BLOGS

El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Los inmigrantes en la agenda del presidente ecuatoriano

El presidente ecuatoriano Rafael Correa ha pisado España en tres ocasiones, y en todas ellas ha pedido encontrarse con los inmigrantes, a diferencia de otros líderes políticos como Alan García, presidente del Perú, que dejó plantadas a las asociaciones de peruanos que habían llegado de toda Europa para reunirse con él en Madrid.

Correa, en su primera visita como mandatario electo, se bajó del avión y fue directo a visitar al restaurante La Ronda, donde comió con un grupo de ecuatorianos -que una asociación de inmigrantes seleccionó para el evento- y se sentó con las familias de los ecuatorianos fallecidos en el atentado de ETA en Barajas.

En su discurso habitual, primero pide disculpas a los inmigrantes, en nombre del Ecuador, porque el país no les ofreció las garantías suficientes para que se quedaran y les obligó a marcharse. Luego les agradece porque con sus remesas están contribuyendo a la economía de la nación.

Suelta unas palabras en quichua, para ser más simpático, y les promete, entre otras cosas, que buscará la regularización de los indocumentados en España. La gente aplaude, pero es en vano, porque su discurso en La Moncloa, frente al jefe del gobierno español, cambia.

Correa vuelve hoy a España. Y ha dejado en su agenda el espacio para reunirse con los inmigrantes. ¿Qué dirá ahora? o ¿qué pedirá a los inmigrantes? En sus anteriores visitas, sutilmente, ha pedido el apoyo para llevar adelante la Asamblea Constituyente, que le permitirá fundar un nuevo país. Ese apoyo se traduce en votos, pues los ecuatorianos en el exterior tenemos participación en todos los procesos políticos del país.

Desde ese punto de vista, la visita de Correa no es casual, pues para junio, previsiblemente habrá un borrador de la nueva carta magna del Ecuador, que ahora mismo discuten los 130 asambleístas. Y ese texto deberá ser aprobado en las urnas, tanto en Ecuador como en el extranjero, por los inmigrantes.

La agenda del presidente ha marcado el encuentro con los inmigrantes para las 20:00 horas de hoy. Será en Casa de América. La invitación está abierta a todo público.

Los comentarios están cerrados.