BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Cómo viven el parto los padres recientes?

Momento de relax antes de ir a dormir. El peque con la tripa llena de cena miraba sus libros de cuentos y nosotros estábamos medio sentados medio tumbados en el sofá, con la mano de él en mi barriga notando los movimientos de la niña.

La otra vez no pudo ser con la cesárea, pero tal vez ahora tengas oportunidad de presenciar un parto.

Sí claro.

Pero contestó con un tono de voz que me conozco muy bien. Ya se lo escuché durante todo el primer embarazo cuando hablábamos del parto.

Y es que no puede con la sangre. Ver sangre le pone malo. En alguna ocasión ha llegado incluso a desmayarse. No es el único de su familia al que le pasa.

Cuando le sacan sangre para hacerse un análisis tienen que tumbarle en una camilla todo lo largo que es, y lo es mucho.

Es perfectamente consciente. Pero al mismo tiempo quiere acompañarme en el proceso y vivir esa experiencia.

Creo que en el fondo se sintió en parte liberado cuando en dijeron que el peque vendría al mundo en una cesárea programada.

Es una dicotomía que he visto en otros padres recientes. Todos encantados de haber estado presentes pero un buen porcentaje reconoce que intentaban ver lo menos posible y que no les pareción un espectáculo agradable.

Aunque también los conozco que estuvieron encantados, participaron ayudando a extraer al bebé y/o cortando el cordón umbilical.

Me interesa saber cómo vivieron la experiencia otros padres recientes

¿Os apetece contármelo?

38 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ana

    Pues yo también tuve cesárea programada porque mi peque se había girado en el último momento pero, para mi alivio, dejaron entrar a mi marido en el quirófano. Fue muy valiente: vio salir al bebé, vio cómo sacaban la placenta y vio como cosían sin inmutarse (si hubiera tenido que hacerlo yo, no habría podido, seguro). Y fue una gran ayuda. Un quirófano impresiona mucho y tenerle cerca fue muy reconfortante.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser xeliba

    Buenos dias Madre reciente!!Yo lo tengo bastante cercano el recuerdo del parto, y mi costi, se portó no sé..increiblemente bien. Mi parto duró demasiado, ingresé un miércoles, y hasta el viernes por la tarde no vino al mundo mi bombón. Todas esas horas de dilatación…. y él conmigo, sufriendo conmigo cada contracción y cada malestar, ninguno de los dos dormimos nada esas 48 h laaaargas. Él lo vivió tan intensamente o más q yo.No te puedo explicar nada acerca del momento expulsivo, pues después de tantísimas horas al final fue otra cesárea (la anterior había sido programada) Pero cuando me llevaban en la camilla hacia el quirófono, ahi MAS q nunca en mi vida me sentí orgullosa de él, me sentí mas querida, y sentí q tenía una persona mas maravillosa a mi lado, de lo q había pensando nunca…Te deseo el parto q tu deseas. Ojalá no te suceda como a mí, q después de tantas horas y tantos dolores, me sentí muy frustrada por no poder haberlo acabado “por mí misma”.Suerte!!! Y ánimo a tu pareja, q aunque no “vea” mucho en el expulsivo, todo el proceso anterior será único para él, y lo vivirá (esperemos) como algo mágico.Xeliba.

    06 Noviembre 2008 | 08:34

  3. Dice ser madre reciente

    Lo siento, no he encontrado el vídeo en castellano.

    06 Noviembre 2008 | 08:34

  4. Dice ser Ana

    Mi marido tambien se porto como un campeon. Desgraciadamente nos pillaron de novatos y estuve como dos horas sin el mientras supuestamente venia el anestesista y ademas de no estar el, lo pase fatal, pasando las contracciones sola, sentada porque los enfermeros que habian no mi hicieron ni caso y eso que solo estaba yo en los paritorios!!.En cuanto estuvo otra vez conmigo se porto genial, todo el rato pendiente de mi.Y si a tu marido le puede la sangre, siempre puede estar a tu lado pero mirandote a ti. Puede darle la espalda a la salida del bebe y estar contigo. Igualmente, si se marea tanto con la sangre, avisad siempre durante el parto de que se puede marear. Y que no se haga el fuerte y cuando se encuentre mal que lo diga, que lo mismo en mitad del expulsivo se te cae redondo al suelo y te dejan a ti ahi sola!!.

