BLOGS

2014, año de homenajes y brindis a la salud de la literatura

Por María J. Mateomariajesus_mateo
Qué despiste. Se nos fue el año y al final no hablé de la obra con la que logré volar más alto en 2013. Esa a la que volví y que de nuevo quise retener, palabra por palabra, para reanudarla siempre que quiera con los ojos de mi memoria. La que, repleta de citas no casuales, no se puede explicar y en la que París es lo que debiera ser el mundo: “una bohardilla iluminada en el fondo de una calle negra”, un verso de Apollinaire que parece no acabar nunca.
Volví a Rayuela, a esa “llamada al desorden necesario” que señala el “absurdo de los datos idiotas”, “la diferencia entre saber y conocer”. Y recobré, como siempre, el deseo de “lo insignificante, lo inostentoso, lo perecido”. El ansia de que, entre tanta “ciencia inútil”, llueva aquí dentro, “de que por fin empiece a llover, a oler a tierra, a cosas vivas, sí, por fin a cosas vivas”.
128503Pero me quedé de nuevo sin palabras, de tan verdadera que la sentí, de tan cierto “el falso orden que disimula el caos”, la “soledad del hombre junto al hombre” de la que nos habla. Y así he llegado a este intento casi frustrado de expresar la ingravidez que sentí, en esta especie de sequedad, de silencio casi forzoso.
Se nos escapó a Paula (esa otra enamorada de Julio Cortázar) y a mí el pretexto para hablar de la estampa inmortal de Rayuela en el año en que, qué paradoja, cumplió 50 años. Pero no pasa nada porque en 2014 se cumplirá el centenario del nacimiento del autor y volveremos a tener excusa (aunque no la necesitemos) para leer, releer y recordar al creador de la “contranovela”.

Leo estos días que la fecha servirá de pretexto para la reedición de muchas de sus obras y la edición de otras en su memoria. Y bendito pretexto, pienso. Porque qué ganas de meterle mano a, entre otras obras, Cortázar de la A a la Z, la biografía visual y autocomentada que en breve publicará Alfaguara.

Voy a quitarme de todas formas por un rato la piel de mitómana (que desconocía tener, no deja uno de sorprenderse) y a recordar, en honor a la verdad, que 2014 no será sólo el año de Cortázar porque se celebrará también el centenario del nacimiento de otros dos grandes de las letras: Octavio Paz y Nicanor Parra. Dos motivos más para encerrarse a cal y canto en una habitación, y leer y leer sin contención ni medida. Por no hablar de los títulos, nuevos y viejos, inscritos en la ficción y no ficción, que saldrán a la luz en los próximos meses, y de los que habrá que seguir hablando en futuras entradas para no hacer que ésta sea interminable.

Por lo pronto, propongo un brindis a la salud de la literatura, a la que, a buen seguro, le espera un provechoso y feliz año.

3 comentarios

  1. Con todos los respetos, está muy bien que se hable de Cortázar para el próximo año; sin embargo 2014 es el AÑO DE RAFAEL CANSINOS ASSENS, se conmemora el 50 aniversario del fallecimiento del que fuera el “dulce maestro” de la vanguardia histórica hispánica.

    Ya va siendo hora que se ponga en valor y se le dé el justo y debido reconocimiento .

    En este 2013 que nos ha dejado también se celebró el 50 aniversario del fallecimiento de Isaac del Vando Villar, insigne director de Grecia revista cuño de lo que serían luego las revistas de vanguardia españolas.

    Acto de Homenaje a Isaac del Vando Villar el 4/11/2013, cementerio de San Fernando de Sevilla:
    http://revistanuevagrecia.blogspot.com.es/2013/11/50-aniversario-fallecimiento-de-isaac.html

    Reseña en periódico El Mundo de Eva Díaz Pérez sobre el Homenaje a Isaac del Vando Villar:
    http://revistanuevagrecia.blogspot.com.es/2013/12/resena-en-el-mundo-de-eva-diaz-perez.html

    03 Enero 2014 | 18:05

  2. Dice ser Esther

    Excelente artículo María J. Rubio! Es un verdadero placer leerte y coincidir contigo en diversas opiniones. Gracias por escribir…

    07 Enero 2014 | 14:17

  3. Dice ser Esther

    Perdón, me equivoqué en el apellido; Mateo.

    07 Enero 2014 | 14:24

Los comentarios están cerrados.