El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Alumnos inmigrantes: no somos todos lo mismo

He escuchado mucha gente que dice que no llevará a sus hijos al colegio público porque si se mezclan con inmigrantes les bajará el nivel. Esta conclusión es producto directo de una política errónea de integración por parte del Gobierno. El problema en España es que nunca habían tenido la cantidad de inmigrantes actuales y, a mi parecer, los políticos no han sabido manejarlo. Esto ha provocado que en vez de que las diferencias agreguen valor, se conviertan en segregación y crecimiento de la hostilidad entre unas y otras partes.

Es cierto que muchas personas con diferentes niveles pueden bajar el nivel de todos, pero para solucionar esto hay que aplicar políticas que no segreguen por origen.

Esta semana comenzaron en Vic (Cataluña) las clases específicas para inmigrantes. En la misma clase aparecieron niños con diferentes situaciones. Da lo mismo de dónde vengan y qué situación hayan pasado. Da lo mismo si hablan o no el idioma.

He vivido más de la mitad de mi vida en cinco países distintos y estudiado, primaria, secundaria y universidad, en los cinco: en algunos mi educación era mejor que la otra, incluso en algunas materias mejor y en otras peor. Recuerdo que a unos compañeros chinos se aprendían la gramática del inglés mucho más fácilmente que yo pero luego eran menos creativos para escribir. A mí, que venía de una escuela técnica, me iba mucho mejor en matemáticas y peor en historia (¡sobre todo en historia local!). No creo que esté bien definir a una persona por su nacionalidad, porque la nacionalidad no marca las grandes diferencias que existen incluso en los mismos países, dependiendo de las escuelas.

No es lo mismo un inmigrante que sabe un idioma que uno que no lo sabe, un inmigrante que estudió en su país en una buena escuela que uno que no lo hizo. Es injusto meter a todos los inmigrantes en el mismo saco. En vez de hacer aulas para inmigrantes, de forma tajante, las deficiencias deberían valorarse persona por persona y materia por materia. No me parecería mal, por ejemplo, la experiencia de algunos colegios de Zaragoza donde se toma un examen antes de entrar al colegio: si no se sabe el idioma evidentemente la persona necesita pasar un tiempo aprendiéndolo, incluso aunque pierda un año (al final le vendrá mejor, sabrá bien dos idiomas). Si no sabe nada de historia, debería aprenderla, y si sabe más de matemática igual el tiempo de sobra de una materia podría dedicárselo a otra más floja. No todos los inmigrantes somos iguales ni todos los países de donde venimos tenemos la misma educación.

El asunto es cómo solucionarlo y se puede, pero no están bien las medidas simples y tajantes cuando las variables son muchas y muy diversas.

¿Cómo han solucionado las diferencias los países con alta tasa de inmigración? ¿Cómo lo ha hecho, por ejemplo, la ciudad de Toronto, en Canadá, que tiene al 50% de su población inmigrante? ¿Cómo lo hace Israel, que tiene miles de inmigrantes de todo el mundo cada año (no me meto en temas de sionismo, simplemente en integración educativa de gente que viene de afuera)?

Si ellos pudieron hacerlo aquí también se puede. No estaría mal que algún canadiense o algún israelí relacionado con estos temas venga a España y le de sus ejemplos de buenas prácticas a los políticos españoles. El aprendizaje puede ser muy positivo para todos.

54 comentarios

  1. Dice ser y?

    solo una cosita y dejo de escribir en este sitio donde no se respetan otras opiniones , de eso ya tuvimos bastante aquí en otros tiempos y me da el vomito cuando veo algo parecido .Solo diré que las comparaciones son odiosas , y mas odiosa es cuando se pretenden comparar migraciones , hasta eso hay que saber hacerlo con dignidad , respeto , agradecimiento , saber estar , y eso perdonad pero no todo el mundo sabe hacerlo y no quiero señalar , me consta que los españoles si supieron y dejaron alto el pabellón

    22 septiembre 2008 | 12:45

  2. Dice ser y'

    solo pasaba por aqui , adios , aunque con lo poco que durare ni se vera seguramnete

