BLOGS

El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Dos trabajos para redondear el sueldo

Alexandra siempre sonríe. Ayer mismo lo hacía, cuando salía de su trabajo, un supermercado en El Escorial, sobre las 10 de las noche. Volvía a su casa en un autobús y hablaba de sus hijos, de cómo les va en el cole y de las novias que se han echado.

A esa hora, sobre su espalda pesaban 14 horas de trabajo, pues su rutina diaria arranca a las 8 de la mañana, y no precisamente en el supermercado. La mitad del día está empleada en una residencia de ancianos.

¿Cuándo descansa? En el supermercado trabaja de lunes a sábado y en la residencia de domingo a domingo. De tal manera que su único tiempo libre llega la tarde del domingo. Ese tiempo está reservado para pasarlo con sus hijos, que llegaron hace 2 años por reagrupación familiar.

Alexandra tiene 36 años y llegó a España en el 2003. Fue parte de un contingente de 120 mujeres ecuatorianas que llegaron para trabajar en el servicio doméstico. La meta de esta mujer fue cambiar de trabajo lo más pronto posible, pero cuando salió de la casa que la acogió durante 3 años se estrelló con la temporalidad que condiciona el empleo en España.

Sus contratos de trabajo en la residencia y en el supermercado son temporales, sujetos a las bajas y a las vacaciones del personal fijo. Por eso, durante el verano, hay cierta estabilidad para ella, pues todo el mundo se pide vacaciones. Alexandra, como muchos trabajadores, no escoge sus vacaciones, y por ahora se contenta con tener libres las tardes de los domingos, y sonríe.

Fotografía: Cortesía Periódico Latino/ Gary Manrique

4 comentarios

  1. Dice ser Lidia N/R

    Yo nací en Madrid hace casi 27 años, y aquí sigo. Tengo una licenciatura y varios cursos que me capacitan para trabajar de muchas cosas. Y la primavera pasada también tenía dos trabajos, por la mañana en una academia y por la tarde en un cole. Reconozco que mi situación no era tan dura como la de Alexandra. Pero cada uno tiene que valorar qué necesita, qué quiere… y saber que nadie regala nada (aunque por lo visto esto también tiene su excepción).

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Yo

    Vamos ahi por las 65 horas de trabajo de la UE

    12 Junio 2008 | 12:26

  3. Dice ser Mariana.Pineda.

    Estimada.Lidia:como,tu.lo.dices.has.nacido.en.Madrid,tienesdos,trabajos.Eres.joven.y.muchos.sueños..Pero,te.pregunto.tu.sabes.lo.que.es.estar.sin.tus.hijos.saber.que.ellos.te.necesitan..y.practicamente.no.pue.des.hacer.nada..porque.este.es.el.camino.que.elegistey..es.precisamente.para.que.tu.vida.y.la.de.los.tuyosmejore.Estar.sin.mis.hijos.es.algo.muy.doloroso,eso.sumado.ala.sociedad.española.que.es.muy.dura.y.no.sabe.nunca.ponersen.el.lugar.del.inmigrante.Ha.olvidado.muy.pronto.que.España.se.engrandeció.condinero.de.muchos.emigrantes.que.invertían.su.dinero.ensu.patria.Ser.inmigrante.no.es.nada.fácil..

    18 Junio 2008 | 23:33

  4. Dice ser Nina Romero Pujols

    El individuo decide el estilo de vida que le gusta y no necesariamente aquel que le conviene. Cuando eres graduado tienes que lucir tu parte luciendo atuendos que te hacen ver exitosos, firmas contratos para operar aparatos tecnológicos, manejan autos lujosos,vives en zonas afluentes o de clase media alta, es decir, los gastos se triplican al ritmo de que tu sueldo fijo no lo puede costear. Hay que dejar de soñar, dejar de competir con nuestros colegas y el público en general. No todo lo que se fabrica debe adquirirse porque “tengo acceso” sino porque simplifica mi vida, me ahorra tiempo pero no significa sacrificio en mi vida diaria. Hay que trabajar para vivir, no vivir para trabajar! Cada vida en particular se disfruta apreciando la vida misma como Dios manda.

    25 Junio 2008 | 23:23

Los comentarios están cerrados.