BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

La maternidad es tan cambiante que siempre eres una recién llegada a ella

El alzheimer

Tres de mis cuatro abuelos aún viven.

La que falta era la madre de mi madre, una extremeña lista que se enorgullecía de sus bonitas manos y siempre llevaba las uñas pintadas, que nunca se tiñó el pelo, que fumaba pese a que en su generación pocas mujeres lo hacían, que manejó su dinero y tomo sus decisiones en la vida sin depender de ello para nadie, que a veces juzgaba a la gente demasiado rápido pero siempre tuvo buen corazón. Era creyente, no perdía una misa, y le encataba el ver baloncesto en televisión. Tenía mucho carácter, aunque no un pronto explosivo. Simplemente iba por la vida teniendo claro lo que quería y actuando en consecuencia. Se equivocó muchas veces, como cualquiera que se atreve a afrontar la vida, pero acertó al menos otras tantas.

De esa mujer heredé las manos, aunque yo no las adorno con oro ni con esmaltes. Tal vez también los ojos negros. Mi madre, que salió más dócil, dice que saqué en parte su personalidad. Puede que sí, aunque también puede ser sencillamente que a mi madre le consuela recordar a su madre en su hija.

Teníamos en común el gusto por las fotografías. Cuando quería complacernos a ambas le pedía que me sacara su caja de viejas fotos. Ella me iba narrando los paisajes y los protagonistas y yo la escuchaba.

En total sumó seis hijos, tres niños y tres niñas. Pero como madre no tuvo mucha suerte. Sus dos primeros hijos murieron siendo muy pequeños. Nadie sabe de qué. Al segundo le puso el mismo nombre que al primero. Y al tercero el mismo que a los dos anteriores. Pocas madres lo hubieran hecho, pero ella parecía querer desafiar al destino.

Tampoco tuvo suerte al final de su vida. Sus últimos años los pasó sucumbiendo al alzheimer. Olvidando quien era, olvidando los nombres de sus seres queridos, las palabras cotidianas, convirtiéndola en un apagado reflejo de la enérgica anciana que fue.

El alzheimer, que no siempre elige los mismos frentes, atacó con fuerza la expresión oral. Logró lo que nadie ni nada antes: la enmudeció

Si hubiera visto su caja de fotos, no habría reconocido a nadie. El alzheimer no sólo la enmudeció, también la borró.

En algo fue clemente el alzheimer. Ganó la partida definitica a los pocos años. No padeció tanto como otros enfermos de esta maldición.

Murió pocos meses después de que naciera mi hijo, su primer bisnieto.

Las veces que acudimos a visitarla sé que fue feliz tomando, con ayuda, a ese bebé en brazos. Cuando veía a mi madre sonreía y movía los brazos como si acunara un bebé. Lo recordaba. El alzheimer no pudo anular del todo el amor que despierta un recién nacido.

Este fin de semana su bisnieto ha metido unas moneditas en una hucha que recaudaba fondos en nombre del alzheimer.

Y yo he recordado a mi abuela.

32 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Mara

    Que curioso, mi abuela también tuvo 3 hijos varones que se morían con 1 año o 2 y se llamaban Álvaro todos.
    Y esa abuela no sabemos de que se murio hace muy poco, pero tenía demencia senil, más o menos sabía en general lo que pasaba, pero confundía a las personas o de repente no conocía a su hija que llevaba toda su vida junto a ella. Se volió muy agresiva y se desorientó. Mi tía no podía con ella y contrato a otra señora que la ayudaba, pero ni las dos podían. Desgraciadamente no hubo más remedio, en los últimos meses que llevarla a una residencia, con enfermeras y médicos para cuidarla y mi tía iba cada día. Allí estaba mucho mejor, no se acia ni se daba golpes y por lo menos dormía… pero solo fueron 4 meses…. ya tenía 94. Su hermana aún vive, mi tía abuela y tiene 104 años y esta perfecta de salud en todos los aspectos.