    06 Noviembre 2008 | 08:45

  5. Dice ser una madre feliz

    a mi marido siempre le impresionó la sangre, y también parecía que lo acojonaba el parto, y sin embargo, en el momento del parto, es como que verme así lo hizo reaccionar y se portó como un campeón, colaboraba con las matronas, me daba órdenes claras, me mimaba, me animaba. Fue el primero en tocarle la cabeza a mi hija cuando la matrona le preguntó si quería, estuvo íntegro todo el rato, ayudándome, sacando fotos, cortó el cordón y felicitándome por lo bien que lo había hecho. Fue hermoso, y creo que no pudo, con tanta adrenalina, acordarse de que le daba impresión la sangre!

    06 Noviembre 2008 | 09:00

  6. Dice ser Ruth

    A mi marido, siempre le ha pasdo lo mismo que al tuyo, no puede con la sangre, vamos, ni verla en la TV. Pero tanto él como yo queríamos que estuviera prente cuando naciera nuestri hijo. Y estuvo, pero se quedó a mi lado, donde yo tenía la cabeza, y si no quiere, no tiene porqué ver la sangre ni nada, ya que te tapan las piernas con unas sábanas, y si no te asomas, no se vé nada, sól nos asomamos, tanto él como yo, cuando Javi (así se llama nuestro niño), salió del todo, pero como te digo, si no quieres, no tienes que ver absolutamente nada.

    06 Noviembre 2008 | 09:01

  7. Dice ser Cris

    Pues en mi largo parto, él estuvo a mi lado, impidiendo que me quedara dormida entre contracción y contracción. Deseaba con todas sus fuerzas ver nacer a su hijo, pero al final tuvieron que llevarme a quirófano para una cesárea de emergencia ( que al final no fué, porque salió con ventosa) y se quedó sin ver el parto…Lo que sí que sé es que lo pasó peor que yo, porque estando yo en el quirófano, salieron a decirle que corríamos peligro, tanto el niño como yo, y le preguntaron, no con estas palabras, claro, que eligiera, o la madre o el niño. Él contestó rápidamente que la madre (gracias a dios), que ya habíamos perdido dos niños y podríamos intentarlo otra vez (ésto cuando no conoces todavía a tu hijo, que una vez lo has visto la elección no es tan fácil).Por eso envidio a las que tienen un parto rápido y sin problemas. Ellas sí que pueden disfrutar del parto (dolores a parte)…

    06 Noviembre 2008 | 09:10

  8. Dice ser Zaragozana

    Hola.Yo le insistí a mi marido todo el embarazo para que estuviera en el parto…y a él no le hacía mucha gracia el tema.Cuando llegó el momento, él mismo ayudó a la tocóloga en todo el proceso, sólo se perdió el final, que me metieron al quirófano para el forceps. Fue una pena, por cinco minutos que estuve allí, (salió rápido), se perdió el momento.Pero nunca lo olvidaré, fue mi gran apoyo, se portó genial, de verdad. Creo que no olvidaré tampoco las caras que ponía, (claro, es que yo no ví ni una gota de sangre, pero estaba completamente dilatada, la tocóloga, una chica joven, que lo miraba de reojo a ver si tenía que atenderlo también a él…metiendo mano, a ver si se colocaba, pasaron horas…yo, con la epidural, no controlaba las piernas, él me sujetaba una y la tocóloga, otra, él me traía la palangana para vomitar a cada rato. Ponía caras de impresionado, pero lo dicho, muy muy bien. Y después, muy bien, ha atendido a nuestra niña igual que yo. Estoy orgullosa de él por muchas cosas, pero esta…desdeluego es de las más importantes.

    06 Noviembre 2008 | 09:21

  9. Dice ser Yael

    A la niña no la vio nacer porque en ese momento y en ese hospital y en este país no permitían “visitantes”. De todas formas no esperó mucho porque empecé a las seis y media de la tarde en casa, llegué al hospital a las siete y diez o así y a las ocho y cuarto ya estaba ella toda limpita.Cuando nació el niño tuvo que quedarse en casa con la niña, así que nada. Fue conmigo una amiga pero también fue rápido. Nació a la una de la madrugada y había roto aguas a las diez y media o así y antes de ir me duché y esas cosas.

