BLOGS

El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Un bebé también hace filas de extranjería

Hablemos de natalidad en España, una de las cosas positivas en las que la inmigración suma y multiplica. Primero, un dato numérico para los que no están tan convencidos de ese aporte: de los niños nacidos en España entre 1996 y 2005, un total de 424.640 fueron hijos de parejas en las que al menos uno de los progenitores era de origen extranjero. La cifra representa más del 10% de todos los nacimientos que se produjeron en España durante esos años.

Pero no vamos a hablar de la tasa de fecundidad en España, en lugar de eso queremos saber qué pasa después con esos bebés-estadística. ¿Se imagina una niña de pocos meses pidiendo un permiso de residencia en España? Pues eso ocurre y no por culpa de este país, sino por las normas jurídicas que imperan en los países de origen.

La niña a la que hago mención se llama Regina Dávila y es hija de una pareja de mexicanos que reside con todas las de ley hace 3 años en Madrid. La pequeña, sin embargo, no tiene papeles, y le han asignado un día de abril, para que coloque las huellas en su permiso de residencia.

Eso es así porque algunos países siguen el principio ius sanguinis(derecho de sangre), y trasmiten la nacionalidad a los descendientes de sus nacionales, independientemente del lugar donde nazcan. República Dominicana, México y Nicaragua, del lado de Latinoamérica, están dentro de esa lista de países.

En el caso de Regina, la niña nació en España y la única opción fue registrarla como mexicana, pero para que la pequeña pueda permanecer aquí necesita tener un permiso de residencia, al igual que sus padres, y solamente al año de residencia podrá solicitar la nacionalidad española por el hecho de haber nacido en territorio español.

Pero mientras eso llega, los padres de la niña tienen que renovar cada mes una tarjeta de seguridad social, para que la pequeña pueda acceder a los servicios como la vacunación. Y si quieren sacarla del país deben solicitar un documento de viaje en la embajada mexicana. Filas, dinero, solicitudes, sellos, y un largo etcétera es lo que les espera a esta pareja de padres mexicanos. Y frente a eso, sólo paciencia.

8 comentarios

  1. Dice ser asombradamehallo

    No me lo puedo creer. Entonces, esta vez los españoles no somos los culpables?

    14 Febrero 2008 | 11:53

  2. Dice ser Viajes

    No se como pueden permitir esto, deberia estar en casa a guarda del frio, por que madre mia, se puede pillar cualquier cosa

    14 Febrero 2008 | 14:48

  3. Dice ser Extravagante

    ¡Papeles para todos! ¡Y ya! Así evitaríamos el ridículo y garantizaríamos nuestras pensiones del futuro…

    14 Febrero 2008 | 16:18

  4. Dice ser carls

    “una de las cosas positivas en las que la inmigración suma y multiplica”Oh, sorpresa. si vais a la página del INE, echad un vistazo a la pirámide poblacional de los extranjeros. ¡Es aún peor que la española! Eso es porque creemos que los inmigrantes vienen todos en parejitas, y tienen su prole aquí (y así nos pagan las pensiones y todas esas zarandajas). Pero no es así. Si tomamos la población inmigrante como un grupo, su natalidad es aún que la española. Esa es otra de las tantas falacias que se nos cuentan de la inmigración.Aquí han recopilado los datos:http://wonkapistas.blogspot.com/2007/03/pirmides-de-poblacin-de-e

    14 Febrero 2008 | 18:11

  5. Dice ser clave

    Pues despues de leer al tal luis solo le deseo que ojala y tus hijos o hijas o sobrinos o cualquier familiar directo tuyo se case con algun ecuatoriano, colombiano o boliviano a ver como te va jejeje

    14 Febrero 2008 | 22:42

  6. Dice ser A

    Por qué habrá tanta gente corta en el mundo? Luis, mejor hubieras nacido con Hitler, no?

    14 Febrero 2008 | 23:28

  7. Dice ser Luis

    Hitler lo será tu puñetera madre. Aquí se habla de preferencias sobre inmigrantes. Al igual que un japonés desea que su país siga siendo lo más homogéneo y japonés posible y un nigeriano pide que no vayan millones de blancos o chinos a su país, los europeos también tenemos derecho a expresarnos en el mismo sentido.Obviamente por tu limitado intelecto cualquier intento de hablar sobre la inmigración en un sentido que interfiera con tu multiculturalismo es obviamente un hecho “racista y nazi”. Allá tu con tu escaso Cociente Intelectual, corteza de miras y giliprogresismo de salón. No tienes ni el nivel intelectual ni cultural para tratar este tema conmigo.

    14 Febrero 2008 | 23:43

  8. Dice ser Santiago

    Soy español, casado con una indígena boliviana, mi hija es una de las modelos más importantes del mundo “Europeo”… a callar ese hocico Luis que por gente como tú la gente se mata y existen odios… Pobre de la madre que te parió y los hijos que (espero que no) nazcan de un ser como tu.Luis (desafortunadamente, compartimos el nombre)

    15 Febrero 2008 | 01:48

Los comentarios están cerrados.