    Desde mi nombre puedes ir a mi blog de animales en adopción

    20 septiembre 2010 | 04:35

  2. cuando parece que la ciencia y la medicina han evolucionado enormemente, luego nos paramos a pensar en estas enfermedades y nos damos cuenta de lo poco que hemos avanzado. Queda mucho camino por recorrer y por esos es de agredecer a todas las personas que ponen su granito de arena en ese empeño.

    consulta los mejores depositos a plazo fijo en:

    http://www.miseuritos.com/depositos-bancarios/

    20 septiembre 2010 | 07:23

  3. Dice ser Vicky

    Mi aburla también murió de cancer, que le ganó la partida al alzheimer que le diagnosticaron unos meses antes. Aunque a veces me preguntaba quien era, siempre se enorgullecía ante gente de la nieta tan guapa que tenía.
    Tu post me ha hecho recordarla, y me ha puesto un nudo en la garganta. Cualquier ocasión es buena para recordar a los que hemos perdido. Muchas gracias por eso.

    20 septiembre 2010 | 09:36

  4. Desgraciadamente hoy en día en todas las casas se conocen casos cercanos de personas que pasan o han pasado por esta enfermedad maldita. Mi abuelo la tuvo, bueno, no se si Alzheimer o demencia, pero duró con la enfermedad menos de 2 años, y aunque no sufren dolores fisicos, mi abuelo a veces le venían momentos de lucided en los que se daba cuenta de la situación y entonces sufria muchísimo, él y todos los de su alrededor.

    Aunque nos haga olvidar, no olvidemos nosotros esta enfermedad, que nos destruye los mejores recuerdos sin dejar nada a su paso.

    20 septiembre 2010 | 09:38

  5. Dice ser vanessa

    Aquí os dejo un vídeo relacionado que a mí me hizo llorar.
    MR,podrías insertarlo,es precioso.

    https://www.youtube.com/watch?v=kckeoENihKM&feature=player_embedded

    Tened la paciencia de verlo hasta el final,una gran lección.

    20 septiembre 2010 | 09:50

  6. Dice ser vivian

    Preciosa historia! La mía es parecida, aunque mi abuela nunca se pintó las uñas.

    Te felicito por el texto de hoy.

    20 septiembre 2010 | 09:52

  7. Dice ser Light

    Triste, pero emotivo y muy descriprivo post. Para los profesionales que trabajamos cerca de estos pacientes, nos viene bien escuchar historias tan cercanas.
    Dura enfermedad … (mañana, dia mundial del Alzheimer)

    20 septiembre 2010 | 09:57

  8. Dice ser Mónica

    Te envidio por haber conocido a todos tus abuelos. Yo no he tenido la suerte de conocer a ninguno, así que añoro el amor y la relación con los que se convierten en parientes tan especiales. Además, el alzheimer se llevó a mi padre hace algo más de dos años. Le dejó sin recuerdos y le borró también los esfuerzos que hizo por acordarse, al principio de la enfermedad de los nombres de sus nietos, mis sobrinos, escribiéndolos en un papel y guardándolos en el bolsillo. Olvidó nuestros nombres, pero nunca que éramos alguien querido y siempre tuvo un beso y una sonrisa, a veces, para nosotros. Lo único que lamento ahora es que no podrá conocer a mi hijo, un nuevo nieto del que no tendrá la oportunidad de intentar recordar su nombre. Un abrazo para todos los que sufren esta enfermedad.

    20 septiembre 2010 | 10:21

  9. Dice ser mo

    No hay peor enfermedad que el alzheimer. Mi abuela estaba físicamente muy fuerte sin embargo la enfermedad la consumía, aunque tuvo un detalle muy bonito. Antes de que se convirtiera en completamente dependiente y no nos conociera nos dejó. Siempre había sido tan independiente que juraría que luchó para irse lo antes posible y no molestar a nadie, en apenas dos meses ya había fallecido. Les debo mucho a mis padres, pero lo mejor de mí lo he heredado de mi abuela, la persona más dulce y con menos maldad que jamás he conocido.