    06 Noviembre 2008 | 09:22

  10. Dice ser Wendy

    A mí me quedan 3 meses para dar a luz. Mi novio al principio estaba empeñado en pasar al paritorio para ver el GRAN MOMENTO, pero le he convencido de que se quede fuera en el pasillo esperando, años 70. Le amo y es su hija también, pero bastante gente tendré encima agobiándome, dándome instrucciones, además, por mucho romanticismo y cuento que se le quiera poner al asunto, de bonito un parto no tiene nada. Acaso invitarías a tu marido a ver como te sacan el apéndice. Cuando mi hija esté en mis brazos, que entre. No se pierde nada fundamental, más que sangre, dolor (muy probable) y que le mire con cara de mala uva por ser el responsable ejejeje de mi malestar.Es una postura rara pero la verdad, si cuando voy al baño cierro la puerta no veo lógico que me vea espatarrada, empujando, gimiendo como un toro. Intimidad. No decís que el parto es nuestro???

    06 Noviembre 2008 | 09:31

  11. Dice ser Rosilla

    Donde yo parí no dejaban entrar al padre hasta que no estaban seguros de que el bebé iba a nacer por vía vaginal y sin aparatos. Así que él se quedó fuera y cuando casi mi niña asomaba la cabeza, entró. Si le hubiera dejado, se habría quedado viéndolo todo detrás de la ginecóloga, pero yo le dije (como pude) que se pusiera detrás de mí y me dejara apoyar la espalda para estar más incorporada. Se portó de maravilla, y a mí me permitió parir un poco más cómoda.Cuando salió la niña ya no me hizo ni caso…

    06 Noviembre 2008 | 09:50

  12. Dice ser Alvaro

    No soporto la sangre ajena, me mareo y cuando me sacan la mía miro para otro lado porque más de una vez me he mareado. Tampoco soporto los hospitales, cuando entro en ellos me tiemblan las canillas. Tampoco aguanto a los médicos, el primer día que mi madre fue a cortarme el pelo sólo de ver la bata blanca del peluquero salí corriendo a la calle.Mi primer hijo nació por cesarea. Mi hija nació de parto natural y asistí a todas y cada una de sus fases al lado de mi mujer y pude ver el nacimiento a menos de un metro, mientras la matrona nos iba explicando qué estaba pasando.No hice ninguna preparación especial, ni nada raro para no caerme redondo porque ni me acordé de mis miedos.Tengo algún compañero que con el mismo “historial” que yo han disfrutado del nacimiento de sus hijos, pese a marearse por el simple hecho de tener una hemorragia nasal.Un nacimiento es una situación totalmente distinta y no es sólo sangre, de hecho es lo que menos se ve. Lo que comentas es simplemente otro tópico sobre los hombres, que me da a mí que no se cumple estadísticamente.Para mí ha sido el mejor momento de mi vida: ver nacer a mi hija.

    06 Noviembre 2008 | 09:53

  13. Dice ser miriam

    Pues el mío demasiado tranquilo.Mis hijos tenían que nacer por cesarea ya que uno de ellos estaba colocado en transverso. La verdad es que tenía mucho miedo, desde la epidural (agujjjjasss…ayyy) hasta que algo fuera mal en el quirofano.Mi marido pudo estar conmigo en el quirofano hasta que me pusieron la epidural (privilegios de currar en el hospital), luego ya le aconsejaron que mejor lo viera desde “la barrera”, una cristalera desde la que ves toda la operación, como en las pelis, jejejeje.Yo le tenía a la vista hasta que me pusieron la sabana para que no pudiera ver lo que me iban a hacer. Recuerdo que le pregunté a mi ginecóloga que si seguía allí, y me dijo que estaba con ****(un colega) ¡¡¡ desayunandose un cafe y unas galletas !!!.Y yo allí dentro muerta de miedo…ahora me río al contarlo pero en ese momento me pareció totalmente surrealista.En fín madre reciente, ahí tienes los dos extremos…;)

    06 Noviembre 2008 | 10:17

  14. Dice ser vivian

    Pues mi marido es tb bastante aprensivo, asi que, aunque aun no he hablado con el, tal vez adopte la postura de Wendy. No quisiera tener que estar tb pendiente de él me pusiera más nerviosa.Aunque hablare con le a ver que quiere hacer.

