BLOGS

José Ángel Esteban. Señales de los rincones de la cultura. Y, por supuesto, hechos reales.

La ciudad sentida

El correo me trae un regalo. Un libro. De un amigo. Los artículos que Manuel Longares publicó durante dos años en El Pais aparecen ahora recogidos en La ciudad sentida.

Los leí cada semana aprendiendo de cada adjetivo, de cara giro, del ritmo, de la música. Son historias a la vez de una ciudad de ahora mismo y de un tiempo que se escapa de las hojas del calendario. Es un libro sobre Madrid, la ciudad de neblina que Manolo tan bien conoce y escucha, donde todas las épocas, los años, los segundos son posibles en un solo reloj que los mide manejando en la misma maquinaria la fantasía y la evidencia .

Hay leyendas, personajes, escaparates, caprichos, medias luces, hipotecas, juegos y milagros: todos, experimentos; y escritos todos con un español de asombro.

Esto es literatura, le dijo el redactor jefe cuando entregó la primera de sus colaboraciones. Y durante dos años, cada semana, un derroche, un lujo.

Gracias.

El Puente

En primavera, cuando hace buen tiempo y es día de vacación, apetece ser testigo de la salida de los madrileños al campo. De tal modo que los cronistas de costumbres y otros que por su condición diletante aprecian el color local se reúnen temprano en las fondas de carretera para contemplar y comentar, al amor del anís con rosquillas, la interminable evacuación de la muchedumbre (…)

Foto

3 comentarios

  1. Dice ser cád

    Gracias por el enlace.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Diez mil manos se unirán hoy para apoyar la campaña por la AlhambraGRANADA. Las previsiones más optimistas han quedado completamente superadas: la iniciativa Un abrazo, un voto ha logrado convencer a más de 5.000 personas para que voten por la Alhambra y construyan hoy un gran anillo en torno al monumento como media de promoción y apoyo a la campaña New Seven Wonders. El objetivo inicial era formar una gran cadena alrededor del conjunto nazarí, pero el entusiasmo de los ciudadanos por situar la Alhambra entre las Siete Nuevas Maravillas del Mundo ha obligado a la organización a diseñar un doble anillo. Será a las 12.00 en punto. Un gran abrazo formado por diez mil manos pedirá a “toda España” que se sume al proyecto con su voto.A media tarde de ayer, la organización tuvo que dar por concluido el plazo de inscripción. Cinco mil granadinos habían desfilado ya por la carpa instalada en Plaza Nueva para votar por el monumento y formalizar su presencia en el gran abrazo a la Alhambra. Se trata, en realidad, de una iniciativa del Parque de Bomberos que ha estado dos años “hibernando”: la idea surgió en 2005 como una forma de recaudar fondos para viajar a Quebec y participar en unos Juegos Mundiales de Policías y Bomberos. Entonces no alcanzaron su objetivo -apenas 400 personas respaldaron su propuesta titulada entonces con el lema Un abrazo de la Alhambra para Quebec-, pero sí consiguieron participar en los juegos y hasta se trajeron trece medallas. Sin embargo, el reto del abrazo ha continuado presente para muchos de ellos.Hoy tendrán una segunda oportunidad. Y están convencidos de que será la “definitiva”. Se han resuelto los “problemas” y “fallos” que detectaron en aquella ocasión -sobre todo falta de difusión de la iniciativa y de respaldo de otras entidades- y han conseguido el apoyo de multitud de instituciones, colectivos y ciudadanos. La campaña de las New Seven Wonders, que culminará el próximo 7 de julio con la designación de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, les ha brindado una oportunidad perfecta de cumplir su objetivo y de “demostrar” que es posible aunar la colaboración de todas las administraciones y de colaborar de forma altruista. En este caso, será por la Alhambra. “Porque la Alhambra somos todos y la Alhambra es de todos”. Lo dice convencido Owen García, el bombero que se ha ocupado directamente de la organización de la convocatoria que ideó hace dos años su compañero José María Sancho: “Nosotros no somos profesionales de este tipo de actos, pero hemos trabajado muy duro en el último mes y medio para que todo salga bien. Queremos que la gente de fuera de Granada conozca la campaña y colabore. La Alhambra debe estar entre las nuevas Maravillas del Mundo, pero si no se logra tampoco pasa nada. Hemos trabajado por nuestra estima y por la promoción de la ciudad. Y ese esfuerzo siempre quedará ahí”.Con tales expectativas, el gran abrazo a la Alhambra se pone a prueba hoy. Y el reto va mucho más allá de haber logrado las adhesiones de los ciudadanos. Veinticinco bomberos y 80 voluntarios serán los encargados de garantizar que cada uno de los participantes ocupe su sitio correcto y a la hora justa: las doce del mediodía. A las ocho de la mañana, la organización comenzará la instalación de una baliza cada cien metros marcando los 2.500 metros de recorrido en torno al monumento. De esta forma, cada bombero deberá encargarse -con la ayuda de un grupo de voluntarios- de ubicar a doscientas personas cada cien metros -un centenar de participantes para el primer anillo y otras cien para el segundo-.La cita para los participantes es de 9.00 a 11.00 en Plaza Nueva. La organización entregará en ese momento una bolsa con múltiples regalos e indicará la posición exacta que deben ocupar en la cadena humana. El itinerario se iniciará en Plaza Nueva y continuará por la Carrera del Darro, el Paseo de los Tristes y la Cuesta de los Chinos hasta la Alhambra. La cadena girará en la zona de Las Mimbres y empezará a bajar por el Paseo del Generalife, el Paseo de la Alhambra y la Cuesta Gomérez. Se pasará entonces por la Puerta de las Granadas y finalizará de nuevo en Plaza Nueva. A las doce en punto, si todo va según lo previsto, cinco mil personas estarán situadas en su lugar correspondiente y podrán unir sus manos para construir ese esperado gran abrazo a la Alhambra.http://www.granadahoy.com/79223_ESN_HTML.htm

    29 Abril 2007 | 13:29

  3. Dice ser alejandro

    votad a la maravilla de la alhambra, y os dareis cuenta como el espirito musulman os entra en el cuerpo

    11 Mayo 2007 | 17:50

Los comentarios están cerrados.