El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Entradas etiquetadas como ‘consejo de consulta’

Presión en los consulados latinos

¿Quién toma el pulso de los consulados? Los peruanos en España pueden responder a esta pregunta, porque su oficina consular cuenta con un órgano formado por peruanos residentes en España, que son elegidos por la comunidad, y cuyo objetivo es mejorar la gestión de su consulado.

Esta suerte de veeduría ciudadana se llama Consejo de Consulta Consular. Pero ¿funciona? Ese ya es otro tema, como dice un amigo peruano “eso es un saludo a la bandera”, y me explica, “es decir que no sirve para nada”.

Los peruanos inmersos en la elección del Consejo de Consulta, que es todo una jornada democrática para los inmigrantes peruanos, opinan que la gestión del Consejo no ha sido muy efectiva en años anteriores (las declaraciones están en el siguiente video), pero yo les digo que siempre es mejor tener algo que no tener nada.

De momento, el Consejo está presionando para que el consulado peruano pueda expedir el certificado de antecedentes penales, documento que los extranjeros necesitamos para probar nuestra “honorabilidad”, a la hora de solicitar un permiso de residencia y la misma nacionalidad española.

Este papelito es la pesadilla de muchos extranjeros, porque sólo se expide en los países de origen, con lo cual hay que encargar el trámite a otra persona, hay que correr con un gasto extra por la serie de firmas y sellos que debe tener, y lo peor es que si no se agilizan los trámites en España, el documento pierde vigencia y hay que volverlo a solicitar.

Sólo los consulados de Colombia y Argentina lo expiden en territorio español, pero el resto de consulados no tienen capacidad para hacerlo. El Consulado de Perú, por la presión del Consejo de Consulta, está por conseguir que las instituciones españolas acepten la firma del Cónsul peruano para dar veracidad al certificado de antecedentes penales.

Si eso ocurre, ya es un punto a favor de la gestión del Consejo, y así dejará de ser “un saludo a la bandera”, como dice mi amigo peruano, que por cierto se mueve en España con su segunda nacionalidad, la italiana, para evitar los contratiempos en el consulado de Perú.