BLOGS

José Ángel Esteban. Señales de los rincones de la cultura. Y, por supuesto, hechos reales.

Dos mujeres, dos revistas

Vuelve Granta. En español. Segunda etapa. Ahora desde Alfaguara, superada la etapa de Planeta. El objetivo es el mismo, acercarse a lo que es su referente original en inglés, mantenido también por su nueva dueña: la más influyente revista de literatura y periodismo, renovadora, cosmopolita, atenta a lo concreto y exigente en el estilo de lo narrado para encontar nuevos autores y nuevos lectores. La clave es que allí se puede descubrir lo que no se puede encontrar en ningún otro sitio. Es decir, cómo salir del círculo endogámico de lo publicado y lo publicable, de los lectores contados. Enorme sueño todavía no cumplido en castellano

Un inédito de Susan Sontag abre el número. Otro inédito de la misma escritora abría el número de la primera etapa. Ahora, extractos de su diario, hecho de mínimos apuntes, enunciados, detalles personales y guiños de cine.

1 de junio.1966.Una de mis emociones más intensas y más empleadas: el desprecio.Desprecio a los demás, me desprecio a mí misma.
Soy impaciente (desdeñosa) con la gente que no sabe cómo protegerse, que no sabe cómo hacerse valer.
Mi mente = King Kong. Agresiva, hace pedazos a la gente. La mantengo encerrada casi siempre; y me muerdo las uñas.
27 de junio, París
Cuando los provos escenifican «happenings» de noche en las calles de Ámsterdam, hay un riesgo. Provocan a la policía, «dicen» algo, intentan que ocurra algo. (Más libertad, etc.)
Los happenings en NY no sólo son apolíticos. No arriesgan nada.
Son ejercicios ingeniosos en lo irracional: son del todo inocuos.

Si mi novela tuviera la velocidad —y el alcance, la relevancia— de las dos películas más recientes de Godard. La úlcera de Vietnam, el sonido de las detonaciones de las armas.

Otra mujer, Annie Lebovitz, fotógrafa y todo lo demás. La revista Vanity Fair anuncia su número especial de Hollywood. Cada año, un despliegue. Pero éste, apabullante: Leivovitz ha contado con el reparto más grande jamás unido para fotografiar en bodegones inspirados en el mundo del cine negro: De Niro, Penélope Cruz y Pedro Almodóvar, Nicholson, Willis, Sharon Stone, Hellen Mirren, Forest Whitaker, Jennifer Connelly y casi cuarenta nombres más. Toda la industria, todo el despliegue todo el poder y el talento para llegar al otro lado de couché. En el mismo número, por ejemplo, hay un análisis sobre el fracaso de los inspiradores de la política neocon de Bush ( Perle y otros) o un recorrido sobre los desastres de Darfour.
La revista de marzo recoge en treinta tres páginas el deslumbrante trabajo de Liebovitz, pero un video montado con las fotos, un artículo sobre su trabajo y un reportaje gráfico sobre la reportera permiten echar más de un vistazo. Ella es la estrella.

(Se anuncia también edición en español de VF, con el riesgo de convertirse sólo en una tradución aproximada como tantas otras veces parece haber sido la tradición)










Los comentarios están cerrados.