LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Entradas etiquetadas como ‘telefonia movil’

Yoigo ya oye

Movistar, Vodafone, Orange y, desde hoy…, Yoigo. La filial española de telefonía móvil de la finlandesa Telia-Sonera llega para hacerse un hueco en un mercado competido aunque muy consolidado. Su arma van a ser las llamadas baratas -al estilo de ING en la banca o de las compañías aéreas de bajo coste- y espera conseguir 350.000 clientes en un año con una tarifa estrella de 12 céntimos por minuto. Su estructura de costes -sólo tienen 100 empleados frente a los 4.000 de Movistar- le permite ganar dinero a esos precios.

Pero no le va a resultar nada fácil hacerse con una porción del pastel que ahora se reparten las tres compañías ya instaladas, que ya han contraatacado con el lanzamiento de diversas ofertas navideñas. Además aparecen en el horizonte otros serios competidores: los operadores de móvil virtual, que le plantarán cara en su propio terreno: el de los bajos precios. Carrefour ya empezó a prestar servicio el 26 de octubre pasado de la mano de Orange, que también dará servicio a The Phone House, mientras que El Corte Inglés está a punto de aliarse con Movistar. La propia Yoigo y Euskaltel tienen también un acuerdo con Vodafone en este terreno. Con todos estos jugadores –más los que se puedan añadir- echando la partida de la telefonía móvil en España, los usuarios deberíamos salir beneficiados con un descenso de los precios que pagamos y que son unos de los más elevados de Europa. Aunque lo cierto es que recibiremos tal volumen de ofertas y promociones que lo difícil va ser desenmarañar cuál de todas ellas nos puede resultar más favorable.

Rebajas de móvil en el hiper

La entrada de Carrefour en el negocio de la telefonía móvil puede ser el primer paso a una rebaja de tarifas generalizada. La cadena de hipermercados, que hoy lanza su oferta de prepago a 15 céntimos el minuto, se convierte así en el primer operador virtual de móviles (OVM) a través de una alianza con Orange. El secreto del negocio es que los nuevos OVM “compran minutos” al por mayor a las operadoras y así consiguen precios más bajos que los que éstas aplican a sus clientes directos, por lo que los pueden “revender” después más baratos y aún ganan dinero.

La llegada de estos operadores virtuales no ha estado exento de polémica en España, pero parece claro que con la participación de los gigantes de la distribución de nuestro país se abre un panorama más competitivo que debería traducirse en un abaratamiento generalizado de las tarifas. Después del acuerdo Carrefour-Orange, se esperan el de Alcampo con Vodafone y el de El Corte Inglés con Teléfonica Móviles.

Lo que no ha conseguido la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones puede llegar con más competencia. Pese a todo, algunos expertos consideran que el mercado de telefonía móvil está ya muy consolidado y queda poco margen de maniobra tanto para bajar precios como para robarse clientes entre compañías.