El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Entradas etiquetadas como ‘europa’

Un día sin inmigrantes

¿Cómo sería un día sin inmigrantes? Mucho se ha escrito al respecto y también lo hemos visto en ficción (como lo vemos en video que incluyo en este post). En la realidad, sin embargo, nunca se ha logrado demostrar la fuerza de los inmigrantes en la economía de los países desarrollados.

En Estados Unidos se trató de demostrar la fuerza de los inmigrantes el 1 de mayo del 2006, y lo que se evidenció fue la profunda división de las organizaciones sociales, que pugnaban por figurar de corifeo -aquel que guiaba el coro en las tragedias antiguas griegas y romanas-.

Ahora un grupo de periodistas está organizando, para el próximo 20 de marzo (una jornada antes del Día Mundial contra El Racismo), un paro general de los inmigrantes residentes en Europa. La iniciativa invita a no trabajar, no usar transporte público ni consumir en las tiendas, restaurantes y cines.

La idea está siendo divulgada a través de Facebook -donde ya registra 1.800 adhesiones- desde el 6 de febrero. Los organizadores quieren demostrar las consecuencias de no contar durante un día con los inmigrantes y expresar su rechazo a las medidas adoptadas por Italia y el Parlamento Europeo en relación a este colectivo.

¿Podremos lograrlo? ¿Cómo más podemos llamar la atención? Mira el video y déjanos tu comentario.

Sobre Europa, Israel, los médicos italianos y los inmigrantes

El otro día, cuando leí que los médicos italianos podrán denunciar a sus pacientes inmigrantes sin papeles, no pude dejar de relacionarlo con mi historia, con la historia de mi familia judía, y con la terrible historia de la guerra eterna entre Israel y Palestina… Sí, a mi gusto todo esto está relacionado.

Lo primero que pensé cuando leí la noticia de los italianos (además de que va en la línea de todo lo que hace Italia desde hace tiempo) era que me parecía una barbaridad que la Unión Europea no hiciera nada al respecto. No sólo no hace nada, sino que no lo hará. La tendencia es a endurecer cada vez más las políticas. Miran para otro lado, como si esto no fuera con ellos. Simplemente quieren a los inmigrantes fuera de su territorio. No hay más reflexión.

Lo relacioné, claro, con mi propia historia, porque a los judíos, cuando se los perseguía en Europa, cualquiera, incluso el médico de cabecera, podía mandarlos al frente. Eras diferente y de Europa tenías que escapar. Tenías que irte. Tenías que irte antes, con los Pogroms, como se fueron mis abuelos, en el 1900. Tenías que irte durante la Segunda Guerra porque te mataban… Y también tenías que irte en 1948, cuando Inglaterra y las Naciones Unidas le dieron a los judíos nada menos que una colonia, Palestina, “quitándose” de encima los problemas como si en Palestina no viviera nadie…un gueto de víctimas sobre otras víctimas, y que se mataran entre ellos.

Europa no hizo más que lavarse las manos. Se las lava también ahora, como si ellos no tuvieran nada que ver, tanto en el conflicto de Palestina-Israel, como con el odio a los inmigrantes.

Nunca se hicieron cargo real de sus propios problemas de odio interno. Después de 1948 muchos judíos que estaban refugiados o que habían sobrevivido a los campos de concentración no quisieron irse a Israel: querían volver a sus casas, en Europa. Pero no podían. Seguían siendo denigrados, maltratados, seguía el odio. Todavía quedan cientos de casas en Polonia, en Lituania, en Portugal, en Italia, que nunca fueron devueltas a sus familias… y si una se acerca a las antiguas casas familiares la gente que hoy las habita (cuando no están clausuradas por el Estado) mira con recelo pensando que se las vienen a sacar.

Casualmente los únicos que hicieron una reflexión un poco más profunda, que se ve actualmente en los programas de educación escolar, fueron los alemanes, a los que todo el mundo acusaba. Pero el odio no estaba sólo en Alemania, y al resto de Europa le faltó bastante de reflexión y le sobró bastante de cinismo.Hoy se vuelve a tropezar con la misma piedra. Entre el odio a los judíos de aquella época y el odio a los inmigrantes de hoy hay muchas similitudes. También a los judíos los acusaban de delincuentes. También de invasores. También querían que se fueran. Y también se endurecía el odio con las economías en crisis.

Cuando comenzó el ataque a Gaza por parte de Israel, en esta guerra estúpida que no hará más que sumar muertos y odio, nadie miró a Inglaterra. Nadie miró a Europa. Y Europa sigue haciéndose la desentendida, en Israel, con los médicos italianos y con los inmigrantes. Aquí no sucede nada, y pareciera que nunca hubiera sucedido nada. Una pena porque esto sólo puede traer más miseria a este mundo.