    06 Noviembre 2008 | 10:20

  15. Dice ser Superwoman

    Mi primer parto fue algo extraño… al ser una inducción y pasarnos tantas horas allí, creo que estábamos a nuestra bola y SM se pasó las horas con el ordenador y un juego de marcianitos. Como encima acabó en cesárea nos quedamos los dos con la sensación de que aquello había sido surrealista.Con SB fue todo lo contrario. Estuvimos los dos implicados en el proyecto de parto natural desde el principio. El día del parto en sí, estuvo fantástico, muy en su papel de “actor de reparto” y eso que yo ni le miré en ningún momento, porque estaba “ida”… Yo saqué al niño hasta la mitad y él tuvo que completar la tarea y cortar el cordón porque a mí me faltaron las fuerzas… Como dice Alvaro, creo que la fascinación de ver nacer al niño es más grande que el tema de la sangre, pero si ve que le molesta, tu santo siempre puede mirar hacia otro lado (aquí dejan entrar a los padres en las cesáreas y simplemente les bloquean el campo operativo, como lo hacen contigo).Lo mejor según mi matrona, es no tener ideas prefijadas. Hablad mucho sobre el tema, pero tampoco tengas una expectativa fija sobre como vais a reaccionar los dos en ese día.Un supersaludo

    06 Noviembre 2008 | 10:21

  16. Dice ser Amayya

    En mi caso se portó como un campeón. Estuvo conmigo sin dejarme un minuto durante toda la dilatación, no dejó que nadie le relevara en su puesto de cuidador y yo encantada porque creo que en ese momento la persona que más te puede ayudar es tu pareja. Tuvo que aguantar mis vómitos, mis dolores, mi mal humor, mis llantos, mi desesperación porque el peque no se encajaba en la pelvis y las horas pasaban y pasaban…Cuando por fin, habiendo llegado al final de la diltación, entraron para llevarme al paritorio para hacer la dichosa prueba de parto una enfermera se interpuso entre él y yo y le dijo que no podía pasar… Y ahí se quedó el pobre, super preocupado porque no dejaba de entrar y salir gente y nadie le informaba de nada. Menos mal que mi hermano se coló y le encontró medio llorando al pobre, solo en medio del pasillo y le hizo compañía…Después de la cesárea el fue el que vino a verme a reanimación, llorando como un madaleno… (me emociono al recordarlo, jopetas!) y diciéndome lo precioso que era nuestro bebé. Era el padre más orgulloso del mundo y como padre le doy un 10. Como marido-novio-pareja vamos a dejarlo en un 7,5… jeje

    06 Noviembre 2008 | 10:39

  17. Dice ser Ajacied

    Pues yo voy a ser padre en unos meses; mi mujer quiere que entre, pero yo no; estoy aterrado, ver sangre me pone fatal, y no creo que esté preparado para ese momento; prefiero ser antiguo y quedarme fuera esperando, como se hacía antes.

    06 Noviembre 2008 | 10:45

  18. Dice ser Patri

    Mi chico es muy tranquilote y se lo toma todo con mucha calma.Después de tres años, cada vez que pienso en mi parto suelo reirme un poco por las circunstancias.Empecé con contracciones el sábado a las 8:00 de la mañana (me desperté por el dolor), pero como me habían dicho que procurase esperar a ir al hospital hasta que fuesen muy frecuentes (vivo a 5 minutos del hospital), pues eso, que esperé. Hice la compra, fui a buscar una alfombra a la tintorería, hice la comida, comí, lavé la loza e intenté dormir la siesta y después fiumos al hospital. Y que bien hice, porque no nació hasta el domingo a las 7:00 de la tarde.Como cuando entré en el paritorio no había dilatado casi nada, me ingresaron en planta y pasaron un poquito de mí, decían que las contracciones tenían que ser regulares y yo no tuve ni una igual (tanto se espaciaban 3 minutos, como 7), por lo que solo cuando mi suegra (sí, mi suegra) les gritó que iba a dar a luz en la habitación me bajaron al paritorio. Cuando llegué allí empezaron las prisas, ya estaba totalmente dilatada y no había tiempo. Estaban tan nerviosas que me rompieron la vena al ponerme el suero. No hubo tiempo de epidural, ni de enema, ni de nada. Aún encima la cama se estropeó y se empezó a plegar sola, y yo a gritos, hasta que la desnchufaron de la pared.Como había un poco de overbooking en el paritorio, no había suficiente personal y la matrona se largó un buen rato, dejándonos solos parte del expulsivo. Menos mal que mi marido y yo trabajamos en el mundo de la electromedicina y sabemos como funcionan los cardiotocógrafos, porque era mi marido el que, controlando las lecturas del equipo, me decía cuando debía empujar y todo tranquilo (que si empuja, que si respira ahora,…). La verdad es que su tranquilidad me ayudó mcuho, aparte de hacer de matrona un buen rato, je, je.