    20 septiembre 2010 | 10:21

  10. Dice ser Utena

    Hola!
    Tu historia me ha recordado a la mujer de mi abuelo (no es mi abuela, ella murio cuando tenia 5 años). Le detectaron alzheimer hace ya minimo 2 años.

    Me parece triste que te olviden pero aun me dolia más ver a mi abuelo. Una vez que llamo mi hermana para ver que tal estaban, la mujer le dijo: “no se quien es tu abuelo, ahora le pregunto al señor que esta conmigo si sabe quien es”. Para los familiares ya es doloroso pero pienso que aun más para su pareja.

    Actualmente esta en una residencia, ya ni sabe quien es, no quiere estar a su lado (ella con mi abuelo), ya ni le pregunta quien es y creo que ya se ha olvidado quien es ella misma.

    20 septiembre 2010 | 10:28

  11. Dice ser Abogado Malaga

    La verdad es que es una enfermedad durísima. Deberiáis ver el video que ha aconsejado Vanessa, es muy emotivo y es cierto que da una gran lección Se me han saltado las lágrimas.

    20 septiembre 2010 | 10:29

  12. Dice ser Lola

    La primera vez que oí hablar de Alzheimer fue cuando la foto de Rita Hayworth dio la vuelta al mundo, mostrando lo que quedaba de esa mujer que había enloquecido a hombres de toda una generación. Dicen que su hija menor se ocupó de ella en todo momento y que inició una fundación para ayudar al estudio de esa enfermedad.
    Tengo una prima, bastante mayor que yo, que tiene ese mal, la última vez que la fui a ver me marché con el corazón encogido, ya apenas recuerda a la gente. Ella y su marido están en una residencia, y el marido, lúcido, tiene en su semblante todo el sufrimiento que provoca esta enfermedad en los allegados.
    Ojalá algún día se encuentre un remedio a esto.

    20 septiembre 2010 | 10:29

  13. Dice ser monami@hotmail.com

    Esta historia es de las más bonitas que he leído en mucho tiempo. Gracias por contar.

    20 septiembre 2010 | 10:37

  14. Dice ser Metamorfosis

    Yo, con el permiso de Vanessa, no veré el video, porque supongo que conozco su contenido. Lo veo todos los días en mi madre, diagnosticada de Alzheimer hace cinco años, antes ya estaba enferma. pero lo disimulaba bien. Sin embargo, yo pude distinguir los olvidos, el aislamiento y la confusión antes que todos los demás, porque soy la que mejor la conoce. En estos años ha ido pasando fases que los médicos tienen medidas y denominadas. Se ha ido borrando poco a poco y es triste, aunque a veces surjan anécdotas que nos hacen reír. Ella se ríe también, no sabe de qué, pero el caso es que no parece sufrir. Creo que para ellos es muy confuso vivir en un mundo que no entienden, pero menos cruel que si se dieran cuenta de como están desapareciendo. Nosotros nos tragamos la tristeza, la acompañamos y nos acostumbramos día a día a verla así, hasta que un día desaparezca definitivamente.

    20 septiembre 2010 | 11:12

  15. Dice ser Brujita Luna

    Me has hecho emocionarme y llenar mis ojos de lágrimas … Mi yayo tiene ahora mismo esta enfermedad … Esta enfermedad que ha le ha despojado de casi toda su vida .

    20 septiembre 2010 | 11:50

  16. Dice ser Mónica

    mE HAZ HECHO LLORAR, ES PRECIOSA TU HISTORIA, FELICIDADES, OJALÁ MUCHA GENTE COMO TÚ, APOYE LA LUCHA CONTRA ENFERMEDADES TAN CRUELES COMO ESTA. UN FUERTE ABRAZO PARA TI Y PARA TU NIÑO.

