BLOGS

Dicen que la adolescencia es la etapa en que uno deja de hacer preguntas y empieza a dudar de las respuestas

La mejor cocinera… de mi casa

No soy buena cocinera. Nunca lo he sido aunque, como madre que soy, no haya tenido más remedio que cocinar a diario desde hace años. Durante algún tiempo me dio por investigar con nuevas recetas, especialmente de postres, pero hace tiempo que abandoné esa afición y cocino estrictamente por necesidad.

Además, mis hijos se han pasado años quejándose de la inclusión de algunos ingredientes en las comidas: “No me gusta el pimiento”, “¿Qué es eso negro? qué asco”, “Ese queso huele a pies, no lo pongas”, eran algunas de sus frases habituales cuando eran más pequeños. Conclusión: he tendido a simplificar y a cocinar con los ingredientes que nos gustan a los tres, que para comer a la carta ya están los restaurantes.

Mis menús son muy básicos: ensalada y filete a la plancha, pasta con jamón y tomate y pescado a la plancha… Es cierto que muchas veces he conseguido engañarles, con el fin de que comieran de todo, y han terminado alabado las cualidades de una tortilla o un arroz que estaba “mejor que nunca” precisamente cuando incluía esa cebolla que tanto odiaban.

Ayer hice arroz blanco con huevos fritos después de que me lo pidiera mi hijo el pequeño, tan zalamero como sabe ponerse cuando quiere algo: “Anda, mami, ¿por qué no haces arroz? Hace tiempo que no lo preparas, con lo rico que te sale…”.

El mayor, que últimamente está muy interesado en la cocina, vino a ayudarme. Estaba pendiente de cada paso y no paraba de preguntar mientras yo preparaba el arroz. Me ayudó a cortar la cebolla, que ahora ya le parece un ingrediente básico de muchos platos. Además, fue él quien se ocupó de freir los huevos -a uno se le rompió la yema y a otro le cayeron algunos trozos de cáscara que hubo que quitar pero terminó la tarea con éxito-.

Cuando empezamos a comer fue él quien alabó mi arroz: “Nadie lo hace tan rico como tú, siempre te lo he dicho”. Creo que no me lo habían dicho tanto como creen, y mucho menos, los dos en un solo día.

Hoy también he tenido ayudante para preparar unas almejas a la marinera que estaban, según él, “impresionantes”. En fin, que he empezado a creerme la mejor cocinera del mundo aunque sólo sea la de mi casa. Y si me descuido, mi hijo mayor me quita el puesto en cuatro días.

10 comentarios

  1. Dice ser damokun

    ZzZzZzZzZzZzZz…

    03 Noviembre 2008 | 3:10

  2. Dice ser rsloads

    as the currency in the Warhammer world, plays an important role in the economic system. The experience plays take in game kinda depends on how much warhammer gold they have. To amateur players, they do not have much time to play the game, not even farming Warhammer gold. So most of Warhammer players would like to purchase warhammer gold. Warhammer online CDkey are the codes which be used to active your warhammer accounts. Warhammer online accounts then will be needed after your warhammer accountshave been activated. That means you have to use both Warhammer CD-key and Warhammer Timecard after you creat an warhammer accounts, so that you can access to the Warhammer world.Buy Warhammer CD-key and Warhammer Timecard from us, experience our Instant delivery and Secure transaction.For further information about the Warhammer CD-key and Warhammer Timecard, Please keep an eye on warhammer power leveling For more information please keep an eye on http://www.Vipwarhammer.com

    03 Noviembre 2008 | 3:17

  3. Dice ser Anonimo Madrid

    Me pasa lo mismo con mi madre. Somos todos iguales!Me encanta tu blog, para favoritos!

    03 Noviembre 2008 | 9:08

  4. Dice ser No mimada.

    La culpa es tuya, por consentir tanto a tus niños y darles solo lo que les gusta.Mi madre me ha dado de TODO desde que era una niña y si no quería comerlo ahora, me decía: ” Ya lo comerás cuando tengas hambre, ya verás como entonces pasas por el aro”. Dicho y hecho, cuando pasaban 2 horas, o incluso menos, y el hambre atenazaba el estómago, iba y le decía a mi madre: “Mamá, dame lo que has hecho, que tengo hambre”.Actusalmente, como de todo, menos callos y coliflor, que no puedo con ello, y eso que lo he intentado más de una vez, pero no hay manera.La educación alimenticia se aprende desde la más tierna infancia, dejando que el paladar se acostumbre a nuevos sabores, texturas, colores, etc…

    03 Noviembre 2008 | 9:13

  5. Dice ser Sevillona

    No nombras las legumbres por ningún lado y ma extraña pues son básicas para niños y mayores.El “cuchareo” no aparece en tu redacción, no sé si es porque no lo coméis o porque no ha surgido.Yo adoro cocinar, soy buena y algunas recetas me salen estupendas, pero siempre hay que luchar con los niños para que coman de todo y cuesta mucho que así sea, pero yo sigo erre que erre.

    03 Noviembre 2008 | 9:48

  6. Dice ser Lidia N/R

    Uf, es que la cocina es todo un mundo.Mi madre cocinaba muy bien, hasta que decidió fomentar su creatividad culinaria… pero para esos entonces yo ya estaba crecidita, y mis hermanas llevaban la casa de mi madre y cocinaban divinamente. Ahora que ya llevo una año fuera del nido me he dado cuenta de que es mi novio el que cocina casi todo, porque a mí, aunque no me sale mal, me crispa los nervios cocinar y acabo tan asqueada que no me gusta lo que cocino; por lo demás cuando queremos alguna receta siempre llamamos a mi suegra (y sólo a veces a mi madre), pero reconozco que nuestra comida es un poco siempre igual (quizá condicionada por comer y cenar de tupper fuera de casa).Conclusión: que hay que comer de lo que está rico porque eso anima un montón, aunque no lo haya cocinado mamá precisamente.

    03 Noviembre 2008 | 10:27

  7. Dice ser empleo

    todos tenemos menús básicos, es que a veces no apetece cocinar..

    03 Noviembre 2008 | 18:42

  8. Dice ser Helena

    Mi madre cocina que es…uff,para morirse.Sé que cuando me vaya de casa lo voy a echar mucho de menos,y lo mejor es que cada día cocina mejor!!Lo importante es esforzarse y me parece muy bien que tus hijos te empiezen a alabar,eso demuestra que se preocupan por hacerte feliz ^^!(yo muchas veces halago a mi madre para hacerla sonreir)Hmmm…a mi me gusta la cocina,pero me da una pereza!!Que bien que tu hijo intente cocinar,eso hace unos pocos años era imposible!!!Muchos besos y ojala actualizes pronto ^u^,todos los dias me paso a ver si lo has hecho

    03 Noviembre 2008 | 23:22

  9. Dice ser fotocasa

    no te preocupes, yo también soy malísimo en la cocina pero lo importante es que no me muero de hambre..ja,ja

    06 Noviembre 2008 | 18:03

  10. Dice ser anonimo

    que soy muy delgada i nesecito en gordar un poco pero cuando como lo debuelvo

    12 Mayo 2009 | 15:52

Los comentarios están cerrados.