    06 Noviembre 2008 | 10:58

  19. Dice ser jesusmatron

    Querida madrereciente, la verdad es que yo lo viví como futuro papá y futuro matrón, estaba a mitad de 2º y estoy convecido que a veces saber mucho no es bueno, porque piensas las mil cosas que pueden pasar, encima comenzamos atrasadilla y con un monitor feo feo feogracias a la matrona y al ginecologo que me daban mucha seguridad no lo pase tan mal como lo paso ahora acordandome lo feo que estaba todo aunque al final fue un final felizaqui un video de una cancion bonita y al final nosotros recien paridosbesoshttps://www.youtube.com/watch?v=HXLxhXUsUcApalabras para pauladel ultimo de la oreja de van gogh

    06 Noviembre 2008 | 10:59

  20. Dice ser miriam

    lo dijo jesusmatron · 6 Noviembre 2008 | 10:59 AMQue bonito!!!”Si te cuentan que lloré cuando te cogí en mis brazos, porque te quiero tanto…”Espero que alguien se lo cuente a mis hijos ¡los lagrimones que se me cayeron a mí! jejejeEs el momento mas emocionante y bonito que puede vivir una persona, la primera vez que abrazas a tu hij@, indescripible…

    06 Noviembre 2008 | 11:17

  21. Dice ser Ishtar

    Wendy, siento que pienses que el parto es algo que debes pasar sola cuando lo bonito es tener al padre al lado para que te anime, te calme y te ayude a sentirte mejor. Mis partos han sido muy rápidos y en los dos tuve a mi marido al lado, sin entender muy bien que tenía que hacer pero al pie del cañón. Siempre di por hecho que asistiría a los partos porque él es muy tranquilo y yo muy nerviosa, así que nos complementamos.Ahora bien, respeto que algunos padres no quieran entrar porque les da pánico pensar en la sangre o son muy aprensivos. Yo misma tengo pavor a la sangre y cuando tengo que hacerme un análisis lo paso fatal, así que puedo entender que algunos no quieran pasar por ese trance y prefieran ver a su hijo/a ya recién nacido.

    06 Noviembre 2008 | 11:33

  22. Dice ser LuisFe

    Pues como lo vivimos no tengo ni idea, pero en paroximadamente 1 semana os lo podre contar porque solo nos quedan 4 días para salir de cuentas!!! :D.Yo espero poder participar en la maximo posible pero si que es cierto que me sucede lo que dice madre reciente, que cuando veo mucha sangre puedo desplomarme en el suelo ipso facto.Saludos a todos!.

    06 Noviembre 2008 | 11:39

  23. Dice ser marian

    mi amrido lo paso con miedo,pero cuando nacio ,se puso mas contento…..lo mejor que le pudoo pasar…os dejo mi pagina es de mamashttp://mamasytodaunavida.foroactivo.com

    06 Noviembre 2008 | 11:44

  24. Dice ser yo

    Con mi primer hijo no queria entrar pero me llevaron engañado. Cuando me llamaron pensaba que ya habia nacido y para mi horror no era asi. A parte del apoyo moral que pueda dar no veo que utilidad puedo tener, si surge cualquier complicacion no me gustaria que perdiesen ni un segundo conmigo para echarme del quirofano.Con mi hija ya sabia a lo que iba asi que no me pillo de sorpresa.