    20 septiembre 2010 | 11:51

  17. Dice ser mama paso a paso

    Me parece una de las enfermedades más terribles. Por suerte, no he vivido ninguna experiencia cercana hasta ahora.
    Te recomiendo que veas la película “Bicicleta, cuchara, manzana”. Es un documental que relata cómo se enfrenta Pasqual Maragall al Alzheimer que padece. Acaban de estrenarla en el festival de cine de Donosti y supongo que pronto irá a salas comerciales.

    20 septiembre 2010 | 12:19

  18. Dice ser Superwoman

    Otra cosa mas que tenemos en comun MR, mi abuela era parecida a eso que describes. En nuestro caso fue demencia senil lo que se la llevo… De ella tengo el nombre y un recuerdo imborrable.
    Un supersaludo

    20 septiembre 2010 | 12:44

  19. Dice ser Ena

    Yo conocí a mis abuelos maternos, pero mi abuela materna falleció cuando yo tenía 7 años y mi abuelo cuando yo tenía 13, ambos antes de cumplir los 80.
    Hoy la gente vive realmente mucho pero no sé si bien… si tienes que vivir sin recordar, sin poderte mover, ¿eso es vida?.
    Claro que la familia quiere que sus ancianos vivan,estén como estén, pero no sé si a mí me gustaría, creo que a la sociedad actual le falta asumir que la vida es un tiempo corto, pero afortunadamente ancho, que se puede llenar de multitud de buenas cosas y maravillosas experiencias. Ojalá que no existieran las enfermedades pero existen y si desaparecen unas aparecen otras para recordarnos que seguimos sin ser inmortales.
    Una vez leí que la primera mitad de la vida la pasas aprendiendo a vivir y la segunda mitad, aprendiendo a morir. Inteligente sentencia,. Sin embargo creo que casi nadie asume la segunda parte.

    20 septiembre 2010 | 12:46

  20. Dice ser belytp

    a mi tb me ha recordado a mi abuela, sobre todo q a pesar de no recordar si habia comido, no se olvidada de esos refranes q aprendió de pequeña, ni sus historias,las cuales me contaba una y otra vez , parece mentira, y su obsesión de q se tenia q ir a casa para hacer la comida a su marido y sus hijos, la verdad una persona buenisima a la q recuerdo con gran cariño y a la q puse su nombre a mi hija en honor a ella.

    20 septiembre 2010 | 12:48

  21. Dice ser antonio larrosa

    Solo conozco el caso del alzheimer en una vecina y es muy penoso pues era una señora muy alegre y ahora parece un cadáver ambulante. Lo siento, no se como explicarlo mejor , es una gran tragedia en una familia tener a un ser querido con esa enfermedad o lo que sea.

    20 septiembre 2010 | 12:51

  22. Dice ser Luna Wilson

    Buen dia

    Te sigo desde hace tiempo pero nunca he escrito, esta vez lo hago para darte las gracias por este relato tan lindo, la foto de tu bebé en brazos de tu abuela y esa conexión con el recuerdo de haberle acunado me han hecho llorar a chorros.

    te deseo todo lo mejor con tu nene y con tu nena, han llegado a una familia llena de amor.

    Besos

    20 septiembre 2010 | 12:52

  23. Dice ser Iraí

    Una historia triste, pero llena de belleza y amor.
    ¿Qué somos sin la memoria? ¿Quien soy yo sin mi pasado?

    20 septiembre 2010 | 16:51

  24. Dice ser Jaimito.

    Bonito relato el de hoy, la conexión de las nuevas generaciones con las antiguas en forma de amor de padres a hijos es la base de nuestra existencia, y poder recordarlo es crucial.

    20 septiembre 2010 | 17:03

  25. Que hermoso post. Diría mas pero… no se que más decir.

    20 septiembre 2010 | 20:37

  26. Dice ser Mayka

    Yo no conozco a nadie con esa enfermedad..mi abuela tuvo demencia los últimos meses de vida y era duro ver que no te conociera y qye no fuera ni la sombra de la mujer que fue hacía tan solo unos meses.