    22 septiembre 2008 | 12:47

  3. Dice ser bela23

    Bueno, he entrado en este blog por pura chiripa pero no puedo pasar sin dejar mi opinion.Yo soy extranjera, soy rumana y llevo en españa 8 años ya, vine detras de mi madre que llego aqui en busca de una vida mejor siendo sobretodo madre soltera.Estuve dos años separada de ella y cuando pudo ya me trajo aqui. Tuvo la suerte de que se enamoro de un español y se casaron y viven felices desde hace 9 años. No somos ricos, no buscamos la fortuna de nadie.Bueno, a lo que iba, yo llegue aqui el 9 de septiembre del 2000, no sabia hablar ni castellano, ni valenciano pero mi madre al de dos dias me inscribio ya en el istituto para empezar el curso como todos los demas niños.El dia de la presentacion sabia dos frases solo y un par de saludos y tuve la suerte de que me sentaran en la mesa de tra chica que era ALEMANA y que sabia menos que yo de castellano por no decir nada ya que llevaba muy poco tiempo.Por mi edad tenia que haberme matriculado en 4º de la ESO pero, cono no hablaba ninguno de los dos idiomas pues “perdi” un año ( o gane segun mi opinion) y entre en 3º de ESO. el primer año estuve extenta del valenciano aunque asistia a la clase y tenia algunas asignaturas en valenciano.la unica clase en la cual me separaban del resto del grupo era en la de Castellano porque la daba a un nivel mas basico, logico por otro lado, si no hubiera retrsado mucho la clase.Aunque no estaba obligada siempre hacia los examenes de valenciano tambien para ver si avanzaba un poco.los profesores tuvieron paciencia y cuando no entendia alguna palabra preguntaba y ellos me explicaban o algun compañero lo hacia.Acabe el año siendo la primera de la clase, exceptuando la nota de valenciano que no la tenia. Ese año me sirvio para yo asentarme aqui, acostumbrarme y aprender el idioma. Leia muchos libros y eso tambien ayudaba en la gramatica. Tuve suerte y eso que estudie en un instituto publico pero que da mil vueltas al privado de al lado. Este instituto no manda a nadie a selectividad sino estan seguros de que aprobara, tiene casi siempre el 100% de aprobados en selectividad y un muy buen nivel respecto al privado.Pero tambien reconozco que despues de mi, empezaron ha llegar mas extranjeros en el colegio y como se veian rechazados al principio por muchos niños. Porque cuesta integrarte en un grupo al principio. y como era mas facil hablar con los de su mismo pais se empezaban ha crear guetos y eso es malo, eso no es integracion sino una simple “convivencia” …y eso se nota despues en los fracasos.Lo mejor para integrar? separar al niño de los suyos en las clases, o que hayan muy poco, desgraciadamente eso en ciudades grandes es muy dificil.

    22 septiembre 2008 | 19:51

  4. Dice ser Miguel Colindres

    Al intolerante que quiere censurar mis derechos humanos bajo la declaracion universal de la ONU de 1948 (no menciono leyes españolas, porque NO VIVO en España) queda en evidencia su flaqueza para el debate. Por cordura no mordere el anzuelo de la provocacion.yo tengo el derecho de defender mis creencias religiosas y morales aunque les duela aquellos señores que aunque les enseñaron el catequismo no lo quieren oir porque quizas les trae sentidos de culpa y remordimiento.”homofobo” palabrita de usanza nueva. Yo no le tengo miedo a mi propio genero, pero si aborrezco una practica detestable a mi religion.Estas practicas “progres” es lo que ha causado una merma en la tasa de natalidad (ya casi no se ven niños en las calles). Cuando la clase politica española se dio cuenta que la caida demografica natural tenia una clara tendencia geriatrica (al no nacer niños y por supuesto futura mano de obra) los politicos se vieron obligados a IMPORTAR GENTE.Mis observaciones son basadas en lo que yo vi. El que diga que no hubieron españoles en los años 50 y 60 trabajando de mucamas, camareros, botones, y trabajos de limpieza en Francia, no sabe lo que habla.Pero como el pasado recien le da verguenza a ciertos españoles y ahora pretenden discrimar a los inmigrantes que hacen el trabajo honesto pero humilde que antes hicieron sus propios padres o abuelos en los paises que he citado.

    24 septiembre 2008 | 06:45

Los comentarios están cerrados.