    06 Noviembre 2008 | 13:12

  25. Dice ser Uno más.

    Pues mira, yo he vivido los dos partos de mi esposa de la misma manera. Apoyándola en lo que me la sido posible (no podemos más que estar con ella y darle aliento)y, una vez dentro del paritorio, cuando la cosa ya ha empezado, que se acabe cuanto antes mejor. Quizás “disfruté” más en el segundo que en el primero, porque el niño salió más gordito y más guapo, pero no representa para mí ningún momento inolvidable. Aparte de la felicidad de ver nacer a tus hijos, no deja de ser una experiencia “traumática” y con sus riesgos, aparte de ver sufrir a tu esposa durante un buen rato. Lo primero que hice al salir los niños fue preocuparme por ver que todo estaba correcto, contarles los deditos y esas cosas, y ver que ella se encontraba bien. Una vez paridos, a por otra cosa. Todo lo que viene después, como entrar en casa por primera vez con tu retoño, eso sí es bonito. Ah!, y que conste que tengo los dos partos grabados desde todos los ángulos. Evidentemente, hay que estar con ella durante todo el rato, pero de ahí a que se convierta en una experiencia inolvidable, hay un trecho. Una cosa es la obligación, y otra la devoción.

    06 Noviembre 2008 | 13:40

  26. Dice ser Noelisa

    Eso de ir al parto de la mujer resignado como a la guerra y salir contento pero pensando que se ha visto una guarrería me lo he visto yo mas veces. !que tampoco es para tanto chicos! Entrad a apoyarnos que a vosotros os toca la mejor parte…

    06 Noviembre 2008 | 14:11

  27. Dice ser Laurus

    Jeje, así que son aprensivos y les da miedo la sangre. Desde luego hay que joderse, no sólo nos toca a nosotras los 9 meses de cargar en la tripa al renacuajo sino que luego hay que parir solas porque chica mi marido es muy sensible. No sé, yo siempre he pensado que a la vez que la mujer está pariendo, un celador debería estar con el marido en la habitación de al lado dándole patadas en los h**v*s, más que nada por solidaridad 🙂

    06 Noviembre 2008 | 16:01

  28. Dice ser vivian

    Laurus, es lo que les pasa por ser el sexo debil, jeje.

    06 Noviembre 2008 | 16:07

  29. Dice ser Tania

    Bah! mi marido es un caso aparte, él tan tranquilo. Ingresé por la noche porque había roto aguas, me metieron en una habitación individual con cama para el acompañante, mi marido se tumbó ahí y cuando le dije controla las contracciones me respondió con un ronquido. Me bajaron para el quirofáno y él se despertó y me acompañó, estuvo despierto durante el momento de nacer mi hija, luego nos volvieron a subir a la habitación y él volvió a tumbarse y a dormir otra vez! solo se despertó cuando la enfermera le zarandeó diciendo que eran las 12 de la mañana.

    06 Noviembre 2008 | 16:08

  30. Dice ser yio

    Lo de Wendy me parece despreciable. Me está comparando el nacimiento de un hijo (que también es de él) con sacarse un apéndice. Un parto no será bonito para ti, que eres la que no lo ve y la que lo siente, pero negar la entrada al padre y que se pierda el nacimiento de su hija, me parece despreciable.¿Tú no quieres a tu novio?. Vamos vamos.

    06 Noviembre 2008 | 16:20

  31. Dice ser Ana

    Mi marido me dijo durante todo el embarazo que no iba a entrar porque le daba “cosa”. Las clases de preparación al parto las hizo mi madre conmigo que era la que iba a entrar.Mi parto fue provocado porque estaba de casi 42 semanas. El día anterior a la cita que tenía para parir, me dijo que iba a entrar él. Yo más asustada porque no sabia ni las respiraciones ni nada, aunque yo se lo habia contado.El parto fue algo largo, 24 horas dilatando, y él estuvo a mi lado. Puede estar cerca de ti sin mirar ahí “abajo”, simplemente haciendote compañia y apoyandote.Antes de ir al paritorio, me rompieron la bolsa, me dijeron que empujase para que la niña bajase y por lo visto ahí lo eche todo. Ya me entendeis. El lo vio y no le dio asco.Ya en el paritorio, el me ayudo a incorpoorarme para empujar mejor, me hacía reir con las caras que ponía, y se asomaba para ver como iba saliendo. Al ver que el miraba, pedí que me pusieran un espejo (en el Hospital de Fuenlabrada dan esa opción) para ver yo el alumbramiento, y puedo asegurar, que no se ve sangre, sólo la cabecita manchada según va saliendo.Despúes de 1 gran empujon, ya tenía a mi peque encima mia. Minetras que la miraban para ver si estaba todo bien, en el mismo partitorio, el estaba con la niña, y a mi mientras me limpiaron y curaron. Eso da mucha seguridad, saber que tu niña no está sola, que el se entera de todo lo que la hacen, y yo estaba atendida.Mi marido dice que no le dio impresión, y que es lo mejor que podía haber hecho.Te deseo que tengas un buen parto, aunque sabes que por muy malo que sea, siempre se olvida. Y te aconsejaría que entre tu marido, si luego se encuentra indispuesto, puede salir, pero al menos lo habrá intentado. Además ser padres es eso, superar tus dificultades por tus hijos.Suerte y felicidades