    Hace tiempo un anuncio de la televisión me hacía llorar cada vez que lo emitían, en él un hombre habla con tono un poco desesperado a una anciana, su madre que está sentada en una residencia con la mirada ida “mamá, mamá, soy yo ! mírame mamá he venido con los niños, los ves, los recuerdas??- le dice mientras le aprieta la mano con dulzura.

    A la vez una voz en off de hombre habla a través de la anciana, es el alzheimer que le dice con crudeza: “No insistas, no te recuerda, no lo ves? no tiene recuerdos, me los quedé, y ahora su pasado, su presente y su futuro, son MÍOS!!!,
    Alguien lo recuerda?? creo que era de una fundación o algo así…

    20 septiembre 2010 | 22:38

  27. Dice ser Una maestra

    Mi abuela materna tiene demencia senil, y mi abuelo paterno, alzheimer. Ninguno de los dos recuerda quienes son su familia, ni siquiera quiénes son ellos mismos. Mi abuelo al menos, es como un niño chico, en el sentido de que siempre está feliz y ríe. Mi abuela está sufriendo mucho. No le deseo eso a nadie. Estamos pasándolo fatal la familia y ellos, en los momentos que tenían de lucidez, igualmente… aunque ya no tienen momentos de esos. Viven en su mundo, un mundo que poco a poco se consume y los consume a ellos.

    21 septiembre 2010 | 10:54

  28. Dice ser Hija y nieta

    Hoy es el cumpleaños de mi abuela, la madre de mi madre. Cumple 91 años, vive sola, viaja, organiza fiestas, viste “shorts” y está estupenda. Hace un año su hija, mi madre, una mujer joven de 64 años, tuvo una hemorragia cerebral masiva y en un segundo su cerebro se quedó dañado, como si llevase años con Alzheimer. No reconocía a la gente, no sabía dónde estaba ni quién era. Perdió casi todos los recuerdos. Por suerte se ha ido recuperando poco a poco y ahora está muy bien.
    En estos meses he pensado mucho en todos aquellos que sufren la enfermedad de Alzheimer y que no tiene vuelta atrás. Caminan hacia el fin, pero eso, en realidad, lo hacemos todos. Todos caminamos hacia la muerte y por ello repito lo de siempre: disfrutémonos de la vida cada día.
    ¡Mucha fuerza y mucho cariño a las familias de los enfermos!

    21 septiembre 2010 | 11:50

  29. Dice ser ali

    Tus palabras me han traído muchos recuerdos. Mi abuela falleció hace ya tiempo y pasó los últimos años con alzheimer. Era triste y duro ver como poco a poco iba perdiendo sus recuerdos, pero me gustaba visitarla al volver del instituto porque me ponía contenta al ver que aunque a sus hijos (mi madre y sus hermanos) no les recordaba, si que se acordaba de todos y cada uno de sus nietos y se ponía contentísima cada vez que íbamos a verla.

    21 septiembre 2010 | 13:31

  30. Dice ser Tia de Sobrino

    Pues yo tampoco vere ese video. Mi abuela acaba de entrar en una residencia sin ni siquiera darse cuenta de ello, aunque eso no quita que los que si nos damos cuenta estamos pasandolo fatal y sufriendo mucho. Sobre todo mi madre, la mujer mas valiente que conozco por su forma de afrontar esto y otras muchas cosas que le esta tocando vivir. Desde aqui mi homenaje para ella.

    21 septiembre 2010 | 20:52

  31. Dice ser Una madre

    Qué bonito post y qué bonita foto… Y qué dura es la vida a veces.
    Un saludo.

    22 septiembre 2010 | 10:35

  32. Dice ser elena

    Has convertido el horror del olvido en amor indestructible. Cuando todo se nos borre, los nuestros nos sujetarán a la vida…

    24 septiembre 2010 | 08:43

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.