BLOGS

LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Muchas deudas y pocos ahorros

Las opiniones son libres y los hechos tozudos. Mientras sigue el debate –en el que por ahora todo parece depender de la proximidad político-ideológica al Gobierno– sobre si el nivel de endeudamiento de las familias españolas es o no preocupante, nuevos datos del Banco de España alimentan los temores sobre la penosa situación del ahorro en nuestro país, y del peligro latente que representan esas deudas en un panorama de tipos de interés al alza como el que tenemos delante.

Otro estudio hecho público ayer, éste de Caixa Catalunya, constata que la tasa de ahorro de las familias españolas descendió ocho décimas en cinco años: pasó del 9,8% al 9% entre 2000 y 2005.

La deuda familiar ha crecido el último año a un ritmo del 19,3% y los ahorros al 11,2%, casi la mitad. Lo dice el Banco de España, una institución cuyo gobernador, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha restado importancia a los datos de endeudamiento familiar diciendo que «sólo una minoría» del 40% de las familias españolas pueden pasar apuros. Un afirmación que escandaliza incluso a los que somos de letras. ¿El 40% una minoría? Él y los que se muestran despreocupados ante lo que está pasando pueden justificar su actitud asegurando que los hogares tienen más del doble de dinero del que adeudan porque frente a los 772.512 millones de euros que acumulan de pasivos financieros (préstamos y otras deudas) hay 1,65 billones de euros de activos financieros (depósitos, acciones, seguros,…). O sea, que tienen 2,13 euros de activo por cada euro de pasivo. Muy bien. Pero es que hace sólo ocho años, en 1998, tenían 3,68 euros por cada uno que debían.

¿Qué ha pasado en medio? Pues principalmente que la escalada del precio de la vivienda ha aumentado notablemente el importe medio de las hipotecas y, como consecuencia, el endeudamiento: de esos 772.512 millones de euros que debemos a los bancos, 685.113 corresponden a préstamos a largo plazo. Y eso que los tipos de interés han estado en niveles bajísimos. ¿Qué pasará cuando las familias deban hacer frente a esos créditos con tipos más altos? No es difícil de prever. ¿Y dónde guardamos nuestros ahorros? Principalmente a acciones y fondos de inversión (681.203 millones de euros) y a depósitos y otras cuentas bancarias (633.379 millones). Por lo que habrá que estar atentos a cómo va la Bolsa, que tras celebrar su 175 aniversario con el histórico récord de 13.500 puntos ya apunta a los 13.600.

Los comentarios están cerrados.