    06 Noviembre 2008 | 16:42

  32. Dice ser Clara

    Mi marido estuvo conmigo durante toda la dilatación, pero a la hora de entrar el quirófano a él no le dejaron entrar porque eran gemelos y se adelantaron un mes. Me fui sola con un miedo aterrador y no dejé de mirarle a los ojos hasta que se cerraron las puertas. El tenia en la mirada más miedo que yo. Afortunadamente los niños nacieron en perfecto estado y entonces le dejaron entrar a él, los conoció antes que yo. Luego dos enfermeras me acercaron a los niños para que los viera, mientras yo les tocaba las manitas mi marido me acariciba la cara, cuando me di cuenta estabamos los cuatro llorando. Fue super emocionante.

    06 Noviembre 2008 | 16:53

  33. Dice ser cris

    Mi marido tambien me decia que le daba cosa y que iba a estar ahi. pero que iba a estar donde estuviera mi espalda para no ver nada 🙂 Y ahí estuvo siguiendo todo! Yo no le hice mucho caso la verdad, pero si que le veía ahí. Tocaba la cabecita conmigo con la cara de fascinado y cortó el cordón.

    06 Noviembre 2008 | 17:55

  34. Dice ser una mamá más

    El padre de mi hijo insistió tanto en estar presente, que el ginecólogo le dejó presenciar la cesárea que finalmente tuvo que practicar.Un machote. Después salió a explicar cómo había visto una cesárea en vivo y en directo, y sacar a su bebé de mi barriga, y no le dió tiempo porque nada más acercarse a la sala de espera se desmayó.Pero cumplió estupendamente.

    06 Noviembre 2008 | 18:44

  35. Dice ser Yo tambien

    Que historias más bonitas, mi marido ha comentado más de una vez que no se perdería por nada del mundo el naciemiento de su bebe. Espero que algún día podamos cumplir esta experiecia juntos.

    06 Noviembre 2008 | 19:10

  36. Dice ser Amauri

    Casi todos los días lo recuerdo, sobre todo aquellos días donde uno se siente abatido, cansado o triste. Recuerdo todo. Mi esposa haciendo su trabajo, el equipo de médicos y enfermeros que dan todo por esa nueva vida, en este caso era mi hija, y mi hija saliendo al mundo. No puedo describirlo. Si las emociones fueran palabras, este mensaje debería escribirlo con lágrimas. Eso siento cada vez que lo recuerdo. Saludos

    13 Noviembre 2008 | 20:02

  37. Dice ser Sílvia

    Hola a tod@s!! Solo me quedan 4 dias para salir de cunetas! pero estoy un poco nerviosa,el parto no m da nada de miedo, al reves, tengo ganas de sntirlo!! Lo unico que m pasa, es la obsesión que tengo por saber si llegara el dia q cumplo o se atrasara…! esta noche habia luna llena, y yo tenia una pequeña esperanza, de que el mito se cumpliera, pero ya veis que no!!! Tengo tantas ganas de ver a mi pequeña!!!HENORABUENA A TODAS LAS MAMIS!!!

    14 Noviembre 2008 | 09:16

  38. Dice ser Alvaro

    Uno más: pues para mí pensar que un parto en el que sale todo bien no es algo inolvidable sino algo traumático me parece que es una forma de ver las cosas un tanto curiosa.Si ver a tu hijo por primera vez no es algo inolvidable sino traumático … ¿luego le dirás al niño que la primera vez que le viste la cara te traumatizaste? Pobrecito, ¿no?Lo mismo que pensar que estar al lado de tu mujer en el parto es una evidente obligación, como parece que fue para tí.Para mí no fue una devoción (no sé como concluyes eso), pero sí fue un placer, una gran experiencia y algo inolvidable que por nada en el mundo me perdería y que recomiendo a todos los padres, aunque alguno caiga redondo :)Y como parece que las opiniones parecen demostrar que al final los padres estan ahi.

    14 Noviembre 2008 | 11:43

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.