “hablando nos entendemos los dos” es buenísimo… se lo recomiendo a todos los padres y profesionales.

    03 mayo 2012 | 15:08

  7. Dice ser Zaragozana

    Sí, yo lo suelo hacer.

    03 mayo 2012 | 22:15

  8. Dice ser isabel

    pues si cuando bajas a su nivel utilizas un lenguaje agresivo da igual que estes levantado o sentado por decir algo….Recuerodo una vez en un dia malo por muchas cosas que solo para cerrarlo bin, una gran travesura de mi hijo mayor , no le grite, no le pegue, se lo dije suave, mirandole a los ojos, pero lo hice llorar a moco tendido …Le hice daño con palabras suaves y sin levantar la voz, quiza un grito o incluso un coscorron no le hubieran dolido tanto…..

    Las formas son importantes pero el fondo, que decimos , que queremos darles a entender es muy muy importante

    04 mayo 2012 | 15:07

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.